lunes, noviembre 22, 2021

Atenco: 20 años de lucha

Enrique Pérez

América Del Valle Activista social, ex integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra-Atenco

Para empezar hay que decir que el neoliberalismo en México tiene responsables, con nombres y apellidos; y los pueblos del campo y la ciudad que deciden dar pelea y se enfrentan con este poder aparentemente abstracto, pronto empiezan a aprender los nombres de los responsables del despojo, sus objetivos perversos, la red mafiosa que conforman, sus relaciones y subordinación con otros poderes, las estrategias para comprar, dividir, chantajear, amedrentar, sembrar miedo e inmovilizar a la población; y por otro lado, conforme lo van encarando, van comprendiendo sus debilidades, sus antídotos y las grietas que la fuerza y capacidad de organización pueden lograr.


“PRI, PAN, PRD, Grupo Atlacomulco, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, Arturo Montiel, Genaro García Luna, Wilfrido Robledo, Eduardo Medina Mora, Ardelio Vargas Fosado, Nazario Gutiérrez, Higinio Martínez, Televisa, Tv Azteca..”, entre otros personeros y mafias conforman la lista de nombres que resuenan en nuestra memoria cada vez que nos remitimos a hablar de los distintos periodos y episodios que se vivieron en los últimos 20 años en Atenco y todos los pueblos de la orilla del agua que decidieron luchar y defender la tierra contra la construcción del aeropuerto sobre el Lago de Texcoco. Salvo García Luna, quien está siendo enjuiciado en Estados Unidos por el delito de trafico de drogas, todos los mencionados siguen libres e impunes “opinando” sobre el país, ocupando algún puesto de gobierno, haciendo bussines con lo robado, reciclándose en partidos políticos, paseando por el mundo -o todas las posibilidades juntas-.


En 20 años además de desterrar el mito de que nadie puede vencer a los gobiernos criminales o a los señores del dinero, hemos aprendido que la justicia se exige, se construye, se defiende y se honra en voz alta, precisamente para que se condene lo condenable y no vuelva a repetirse el agravio ejercido desde el Estado. Importante es recordar entre todos que, para echar abajo un aeropuerto de muerte, recuperar la tierra y dignificarla, Atenco y los pueblos de la región han tenido que dar una pelea ardua y firme contra las bestias neoliberales y sus estandartes desarrollistas y de “progreso”; eso ha implicado poner los muertos, los cuerpos y la vida entera para preservar la vida de las generaciones que vienen detrás. Esta pelea no ha terminado.


Si bien, el aeropuerto fue derrotado dos veces por los pueblos, y actualmente, desde el gobierno se toma la decisión de construir un Parque Ecológico en el polígono donde antes se edificaba el aeropuerto, el resto del territorio y sus habitantes siguen existiendo a su suerte, aunque con las siguientes precisiones: en el caso de Atenco y algunas comunidades de los municipios de Texcoco, Tepetlaoxtoc, Acolman, durante los últimos años y procesos de resistencia, surge la necesidad de crear un proyecto que haga frente a la urbanización salvaje y la privatización de la tierra y el agua. Manos a la Cuenca http://yoprefieroellago.org/documentos/ es el nombre del proyecto que surge desde los pueblos con una visión de largo plazo y bajo el principio de respetar y procurar la vida, pues la vida no puede pender del voluntarismo de una persona, de un sexenio, de un partido político y sus promesas de campaña. Lograr una vida digna demanda acciones colectivas con el horizonte de procurar permanentemente el lugar que se habita, y eso pasa por tomar en nuestras manos la responsabilidad de defender el territorio y la tierra, trabajándola, recuperando la soberanía alimentaria, replanteando el asfalto por áreas verdes, erradicando el individualismo que injerta el neoliberalismo, hasta volver a sembrar comunidad. Esta es la justicia que los pueblos ya trabajan y construyen. Falta mucho por hacer, muchas manos de los pueblos por involucrarse y definitivamente, falta que el Estado tome en serio la palabra de los pueblos.

Sin embargo, la construcción de la justicia es responsabilidad primordialmente del Estado, y en Atenco existe una larga lista de agravios que no terminan de sanar. La lucha tenaz que han sostenido las mujeres torturadas sexualmente durante la represión del 3 y 4 de mayo de 2006, y que tuvieron que recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), después de enfrentar al sistema de injusticia mexicano, nos da aliento pero también da cuenta que el camino es largo y se precisa insistir y no renunciar a la justicia que el Estado mexicano tiene la obligación de concretar. Dejar pasar más tiempo sin cumplir la sentencia que ordenó la CIDH el pasado 28 de noviembre de 2018 https://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_371_esp.pdf es perpetuar la injusticia para las mujeres y para todas y todos, es seguir reproduciendo la impunidad con la que las bestias neoliberales se amparan a la hora de cometer sus crímenes.



Durante 20 años de lucha, la memoria y consciencia de los pueblos se ha templado. La trasformación profunda precisa de justicia real. Desde las milpas y un lago que se resiste a morir se sigue escuchando: ¡Justicia, tierra, agua y libertad! ¡Zapata Vive, la lucha sigue! •

miércoles, noviembre 17, 2021

ONG exponen a la UE el deterioro social en Chiapas

 
Periódico La Jornada
Miércoles 17 de noviembre de 2021, p. 10

Al dar a conocer pormenores de sus encuentros con embajadores de la Unión Europea (UE), organizaciones de derechos humanos como el Centro Fray Bartolomé de las Casas y Serapaz informaron de las denuncias que expusieron sobre la creciente violencia en Chiapas, aun cuando se ha optado por la remilitarización de la entidad, como el desplazamiento forzado de 14 mil 776 personas en los Altos, el aumento en la desaparición de personas, así como mayor marginación económica y social por la pandemia de Covid-19.

En su informe sobre las reuniones privadas que sostuvieron entre el 11 y 13 de noviembre, indicaron que de las consideraciones expuestas destacaron el aumento de la discriminación histórica y estructural que ha resultado en la marginación y pobreza de los pueblos indígenas, los cuales enfrentan un repunte de la violencia y las violaciones a los derechos humanos.

Explicaron a los gobernadores que a pesar del incremento de las personas desplazadas en los Altos, los apoyos humanitarios que ofrece el gobierno federal son insuficientes para satisfacer necesidades mínimas a los afectados por este fenómeno. Los convenios temporales de paz son una acción mediática que no atienden las causas estructurales de las diferentes expulsiones forzadas que han sufrido las comunidades de la zona de los Altos y Norte de Chiapas, indicaron.

Las organizaciones también reprocharon las políticas cada vez más restrictivas de derechos hacia la población migrante, a través de la detención, contención, represión y deportación de personas en movilidad sin reconocer sus necesidades de protección internacional, ya que un número creciente de personas migra por la violencia, la pobreza extrema, desastres climáticos y crisis económicas agravadas por los impactos de la pandemia.

