jueves, abril 27, 2017

Cumple 91 años la Normal Rural de Ayotzinapa

La institución, atenta a las inquietudes estudiantiles, afirma investigador
Sergio Ocampo y Juan Carlos G. Partida
Corresponsales
Periódico La Jornada
Jueves 27 de abril de 2017, p. 11
Esta semana la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, ubicada en Tixtla, Guerrero, cumple 91 años de haber sido fundada, señaló el maestro Orlando Garduño Jiménez, quien se ha dedicado en años recientes a investigar parte de la historia del plantel.
“Como la nueva enseñanza requería tierras para cultivo, el concejo municipal ofreció tres hectáreas y 3 mil 600 metros cuadrados para la construcción del edificio en la hacienda de Ayotzinapa, propiedad comunal (…) El primero de mayo del mismo año se colocó la primera piedra”, explicó.
Destacó que por esos años el interés del gobierno era formar maestros rurales que llevaran a las comunidades las técnicas más adelantadas sobre agricultura y ganadería, así como la necesaria preparación para desempeñar las funciones docentes.
Explicó que el gobierno imponía el requisito de que las nuevas escuelas nombradas regionales campesinas salieran de las ciudades y que en ellas se dispusiera de los terrenos suficientes para las prácticas de los alumnos.
Transformar las normales rurales de acuerdo con la nueva política educativa correspondió al entonces director Raúl Isidro Burgos. Él hizo las gestiones, pero los trámites gubernamentales eran muy lentos. Así nació este centro educacional prototipo en el país, relató.
Refirió que en 1935 se convocó a un primer Congreso de Estudiantes Campesinos de Guerrero, que se caracterizó por su radicalismo revolucionario, tendente a lograr mejores condiciones económicas, materiales y libertarias para los estudiantes. Desde entonces la Normal de Ayotzinapa siempre ha estado atenta a las inquietudes y problemas estudiantiles del país.
En Guadalajara, la Asamblea Popular de Jalisco Ayotzinapa somos Todos instaló ayer un plantón en plaza Liberación, en el centro de la capital tapatía, para conmemorar los 31 meses de la desaparición de los 43 normalistas y reiterar la exigencia de que se haga justicia a los alumnos de esa escuela y los miles de desaparecidos en el país.

miércoles, abril 26, 2017

La PF reprime con gas lacrimógeno a padres de normalistas de Ayotzinapa

  • De acuerdo con un reporte de los manifestantes, cinco personas resultaron lesionadas
  • Amnistía Internacional condena el uso excesivo de la fuerza; es una afrenta más en el caso Iguala
José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Miércoles 26 de abril de 2017, p. 9
Elementos de la Policía Federal (PF) que resguardan la seguridad en torno a la Secretaría de Gobernación lanzaron gases lacrimógenos en contra de padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, que pretendían realizar un mitin en la dependencia y buscaban un diálogo con el titular de la dependencia, Miguel Ángel Osorio Chong.
Los tres cartuchos lanzados por los policías provocaron el repliegue del grupo de más de medio centenar de personas, entre padres de familia, estudiantes, integrantes de organizaciones solidarias y representantes de los medios de comunicación, que sufrieron los efectos del gas.
Fue sobre la avenida Bucareli, poco antes de llegar al Reloj Chino, donde los agentes establecieron una línea de vallas metálica de casi tres metros de altura para impedir el paso a los manifestantes.
Tras su llegada al lugar, poco antes de las 11 horas, Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los normalistas, solicitó a los mandos policiacos una audiencia para que una comisión fuera recibida, de ser posible, por el secretario Osorio Chong.
Pasados casi 40 minutos y sin respuesta a su solicitud de audiencia, los padres y un grupo de estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa empezaron a golpear con piedras la valla metálica.
Por una pequeña rendija de la valla, uno de los policías roció con gas en spray el rostro de varios padres que estaban cerca.
Esta acción enardeció a los manifestantes, y un grupo de ellos, con el rostro cubierto, empezó a lanzar piedras al lado donde estaban los policías, y posteriormente arrojaron cuatro enormes cohetones, cuyo ruido retumbó a varias cuadras del lugar.
La policía respondió con el envío de tres bombas de gas –una de ellas devuelta a los elementos por los estudiantes–, que provocaron el repliegue de los presentes una cuadra atrás, hasta el cruce de Bucareli y Morelos, en medio del pánico y los agresivos efectos del gas en la piel, el rostro y vías respiratorias. Eran ya las 12 del día.
Padres de los normalistas y estudiantes muestran las bombas de gas lacrimógeno que les fueron lanzadas para dispersarlosFoto Alfredo Domínguez
De esta represión hay un saldo de cinco padres de familia que resultaron lesionados por los efectos del gas lacrimógeno. Ellos fueron agredidos con los gases a escasos centímetros de su rostro, lo que provocó lesiones que ponen en riesgo la vista y otros órganos del cuerpo, de acuerdo con los primeros reportes médicos, según reportaron los manifestantes en un comunicado emitido un par de horas después.
Decisiones políticas
Posteriormente, los padres y estudiantes cerraron la circulación vehicular para realizar un mitin. Ahí, Vidulfo Rosales responsabilizó al secretario Osorio Chong y a su dependencia de tomar las decisiones políticaspara no avanzar en las investigaciones del caso Iguala, y de estar más preocupado en su campaña política rumbo a las elecciones presidenciales de 2018 que en dar con el paradero de los normalistas.
Finalmente, casi a las 13:30 horas el contingente regresó en una marcha al campamento que mantiene desde la semana pasada frente a la Procuraduría General de la República, en Paseo de la Reforma.
La directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum, reprobó la acción policiaca y dijo que el uso excesivo de la fuerza en la manifestación por agentes del Estado es una clara violación de los estándares internacionales de derechos humanos y es una afrenta más a las familias y compañeros de los estudiantes, en un caso que no ha sido debidamente investigado por las autoridades mexicanas.

