lunes, mayo 04, 2015

Conferencia: A 9 años de la tortura sexual en Atenco - Centro PRODH


Conferencia:

A 9 años de la tortura sexual en Atenco

Para este año 2015 se espera el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

Fecha: 4 de mayo a las 11:30 horas

Lugar: Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Serapio Rendón 57 B, Colonia San Rafael, Cuauhtémoc, Ciudad de México)

Refrenda EZLN apoyo a padres de los 43 normalistas

Milicianos zapatistas. Foto: Especial
Milicianos zapatistas.
Foto: Especial
OVENTIK, Chis. (proceso.com.mx).- El subcomandante Galeano, vocero y jefe militar del Ejército Zapatista de Liberación (EZLN), ratificó hoy su respaldo y apoyo a los padres y madres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa: “No teman quedarse solos por quienes nunca han estado con ustedes. No teman ser abandonados porque quienes sólo pretenden usarlos y después olvidarlos”.
En el arranque hoy del “Seminario Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista”, Galeano se explayó en el apoyo y afecto de los zapatistas hacia los padres y madres de los desaparecidos, luego de escuchar de viva voz en el templete a Bertha Nava Ramírez, madre de Julio César Ramírez Nava, quien llegó junto a su esposo Tomás Ramírez desde el estado de Guerrero, para traer la representación de quienes buscan a sus 43 desaparecidos.
Bertha Nava, madre de uno de los jóvenes que fallecieron aquella noche del 26 de septiembre, dijo que aunque tuvo enfrente el cuerpo de su hijo a quien pudo darle sepultura, su dolor no cesa porque aún espera el regreso de su hijo que se fue a estudiar a la Normal Rural Raúl Isidro Burgos.
En el templete, junto a los escritores Adolfo Gilly, Juan Villoro y los mandos zapatistas, El subcomandante insurgente Moisés y el subcomandante insurgente Galeano, Nava exclamó: “Les pido que nos ayuden, que no nos dejen solos para exigir la aparición con vida de nuestros muchachos, porque fue el Estado, de eso no hay duda”.
“El gobierno no tenía porque hacer esa barbaridad. Si lo que querían era la Normal con gusto se la hubiéramos dado, pero no había necesidad de que hicieran lo que hicieron, desaparecer a nuestros muchachos. Nos 43 nos hacen falta, están 43 butacas en la escuela. También sus compañeros los buscan y los esperan”, dijo con lágrimas ante una multitud igual conmovida.
“Nosotros estamos muriendo en vida día con día. Mientras yo siga con vida los seguiré buscándolos hasta que me muera. Yo les pido de corazón que estén con nosotros, que nos digan apoyando, porque no tenemos a donde más refugiarnos, porque el día que ustedes nos dejen le gobierno hará lo que quiera con nosotros”, les dijo mirando a los encapuchados.
“El gobierno ya lo han intentado, nos han mandado a sus fuerzas federales, a sus militares, a sus granaderos, para agredirnos pero no tenemos miedo, porque son 43 vidas las que están en juego. Si el gobierno dicen que ya los mataron, que nos debe prueba de ellos, señaló.
“Si en realidad ya los mataron que nos enseñen su cuerpos, porque a nosotros no nos van a engañar con unos huesitos. Dicen que los quemaron, pero como podrían conseguir tanta leña y de dónde sacaron tantas llantas para quemar su cuerpos? En ese lugar de Cocula donde dicen que los quemaron está naciendo la hierba y las plantas, si hubieran quemado ahí a tantos cuerpos la grasa aún impediría el crecimiento de la hierba. Está reverdeciendo ese lugar”, indicó.
“A nosotros no nos engañan. Para nosotros la PGR es mentirosa, porque sólo nos has entregado mentiras, puras mentiras”, dijo Nava.
Dijo que en su vida jamás pensó que pudiera llegar a querer a un hijo ajeno, pero no, ahora el dolor la ha unido a todas las madres y todos los padres y piden que les regresen a sus muchachos que les arrebataron.
De igual forma , Hilda Hernandez y Mario González, padres de César Manuel González Hernández, uno de los 43 jóvenes desaparecidos, hablaron vía un video que enviaron y que fue exhibido a la multitud. Ambos de igual forma pidieron el apoyo total de los zapatistas para poder seguir en esta lucha por ver a sus hijos de nuevo.
“Yo no entendía la lucha de los zapatistas contra el mal gobierno hasta que nos pasó esto”, dijo Hilda Hernández, quien sostenía la foto de su hijo en sus piernas.
Indicó el padre que ahora más que nunca requieren del apoyo de todos mis movimientos sociales y políticos, como el de los zapatistas para enfrentar esta tragedia que lleva ya más de siete meses.
Ante ello, el subcomandante Galeano dedicó sus primeras palabras para ratificar el apoyo del EZLN a todos los padres y madres de Ayotzinapa y todos los que buscan a sus hijos en todo el país.
“Aunque pequeña es nuestra lucha, algo hemos aprendido en todo este tiempo, a estar y acompañar muchas otras luchas”, afirmó Galeano.
“Y su lucha también es nuestra”, les dijo.
Explicó que aunque hay quienes permanecen ajenos y distantes ante la lucha que ellos han emprendido, “la mayoría del mundo y en nuestro país, es como ustedes, hermanos y hermanas de Ayotzinapa, son como ustedes”.
“Cualquiera son como ustedes que simpatizan con su lucha, se identifican con su rabia. La mayoría no ha ido a marchar, no ha gritado consignas, no les han dicho que no están solas, solos, no lo han hecho simple y sencillamente porque no han podido hacerlo. Pero seguro están con ustedes”.
“No desfallezcan porque quienes estuvieron a su lado se fueron después de haber cobrado su parte o porque se dieron cuenta que no podrían cobrarla”,
agregó.
Dijo que uno de los engaños de arriba es Convencer a los abajo que las luchas largas solo cansas y nada logran. Porque a los de arriba, lo que les aterroriza son las rabias y las indignaciones de abajo.
Indicó Galeano que los zapatistas están atento ya no solo a su rabia, también a su dolor de los padres y madres de Ayotzinapa.
Y que no se preocupen, pues su lucha no depende del número de personas en su manifestación ni que se hagan tema del momento en las redes sociales.
“Habrá gente que les diga otras cosas, les dirán que es más importante estar con ellas, que es más importante por tal o partido político van a encontrar a sus desaparecidos. Ya ven como hay partidos que ofrecen todo, tortas, cubetas, mochilas, pases ara el cine”, le dijo Galeano.
Indicó que la esperanza es la necesidad con la que más se lucra y se
trafica allá arriba.
Narro que hace muchos años los zapatistas no marchaban ni  entonaban consignas, hasta que los indígenas salieron de sus comunidades aquel 12 de octubre de 1992.
“La estatua del conquistador cayó. Unos meses después, en enero de 1994, salimos a las ciudades, esta vez no llevábamos arcos ni flechas, llevábamos fusiles y balas. Nos alzamos para mandarnos a nosotros mismos no para que otros mandaran”, agregó.
Y que 20 años después, en la tierra zapatista mandan los pueblos y el gobierno obedece.
No teman quedarse solo por quienes nunca ha estado con ustedes. No teman ser abandonados porque quienes solo pretenden usarlos y después olvidarlos”, les dijo Galeano.