Paralelamente, en el diagnóstico que ofrecieron a los diplomáticos explicaron que se registra un incremento de la violencia hacia las mujeres: la violencia estructural, ya que no está garantizado su derecho a la tenencia/uso/usufructo de la tierra, con lo que quedan excluidas de todo proceso de información y toma de decisiones sobre problemáticas que afectan la vida comunitaria.

Asimismo, detallaron que durante las pasadas elecciones la violencia política repuntó en la entidad. De igual forma, hay mayores riesgos para las personas defensoras de derechos humanos y del medio ambiente, las cuales han sido víctimas de agresiones.

martes, noviembre 16, 2021

AYUDA HUMANITARIA URGENTE PARA LOS DESPLAZADOS DE CHIAPAS


Tus donativos son deducibles de impuestos.
SCOTIABANK
Cuenta: 0010 7853 564
Clabe: 044180001078535644
Sucursal: 106 Tlalpan-San Fernando Plaza 0101 Teléfono de la oficina: (52) 555171 3705 y 555665 9190

sábado, noviembre 13, 2021

ORGANIZACIONES EUROPEAS EXIGEN EL ALTO A LA VIOLENCIA PARAMILITAR EN MAGDALENA ALDAMA, ESTADO DE CHIAPAS. La Voz del Pueblo de Magdalena Aldama, Chiapas: “Somos un pueblo que vive bajo la lluvia de disparos”

Slumil k’ajxemk’op (Europa), noviembre de 2021

Luis Enrique Aguilar

ORGANIZACIONES EUROPEAS EXIGEN EL ALTO A LA VIOLENCIA PARAMILITAR

EN MAGDALENA ALDAMA, ESTADO DE CHIAPAS.

 El presente comunicado será enviado a las autoridades mexicanas a nivel federal y del Estado de Chiapas, así como a los medios de comunicación.

Las organizaciones abajo firmantes exigimos el alto a la violencia y a las amenazas paramilitares en las comunidades de Magdalena Aldama en el Estado de Chiapas y la libertad incondicional para Cristóbal Santiz Jiménez.

La organización La Voz del Pueblo de las comunidades de Magdalena Aldama ha denunciado en octubre de 2021 que viven “bajo la lluvia de disparos por los grupos armados de corte paramilitar de Santa Martha del municipio de Chenalho”. Las comunidades señalan que la violencia responde a un conflicto territorial: “Las 60 hectáreas nos han pertenecido al pueblo de Magdalena Aldama ancestralmente. Dentro de las 60 hectáreas vivían 7 familias que en 2016 fueron despojados y amenazados a puntas de armas de fuego y fueron refugiados en las diferentes comunidades del municipio de Aldama. En el año de 2016, se activó el grupo armado paramilitar que opera en Chenalho”. De hecho, el Tribunal Agrario en 1997 resolvió la posesión a favor de los 115 comuneros de Aldama, acuerdo que no se respetó.

Desde el inicio del año 2020 y 2021 las agresiones armadas han ido aumentando de intensidad hacia sus comunidades afectando a 12 comunidades y a alrededor de 5000 personas; mujeres, niñas y niños, ancianas y ancianos y hombres, que han sido afectados y víctimas de estas agresiones.

En el mes de octubre, estas agresiones continuaron a diario aún habiendo intervenido las autoridades de los tres niveles, pero parece ser, señala la organización “que es una guerra que nadie hace caso. El día domingo 10 de octubre de este año, un grupo de personas pertenecientes a Sector Santa Martha Chenalho, pusieron un ultimátum al gobierno estatal (el día 12 de octubre) para solucionar esta problemática” A mediados del mes de octubre ya habían ocurrido 203 ataques directos hacia 9 comunidades de Magdalena Aldama: Xuxch’en, Coco’, Tabac, San Pedro Cotzilnam, Yeton, Ch’ivit, Stzelejpotobtik, Juxton y la Cabecera municipal de Aldama, siendo ataques directos hacia las casas en donde hay ahora casquillos de bala, láminas rotas, carros y máquinas con impactos de bala.

Como pueblos indígenas señalan que seguirán “resistiendo ante el colonialismo y las amenazas. Decimos ya basta y hacemos responsables a los tres niveles de gobiernos si nos llega a pasar algo de nuevo, así como pasó con nuestros compañeros Pedro Lunez Pérez y Domingo Santiz Jiménez miembro de EZLN, que fueron asesinados cobardemente (…) y exigimos una justicia verdadera”.

Además exigen la liberación inmediata e incondicional de su compañero y hermano Cristóbal Santiz Jiménez.

Aquí se puede consultar el comunicado completo: https://radiozapatista.org/?p=40160

LAS ORGANIZACIONES FIRMANTES A CONTINUACIÓN, APOYAMOS EL COMUNICADO DE LA VOZ DEL PUEBLO DE MAGDALENA ALDAMA Y NOS SUMAMOS A SUS EXIGENCIAS.

Asamblea de Solidaridad con México. País Valencià, Estado Español
Asociación Entreiguales València, Estado Español
Ass. Cafè Rebeldía-Infoespai Catalunya
Ca Saforaui País Valencià
Campaign for Psychiatric Abolition (CPA) England, London
Canopia Coop. V. Almedíjar, España
Caravana obrim fronteres Valencia España
Casa Nicaragua Bélgica, Liège
CEDSALA (Centro de Documentación y Solidaridad con América Latina y África) València (Estado Español)
Citizens Summons Alemania, Bonn
Ciudades Invisibles – Universidad del mar Egeo Grecia
Colectivo Acción Solidaria Austria, Viena
Comité de Solidaridad México Salzburgo Austria, Salzburgo
COOPERAZIONE REBELDE NAPOLI ITALIA
Ermuko komite internazionalistak Ermua País Vasco
Gira por la Vida Viena Austria, Viena
Global Women Against Deportations, UK
Global Women’s Strike (GWS), UK
Groupe écosocialiste de solidaritéS Ginebra Suiza
Grupo CafeZ Bélgica, Liège
Jornal MAPA Portugal
Kaffe Libertad Kollektiv Hamburgo, Alemania
KOMUN.ORG Estado Espanyol
la milpa orto collettivo italia
La Roue Libre Suiza
Legal Action for Women, UK
libero mondo italia
London Mexico Solidarity Londres – Reino Unido
Payday men’s network, UK
Perifèries del Mon País Valencià
Queer Strike, UK
Rede de Apoio Mútuo do Porto Porto, Portugal
Single Mothers’ Self-Defence, UK
spazio vitale odv italia
Taller Ahuehuete Estado Español
tatawelo italia
Taula per Méxic Catalunya
TxiapasEKIN Euskal Herria
Women of Colour GWS, UK
Yoga Knowhow España-Netherlands-Suiza-Internacional

sábado, noviembre 06, 2021

Basta de simulación en Aldama, Chiapas

Los de abajo

Basta de simulación en Aldama, Chiapas

¿Q

ué piezas tienen que moverse para detener la extrema violencia contra los indígenas de Los Altos de Chiapas? Esta semana el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) reportó que alrededor de 3 mil tsotsiles de 10 comunidades de Aldama fueron forzados a desplazarse para protegerse de los ataques armados que un grupo paramilitar de Santa Martha, del municipio vecino de Chenalhó, inició desde el pasado primero de noviembre.