martes, abril 25, 2017

"Gasea" PF a padres de los 43 al intentar hacer mitin en Segob

El tiempo de Ayotzinapa, nuestro tiempo


Luis Hernández Navarro
D
e pie, delante de un librero, vestido con suéter azul marino, un joven de 87 años sostiene una pancarta con ambas manos, en la que envía un mensaje directo: Mi solidaridad con las familias de los normalistas de Ayotzinapa y de los sacerdotes asesinados y desaparecidos en Guerrero. Nos faltan 43 y más.
El hombre solitario que aparece en la foto del cubículo académico se llama Noam Chomsky. Es, a un tiempo, uno de los más prominentes lingüistas y uno de los más destacados intelectuales públicos del mundo.
Una distinguida dama de 84 años, pelo color platino y chaqueta roja, muestra un cartel con las fotos de los 43 normalistas desparecidos, y la consigna: ¡Vivos se los llevaron! ¡Con vida los queremos ya! Está acompañada de familiares de los muchachos y por estudiantes de la Raúl Isidro Burgos. He recordado mi misma historia, la historia de mis compañeras las abuelas, que con lágrimas de no saber qué hacer empezamos la búsqueda, dice a los asistentes a un acto de solidaridad.
La mujer que defiende a los desaparecidos mexicanos es Estela Carlotto, la presidenta de la asociación argentina Abuelas de Plaza de Mayo. Sabe de qué habla. Durante 36 años buscó a su nieto, después de que su hija fue desaparecida y asesinada por la dictadura militar. Finalmente lo encontró.
El 8 de octubre de 2014, un pensador de 82 años, con pantalón y camisa de mezclilla se retrató en la Piazza Cardusio de Milán, Italia, rodeado de un grupo de unos 40 hombres y mujeres que enarbolan una bandera mexicana y varios carteles escritos a mano con exigencias en español e italiano. Uno reza: Basta de violencia en nuestro México. Protegido del frío otoñal por una larga chamarra café, carga una bolsa llena de libros y papeles.
El personaje de la fotografía es el semiólogo Umberto Eco. Año y medio más tarde falleció. La protesta en la que aparece fue convocada para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala. Allí, el autor de El nombre de la rosa leyó cada uno de los nombres de los normalistas.
En otra instantánea, un escritor argentino de 89 años, rodeado de plantas, con sus lentes y un vaso con un poco de vino sobre una mesa a su costado, muestra una cartulina escrita a mano con colores diferentes que dice: Nos faltan... 43.
La figura de la fotografía es Osvaldo Bayer, autor de un libro de culto: La Patagonia rebelde. Perseguido por los militares golpistas de su país, perdió todos sus bienes y tuvo que exiliarse en Alemania durante ocho años. Otros amigos suyos, como Haroldo Conti y Rodolfo Walsh, no pudieron hacerlo.
Estos cuatro retratos de Chomsky, Carlotto, Eco o Bayer, con sus rústicas cartulinas manuscritas no dicen que faltan 43 estudiantes. Afirman que NOS faltan 43. Nos faltan a todos.
Ese NOS (así, con mayúscula) es parte de una historia excepcional, que va más allá del compromiso individual de estos cuatro grandes pensadores contemporáneos: la de cientos de miles de personas en todo el planeta a las que la tragedia de Iguala sacudió y conmovió. Hombres y mujeres que, a pesar de hablar en los más diversos idiomas y vivir en los lugares más remotos, han vencido la maldición de la Torre de Babel para decir a los familiares de los muchachos desaparecidos que no están solos en su búsqueda, que ellos los acompañan en su dolor y en su lucha.
Se trata de una historia de indignación y rabia, de solidaridad y fraternidad, a un tiempo perdurable y entrañable. De una historia que hoy, gracias al libro El tiempo de Ayotzinapa, de Carlos Martín Beristain, puede comprenderse mucho mejor.
A contracorriente de la narrativa oficiosa que busca difundir y legitimar la verdad históricaEl tiempo de Ayotzinapa esclarece lo que verdaderamente sucedió con los normalistas la noche del 26 de septiembre y los días siguientes. Ante el camuflaje y la falsificación de los hechos promovidos desde el poder, el libro ordena y da sentido a la información disponible.
La tarea es doblemente compleja. Primero, porque de por sí esos son los modos de los encargados de la procuración de la justicia en el país. Y segundo, porque estamos ante un caso de desapariciones forzadas. Y, como advierte el autor, la misma desaparición forzada es una estrategia de confusión, en la que se oculta no sólo el destino del detenido, sino el propio hecho. Una estrategia en que la verdad se convierte en territorio en disputa como en ningún otro lado, en una especie de arena movediza.
El tiempo de Ayotzinapa habla desde la aflicción de las víctimas. “Sin entender el dolor de la desaparición forzada –escribe Carlos Beristain–, no hay investigación posible, ni relación con los familiares que la acompañe”. Lo hace escuchando a las víctimas y confiando en su palabra. “Para mí –dice al describir tiempos de confusión– está claro que los estudiantes dicen la verdad”.
El tiempo de Ayotzinapa es un libro de libros, en el que discurren y se engarzan diferentes relatos organizados alrededor de un eje común: el de la noche de Iguala. Es una crónica sobre lo sucedido el 26 y 27 de septiembre de 2014, sobre la que se monta una nueva Divina comedia,que nos conduce a través de los círculos del infierno de la desaparición forzada en México.
El tiempo de Ayotzinapa hace el milagro de traducir los términos supertécnicos de informes forenses y expedientes judiciales a un lenguaje comprensible. Lo hace dejando en claro la responsabilidad en los hechos y en el ocultamiento de la información de muy poderosos funcionarios públicos, sin estridencias ni denuncias flamígeras.
A pesar de ser un relato sobre el dolor y de que el libro duele, no hay en El tiempo de Ayotzinapa signo alguno de literatura plañidera. Beristain es capaz de encontrar esperanza en la tragedia, optimismo en el infortunio. Nombrando lo intolerable, cuida poner siempre por delante la extraordinaria capacidad de resistencia creativa de padres y estudiantes. El resultado final es conmovedor y entrañable.
La lectura de El tiempo de Ayotzinapa puede ser una forma altamente provechosa de celebrar los 91 años de la Normal Raúl Isidro Burgos, de recordar nuestro tiempo.
Twitter: @lhan55