Acoge París la Eurocaravana 43, que demanda justicia por el caso Ayotzinapa

  • Sus integrantes denuncian la situación de los derechos humanos en México
  • ‘‘Aunque nos ofrezcan millones de pesos no los vamos a aceptar’’, expresa un padre de familia
Afp
 
Periódico La Jornada
Lunes 4 de mayo de 2015, p. 6
París, Francia.
La capital francesa acogió este domingo una marcha para reclamar justicia por los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos y denunciar la situación de los derechos humanos en México, con motivo de la llegada de la Eurocaravana 43, encabezada por el padre de uno de los normalistas.
Bajo una fina lluvia y al grito de ‘‘¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!’’, unas 200 personas partieron del barrio parisino de Belleville para apoyar a las familias de los 43 estudiantes.
‘‘Queremos justicia, queremos a nuestros hijos, a los 43 estudiantes’’, reclamó Eleucadio Ortega, padre del normalista desaparecido Mauricio Ortega Valerio. ‘‘Aunque nos ofrezcan millones de pesos, no los vamos a aceptar’’, dijo.
Noruega, Alemania e Italia, otros destinos de la protesta
Eleucadio Ortega inició el 16 de abril, junto al normalista sobreviviente Omar García, un periplo por 12 países europeos, entre ellos Noruega, Alemania e Italia. Tras París, sus próximas etapas serán las ciudades españolas de Zaragoza, Madrid y Barcelona, antes de finalizar el 20 de mayo en Londres.
‘‘Los derechos humanos se violan constantemente y no podemos dejar impunes a los responsables’’, dijo Isis González, estudiante mexicana de doctorado, mientras manifestantes portaban una pancarta con las imágenes de los 43 normalistas.
Participar en la marcha es, a su juicio, una manera de apoyar a las familias y de ‘‘presionar internacionalmente’’ al gobierno de Enrique Peña Nieto.
‘‘Aquí es donde le duele al gobierno mexicano, en su imagen exterior’’, subrayó en esta línea Sofía, otra estudiante mexicana en Francia y miembro del Collectif París Ayotzinapa, uno de los organizadores de la marcha.
Corresponsabilidad de países europeos
Este colectivo también reclama al presidente francés, François Hollande, que retire la invitación cursada a su homólogo mexicano a visitar Francia el 14 de julio, por considerarlo ‘‘un dirigente indigno que representa, por su política autoritaria, una amenaza para los derechos fundamentales de los mexicanos’’.
Añaden que ‘‘el problema de la desaparición forzada es social, político y producto de las relaciones entre Estado y la sociedad’’, aseguró el normalista sobreviviente Omar García, para quien ‘‘echarle la culpa al narco es no contextualizar el problema de los derechos humanos en México’’.
Y en este ámbito, los países europeos tienen –a su juicio– parte de responsabilidad, con base en los tratados en materia de seguridad y comercio firmados con México. ‘‘Se ha demostrado que armas de diferentes países de la Unión Europea (UE) se han accionado contra civiles en México’’, aseguró.
Los familiares de los jóvenes desaparecidos siguen sin creer en la investigación oficial de la Procuraduría General de la República. Los padres y madres de familia, que acusan al gobierno de querer dar carpetazo al caso, han llevado también sus protestas a Estados Unidos y a mediados de mayo podrían iniciar una nueva marcha por Argentina, Uruguay y Brasil.

domingo, mayo 03, 2015

Marcha en París por los 43 normalistas

dom, 03 may 2015 16:10
París. París acogió este domingo una marcha para reclamar "justicia" por los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa y denunciar la situación de los derechos humanos en México, con motivo de la llegada de la "Eurocaravana 43" encabezada por el padre de uno de los normalistas.
Bajo una fina lluvia y al grito de "¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!", unas doscientas personas partieron a las 13:45 horas (GMT) del barrio parisino de Belleville para apoyar a las familias de los 43 estudiantes, quienes desaparecieron la noche del 26 de septiembre en un brutal ataque de policías de Iguala (Guerrero, sur) y narcotraficantes.
"Queremos justicia, queremos a nuestros hijos, a los 43 estudiantes", reclamó Eleucadio Ortega, padre del normalista desaparecido Mauricio Ortega Valerio. "Aunque nos ofrezcan millones de pesos, no los vamos a aceptar", dijo este campesino.
Eleucadio Ortega inició el 16 de abril, junto al normalista sobreviviente Omar García y a un activista de derechos humanos mexicano, un periplo por doce países europeos, entre ellos Noruega, Alemania e Italia. Tras París, sus próximas etapas serán las ciudades españolas de Zaragoza, Madrid y Barcelona, antes de finalizar el 20 de mayo en Londres.
"Los derechos humanos se violan constantemente y no podemos dejar impunes a los responsables", dijo Isis González, una estudiante de doctorado mexicana residente en París, mientras manifestantes portaban una pancarta con las imágenes de los 43 normalistas.
En este sentido, participar en la marcha es, a su juicio, una manera de apoyar a las familias y de "presionar internacionalmente" al gobierno mexicano de Enrique Peña Nieto.
"Aquí es donde le duele al gobierno mexicano: su imagen exterior", subrayó en esta línea Sofía, una estudiante mexicana en Francia y miembro del Collectif Paris Ayotzinapa, uno de los grupos organizadores de la marcha en París.