El Frayba informa que en tan sólo cuatro días se registraron 47 ataques con armas de alto calibre contra las comunidades tsotsiles de Aldama, cuyos habitantes se refugiaron en las montañas. Las agresiones armadas no han cesado y los habitantes se encuentran sitiados, alertó el centro de derechos humanos que da seguimiento a esta emergencia que, a pesar de las múltiples denuncias, no alcanza a dimensionarse.

Los 3 mil desplazados pertenecen a las comunidades de Chayomte, Juxton, Stzelejpotobtik, Chivit, Yeton, San Pedro Cotzilnam, Tabac, Coco y una parte de Xuxchen. En los últimos cinco años los ataques armados se han recrudecido, poniendo en peligro la vida de la población aún en las montañas, todo bajo la tolerancia y complicidad del gobierno mexicano, como lo advierte el Frayba, organismo que exige un alto a la simulación de los gobiernos federal y estatal para atender el conflicto en Aldama y Santa Martha.

Sectores de la sociedad civil que durante muchos años presionaron a los gobiernos priístas que solaparon, auspiciaron, entrenaron y armaron a los grupos paramilitares que cometieron masacres como la de Acteal en 1997, ahora brillan por su ausencia. Entre las excepciones a la indiferencia se encuentra la actriz Ofelia Medina, quien continúa con campañas permanentes para llevar alimento a los desplazados.

Por eso el llamado urgente del Frayba a repudiar con acciones la grave situación de violencia en Chiapas, tal como lo convocó recientemente el EZLN en el comunicado Chiapas al borde de una guerra civil. ¿A quién le conviene que explote el polvorín? La solución no vendrá de quienes promueven y financian a los paramilitares, y entonces, ¿de quién?

martes, noviembre 02, 2021

Paramilitares atacaron Aldama 203 veces en octubre: pobladores

Disputa agraria con Chenalhó

Autoridades se limitan a administrar el conflicto, acusan

Pobladores del municipio de Aldama, colindante con Chenalhó, Chiapas, fueron desplazados por grupos paramilitares. En imagen de archivo, familias refugiadas en un taller de carpintería de la comunidad de Chivit, el pasado 18 de junio.Foto Cuartoscuro
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 2 de noviembre de 2021, p. 25

San Cristóbal De Las Casas, Chis., Los pobladores del municipio de Aldama afirmaron que los integrantes del grupo armado paramilitar de Santa Martha, Chenalhó cometieron en octubre al menos “203 ataques contra las comunidades de Xuxch’en, Coco’, Tabac, San Pedro Cotzilnam, Yeton, Chivit, Stzelejpotobtik, Juxton y la cabecera”, a causa de una disputa por 60 hectáreas.

En un comunicado firmado por La voz del pueblo de Magdalena Aldama, gobernado por el Partido Verde Ecologista de México, acusaron: Han sido ataques directos a las viviendas; hay casas con plomo, láminas rotas, carros y máquinas con impactos de bala; han sido atacados trabajadores que rehabilitan el camino, albañiles que construyen viviendas, contratistas, ingenieros y los policías que hacen recorridos.

Puntualizaron que las 60 hectáreas han pertenecido al pueblo de Magdalena Aldama ancestralmente. Ahí vivían siete familias que en 2016 fueron despojadas y amenazadas con armas de fuego y se refugiaron en los diferentes poblados de Aldama. Ese año se activó el grupo armado paramilitar que opera en Chenalhó.

Manifestaron: “Somos 115 comuneros afectados, despojados, amenazados y desplazados de nuestros hogares, de nuestras tierras, las cuales nuestros abuelos y padres nos han heredado, lo que está certificado ante el Tribunal Unitario Agrario, que nos reconoce como dueños legítimos.

El gobierno ha hecho caso omiso a nuestras denuncias y sólo amenaza con meter a la cárcel a nuestros representantes. Ya estamos cansados de tantas amenazas y no hemos visto que actúe; sólo nos ha traído como su marioneta.

Recordaron que en 2018 las agresiones con armas de alto calibre se intensificaron, por lo que 2 mil 36 personas se desplazaron hacia las montañas y el 14 de marzo de 2020 fue detenido nuestro compañero Cristóbal Santiz Jiménez, recluido en el penal de El Amate, municipio de Cintalapa.

Señalaron que el motivo de su detención fue que uno de los representantes de los 115 comuneros afectados y desplazados de las 60 hectáreas por pobladores de Santa Martha, Cristóbal Santiz, es uno de los rehenes del gobierno de Rutilio Escandón Cadenas e Ismael Brito Mazariegos (ex secretario de Gobierno y actual diputado federal), así como de la fiscalía estatal, que entonces encabezaba el ahora legislador federal Jorge Luis Llaven Abarca.

Desde 2020 las agresiones armadas han ido aumentando de intensidad, afectando a 12 comunidades y a 5 mil personas. Hoy de nueva cuenta expresamos nuestro sentir. Como pueblo de Magdalena Aldama denunciamos públicamente las amenazas y agresiones que recibimos por parte de los grupos paramilitares de Santa Martha.

Agregaron que “a consecuencia de las agresiones armadas a diario en nuestras comunidades de Tabac y Coco’, los trabajadores de la constructora que rehabilita dos kilómetros de camino abandonaron las obras porque no hay condiciones de seguridad”.

Mencionaron que los trabajos ya debieron haber terminado, pero no ha habido avance, sino que está en peores condiciones, lo que afecta a los 12 poblados, ya que en la temporada de cosecha no pueden transitar los carros de carga.

Además, “han quedado atrapados varios vehículos después de la destrucción del puente Tabac, por lo que la vida de nuestros hermanos está en riesgo, al igual que en ese tramo carretero de dos kilómetros.

Remarcaron que sólo quieren vivir en tranquilidad y en paz para poder trabajar nuestras tierras; por ello, exigieron que se cumpla el horario acordado de los recorridos de las fuerzas policiacas, de 9 a 16 horas, ya que los elementos sólo vienen a recabar firmas de los agentes y no cumplen con el horario.

Insistieron en que se dé solución inmediata al conflicto por las 60 hectáreas, ya que nosotros ya mostramos nuestra voluntad con la repartición de nuestras tierras, pero no ha habido avance, pues los tres niveles de gobierno sólo manipularon la información y administraron el conflicto.

domingo, octubre 31, 2021

Comunicado del Pueblo de Magdalena Aldama, Chiapas


MAGDALENA ALDAMA, CHIAPAS. OCTUBRE DE 2021.

A LA OPINIÓN PÚBLICA.

A LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE LOS DERECHOS HUMANOS.

A LA AMNISTÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

A LA COMISIÓN ESTATAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

A LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

A LOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS INDEPENDIENTES.

AL EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACION NACIONAL.