lunes, abril 24, 2017

Marcha: 26 de abril


Se les invita a todas las organizaciones sociales, colectivos y público en general a una marcha por los 91 Aniversario de nuestro glorioso Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa y por la presentación con vida de nuestros 43 compañeros desaparecidos, para el 24 de Abril del presente año empezando en el Monumento a la Revolución, Ciudad de México.

Convocamos otra marcha para el 26 de Abril del presente año por el cumplimiento 31 meses de la desaparición forzada de nuestros 43 compañeros. Empezando en Antimonumento de +43 hasta el Hemiciclo a Juarez, Ciudad de México.

Ni avances ni resultados concretos en el caso Ayotzinapa: padres de familia

Acusan a la SG de buscar el cierre de las investigaciones
Marcha en Paseo de la Reforma por los 43 normalistas desaparecidosFoto Víctor Camacho
José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Lunes 24 de abril de 2017, p. 7
Los avances y resultados concretos en la investigación sobre el paradero de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa son indispensables para levantar el plantón indefinido que se mantiene desde el pasado jueves frente a la Procuraduría General de la República (PGR), advirtieron padres y madres de los normalistas.
A casi 31 meses de la desaparición, ocurrida el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, este domingo los padres de familia y más de un centenar de alumnos de esa normal marcharon del Ángel de la Independencia al antimonumento +43, en el cruce de Paseo de la Reforma y Bucareli, donde se realizó un mitin.
Primero durante el recorrido, y luego en el mitin, se ratificó que el plantón permanecerá indefinidamente frente a la PGR en exigencia de ‘‘resultados concretos’’ en torno a cuatro puntos esenciales para la investigación, además de que no regresarán a ‘‘reuniones estériles’’ con el procurador Raúl Cervantes.
Entre las exigencias está la detención de los policías municipales de Huitzuco y agentes de la Policía Federal que participaron en la detención de los jóvenes normalistas la noche y madrugada de su desaparición, y la apertura de una ‘‘línea de investigación a fondo’’ de los militares del 27 batallón de infantería –de Iguala– que estuvieron en diversas escenas de los hechos.
Otro de los puntos es una investigación clara y profunda del trasiego de droga que existe, con complicidad de autoridades del gobierno, entre las ciudades de Iguala y Chicago, y que pudo ser el móvil de la agresión y desaparición de los normalistas.
Vidulfo Rosales, abogado de los padres de familia, señaló que la falta de resultados no se debe a la incapacidad del Estado mexicano, sino a una ‘‘estrategia política’’ ejecutada desde la Secretaría de Gobernación para ‘‘cerrar definitivamente el caso’’.
Acusó directamente el secretario Miguel Ángel Osorio Chong de querer dar carpetazo al insistir en la llamada ‘‘verdad histórica’’.