Actividades del FPDT a 9 años del mayo rojo en Atenco


Caso Ayotzinapa: la CIDH, a punto de concluir análisis para presentar informe

Los familiares centran su esperanza en la recomendación que emita el órgano de la OEA
Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Domingo 3 de mayo de 2015, p. 8
Actualmente, 105 personas se encuentran detenidas por el caso Ayotzinapa.
Mientras, las instancias federales revisan los expedientes para responder a las solicitudes de información de los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cual se halla en la parte final del análisis para la elaboración de su informe de los hechos del 26 y 27 de septiembre pasado.
Entre los delitos imputados a los presuntos responsables se incluye delincuencia organizada, secuestro, delitos contra la salud, homicidio calificado y portación de armas de fuego.
A policías de Iguala se les ha acusado también de desaparición forzada de personas, cuyos cadáveres fueron hallados en fosas clandestinas en ese municipio, pero que resultaron no pertenecer a los normalistas de Ayotzinapa; no obstante, los hechos se encuentran en la misma indagatoria.
Mientras la versión oficial del paradero de los 43 estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos se concentra en un asesinato colectivo e incineración de cuerpos, en hechos en los que participaron policías municipales e integrantes de grupos delictivos, los familiares de las víctimas tienen puesta su esperanza en el dictamen de la CIDH.
Hasta ahora no avalan la conclusión de la Procuraduría General de la República (PGR) y exigen una indagatoria distinta y ampliada que incluya –por ejemplo– a los militares de Iguala.
Melitón Ortega, padre de uno de los muchachos y vocero de los familiares de las víctimas, dijo que se han reunido dos veces con los especialistas de la CIDH y ahora esperan una tercera comunicación, en especial para conocer los avances de las conclusiones de su investigación y de la actuación del Estado mexicano.
Los familiares basan sus esperanzas en la recomendación que emitirá a mitad de año esta comisión de la Organización de Estados Americanos.
El objetivo de los padres de los jóvenes de Ayotzinapa es que el gobierno federal retome la investigación y no sólo se dejen correr los días con las aportaciones y sugerencias de los familiares.
Foto
El caso Ayotzinapa cobró relevancia en la marcha del pasado 1º de mayoFoto Carlos Ramos Mamahua
Afirman que la PGR no ofreció los elementos científicos suficientes para dar por hecho que los jóvenes fueron asesinados y sus cuerpos triturados y quemados para después esparcir las cenizas en un río.
Desde el punto de vista científico, no pudieron haber quemado a los estudiantes en ese espacio (basurero del municipio Cocula, Guerrero); no se reúnen las condiciones para que eso se diera la madrugada del 27, dijo Ortega.
Esa es la razón, señaló en entrevista, por la cual nosotros decimos que la investigación debe continuar.
“Consideramos que en ese espacio, según versiones, ha sido un lugar en el que han ejecutado a personas y, por lo tanto, sabemos que no pudieron haber sido los estudiantes (los quemados) sino otras personas.
Consideramos que pudieron quitarle una parte del cuerpo a los estudiantes, pero eso no quiere decir que estén muertos. Por eso decimos que la búsqueda debe seguir.
Igualmente, agregó, es necesario ampliar las declaraciones de los estudiantes sobrevivientes al ataque, en el sentido de que hubo participación de militares en los hechos.
Exigimos que se abra la investigación, que se dé a conocer la verdad ahí también con ellos (militares), dijo.
El caso Ayotzinapa es analizado por los nuevos funcionarios de la PGR, del primer círculo de la procuradora Arely Gómez, así como de otras instancias del gabinete de seguridad. En un reporte interno de la PGR se detallan las acusaciones a los 105 detenidos.
Por la Secretaría de Gobernación toca al subsecretario Roberto Campa, nuevo responsable del área de Derechos Humanos, atender el caso, en especial a las víctimas y, junto con la cancillería, de las solicitudes de información y acción que les formulen los expertos de la CIDH.

viernes, mayo 01, 2015

Parlamento de Quebec más preocupado por caso Ayotzinapa que Congreso mexicano: legisladora

Por:  / 1 mayo, 2015
crisisviolencia
(01 de mayo, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- La diputada representante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Luisa María Alcalde Luján declaró que el Estado mexicano ha ignorado sistemáticamente la crisis de derechos humanos que se vive en el país, pues en el caso específico de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, no ha respondido con acciones concretas para solucionar la desaparición forzada de los estudiantes.
“Este no es un hecho aislado y, como muchos otros similares, forma parte de la constante actuación autoritaria y contraria a derechos humanos por parte del Estado mexicano”, argumentó la legisladora.
Recordó que Amnistía Internacional ha señalado que existe una discrepancia entre la versión oficial del gobierno de la República y lo que se presume que verdaderamente pasó la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014 en el municipio de Iguala, Guerrero, donde elementos de la policía municipal de la comunidad, en contubernio con el crimen organizado, desaparecieron a los normalistas.
El Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas también manifestó que se percibe un preocupante contexto de desapariciones forzadas, sobre todo por lo generalizado del fenómeno, además de que ha documentado detenciones arbitrarias, torturas, entre otras prácticas claramente contrarias a la promoción de los derechos humanos que el Estado mexicano ha signado al ratificar diversos tratados internacionales.
Alcalde Luján argumentó que en el informe presentado por Juan Méndez, relator especial sobre tortura, se exhortó al gobierno mexicano a reconocer públicamente la dimensión de impunidad respecto a tortura, malos tratos, castigos y represalias sobre las víctimas, sin que hasta el momento Peña Nieto o algún integrante de su gabinete se hayan mostrado sensibles a la petición; por el contrario, el Canciller José Antonio Meade, desestimó las afirmaciones del relator.
El pasado 20 abril, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, presentó un informe en el que solicitaron a la Procuraduría General de la República (PRG), abrir nuevas líneas de investigación y ampliar las existentes, sobre el caso Ayotzinapa.
En tanto, la Organización Internacional Human Rights Watch, envió una carta a la PGR transmitiéndole su preocupación por la crisis de derechos humanos que actualmente enfrenta México.
“Finalmente, el Parlamento de Quebec, apenas el 23 de abril, aprobó la siguiente moción: que la Asamblea Nacional exprese su profunda preocupación en cuanto a los 43 estudiantes desaparecidos desde el 26 de septiembre del 2014 en el estado de Guerrero, en México, y que exprese su solidaridad con las familias afectadas”, informó la legisladora.
“Todos estos pronunciamientos tienen algo en común, reconocen la crisis de derechos humanos que nosotros, y el gobierno de Enrique Peña Nieto, hemos ignorado. ¿Por qué el Parlamento de Quebec externa su preocupación por el caso Ayotzinapa y no este Congreso? ¿Por qué no se reconoce que este caso se tiene que esclarecer para probar que México está en un Estado democrático de derecho? ¿Por qué no nos damos cuenta de la trascendencia de este caso y reconocemos que el caso de Ayotzinapa tiene que ser resuelto?”, cuestionó Alcalde.
“Necesitamos encontrar a los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Sus familias los necesitan. Pero sobre todo los necesita México. Los necesitamos todos los mexicanos para ganar la confianza y tener la certeza de que en este país la corrupción, las violaciones graves a los derechos humanos, las desapariciones forzadas y cualquier violación a la ley sean efectivamente investigadas y castigadas, sea quien sea el culpable. Vivos se los llevaron y vivos los queremos”, concluyó la diputada.