AL CONGRESO NACIONAL INDIGENA CNI.

AL CONCEJO INDIGENA DE GOBIERNO CIG.

A LA SEXTA NACIONAL E INTERNACIONAL.

A LAS REDES DE RESISTENCIA Y REBELDIA.

A LAS MUJERES QUE LUCHAN.

A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES NO GUBERNAMENTALES.

A LAS Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIONES LOCALES, NACIONALES, INTERNACIONALES E INDEPENDIENTES.

AL PUEBLO DE MÈXICO Y AL MUNDO.

Presente.

Somos la Voz del Pueblo.

Somos un pueblo que vive bajo la lluvia de disparos por los grupos armados de corte paramilitar de Santa Martha del municipio de Chenalho, somos un pueblo de lucha y de resistencia. Somos la semilla de nuestros antepasados Mayas. Somos pueblo. Que hoy en día corre la sangre en nuestras venas. Somos bats`i vinik-antsetik. Somos Tsotsiles.

El problema no es nuevo, a la comunidad de Santa Martha (Manuel Utrilla) en los años 70s en una resolución presidencial de José Portillo le entregaron 60 hectáreas las cuales le pertenecían al municipio de Santa María Magdalena Aldama después se reconoció que los dueños eran los de Aldama y acordaron en el convenio de

1977 respetar el derecho de posesión de Aldama y también que las cooperaciones y cargos hacerlas en Aldama pero los acuerdos no se respetaron y Santa Martha en 1997 exige la devolución de 30 hectáreas y en el año 2009, el tribunal unitario agrario resuelve la posesión a favor de los 115 comuneros de Aldama.

En el año de 2016 las problemáticas recrudecieron con el despojo de las tierras durante en el gobierno de Manuel Velazco Cuello y ahora en el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas. Por disputa de tierras de 60 hectáreas que fuimos despojados por personas del poblado de Manuel Utrilla (Sector Santa Martha) del municipio de Chenalho. Las 60 hectáreas nos han pertenecido al pueblo de Magdalena Aldama ancestralmente. Dentro de las 60 hectáreas vivían 7 familias que en 2016 fueron despojados y amenazados a puntas de armas de fuego y fueron refugiados en las diferentes comunidades del municipio de Aldama. En este año de 2016, se activó el grupo armado paramilitar que operan en Chenalho.

Somos 115 Comuneros afectados, despojados, amenazados y desplazados en nuestros hogares, en nuestras tierras; que ancestralmente nuestros abuelos, padres nos los han heredado y está certificada ante el Tribunal Unitario Agraria y nos reconoce como dueños legítimos de nuestra madre tierra.

En el año 2018 las agresiones de armas de fuego de altos calibres intensificaron y fueron desplazados forzados internos 2036 personas en ese tiempo, hacia las montañas por este grupo armado, lo cual nos atacan en los diferentes puntos de ataques que ellos tienen, desde las localidades de Yok Ventana, Saclum hasta Sector Santa Martha nos rodean de disparos afectando a 10 localidades.

14 de marzo de 2020, nuestro compañero Cristóbal Santiz Jiménez fue detenido y fue recluido en el penal de el “Amate“ del municipio de Cintalapa, Chiapas. En la hora de su aprehensión fueron violados sus derechos humanos, así como; recibió agresiones físicas y verbales y fue amenazado por los elementos cuando fue trasladado de San Cristóbal al CRSS No 14 el Amate.

El motivo de la detención de nuestro compañero Cristóbal Santiz Jiménez, es por ser uno de los representantes de los 115 Comuneros afectados y desplazados de las 60 hectáreas de tierras, por parte del poblado de Sector Santa Martha, Chenalho.

Cristóbal Santiz, es uno de los rehenes del gobierno de Rutilio Escandón Cadenas e Ismael Brito Mazariegos (Secretario de Gobierno), de la Fiscalía del Estado Jorge Luis Llaven Abarca y de la Fiscalía Indígena de la Zona Altos de Chiapas.

Desde el inicio del año 2020 y 2021 las agresiones armadas han ido aumentando de intensidad hacia nuestras comunidades afectando a 12 comunidades y entre 5000 personas; mujeres, niñ@s, ancian@s y hombres, que han sido afectados y victimas de estas agresiones.

Hoy de nueva cuenta queremos expresar nuestro sentir, como pueblo de Magdalena Aldama queremos denunciar públicamente las amenazas y agresiones que recibimos por parte de los grupos paramilitares de Santa Martha Chenalho.

Mientras que estos grupos armados nos siguen agrediendo. Como pueblos indígenas que seguimos resistiendo y hoy es un día importante para los pueblos indígenas que aún seguimos resistiendo ante los despojos y amenazas como nuestro pueblo de Magdalenas que vivimos bajo agresiones armadas días y noches por grupos armados que operan en los poblados de Santa Martha, Saclum pertenecientes al municipio de Chenalho.

De lo que va del mes de octubre, estas agresiones continúan a diario aun habiendo intervenido las autoridades de los tres niveles, pero parece ser que es una guerra que nadie hace caso. Así como el día domingo 10 de octubre de este año, un grupo de personas pertenecientes a Sector Santa Martha Chenalho, en donde ponen un ultimátum al gobiernoestatal (el día 12 de octubre) para solucionar esta problemática y si la respuesta no es favorable a Santa Martha, hay una amenaza explícita. Esto es muy grave e amenazante para nosotros como. Pueblos vecinos y sabemos que, para desquitar esa furia que ellos tienen, a nosotros nos agreden y atacan nuestras comunidades en donde al menos de lo que va del mes de octubre van 203 ataques directos hacia 9 comunidades de Magdalenas que son Xuxch'en, Coco', Tabac, San Pedro Cotzilnam, Yeton, Ch'ivit, Stzelejpotobtik, Juxton y la Cabecera municipal de Aldama y han sido ataque directo hacia las casas en donde hay casas con plomos, láminas rotas, carros y máquinas con impactos de bala, trabajadores del camino, albañiles de la construcción de viviendas, contratistas, ingenieros y del propio recorrido interinstitucional han sido atacados por estos grupos armados y así como en el lado de Chenalho el recorrido de la GN y la PEP dicen ser que los pobladores de Aldama son los que atacan y como propios grupos armados nos inculpan, lo cual hasta el propio recorrido del lado de Aldama son agredidos por estos grupos armados lo cual no es cierto y son testigos de esos hechos crueles, nosotros solo queremos vivir en tranquilidad y en paz para poder trabajar nuestras tierras, por lo tanto exigimos el cumplimiento de los horarios de entradas y salidas del recorrido (de 9 am a 4 pm) lo cual estos elementos solo vienen a recabar firmas de los agentes para justificar el cumplimiento de sus labores y no cumplen con el horario de salida ya que no se ha cumplido con la instalación de la BOM.

A consecuencia de las intensas agresiones armadas que se recibe a diario en nuestras comunidades de; Tabac y Coco’, los trabajadores de 2 kilómetros de camino abandonaron el trabajo porque no hay condiciones en donde la vida e integridad física de los mismos están en riesgo.