sábado, abril 22, 2017

Desaparición forzada, inoperancia institucional


E
l representante adjunto de la Oficina del Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jesús Peña, calificó ayer de aterradoras las dimensiones que la desaparición de personas ha cobrado en México. El funcionario externó su preocupación por el hecho de que durante los recientes 10 años han sido halladas más de 855 fosas clandestinas y en sólo cuatro entidades se encontraron 35 mil restos humanos. En este sentido, Mario Arturo Álvarez Torrecilla, de la división científica de la Policía Federal, reconoció que el tema ha rebasado a todas las instituciones y que ningún organismo cuenta con un cálculo confiable de personas desaparecidas, no localizadas o fallecidas, por lo que se desconoce el alcance real de este flagelo.
De acuerdo con las cifras oficiales provisionales, hasta el año pasado 29 mil 917 personas se encontraban desaparecidas, de las cuales 3 mil 803 fueron reportadas durante 2016, lo que significa un repunte importante de este problema, con más de 10 víctimas cada día.
Una muestra de la inoperancia institucional en esta materia tan grave es que a más de dos años y medio de los hechos continúe sin esclarecimiento el más emblemático de los casos de desaparición forzada de nuestro país, el de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, sustraídos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, durante una serie de ataques en los que perdieron la vida seis personas y varias más resultaron heridas de distinta gravedad. Como denunció ayer el Mecanismo de Seguimiento de las recomendaciones formuladas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, existe una notoria falta de celeridad en la búsqueda de los 43 jóvenes y en el seguimiento de las líneas de investigación sugeridas por el GIEI como resultado de su trabajo en el caso.
De particular gravedad para el organismo resulta la insistencia de la Procuraduría General de la República (PGR) en sostener públicamente la versión propagada por el ex procurador Jesús Murillo Karam como verdad histórica, a saber: que los normalistas habrían sido asesinados esa misma noche por una célula del crimen organizado e incinerados en el basurero de Cocula. Como señalan los integrantes del Mecanismo de Seguimiento, no sólo se ha demostrado la inviabilidad científica de esa versión, sino que la propia procuraduría admite en privado que no se encuentra realizando ninguna diligencia a partir de ese supuesto, por lo que mantenerla como postura oficial ante la sociedad constituye una afrenta a las víctimas y sus familiares y la dilación en la búsqueda de los estudiantes y el esclarecimiento pleno de los hechos.
Más allá del deplorable manejo que el caso Ayotzinapa ha recibido por las autoridades de los tres niveles de gobierno, existen graves rezagos institucionales que lastran la imperiosa búsqueda y localización de todas las personas cuyo paradero se desconoce. Estas carencias incluyen la escasez de profesionales en la materia –en todo el país únicamente se cuenta con 48 peritos en antropología forense, 20 de los cuales radican en la capital–, la falta de capacitación en los protocolos debidos del personal policiaco, la asignación de los recursos necesarios para la adquisición y mantenimiento del equipo y las instalaciones técnicas que garanticen un mínimo de certeza científica en el trabajo forense.
Sin embargo, ninguno de estos aspectos podrá subsanarse –o hacerlo resultará irrelevante– mientras no exista una auténtica voluntad política entre las autoridades para poner fin a una situación insoportable. Ubicar a las miles de personas desaparecidas es no sólo un imperativo ético ante las familias que atraviesan por esa tragedia, sino requisito para restaurar un mínimo de credibilidad en la labor de las instituciones.

Plantón por los 43

Los de abajo
 Plantón por los 43 
Gloria Muñoz Ramírez
L
os padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala hace más de 30 meses dan muestras de una fortaleza única. La convicción y el amor los tienen de pie, sin descanso. Son ellos y ellas quienes siguen al frente de la búsqueda de la verdad. No saben qué pasó, pero sí saben qué no pasó, y eso los mantiene con el ánimo en alto.
Estos días están de nuevo en plantón indefinido frente a la Procuraduría General de la República (PGR). Ahí, bajo cuatro carpas colocadas frente a la institución que les ha dado la espalda, exigen respuestas sobre el paradero de sus hijos. Los acompañan quienes, como ellos, no se rinden, gente con la que hoy conforman una nueva familia, los y las que practican eso de no están solos.
Exigen que la PGR continúe las investigaciones bajo la línea que marcó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y que descarte por completo la verdad histórica que concluyó el gobierno mexicano, en cuanto a que los estudiantes fueron quemados en un basurero en Cocula, lo que resultó científicamente falso. Protestan también contra el amparo que se le otorgó al ex subprocurador Tomás Zerón, quien, como se comprobó, sembró evidencia.
El abogado del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales, explicó que las exigencias son: el inicio de una investigación formal contra elementos del Ejército adscritos al 27 Batallón de Infantería de Iguala, la detención de los policías de Huitzuco, identificados como responsables de conducir al menos a 25 jóvenes hacia ese municipio, así como a policías federales que fueron testigos de la detención ilegal. Exigen también una investigación contra el ex gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero, y el fiscal de entonces, Iñaki Blanco Cabrera, acusados de permitir la evasión de altos mandos policiacos y del grupo criminal Guerreros Unidos.
Ya no se puede seguir con un diálogo ficticio, con el que quieren entretenernos para administrar el conflicto. Ellos no quieren que la verdad sobre los 43 de Ayotzinapa los afecte en las elecciones de 2018, expresó Rosales.
Y así, mientras la PGR, Gobernación y Relaciones Exteriores afirman que en días recientes los enviados de la CIDH ‘‘recibieron información detallada’’ sobre las investigaciones oficiales, el mecanismo de seguimiento del organismo internacional declaró que el paradero de los normalistas aún es desconocido debido a la falta de celeridad del gobierno en las actividades de búsqueda y en el esclarecimiento efectivo de las diferentes líneas de investigación señaladas por el GIEI.
No hay descanso.