miércoles, abril 29, 2015

Los familiares de los 43 desaparecidos exponen en Canadá sucesos en Ayotzinapa

  • Piden a legisladores exhortar al gobierno mexicano a realizar una pesquisa eficiente
  • Eliminar a México de lista de países seguros, otra solicitud de la delegación que viajó a Ottawa
Foto
En la reunión, familiares y amigos de las víctimas plantearon a los parlamentarios la situación sobre las garantías básicas en MéxicoFoto cortesía de Raúl Gatica
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Miércoles 29 de abril de 2015, p. 12
Una delegación de padres y compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos visitó ayer el Parlamento de Canadá, donde expuso ante legisladores cómo ocurrió la agresión contra los jóvenes hace siete meses y solicitó que se pronuncien por que el Estado mexicano realice una investigación eficiente sobre el tema.
Isidoro Vicario, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, informó en entrevista que la comisión, integrada por Hilda Legideño, madre del normalista Jorge Antonio Tizapa Legideño, y Jorge Luis Balbuena, estudiante de Ayotzinapa, fue recibida en Ottawa por un grupo de parlamentarios de todos los partidos políticos.
Luego de escuchar una breve explicación sobre el ataque, ocurrido los días 26 y 27 de septiembre de 2014, los legisladores formularon preguntas a ambos delegados y al representante de Tlachinollan, quienes comentaron a sus anfitriones sobre la crisis de derechos humanos que vive México, de la cual forma parte lo ocurrido en Iguala.
Vimos que mostraron gran interés en el caso y les dijimos que este no es un hecho aislado. Ayotzinapa es un ejemplo más, pero hay más de 26 mil desaparecidos. Esta es una información que el gobierno ha tratado de minimizar, enfatizó el litigante.
Como hicieron días antes en la Asamblea Nacional de la provincia de Quebec, los integrantes de la comisión pidieron a los legisladores federales de Canadá que llamen al gobierno de México a realizar una investigación eficiente y exhaustiva para dar con el paradero de los 43 normalistas desaparecidos y dé garantías de seguridad a los familiares de las víctimas.
De igual forma, pidieron al gobierno canadiense que retire a México de su lista de países seguros, ya que ello dificulta las solicitudes de asilo político de luchadores sociales o activistas mexicanos que están en riesgo, pues las autoridades locales asumen que los peticionarios vienen de una nación que garantiza la seguridad y el bienestar de su población, y por tanto no son elegibles para ser recibidos.
Por su parte, Jorge Luis Balbuena hizo una valoración positiva de la gira que han realizado desde el 12 de abril en varias ciudades de Canadá, pues la recepción de diversos sectores ha sido buena y se ha logrado llevar información que el gobierno mexicano no quiere que se difunda.
A pesar de que los canadienses tienen una cultura individualista y de competencia, mucha gente nos ha recibido muy bien y se ha solidarizado con nosotros, aseveró el estudiante, quien recalcó que si las autoridades mexicanas hubieran atendido las recomendaciones de diversos organismos de derechos humanos, el ataque de Iguala se hubiera evitado.

lunes, abril 27, 2015

Elevan sus cantos y poesía por los 43 normalistas desaparecidos

  • Presentan Poetas por Ayotzinapa, cuyas ventas serán para los familiares de los estudiantes
  • Sin sus voces, ¿qué haríamos? Ya se hubiera cerrado el caso, expresó el señor Juan Colón
Foto
El disco se puede adquirir mediante la página de Facebook Poetas por Ayotzinapa. Además, los cantautores harán presentaciones en varios estados del paísFoto Guillermo Sologuren
Fabiola Palapa Quijas
 