Como pobladores de Magdalena Aldama exigimos el cumplimiento de los acuerdos y con la culminación de ese tramo carretero que solo ha puesto en riesgo la vida de muchas personas y en donde lamentablemente han perdido la vida de nuestros

hermanos esto ya debió de terminarse y hasta la fecha no ha habido ningún avance, solo está en peores condiciones y afectando a las 12 comunidades que por la temporada de cosecha no pueden transitar los carros de cargas y así como han quedado atrapados varios carros después de la destrucción del puente Tabac en donde la vida y la integridad de nuestros hermanos están en riesgos y con el temor de perder la vida en ese tramo carretero (2kmtrs).

Así también exhortamos el cumplimiento y aplicación de las medidas cautelares emitidas por la CIDH y así como cumplir las exigencias de los Representantes que hasta la fecha ni un punto se ha cumplido.

Como pueblos indígenas que seguimos resistiendo ante el colonialismo y las amenazas decimos ya basta y hacemos responsables a los tres niveles de gobiernos si nos llega a pasar algo de nuevo, así como pasó con nuestros compañeros Pedro Lunez Pérez y Domingo Santiz Jiménez miembro de EZLN, que fueron asesinados cobardemente y como nuestros heridos darle la solución y exigimos una justicia verdadera, En donde nuestras vidas e integridad física estamos expuestos a las amenazas, nosotros somos personas del campo que trabajamos día con día para sacar adelante a nuestra familia, pero hoy en día no se puede trabajar, persona que trabaja está en riesgo a perder la vida por ser atacado. Nosotros no somos los invasores, nosotros somos los despojados de nuestras tierras.

En nuestras denuncias; el gobierno ha hecho caso omiso a nuestra situación, solo intimida en encerrar y meterlos en la cárcel a nuestras representaciones y como pueblo denunciamos públicamente al gobierno del estado y al secretario de gobierno. Ya estamos cansados de tantas amenazas y no hemos visto que el gobierno actué y solo nos ha traído como su marioneta.

Nosotros estamos hartos de que el gobierno solo nos manipula aun teniendo instalada la mesa de trabajo con los tres niveles de gobierno y no ha funcionado, por lo tanto; no ha habido ningún avance de las 60 hectáreas y solo nos despoja de nuestras tierras, no por ser indígenas nos pisotea como quieran las autoridades, también somos seres humanos que siempre hemos vivido en nuestras tierras, las tierras son para quienes las trabajan, porque ancestralmente esas tierras nos los han heredado nuestros ancestros y nos ha pertenecido, porque nuestros padres, abuelos y tatarabuelos ahí vivían.

Exigimos la solución inmediata de las 60 hectáreas en disputa, ya que nosotros como pueblo de Magdalena Aldama ya dimos nuestra voluntad con la repartición de nuestras tierras, pero hasta la fecha no ha habido ningún avance, en donde los tres niveles de gobierno solo manipularon la información y administraron el conflicto, que hasta la fecha no hay ningún avance.

Hoy exigimos la justicia verdadera.

Exigimos la liberación inmediata e incondicional de nuestro compañero y hermano Cristóbal Santiz Jiménez.

Ya no más presos políticos
Ya basta de tantas mentiras
Ya basta de despojo de tierras
No más negociaciones, la tierra no se negocia.
No al carpetazo
Alto a las agresiones de armas de fuegos y alto a las amenazas de los grupos paramilitares.

Atentamente

La Voz del Pueblo de Magdalena Aldama, Chiapas.

A octubre de 2021

miércoles, octubre 20, 2021

Abren centro cultural en la casa de García Márquez con venta de ropa de su esposa y de él

▲ Emilia García Elizondo muestra parte del vestuario de sus abuelos, el escritor Gabriel García Márquez y Mercedes Barcha, que será subastado a partir de hoy en la casa del escritor.

 Emilia García Elizondo muestra parte del vestuario de sus abuelos, el escritor Gabriel García Márquez y Mercedes Barcha, que será subastado a partir de hoy en la casa del escritor.

Emilia García Elizondo muestra parte del vestuario de sus abuelos, el escritor Gabriel García Márquez y Mercedes Barcha, que será subastado a partir de hoy en la casa del escritor.
 
Periódico La Jornada
Miércoles 20 de octubre de 2021, p. 4

Darle segunda vida y continuidad a la personalidad y expansivo genio de Gabriel García Márquez es la motivación que impulsó a una de sus herederas a ofrecer en venta la ropa del escritor colombiano en México.

Emilia García Elizondo, nieta de Gabo y Mercedes Barcha, es la artífice del proyecto, con la idea de abrir para sí misma y para los seguidores del autor una ventana hacia una dimensión íntima.

No conocía a mis abuelos de la manera en la que los conozco ahora con todo lo que he visto y todo lo que ha salido del clóset, dice.

El evento, denominado El Armario de los García Márquez, marca la apertura, hoy, de la Casa de la Literatura Gabriel García Márquez, centro cultural en el sur de Ciudad de México, donde la pareja vivió.

García Elizondo, de 31 años y directora del centro, seleccionó más de 400 prendas y accesorios del guardarropa de sus abuelos. Desde sus característicos sacos de tweed hasta los originales monos de colores vivos con los que el escritor disfruta-ba trabajar.

El vestido de gala en tonos verdes y brillantes que Barcha utilizó para acompañar a su esposo a recibir el Nobel de Literatura en 1982 había pasado como una mera curiosidad para la nieta, nacida ocho años después del acontecimiento: Lo tenía en una pila de cosas con las que no sabía qué hacer y llegó mi madre a ponerme una buena regañiza porque ese vestido no estaba donde tenía que estar, afirma divertida. Este traje no está en venta, sólo en exhibición.

Quizás irrelevante, pero indeleble en la mente de García Elizondo, resulta la vasta colección de zapatos de Gabo, donde destacan los botines de cuero: Siempre le estaba viendo los zapatos a mi abuelo, para mí eso es algo como muy importante.

La cordialidad del colombiano también quedó manifiesta en su armario. En los bolsillos de un par de sacos están los plumones que cargaba para autografiar los libros que le traían sus admiradores. “Gabo siempre era la persona que tenía el plumón en la bolsa (...), me parece muy tierno”, comenta su nieta.

Con la venta se recaudan fondos para la fundación Fisanim, que apoya a niños de comunidades indígenas. García Elizondo descarta una subasta. “Me fijé en los precios de las cosas de los famosos y dije yo no puedo hacer esto, no pienso que Gabo hubiera estado de acuerdo”, sostiene.