Equipo de la CIDH cuestiona lentitud del gobierno para buscar a normalistas

  • Lamenta que el Estado siga reivindicando la llamada verdad histórica
  • Para el Mecanismo de Seguimiento es indispensable profundizar en varias líneas de investigación
Paulo Abrao y Esmeralda Arosemena, integrantes del Mecanismo de Seguimiento a las recomendaciones hechas por el GIEI al caso IgualaFoto María Luisa Severiano
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Sábado 22 de abril de 2017, p. 4
La falta de celeridad de las autoridades mexicanas en la búsqueda de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa desaparecidos y en la exploración de las diversas líneas de investigación sobre este caso resulta preocupante, señaló el Mecanismo de Seguimiento de las recomendaciones formuladas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).
De igual forma, los integrantes de dicho organismo lamentaron que el gobierno siga reivindicando públicamente la llamada verdad histórica –según la cual los estudiantes fueron asesinados y posteriormente sus restos incinerados en el basurero de Cocula–, cuando dicha hipótesis no tiene bases científicas y cuando funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) dicen en privado que no es su indagatoria principal ni han hecho diligencias recientes para reforzarla.
En un encuentro con los medios de comunciación, la coordinadora del Mecanismo, Esmeralda Arosemena de Troitiño, y el secretario ejecutivo de esa misma instancia, Paulo Abrao, dieron a conocer un posicionamiento sobre la segunda visita oficial que realizaron al país, la cual comenzó el pasado miércoles y concluyó ayer.
Además de la tardanza de las autoridades en buscar a los normalistas y agotar todas las líneas de investigación, resaltaron que hasta la fecha no hay ninguna persona acusada por el delito de desaparición forzada, y que desde diciembre de 2015 no se ha presentado ninguna nueva acusación.
Sobre el tema de la llamada verdad histórica, enfatizaron que al seguir reivindicando esta línea de investigación –cuya validez científica ha sido cuestionada por diversas organizaciones nacionales e internacionales–, el gobierno mexicano provoca una distancia frente a las víctimas y sus familiares y pone en riesgo la búsqueda de verdad y justicia en este caso.
Como puntos positivos de la actuación gubernamental, la comisión de seguimiento destacó el uso de tecnología Lidar para la búsqueda de los 43 estudiantes, los avances en la investigación de la telefonía de los normalistas y el establecimiento de un cronograma para tomar declaraciones de otros involucrados en el caso, así como avanzar en diversos puntos de la indagatoria que aún no están del todo claros.
Por todo lo anterior, el organismo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llamó al gobierno a profundizar con urgencia en la línea de investigación sobre la posible relación de los hechos con el tráfico de drogas de Guerrero a Estados Unidos a través de autobuses de pasajeros, así como a priorizar las diligencias en relación con el llamado quinto autobús.
De igual forma, consideró prioritario que el Estado determine quiénes son los personajes denominados El Caminante y El Patrón, quienes aparecen de forma constante en las llamadas telefónicas de quienes detuvieron a los normalistas, y profundice la investigación del papel del Ejército Mexicnao en los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014.
Consultado sobre el hecho de que el gobierno siga defendiendo la verdad histórica, pese a que dicha hipótesis ha sido refutada por diversos especialistas, Abrao consideró que la pregunta no es por qué las autoridades la siguen reivindicando, sino por qué no la han descartado totalmente. Además, manifestó su extrañeza de que la propia PGR admita en privado que esa línea de investigación no es la más importante para ellos.
Nosotros escuchamos de las autoridades de la PGR dos afirmaciones bastante claras: la primera, que esta no es la línea oficial de ellos, y después, que no hay ninguna línea de investigación o diligencia realizada sobre esa tesis en los tiempos recientes, indicó.

viernes, abril 21, 2017

Ante ‘‘falta de resultados’’, padres de los 43 realizan plantón indefinido en la PGR

Los avances que nos manifiestan son nulos; intocados, militares y policías, lamentan
Familiares de los estudiantes desaparecidos se manifestaron ayer en Paseo de la ReformaFoto Roberto García Ortiz
Fernando Camacho y César Arellano
 
Periódico La Jornada
Viernes 21 de abril de 2017, p. 5
Los padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos se instalaron en plantón por tiempo indefinido frente a la sede de la Procuraduría General de la República (PGR), luego de que la reunión realizada ayer entre sus representantes legales y las autoridades de dicha institución terminara sin resultados satisfactorios.
‘‘Los avances que ellos (la PGR) presentan son nulos. Respecto de la investigación al Ejército, no se tocó absolutamente nada; sobre la detención o consignación de los policías de Huitzuco (que supuestamente participaron en la desaparición de los jóvenes), no reportan avances’’, lamentó Vidulfo Rosales, abogado de los padres de familia.
‘‘Dicen lo mismo de siempre: que se está investigando, que se están reuniendo elementos, pero en ese ejercicio se han llevado un año. En el tema de la telefonía (celular de los normalistas, que seguía activa aun después de su desaparición), igual: no reportan el mínimo avance’’, recalcó.
El litigante subrayó que los padres y madres de los estudiantes desaparecidos desde hace 30 meses le exigen a la PGR que haga un pronunciamiento público en el que diga que no hay ‘‘verdades establecidas’’ sobre el tema, sino varias líneas de investigación abiertas que deben ser agotadas y exploradas, pero el titular de la institución, Raúl Cervantes Andrade, fue ‘‘ambiguo’’ en su respuesta.
Antes del inicio del plantón, los familiares y compañeros de los normalistas realizaron una marcha del llamado Antimonumento a los 43 a la PGR, en la cual exigieron que el gobierno mexicano investigue a los militares y policías de Huitzuco que hayan estado supuestamente involucrados en la agresión contra los estudiantes.
De igual forma, pidieron investigar la responsabilidad del ex gobernador guerrerense Ángel Aguirre y de su fiscal general, Iñaki Blanco, en los hechos ocurridos la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014.
Por la tarde, los padres y madres de los normalistas se reunieron con los integrantes del mecanismo de seguimiento de las recomendaciones elaboradas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, encabezado por la relatora especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para México, Esmeralda Arosemena de Troitiño, quienes darán hoy una conferencia de prensa.
Vidulfo Rosales explicó que en el encuentro de ayer los padres de familia le solicitaron a los miembros del grupo de seguimiento que continúen con su labor de supervisión, y que le reiteren al gobierno mexicano la exigencia de que incluya a militares y policías de Huitzuco en su indagatoria, además de considerar todas las líneas de investigación, en vez de sólo defender la llamada ‘‘verdad histórica’’.
Por su parte, la PGR y las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores emitieron un comunicado conjunto en el cual destacaron que los enviados de la CIDH ‘‘recibieron información detallada’’ sobre las investigaciones oficiales, y reiteraron su compromiso con el organismo interamericano.