Periódico La Jornada
Lunes 27 de abril de 2015, p. 8
Con tristeza en la mirada y en las manos una pancarta con el rostro de sus hijos, Hilda Hernández Rivera, Brígida Olivares Santos, Juan Colón y Lucina Garnica Ríos, padres y madres de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace siete meses, escucharon algunos de los poemas y canciones que incluye el disco Poetas por Ayotzinapa, que se presentó el sábado pasado en el Museo Casa de la Memoria Indómita, en el Centro Histórico.
Alrededor de 40 artistas, entre poetas, cantantes, diseñadores, fotógrafos y pintores, realizaron de manera independiente la grabación del disco compacto, que reúne 33 poemas y ocho canciones, con el propósito de donar a los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa lo que resulte de su venta.
La presentación de Poetas por Ayotzinapa comenzó con el autor Marcos Leija, quien interpretó ¿Dónde están? La mirada de los padres de los normalistas estaba fija en el suelo; a veces la dirigían hacia el artista. El dolor era visible en sus rostros, aunque, por instinto, al final de la canción juntaran las manos para aplaudir.
A la canción de Leija siguió un poema cuyos versos estaban dedicados al hermano desaparecido y así, entre canción y poema, el colectivo levantó la voz por los familiares de los normalistas para acompañarlos en su lucha y en su dolor.
El público registraba ese momento con sus teléfonos celulares o cámaras de video. Algunos, con los ojos llorosos, se hermanaban en el dolor que provoca la desaparición de un ser querido, y en silencio se unían a los padres en su duelo.
La poeta y pintora francomexicana Gwenn-Aëlle Folange Téry expresó que “buscar un hijo sale muy caro; hay que dejar de trabajar, dejar la casa y la familia para recorrer caminos, tocar puertas y comer en tierra ajena, sin tomar un tiempo para llorar.
Somos un colectivo de artistas unidos para hacer oír nuestra voz entre las miles de voces que ya se oyen por todo México y el mundo. A través de ella queremos hacer llegar nuestro apoyo a los padres de los normalistas desaparecidos, desmarcándonos de cualquier ideología e idea política. El apoyo financiero es para que cuenten con los recursos necesarios para la búsqueda de sus hijos y no dejen de luchar.
Después de la presentación del disco compacto, cuya edición y posproducción estuvo a cargo del programa Música Híbrida, de Orlando Canseco, se hizo un pase de lista de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos y se escuchó el sentir de sus familiares.
Hilda Hernández Rivera, madre de César Manuel González Hernández, fue la primera en hablar: Gracias por esta invitación y porque todavía siguen con nosotros; no perdemos la fe ni la esperanza de que nuestros hijos sigan vivos. Sí, ya son siete meses de tanto dolor y de tanta mentira que nos han dicho, pero aquí seguimos y seguiremos hasta encontrarlos con vida, porque eso queremos nosotros: encontrarlos con vida.
El siguiente en tomar el micrófono fue Juan Colón, padre de Christian Tomás Colón Garnica, quien agradeció el apoyo y las palabras del colectivo de artistas: Sin sus voces, ¿qué haríamos? Ya se hubiera cerrado el caso de nuestros hijos, porque el gobierno así quiere, pero seguimos luchando hasta las últimas consecuencias. Queremos encontrar a nuestros hijos donde sea que se encuentren. No sabemos cómo los tratan ni cómo los tienen, y eso nos duele, pero no perdemos la esperanza de que algún día lleguen a casa, donde están sus hermanos y parientes.
Cornelio Pochotl, normalista de la carrera Intercultural Bilingüe, también participó en el acto. Señaló que los acontecimientos en Guerrero han afectado el derecho a la educación y recordó con tristeza lo ocurrido aquel 26 y 27 de septiembre de 2014.
El cantautor Alexandro Guerrero, organizador de la presentación del disco, informó que las personas interesadas en adquirir el material lo pueden hacer a través de la página de Facebook Poetas por Ayotzinapa. Adelantó que se realizarán otras presentaciones en varios estados de la República Mexicana.
Al final de la tarde, y en medio del bullicio de la calle de Regina, los padres de los normalistas recibieron muestras de solidaridad, y la esperanza queda, porque ¡Vivos se los llevaron!¡Vivos los queremos!

Nos han ofrecido dinero, pero no callaremos: padres de normalistas

lun, 27 abr 2015 13:25
Morelia, Mich. Una comisión de padres de familia y de normalistas del estado de Guerrero aseguró que a pesar de que autoridades gubernamentales de la federación y de esa entidad, han tratado de apagar la lucha con dinero, no dejarán de movilizarse hasta que aparezcan con vida los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa, desde hace siete meses.
En conferencia de prensa en las instalaciones de la Escuela Normal Urbana, tres padres de los normalistas desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 y cinco estudiantes insistieron en que continuarán con la búsqueda de la solidaridad de los diferentes sectores sociales del país y del extranjero para que el gobierno federal y autoridades guerrerenses respondan por lo que ocurrió esa noche, ya que a pesar de los argumentos que han presentado no hay prueba alguna de lo que ocurrió.
Dijeron que solicitarán el apoyo de los grupos sociales organizados para boicotear los comicios en los estados donde habrá elecciones este año, porque definitivamente los partidos políticos en su afán por mantener el poder no han hecho mayor cosa por los familiares y normalistas guerrerenses.
Son decenas de padres de familia, maestros y normalistas que desde hace siete meses abandonaron su casa y familia hasta no dar con la verdad. “Nos han ofrecido dinero para que nos callemos, pero no lo haremos hasta que conozcamos la verdad”, afirmó Bernardo Campos, campesino de Tixtla, Guerrero. Por la tarde, está programada una marcha de Casa de Gobierno al centro histórico, frente a Palacio.