Para García Elizondo y su familia, la esencia de esta iniciativa es “acercar a la gente a lo que eran Gabo y Mercedes”.

martes, octubre 19, 2021

Narcogobiernos y crimen organizado se suman a la represión en Chiapas

Se fomenta la división de todo tipo entre indígenas

Presentación del grupo de autodefensa El Machete, en Pantelhó, Chiapas, en julio pasado.Foto Imagen tomada de YouTube
 
Periódico La Jornada
Martes 19 de octubre de 2021, p. 5

La hegemonía priísta, dada por sentada durante décadas en Chiapas, se quebró en una noche el Año Nuevo de 1994. La realidad era mucho más porosa, la complejidad de los pueblos indígenas resultó venir de lo profundo, tener gran diversidad y estar surcada por importantes tensiones históricas que, tras la ganada visibilidad en la agenda política, se volvieron de interés nacional. Grandes y terribles días se sucedieron en la siguiente década. Chiapas devino un ensayo del futuro en dos frentes opuestos. Los indígenas organizados, en rebeldía, en resistencia, o al menos en protesta contra el gobierno y el estado de cosas eran y son muy numerosos. Contra ellos, la militarización aguda, masiva para los estándares de hace 25 años, estableció una tierra de excepción en las montañas mayas de Chiapas.

La segregación, el racismo, la invisibilidad y el desprecio hacia los indígenas habían sido el sello de la población urbana y de los propietarios, los llamados cashlanes. La desigualdad era abismal, aún después de la Revolución y su distante reforma agraria. En las comunidades se moría de gripe, diarrea, hambre, y a nadie le importaba. Muchos eran esclavos. Elecciones iban y venían, total, las urnas se llenaban solas.

La inesperada emancipación indígena alteró los balances y los cálculos. Como nunca a partir de entonces, los gobiernos del estado han sido inexistentes para fines prácticos (con las relativas excepciones de Roberto Albores Guillén, proactivo colaborador de los generales, y Pablo Salazar Mendiguchía, que dilapidó pronto sus credenciales de demócrata). La entidad pasó de ser gobernada desde el centro a gobernarse sola, para bien y para mal. La disciplina zapatista y su autonomía en los territorios donde la ejerce, son una garantía de gobernabilidad, pero también ha generado cualquier cantidad de réplicas de tipo paramilitar que evolucionaron a poderes en sí mismos. Misma respuesta reciben las comunidades y organizaciones pacifistas herederas de la teología liberadora del tatic Samuel Ruiz García.

El rejuego partidario en Chiapas desde que en 2000 llegó la democracia según el centro, no por pantomímico ha sido menos despiadado contra las comunidades, que con el ingrediente continuo de la presencia militar en sus territorios siempre estuvo cargada de propaganda contrainsurgente. No menor es el papel de las incontables denominaciones cristianas que con diversos grados de legitimidad y transparencia han abonado divisiones, violencias y pretextos en favor del Estado.

Guerra a largo plazo

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declaró la guerra al gobierno federal. Declaración por cierto que es vigente. Y el gobierno, sobre todo a partir de 1995, respondió con la guerra a largo plazo. Los choques iniciales en enero de 1994, con el gobierno salinista respondiendo con guerra a la guerra, quedaron chiquitos ante lo que se vivió durante la gestión de Ernesto Zedillo.

La división comunitaria se consideró estratégica y fue estimulada por donde se pudo: las confrontaciones entre cristianos evangélicos o pentecostales y católicos; los partidos rojos o verdes contra los amarillos o morados; la insidiosa regularización de tierras ganaderas recuperadas por los indígenas gracias a la insurrección; el surgimiento de grupos claramente paramilitarizados, agresivos y bien armados.

La multitud de capas y pliegues que desató tal divisionismo se explica por la gran inversión económica, política, logística, de inteligencia, manipulación y corrupción en las regiones indígenas de la selva, los Altos y la zona norte.

Estos ingredientes generaron un gran desorden que dificulta la convivencia entre hermanos en comunidades, ejidos, municipios y regiones indígenas tradicionales. Todo ello, naturalmente rociado con la introducción sostenida de las armas. Ante el desafío zapatista, el gobierno, que aunque dijera que sí nunca pretendió cumplir las demandas rebeldes convertidas en nacionales para los pueblos originarios, respondió con un escalamiento armamentista sazonado con alcohol, prostitución y drogas.

Permanentes balaceras

Todo esto debe considerarse para interpretar hechos terribles y absurdos como la permanente balacera que sufren unas 15 comunidades tsotsiles de Aldama (o Magdalena). La existencia de grupos de choque, milicias, paramilitares y ahora sicarios en Chamula, Pantelhó, Chenalhó, Simojovel, Ocosingo, Pueblo Nuevo y Altamirano viene tanto de las viejas guardias blancas de los finqueros como de los marginales y delincuentes habilitados como paramilitares en los Altos y la zona norte.

El surgimiento de autodefensas, en principio de lado de los pueblos y contra la delincuencia, puede ser producto del ejemplo de la resistencia armada zapatista y la eficacia de sus autonomías, y no sólo de las perversidades históricas de los cacicazgos locales. Sería el caso de El Machete de Pantelhó, y quizás las autodefensas anunciadas en Simojovel y Altamirano.

Pareciera pesar también la disputa entre dos candidatos a gobernador del bloque por ahora afín al gobierno federal, que garantizaría la continuidad de la farsa política chiapaneca anclada a éste, y refuerza las tempestades que sembraron las agencias e instituciones gubernamentales, las fuerzas armadas y los partidos políticos en los pasados cuatro o cinco sexenios. Las presidencias municipales de los Altos configuran verdaderos narcogobiernos (Pantelhó, San Cristóbal, Chenalhó). Sumemos a esto la expansión en los Altos de Chiapas de organizaciones criminales dedicadas al tráfico de armas, drogas, pornografía y migrantes. No olvidemos que la entidad se ha convertido en la puerta de entrada de la creciente marea de familias centroamericanas y haitianas. La frontera con Guatemala está fuertemente militarizada.

Grupos políticos dentro de las comunidades indígenas llevan años bloqueando carreteras, reteniendo maquinaria y funcionarios; habitualmente con demandas explícitas, o por conflictos electorales que son endémicos en Oxchuc y otros municipios.

Ahora en las comunidades interceptan a la Guardia Nacional (lo hicieron los paramilitares en Santa Martha, Chenalhó; lo hicieron pobladores de Mitontic para impedir a la GN internarse en los Altos), y además la desarman.

Comisiones negociadoras del gobierno van y vienen en Aldama, Chenalhó, Pantelhó, Altamirano, sin que se contenga la violencia.

Las ejecuciones más graves, que no las únicas, han sido la del fiscal especial para el caso de Pantelhó, Gregorio Pérez Gómez, el pasado 8 de agosto en la avenida principal de San Cristóbal de Las Casas, y la del ex presidente de Las Abejas de Acteal Simón Pedro Pérez Gómez el 5 de julio en el mercado de Simojovel. En ambos casos fueron objeto de una acción de sicarios en motocicleta, que se ha convertido en el nuevo modus operandi. Ya no es represión, sino delincuencia organizada.

lunes, octubre 18, 2021

Descomposición social y violencia desbordada golpean a Chiapas

Aparecen autodefensas en varias comunidades

El terror alcanza también a la otrora apacible San Cristóbal de Las Casas // Balaceras, sabotajes, secuestros, desplazados, corrupción, bloqueos...