jueves, abril 20, 2017

Marcha por Ayotzinapa: 20 de abril


Insiste Zerón de Lucio en avalar la verdad histórica del caso Ayotzinapa

El funcionario es investigado por presuntamente sembrar pruebas
Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Jueves 20 de abril de 2017, p. 11
Las conclusiones de la investigación oficial sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa no van cambiar en nada, hagamos lo que hagamos, advirtió Tomás Zerón de Lucio, ex director de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR).
–¿Nunca se sabrá qué sucedió con los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa?
–Creo que está en el expediente. Necesitamos terminar algunas diligencias... perdón, necesita la PGR terminar algunas diligencias pendientes y con eso comenzaremos a cerrar el tema –respondió.
Entrevistado en el Senado, donde participó en un seminario sobre seguridad nacional, Zerón de Lucio dijo que no está preocupado por la investigación que el órgano de control interno de la PGR inició en su contra el año pasado, a raíz del segundo informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el que se le responsabiliza de irregularidades en el caso Ayotzinapa.
En ese segundo informe, el GIEI documentó que Zerón participó en diligencias que no constan en la averiguación previa sobre los normalistas, desaparecidos en Cocula, el 26 de septiembre de 2014. Entre ellas una visita al río San Juan, en Cocula, donde se ve al personal de la PGR que lo acompaña con bolsas de plástico iguales a las que un día después buzos sacaron de ese río, con los restos del estudiante Alexander Mora.
A raíz de ello, los padres de los normalistas acusaron a Zerón de sembrar esos restos, como parte de la estrategia para sustentar la tesis del entonces titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, de que los estudiantes fueron cremados en el basurero de Cocula.
Ayer, Zerón de Lucio, actual secretario técnico de la Comisión de Seguridad Nacional, aseguró que actuó siempre conforme a derecho y los señalamientos del GIEI se debieron a que los expertos no tenían la información completa, la que se encuentra en más de 270 tomos de la investigación sobre el caso Ayotzinapa.
Ahí está mi actuar, conforme a derecho. Hay oficios que así lo manifiestan y la verdad no estoy preocupado. Creo que llegará un momento en el que no hay para dónde movernos y tengamos que dar una resolución y como siempre lo he dicho, que quien sea culpable, sea castigado.
–¿Usted avala la llamada verdad histórica?
–Al cien por ciento. No va a cambiar en nada, hagamos lo que hagamos sobre ese tema. La investigación va a seguir exactamente igual.

martes, abril 11, 2017

Padres de los 43 protestarán frente a la PGR


Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Martes 11 de abril de 2017, p. 8
Melitón Ortega, padre de uno de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, aseguró que a más de 30 meses de los lamentables hechos ocurridos en Iguala no hay ninguna respuesta del gobiernorespecto de lo sucedido el 26 y 27 de septiembre de 2014.
Al participar en una conferencia de prensa realizada por el movimiento El Campo es de Todos, con motivo del 98 aniversario luctuoso de Emiliano Zapata, anunció que a partir del 20 de este mes padres de los 43 estudiantes se manifestarán a las afueras de las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR).
Tras señalar que se experimenta una tortura al tener un familiar desaparecido, convocó a no olvidar que no se ha terminado el caso Ayotzinapa, a que no olviden que faltan 43 estudiantes de la normal.
Respecto de la ley de seguridad interior, criticó la iniciativa porque dará libertad al Ejército para andar en las calles, para desaparecer y asesinar personas que luchan por la defensa de sus derechos humanos y recursos naturales.
Al encuentro campesino acudió una comisión de tres padres de los normalistas de Ayotzinapa.
Engaño
Ortega aseguró que desde un principio ha habido una actitud de engaño y de mentiras, y criticó que no haya ningún avance en las líneas de investigación planteadas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)
Mencionó que en su segundo informe dicho grupo expuso “20 líneas de investigación, algunas de las cuales son recomendaciones.
“La primera línea tiene que ver con el tema del Ejército Mexicano, que estuvo en todo momento en la agresión y desaparición de los estudiantes. Ellos tienen videos, grabaciones de las cámaras de seguridad de las avenidas de la ciudad de Iguala. Cuentan con información de manera directa porque estuvieron presentes en todo momento.
“La segunda es sobre la telefonía de todos los implicados: de los estudiantes. En todos esos momentos hubo llamadas, hubo mensajes, por eso le exigimos al gobierno que concluya con ese análisis para que sepamos quiénes fueron los que dieron la orden de desaparecer a los 43 jóvenes.
La otra es la del autobús. Esa línea que sale de Iguala a Chicago, con el traslado de droga. Eso está comprobado porque hay antecedentes (...) y la consignación de los policías federales y municipales de Huitzuco.