+ 43


Instalan antimonumento contra la impunidad por Ayotzinapa

  • Han sido siete meses de coraje y mucho dolor: Melitón Ortega
  • Realizan guardias en Reforma para evitar que retiren la estructura
Foto
En Reforma y Bucareli fue colocado el llamado antimonumento. Se trata de una acción en demanda de que los 43 estudiantes de Ayotzinapa retornen a sus hogares con vidaFoto Marco Peláez
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Lunes 27 de abril de 2015, p. 4
Siete meses después del crimen contra los normalistas de Ayotzinapa, cientos de ciudadanos lanzaron un reto simbólico al gobierno federal: instalaron en uno de los camellones de Paseo de la Reforma una escultura roja de metal de más de tres metros de altura donde se lee +43.
Fue un mensaje contundente: siete meses después de los hechos en Iguala, Guerrero –que dejaron seis personas ejecutadas, tres de ellos normalistas, y 43 más desaparecidos–, la única conclusión del caso es la impunidad.
Unas 400 personas tomaron una vez más las calles para demandar justicia y verdad por esta agresión en lo que fue la undécima acción global por Ayotzinapa. Pero la manifestación fue distinta: más allá de marchas y discursos, varios colectivos se organizaron para, con la ayuda de palas y picos, colocar un antimonumento para recordar que ese crimen de Estado sigue impune.
Esta estructura se colocó justo en el cruce de Reforma y Bucareli, a fin de que quienes transiten por esta avenida recuerden que aún no hay verdad, justicia ni castigo a los responsables, por lo que se demandó a las autoridades no retirarlo hasta que aparezcan con vida los normalistas.
Al mediodía del domingo parecía que sobre un templete –instalado al pie del edificio de la Lotería Nacional– habría una decena de discursos que reiteraban que los hechos de Iguala se tratan de un crimen de Estado. Pero a las 14 horas sorpresivamente el orador llamó a poner la atención en el camellón ubicado frente a la Fuente Bicentenario.
Un camión de carga se detuvo en ese sitio y decenas de personas apoyaron con la descarga de las figuras del antimonumento. Minutos después el conductor de la unidad fue detenido por la policía capitalina, se denunció.
Varios hombres comenzaron a cavar sobre una de las jardineras del camellón de Reforma. Con precaución retiraron las plantas sembradas para hacer un profundo agujero donde se insertó la base de la escultura, cuyo autor se guardó en el anonimato. Mucho más rápido se colocaron los monumentales caracteres del antimonumento. Una vez colocado el signo de más y la cifra 43 volvieron a maniobrar para colocar las plantas.
Una vez instalado el antimonumento, Melitón Ortega, uno de los padres de los normalistas desaparecidos, subrayó que han transcurrido siete meses de lucha para los familiares de las víctimas por conseguir la verdad y la justicia, pero a la vez han sido siete meses de coraje y mucho dolor.
Dejó claro el sentir de los padres: Se trata de un crimen de Estado cuyo principal responsable es Enrique Peña Nieto. La orden salió de ahí (de Los Pinos); tenemos claro que no hay otro responsable de esa agresión.
Ortega demandó que la Procuraduría General de la República atienda las recomendaciones del grupo interdisciplinario de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se abran nuevas líneas de investigación sobre el caso y se analice la presunta participación en los hechos del Ejército y del gobernador con licencia Ángel Aguirre.
Previamente, durante el acto político-cultural, el director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Miguel Concha Malo, enfatizó: La comunidad nacional e internacional continúan exigiendo: Vivos los llevaron, vivos los queremos.
Demandó que la Procuraduría General de la República atraiga el caso de Julio César Mondragón –el normalista cuyo cuerpo apareció desollado con signos de tortura–, pues hasta ahora las indagatorias recaen en las autoridades de Guerrero.
El profesor emérito de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México Adolfo Gilly envió un mensaje escrito en el que expresó: No es posible que hoy, a siete meses de los hechos, el gobierno federal y el gobernador con licencia de Guerrero no sepan la verdad completa.
En el acto también participaron el profesor tzotzil (quien estuvo preso más de 14 años) Alberto Patishtán; las actrices Jesusa Rodríguez y Francesca Guillén, y el director del Centro Miguel Agustín Pro Juárez, Mario Patrón, entre otros. También hubo música, poesía y performance.
A las 16 horas, varios jóvenes salieron en marcha desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino, con una escala en el antimonumento. Y por la noche, familiares de los normalistas, acompañados de otros colectivos, colocaron veladoras en la Plaza de la Constitución para demandar la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos.
Hasta el cierre de esta edición se había informado que se mantendrían guardias para evitar que las autoridades capitalinas o federales intentaran retirar el antimonumento, pues no se retirará hasta que los normalistas sean presentados con vida. Por la noche la escultura permanecía en ese sitio.

Ayotzinapa, el rayo que no cesa

Adolfo Gilly
Q
ueridas madres, queridos padres de Ayotzinapa:
Guardo vivo el recuerdo de aquel 10 de octubre del año pasado cuando, a demanda de ustedes, obtuvieron por fin la primera entrevista con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador general, Jesús Murillo Karam, en la Procuraduría General de la República, con la intermediación y la presencia de organismos y abogados defensores de derechos humanos. Iniciada la reunión hablaron ustedes todos, una tras otro, como padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos. Hablaron breve y claro, cinco minutos o menos cada una y cada uno.
Dijeron su dolor, su angustia, su reclamo por los hijos ausentes. Impasibles, los funcionarios escuchaban y a algunos de nosotros, simples testigos, mediadores o defensores de derechos, se nos anudaba la garganta y nos brillaba oscura la mirada. No sé cuál sombra pasaba entonces por el alma de esos funcionarios, pues también ellos tienen hijos y familias. Pero sus rostros permanecieron atentos e impasibles y sólo vi en sus ojos el secreto y la razón de Estado.
Guardo el recuerdo de una madre que, dirigiéndose al secretario de Gobernación, le dijo con calma y con mesura: “Señor, usted no sabe lo que estamos viviendo… Durante el día a mi esposo y a mí nos ocupa el trabajo en la casa o en el campo. Pero llega la noche, señor, y a la hora de la merienda el hijo está ausente y no sabemos nada de él y es entonces un dolor muy grande, señor, mucho dolor cuando llega la noche…”. No dijo más y después habló el padre y después los demás, una por uno y uno por una.
Hubo otras reuniones, hasta con el presidente Enrique Peña Nieto, sin que hubiera investigación verdadera. Los funcionarios fueron ganando tiempo y un día, contra los dictámenes y las opiniones de los expertos forenses y de los organismos de derechos humanos internacionales y nacionales y el reclamo masivo del pueblo mexicano, dieron por cerrado el caso, dijeron su excusa histórica, se lavaron las manos y el Presidente se fue a viajar por el mundo con cientos de invitados.
El Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Amnistía Internacional y otras organizaciones internacionales respondieron reiterando que se trata de un delito de desaparición forzada. Piden también que la investigación prosiga, se abran nuevas líneas y se den a conocer sus resultados.
No es posible ni creíble que al día de hoy, pasados siete meses, el gobierno federal y el gobernador con licencia de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, testigo privilegiado de aquellos días, no sepan la verdad completa sobre quiénes y por qué ordenaron y ejecutaron este crimen de Estado.
Indignado, el pueblo ha respondido con asambleas, marchas y manifestaciones que el pasado 20 de noviembre culminaron en innumerables plazas y calles del país y en el Zócalo de la ciudad de México. Esa movilización prosigue en estos días bajo múltiples formas y tamaños por todos los lugares. Está presente en cada una de las causas y motivos de lucha contra el agravio y el olvido: la tribu yaqui, los zapatistas, las feministas, los movimientos por los derechos humanos, los estudiantes, los trabajadores de todos los oficios, los migrantes, los pueblos y las colonias desprotegidos ante el despojo y el crimen, las autodefensas campesinas, una entera nación agraviada y en vilo. Por eso estamos hoy aquí, siete meses después, para exigir conforme a ley cumplimiento y respuesta del gobierno de la República.
Este pueblo no olvida ni olvidará el crimen de Ayotzinapa, así pasen los días y los años, vivan seguros de ello los jefes de este Estado. En el alma y la vida del pueblo mexicano esta tragedia seguirá presente, irreductible, dolorosa y viva. Y como rayo que no cesa proseguirá su grito: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!
43-Antimonumento por Ayotzinapa.
México, DF, 26 de abril de 2015.