En Pantelhó irrumpió en julio pasado un grupo de autodefensa denominado El Machete.Foto Elio Henríquez Tobar
 
Periódico La Jornada
Lunes 18 de octubre de 2021, p. 3

La sucesión de hechos violentos en las regiones indígenas de Chiapas deja la impresión de que éstos ocurren fuera del control institucional. Día tras día, durante horas desde hace muchos meses, las familias tsotsiles de varias comunidades en el municipio de Aldama reciben una lluvia de balas de gran calibre o son amagadas con explosivos; van siete muertos, varios heridos, desplazamiento traumático, hambre, miedo. Un escenario aislado, sí (una presunta disputa agraria). Cada escenario de violencia armada parece aislado. Los temibles motonetos se van adueñando de los días y las noches de la otrora apacible y turística San Cristóbal de Las Casas, la ciudad más indígena del país.

En Pantelhó y Chenalhó, grupos armados y afines a los gobiernos municipales mantuvieron bajo terror a la población hasta que surgió la autodefensa armada de El Machete y los echó, aunque los paramilitares y sicarios, que la gente identifica como narcos, amenazan con volver. Entre sus asesinados está el ex presidente de Las Abejas de Acteal, Simón Pedro Pérez López, cuya comunidad se encuentra desplazada, como otras. Y entre sus líderes, miembros del PRD y el PVEM.

La otrora organización cafetalera Orcao, en la zona más poblada de Ocosingo mantiene hostigamientos, sabotajes, secuestros, tiroteos, bloqueos y robos de parcelas contra las bases zapatistas de comunidades tseltales autónomas. El 11 de septiembre secuestraron a Sebastián Núñez y José Antonio Sánchez, miembros del gobierno autónomo zapatista de Patria Nueva. La descomposición violenta afecta a comunidades de Chalchihuitán agredidas desde Chenalhó, igual que le sucede a Aldama. En San Juan Chamula hace años que los grupos armados, político-delincuenciales, controlan la vida y el comercio, y sus tentáculos alcanzan a San Cristóbal y otros municipios donde la población de Chamula se ha extendido.

Mientras el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) señala que Chiapas se encuentra al borde la guerra civil en un escueto y tremendo comunicado (19 de septiembre), resulta evidente que las autoridades civiles federales, su Guardia Nacional y el propio Ejército federal son permisivas, y en los hechos dejan desamparadas a las decenas de comunidades agredidas. Las policías locales son nulas o cómplices. Como sugiere el subcomandante Galeano al caracterizar al partido comodín, de verde gatopardismo, que predomina artificialmente en la región por cortesía del PRI, se busca desestabilizar al régimen en el poder.

Acusa corrupción y rapiña de funcionarios, tal vez preparándose para un colapso del gobierno federal o apostando por un cambio de partido en el poder. El EZLN responsabiliza directamente al gobernador morenista Rutilio Escandón de este descontrol irresponsable y peligroso.

Se impone la paráfrasis del leitmotiv devenido lugar común de la gran novela, hoy más citada que leída, Conversación en La Catedral, del desprestigiado empresario de sí mismo Mario Vargas Llosa. ¿En qué momento se jodió Chiapas? No que no hubiera abundante realidad jodida en la intensa, pobre y llena de riquezas entidad del sureste mexicano, sino que la vida de sus pobladores, en particular indígenas, no se había desbordado en la descomposición, a pesar incluso de las masacres a fines del siglo XX, y mucho menos por el lado de la delincuencia violenta, similar a la que ha desgraciado buena parte del territorio mexicano en los sexenios recientes.

Control desde el centro

El lugar llamado Chiapas (como se titula un documental de la canadiense Netty Wild) siempre ha sido una excepción geográfica e histórica. Contamos con un libro canónico que lo relata admirablemente, Resistencia y utopía: memorial de agravios y crónica de revueltas y profecías acaecidas en la provincia de Chiapas durante los últimos 500 años de su historia, de Antonio García de León (1985). Rincón oscuro de la patria, Chiapas siempre fue gobernado desde el centro, lo cual es un decir, pues quedaba tan lejos que las noticias, las independencias, reformas, guerras y revoluciones llegaban atrasadas.

Antes tema exclusivo de la etnología, la arqueología, la fotografía costumbrista y alguna ocasional nota roja, a partir de 1994 corrió la tinta sobre y desde Chiapas. Sus comunidades de origen maya se rebelaron, logrando proyección internacional con un discurso convincente y nuevo. Por primera vez en la historia, el rincón más olvidado pasó a ocupar el centro de la agenda nacional. A tal grado que la ausencia de gobierno estatal se acentuó, pues la Presidencia de la República convirtió a Chiapas en el principal teatro de operaciones de guerra y contrainsurgencia, estableciendo en sus zonas y regiones militares un auténtico ejército de ejércitos.

Los gobiernos estatales, antes distantes y ahora peleles, siguieron brillando por su ausencia. Como recordaba el historiador Andrés Aubry, Emilio Rabasa gobernó Chiapas desde la Ciudad de México, casi desde el despacho de Porfirio Díaz. El desenvolvimiento del periodo revolucionario lo convirtió en tierra de caciques y terratenientes, más que una entidad federativa consolidada.

El estallido de 1994 puso en evidencia esta condición periférica. El último gobernador antes del alzamiento indígena, Patrocinio González Garrido, había intentado sustraerse del centro, y su presidente Carlos Salinas de Gortari se lo trajo para quitarle la corona de reyezuelo tropical, hacerlo tardío secretario de Gobernación y así acortarle la rienda. Este episodio es parte de la tragicomedia de la clase política chiapaneca (por llamarla de algún modo).

Hoy que una violencia brutal y pareciera que absurda azota precisamente las regiones indígenas de las montañas chiapanecas, resulta indispensable recordar qué abonó tal descontrol. La descomposición viene del incumplimiento de los Acuerdos de San Andrés de 1996 entre el gobierno federal y el EZLN y la interrupción definitiva de las más importantes negociaciones entre el Estado y los pueblos originarios de todo México en la historia, encabezados por las comunidades liberadas y en lucha por la autodeterminación.

domingo, octubre 03, 2021

NUTRINI: Nutrición para la lucha

#RecetarioDeResistencias las compas que producen esta bebida ancestral y saludable en Atenco, donaron 50kg en solidaridad con lxs desplazadxs y retornadxs en Chiapas. Por cada kilo que compres, el total de las ganancias se irá como apoyo solidario a las familias de lxs desplazadxs y retornadxs de la Organización Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal.

1kg 250 pesos

1/2kg 125 pesos

1. Haz tu pedido por whatsapp:

5533718774 y 5573946049

2. Deposita en la siguiente cuenta:

Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México A. C.