domingo, abril 09, 2017

Cierre de la Campaña en Defensa de la Madre Tierra

El próximo lunes 10 de abril, frente a la SCJN, organizaciones y movimientos invitan al cierre de la Campaña Defensa MadreTierra.
Acompañemos y aprendamos de los pueblos y comunidades que resisten al despojo y depredación. Porque todas y todos somos tierra, vivimos en ella, la amamos y dependemos de ella.



sábado, abril 08, 2017

Mexicanos podrán perder la vida, pero nunca la dignidad frente al Estado: Boaventura de Sousa


El Estado “ya no sabe matar una sola vez, sino que tiene que matar dos veces”, señaló el Doctor Honoris Causa
Javier Sicilia comparó a México con los campos de concentración nazis
Padres de los normalistas desaparecidos son “el rostro de la reserva moral de este país”: Sicilia
El Estado “ya no sabe matar una sola vez, sino que tiene que matar dos veces. Tiene que matar, destruir la vida, y después destruir la dignidad con la mentira. Un Estado débil es el que tiene que matar dos veces, para estar seguro de que mata”.
Así lo señaló el pensador portugués Boaventura de Sousa Santos, nuevo Doctor Honoris Causa por la Universidad Iberoamericana, en un encuentro con los padres de familia de Miguel Ángel Hernández Martínez y César González Hernández, estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.
“Los mexicanos son mejores que su Estado, pero muchísimo mejores. Porque perderán la vida, pero nunca la dignidad”, añadió.
En el encuentro también participó el poeta y activista Javier Sicilia, quien debido a los descubrimientos de fosas clandestinas en Veracruz y Morelos, comparó a México con los campos de concentración nazis, además de señalar a los padres de los estudiantes desaparecidos como “el rostro de la reserva moral de este país”.
Durante su visita a la IBERO, los familiares de Miguel Ángel Hernández Martínez y César González Hernández reconocieron la labor realizada por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), pues permitió echar abajo la versión oficial que indicaba que los normalistas desaparecidos habían sido quemados en un basurero de Cocula, Guerrero.
A su vez, Mario González Contreras, padre de César González Hernández, subrayó que ninguno de los familiares está dispuesto a aceptar una compensación económica, pues lo que ellos buscan la verdad y la justicia, así como castigo a los culpables intelectuales y materiales.
“Nuestro delito es ser pobres, no tener dinero para mandar a nuestros hijos a una escuela de paga. Y el delito de nuestros hijos es tener a unos padres humildes”, dijo la madre de César González Hernández.
Por su parte, Mary Martínez, madre de Miguel Ángel Hernández Martínez, agradeció el apoyo de la sociedad en el largo y duro camino en la búsqueda de sus hijos.
Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

jueves, abril 06, 2017

Una burla, el recorrido del Ejecutivo

El Frente en Defensa de la Tierra exige parar las obras
César Arellano García
 
Periódico La Jornada
Jueves 6 de abril de 2017, p. 11
Integrantes del Frente en Defensa de la Tierra, la Identidad y la Vida calificaron de burla y cinismo el recorrido que realizaron el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila, por terrenos donde se construye el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Cuidad de México, y exigieron al gobierno federal parar la construcción, ya que el megaproyecto está afectando el patrimonio de comunidades, ejidos y pueblos originarios.
En entrevista, Ignacio del Valle, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, y Octavio Jiménez, del municipio de Tezoyuca, lamentaron que además las autoridades no tomen en cuenta la devastación de flora y fauna, ni las opiniones de académicos e investigadores que aseguran que los terrenos de Texcoco, en los límites con la Ciudad de México, donde se planea construir la terminal aérea, tienen riesgos de hundimiento y agrietamiento, pues es una zona lacustre.
Siguen avanzando en la edificación que está afectando a nuestras comunidades. Pero no sólo eso, algunos son reprimidos por oponerse al proyecto. La semana pasada agredieron a los pobladores de San Luis, porque hay muchos intereses y ambición detrás de la construcción del aeropuerto.
Agregaron que en las semanas recientes se han reunido con varias autoridades, entre ellas con las del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, a quienes expusieron todos los daños de impacto ambiental por la obra.
El megaproyecto implica la desaparición de cientos de especies animales y vegetales, así como acuáticas endémicas, como el ahuautle y el ajolote. Explicaron que además se está violando la Ley de Conservación de Aves Migratorias Neotropicales.
Anunciaron que al regreso del periodo vacacional continuarán las mesas de diálogo con las autoridades. Todo lo están haciendo a escondidas; es una vergüenza que actúen así en lugar de visitar los pueblos afectados del estado de México e Hidalgo, como Texcoco, Tizayuca, Temascalapa, Tezoyo y Ecatepec.