domingo, abril 26, 2015

XI Acción global por Ayotzinapa: 7 meses de desaparición forzada


Presentan el disco compacto 'Poetas por Ayotzinapa'

dom, 26 abr 2015 10:47
México, DF. El disco compacto Poetas por Ayotzinapa -que incluye ocho canciones y 33 poemas- producido de manera independiente por un grupo de artistas, para donar lo que resulte de la venta del mismo a los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, se presentó ayer sábado en el Museo Casa de la Memoria Indómita, en el Centro Histórico. 
Con la tristeza en su mirada y en sus manos una pancarta con el rostro de sus hijos, Hilda Hernández Rivera, Brígida Olivares Santos, Juan Colón y Lucina Garnica Ríos, padres de los estudiantes desaparecidos hace siete meses, escucharon algunos de los poemas y las canciones del disco. 
El acto comenzó con el poeta y cantautor Marcos Leija, quien interpretó la canción ¿Dónde están? Después se leyó un poema, cuyos versos estaban dedicados a un hermano desaparecido, y así entre canción y poema, el colectivo conformado por poetas, músicos y cantantes, levantó la voz por los familiares de los normalistas, para acompañarlos en su dolor y lucha.
En la presentación, la poeta y pintora francomexicana Gwenn-Aëlle Folange Téry, señaló que “buscar un hijo sale muy caro, hay que dejar de trabajar, dejar la casa y la familia para recorrer caminos; tocar puertas y comer en tierra ajena sin tomar un tiempo para llorar.
“Somos un colectivo de artistas y nos unimos para hacer oír nuestra voz entre las miles de voces que ya se oyen por todo México y el mundo. A través de ella queremos hacer llegar nuestro apoyo a los padres de familia de los normalistas desaparecidos, desmarcándonos de cualquier ideología y cualquier idea política”. 
Tras el pase de lista de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Hilda Hernández Rivera, madre de César Manuel González Hernández, expresó: “Gracias por esta invitación y porque todavía siguen con nosotros, no perdemos la fe y la esperanza de que nuestros hijos sigan vivos. Sí, ya son siete meses de tanto dolor y de tanta mentira que nos han dicho, pero aquí segui mos y seguiremos hasta encontrarlos con vida”.
¿Dónde están?, Vivos los queremos, 43 vidas y un dolor, Llora mi tierra, México desde el dolor, Hasta que sane el corazón ySucedió en Ayotzinapa, son algunos títulos incluidos en el disco compacto, que se pude adquirir en la página de Facebook Poetas por Ayotzinapa.

Ayotzinapa debe definirse como desaparición forzada, piden ONG

  • Se consideraría delito de lesa humanidad y sería imprescriptible
  • Los hechos investigados no encuadraban en el tipo penal, según la PGR
Foto
Familiares de los normalistas de Ayotzinapa hicieron una protesta frente a la unidad administrativa norte de ciudad Neza, conocida como La BolaFoto Mario Antonio Núñez
Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Domingo 26 de abril de 2015, p. 7
La Procuraduría General de la República (PGR) continúa sin obtener ninguna orden de aprehensión por el delito de desaparición forzada en el caso Ayotzinapa, a pesar de que ha sido una petición de organizaciones no gubernamentales, padres de las víctimas e instancias como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
A siete meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, el Ministerio Público Federal (MPF) sólo mantiene las acusaciones de privación ilegal de la libertad y homicidio (secuestro agravado) contra los funcionarios públicos y miembros del crimen organizado que han sido señalados como responsables.
Una de las razones que ha esgrimido el MPF es que la sanción por desaparición forzada alcanza un máximo de 40 años de prisión y que la pena por secuestro agravado es de 140 años, señalaron funcionarios de la PGR.
El pasado 7 de noviembre, durante una conferencia de prensa, el entonces procurador de la República, Jesús Murillo Karam, declaró que en el caso Ayotzinapa sí existen indicios de desaparición forzada, pero que no era un crimen de Estado porque Iguala no era todo el Estado.
Ante un cuestionamiento directo de si hubo desaparición forzada, Murillo Karam señaló que en este caso sólo estaban involucrados policías y el presidente municipal (de Iguala, José Luis Abarca), seguramente así dirá la consignación de un caso típico de desaparición forzada y luego si hay muertos es un homicidio.
El ex titular de la PGR apuntó entonces que usar las palabras así nada más es un poco peligroso, un crimen de Estado es una cosa mucho mayor, Iguala no es el Estado mexicano.
En febrero pasado, en un documento enviado a la Cámara de Diputados, el gobierno federal señaló que realizó el juicio de reproche por el delito de desaparición forzada cometido en agravio de los 43 estudiantes normalistas ante la autoridad jurisdiccional, quien consideró que los hechos investigados no encuadraban en la hipótesis que establece el tipo penal de desaparición forzada.
Funcionarios ministeriales que han tenido acceso a la investigación señalaron que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) y la Coordinación General de Servicios Periciales se mantienen a la espera del tercer peritaje que se realiza a fragmentos de hueso encontrados en el río Cocula y en el basurero del municipio del mismo nombre, donde según las investigaciones de la PGR, los 43 normalistas habrían sido asesinados e incinerados por integrantes del cártel Guerreros Unidos.
Las indagatorias, a decir de las fuentes consultadas, no han tenido mayores avances, pues no se han abierto nuevas líneas de investigación o establecido otros sitios para localizar a los normalistas, como han solicitado los padres de los estudiantes y los miembros de varias ONG.
Sin embargo, la exigencia de que se acuse por desaparición forzada a más de 80 policías de los municipios de Iguala y Cocula que participaron en la detención ilegal y posterior entrega de los jóvenes normalistas a integrantes de Guerreros Unidos ha sido una demanda de expertos de la CIDH.
En marzo pasado, al dar a conocer un informe de sus investigaciones sobre la desaparición de los 43, Ángela Buitrago, Carlos Beristáin y Francisco Cox consideraron que el caso es un asunto de desaparición forzada, debido a que de esta forma los acontecimientos tendrían una relevancia internacional y serían imprescriptibles, y por tanto ese delito debería tipificarse de lesa humanidad.
Vemos elementos que estructuran el tipo, por eso la insistencia de que se haga caso a la convención y tratar estos temas como desaparición forzada independientemente de otras consideraciones.
Los expertos de la CIDH señalaron: Instamos a que estos hechos se juzguen como desaparición forzada.