Scotiabank 

Cuenta: 00107853564

Clabe interbancaria: 044180001078535644

3. Recoge tu pedido en CDMX o Atenco- EDOMEX (info por WA)



domingo, septiembre 26, 2021

Sobreviviente de Acteal entrega Ariel de Oro a Ofelia Medina

Durante la 63 ceremonia de los Premios Ariel de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, que por segundo año se realizó de manera virtual, la actriz, directora y productora llamó a resistir en los difíciles momentos que se viven y agradeció el apapacho dorado que me anima a seguir transitando como desde hace 55 años. Recibió el galardón de manos de Guadalupe Vázquez Luna, quien el 22 de diciembre de 1997 sobrevivió a la matanza de 45 tsotsiles, entre ellos niños y mujeres embarazadas, perpetrada por paramilitares en Chiapas. Desde chiquita supe de Ofelia Medina, pero no sabía que era actriz, cuando llegaba a dar alimento a las comunidades indígenas, señaló. Foto La Jornada/ Ana Mónica Rodríguez

La actriz recibe el Ariel de Oro

La visión femenina llegó a enriquecer nuestras pantallas: Ofelia Medina

A finales de los años 60 era poca la presencia de mujeres detrás de cámaras, recuerda // Nueve estatuillas para Sin señas particulares


 
Periódico La Jornada
Domingo 26 de septiembre de 2021, p. 30

Durante la ceremonia 63 de los Premios Ariel, que se realizó por segunda ocasión de manera virtual, Ofelia Medina instó a resistir en los difíciles momentos que se viven, en una noche sabatina en que la cinta Sin señas particulares, de la directora Fernanda Valadez, se alzó con nueve estatuillas, entre ellas las de mejor dirección, mejor película y mejor actriz, que recayó en la figura de la actriz Mercedes Hernández.

La actriz, directora y productora, galardonada con el Ariel de Oro, el cual fue entregado por Guadalupe Vázquez Luna, sobreviviente de la masacre de Acteal, expuso: Recibir un premio por el trabajo siempre anima y se siente bonito que tu comunidad te abrace así, que no fue inútil, que nuestros compañeros lo reconocen, que es fantástico, porque nunca pensé que tantos hubieran votado por mí, gracias.

Medina subrayó en su discurso: Agradezco a mi comunidad cinematográfica por este dorado apapacho que me anima a seguir transitando como desde hace 55 años en que esta chamaca bailarina, huarachuda, rebelde, mal hablada y émula de Frida Kahlo llegó aquí a los estudios Churubusco.

Puntualizó: “Soy parte de aquella juventud rebelde que en 1968 formó un movimiento mundial que transformó nuestra sociedades y cine; así nació lo que llamamos el Nuevo Cine Mexicano. Así he ido de Churubusco a Tlatelolco; de la selva Lacandona al escenario; de la montaña de Guerrero a la alfombra roja; me quito las botas enlodadas y me pongo los stilettos”.

En 1968, recordó, el cine mexicano era prácticamente sin mujeres detrás de la cámara; delante estábamos las actrices, pero atrás Matilde Landeta, Adela Sequeyro, pocas guionistas y, por ahí empezó Marcela Fernández y también nuestra querida Bertha Navarro comenzó a producir cine independiente.

Es una gran satisfacción, prosiguió, que en 2021 en todas las categorías del Ariel hay mujeres y, en muchas de ellas, son mayoría; tuvimos que pasar una larga caminata. La visión femenina ha llegado a equilibrar y enriquecer nuestras pantallas; hacía falta y es necesaria. Hace pocos años me atreví a estar detrás de la cámara.

La conocimos en la selva

A su vez, Vázquez Luna, al entregar la estatuilla a la actriz, externó: Es un premio que te mereces desde hace mucho tiempo por tu trayectoria, pero sobre todo por tu trabajo, por tu esfuerzo; yo desde chiquita supe de Ofelia Medina, pero no tenía idea de que era actriz, llegaba para dar alimento a nuestros niñas y niños, a las comunidades indígenas que tienen tantas necesidades, que muchos no conocen, pero Ofelia sí y siempre está presente con el corazón en la mano; desde entonces hemos caminado juntas en este largo caminar de lucha, vida y estoy aquí representando a las personas que no ven televisión, cine, que no saben de esto; vengo en nombre de mi pueblo que está muy agradecido a entregar este galardón.

En la ceremonia, que se desarrolló de manera ágil y de forma virtual, también recibió el Ariel de Oro, el sonidista y productor Fernando Cámara. En esta edición, Sin señas particulares fue la película más galardonada con nueve estatuillas; mientras el documental Las tres muertes de Marisela Escobedo, de Carlos Pérez Osorio, obtuvo el Ariel, así como El agente topo (Chile), dirigida por Maite Alberdi, fue reconocida como mejor película iberoamericana.

sábado, septiembre 25, 2021

Exigen desactivar a grupos paramilitares y otros colectivos violentos en Chiapas

Marchan en la capital del país

Repudian megaproyectos de la actual administración como el Tren Maya y el Corredor Transístmico


 Integrantes del Congreso Nacional Indígena marcharon de Insurgentes y Reforma a la Secretaría de Gobernación.Foto Víctor Camacho
 
Periódico La Jornada
Sábado 25 de septiembre de 2021, p. 6

Integrantes de organizaciones indígenas y sociales marcharon ayer en el centro de la Ciudad de México para exigir que se desactiven los grupos paramilitares y otros colectivos responsables de actos violentos en Chiapas.

El contingente salió poco después de las 16 horas del cruce de Insurgentes y Reforma y caminó sobre Paseo de la Reforma, en medio de consignas en favor del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y del Congreso Nacional Indígena.

Los manifestantes estuvieron encabezados por miembros de la comunidad otomí residente en la Ciudad de México, quienes gritaron consignas como Chiapas, Chiapas no es cuartel, fuera Ejército de él y repudiaron la actuación del gobernador de esa entidad, Rutilio Escandón.

Los inconformes externaron su oposición a megaproyectos de la actual administración, entre ellos el Tren Maya, el Corredor Transístmico, el Aeropuerto Felipe Ángeles y la Refinería de Dos Bocas.

Al término de la caminata se realizó un mitin sobre avenida Bucareli, frente a la Secretaría de Gobernación, donde se denunció que en Chiapas existe un clima de guerra civil debido a que algunos grupos que se ostentan como organizaciones campesinas o civiles continúan hostigando a bases del EZLN.

Ayer mismo, un grupo de manifestantes tomó la representación del estado de Chiapas en la Ciudad de México, ubicada en Toledo número 22, colonia Juárez.

En un comunicado, los ocupantes subrayaron que “el origen del conflicto en Chiapas no son pobres matándose entre pobres. Son las empresas trasnacionales con finqueros encabezados por Rutilio Escandón. Por eso hoy volvemos a decir: ¡Basta del acoso a las comunidades zapatistas, basta de la paramilitarización del país y del saqueo indiscriminado de nuestros recursos!

Vamos a tomar esta casa, para que sirva de plataforma para denunciar cada uno de los atropellos y la violencia del Estado, y que sea un espacio de encuentro para voces diversas.