sábado, abril 25, 2015

El gobierno le apuesta al olvido y al cansancio en el caso Ayotzinapa: Humberto Robles


Agencias
El escritor defeño Humberto Robles de León, ganador del premio Emilio Carballido en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU), pidió un alto a la violencia en el país y recordó a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, a más de un año de su desaparición.
“No olvidemos que nos faltan 43, vivos se los llevaron, vivos los queremos”, expuso al recibir el Premio Nacional de Dramaturgia 2014, por su novela “La noche que jamás existió”, en el marco de la inauguración del evento organizado por la Universidad Veracruzana (UV).
En entrevista se manifestó furioso e indignado ante la situación que vive el país y sobre todo por el actuar del gobierno, ya que después de casi siete meses no se ha localizado a los 43 estudiantes, y la “versión oficial” del caso no aporta pruebas contundes.
“O es el gobierno más inepto del mundo o están completamente coludidos para tapar todo esto, apostando a lo que siempre han apostado todos: al olvido y al cansancio… pueden pasar años y esos crímenes siguen impunes, son de lesa humanidad y hay que atenderlos, por lo que es indispensable poner el tema en la mesa constantemente, denunciarlo y denunciar a este gobierno criminal que venimos arrastrando desde hace varias décadas”.
El literato puso el dedo en la llaga al aclarar que construyó su novela sin apoyos, lo cual es muestra de que “sin becas, ni ningún apoyo institucional se puede seguir creando, no debemos detenernos ni depender de dádivas para hacer lo que queremos”.
Y añadió: “Sin duda el camino suele ser más arduo, pero no imposible, y resulta sumamente satisfactorio, los creadores no debemos detenernos ni depender de lo que suelen ser dádivas, para hacer lo que nos apasiona y en lo que creemos, sin duda es un carrera de muchos golpes y caídas, pero debemos levantarnos, cuando eres escritor eres escritor, no hay nada ni nadie que te detenga”.
Al agradecer el premio de 150 mil pesos que se le entregó, por aportación de las universidades Veracruzana y Autónoma de Nuevo León, dijo que donaría una parte para organizaciones que luchan contra la corrupción y que piden un alto a la violencia y la impunidad que impera en el país.
“Llevo 15 años colaborando con distintas organizaciones, me han apoyado mucho, son amigos míos, es gente que hace maravillas con poco dinero… a estas ONG les debo mucho como dramaturgo y ser humano, por eso considero que esta es una excelente oportunidad para agradecerles y devolverles parte de lo que me han dado”.
Expuso que tardó cinco años en escribir la obra, porque le gusta ser preciso con los datos históricos y se toma su tiempo para irlas perfeccionando, por lo que se declaró emocionado, ya que es un premio que no esperaba, y resulta aún más gratificante al ser un autor independiente, que en su carrera nunca ha recibido algún tipo de beca o apoyo de instituciones gubernamentales

viernes, abril 24, 2015

Impunidad, principal ganadora, dicen dos familiares de estudiante desollado

Asisten en CU a la Conferencia latinoamericana contra el olvido
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Viernes 24 de abril de 2015, p. 5
Los familiares del normalista Julio César Mondragón Fontes, quien fue ejecutado extrajudicialmente, torturado y desollado entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, indicaron que a siete meses de los hechos contra los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, ‘‘la impunidad es la principal ganadora’’.
Cuitláhuac y Lenin Mondragón asistieron a la décima Conferencia latinoamericana de crítica jurídica por la memoria y contra el olvido, que se realizó ayer en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Criticaron que el asesinato de Julio César no haya sido atraído por la Procuraduría General de la República (PGR), pues las autoridades de Guerrero no han llevado a cabo una ‘‘investigación científica’’ para hallar y sancionar a los responsables.
‘‘Se trató de una ejecución extrajudicial que incluyó tortura, pues fue desollado vivo. En este caso no se aplica el estado de derecho’’, dijeron ante académicos y estudiantes universitarios. Agregaron que el crimen cometido en Iguala –que dejó seis personas ejecutadas, tres de ellos normalistas, y 43 estudiantes desaparecidos– también se encuentra en la impunidad.
‘‘Hay muestras claras de poca voluntad política. El gobierno de Enrique Peña Nieto ha intentado, a través de una campaña mediática, hacer creer al país y al mundo que ya se hizo lo necesario y que los familiares somos unos necios. Peña Nieto dice que en México no hay tortura, pero ¿qué calificativo puede dar a lo que le hicieron a nuestro familiar?’’
Demandaron a las autoridades justicia por el crimen contra los normalistas, castigo a los responsables materiales e intelectuales, reparación del daño a las familias con base en estándares internacionales, que haya garantías de no repetición de hechos similares, que se abran nuevas líneas de investigación y reconozcan la desaparición forzada de los 43 normalistas, la ejecución extrajudicial de otras seis personas, entre ellas Julio César, así como que este último fue torturado.
‘‘Si hoy se cerrara el caso, como lo ha intentado Peña Nieto, hablaríamos de la continuidad de la impunidad. Se tiene que garantizar el estado de derecho para evitar que hechos así se repitan. Ninguna familia tiene por qué volverlo a sufrir. Debemos luchar por un gobierno que actúe con ética, sabiduría y justicia. Sólo así la muerte de Julio César –quien era padre de una bebé– tendrá un sentido.’’
Recordaron que durante la única reunión que los familiares de los normalistas tuvieron con el mandatario federal en Los Pinos, el pasado 29 de octubre, el titular del Ejecutivo y su equipo se comprometieron a que antes de dar cualquier información o avance del caso ante medios se les haría saber a los padres de las víctimas, lo cual –lamentaron– no se cumplió.