miércoles, abril 05, 2017

Un gobierno débil mata dos veces, afirma Boaventura de Sousa Santos

Familiares de los 43 le entregan informe del GIEI
César Arellano
 
Periódico La Jornada
Miércoles 5 de abril de 2017, p. 7
Un gobierno débil es aquel que debe matar dos veces hasta estar seguro de que lo consiguió: primero, destruyendo una vida, y después haciendo pedazos la dignidad con la mentira, afirmó Boaventura de Sousa Santos, especialista en temas sociales y políticos en Latinoamérica, en relación con la verdad histórica del caso Iguala.
En tanto, familiares de los 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa desaparecidos reconocieron la labor que realizó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en México durante casi dos años. Con sus investigaciones echaron abajo la versión oficial de que nuestros hijos fueron quemados en el basurero de Cocula.
Durante el coloquio internacional En la encrucijada del Norte y el Sur,que trabaja desde el lunes en mesas de diálogo en la Universidad Iberoamericana (Uia), Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, dijo que en el México contemporáneo de los 30 mil desaparecidos, donde la tortura es generalizada y la impunidad alcanza 99 por ciento, las víctimas de la violencia y violaciones a derechos humanos dan cuenta de que las garantías siguen siendo útiles para nombrar la injusticia y las aspiraciones de verdad y reparación.
Una mirada al movimiento de familiares de personas víctimas de desaparición forzada muestra la vigencia de los derechos humanos como herramienta de cambio y nos enfrenta al gran desafío de pensarlos desde sus experiencias. Agregó que un aporte del movimiento de personas desaparecidas ha sido destapar en muchas regiones del país los cementerios clandestinos.
El sociólogo portugués Sousa Santos dijo a los padres de los normalistas que son garantes de la sociedad. Están luchando no sólo por la vida y por encontrar a sus hijos, sino por los nuestros. Son representantes de la vida de todos. Humildemente debemos juntarnos por ellos y nosotros no vamos a desistir hasta encontrar justicia. Si quisieran desistir no podríamos dejarlos, porque aquí se juega la vida y la dignidad humana.
Durante el acto, celebrado en el auditorio José Sánchez Villaseñor de la Uia, Javier Sicilia comparó a México con los campos nazis de Auschwitz, por los recientes descubrimientos de fosas clandestinas en Veracruz y Morelos.
Los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa entregaron a De Sousa Santos los informes finales del GIEI. Este miércoles concluye el coloquio y la Uia investirá al portugués con el doctorado honoris causa.

lunes, marzo 27, 2017

Hay clara intención de dar carpetazo a Ayotzinapa, señala abogado de los padres

Osorio Chong quiere cerrar el caso para no afectar su candidatura, afirma
Padres de los 43 normalistas desaparecidos hace 30 meses en Iguala, Guerrero, e integrantes de organizaciones civiles marcharon ayer del antimonumento +43 al Hemiciclo a JuárezFoto Marco Peláez
José Antonio Román y Juan Carlos G. Partida
Reportero y corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 27 de marzo de 2017, p. 11
Al insistir en la verdad histórica del basurero de Cocula, a 30 meses de la desaparición de los 43 normalistas, el gobierno federal ha pasado de la estrategia de administrar y prolongar el tema, como ha hecho durante todo este tiempo, a una clara intención de darle carpetazo.
Además, los padres de los 43 jóvenes y sus abogados responsabilizaron de manera directa al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de pretender cerrar el caso y de esta forma tratar de reducir los costos políticos a su candidatura en las elecciones presidenciales de 2018.
Hay un viraje en la posición del gobierno federal, que ha pasado de administrar nuestro caso a un cierre total de las investigaciones, pensando que eso traerá menos costos políticos en sus pretensiones de llegar a la Presidencia, dijo Vidulfo Rosales, abogado de los padres.
Explicó que esta posición se hizo evidente en la pasada reunión de las partes en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que el subsecretario de Gobernación, Roberto Campa, regresó a la llamada verdad histórica e incluso lanzó la pregunta de que si los padres estarían dispuestos a aceptar (que los estudiantes fueron ejecutados e incinerados en el basurero de Cocula) como línea de investigación.
Entrevistado en el contexto de una marcha realizada por los padres de los 43 y diversas organizaciones civiles, el abogado advirtió que este asunto será una piedra grande en el zapato de Osorio Chong durante su campaña. Será una huella indeleble que siempre estará con él, sentenció.
Adelantó que del 20 al 24 de abril la comisionada Esmeralda Arosemena, relatora para México y responsable directa del mecanismo de seguimiento del caso Ayotzinapa en la CIDH, visitará nuestro país, a fin de continuar su tarea en torno a las investigaciones.
Sobre el diálogo con la Procuraduría General de la República, explicó que todavía no hay un rompimiento claro, pero la valoración es que no podemos ir a una reunión en esas condiciones. Para los padres, la hipótesis de la verdad histórica no tiene ningún sustento científico, como demuestran los peritajes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes y del Equipo Argentino de Antropología Forense.
El recorrido total de la marcha por 30 meses de la desaparición de los jóvenes –ocurrida el 26 y 27 de septiembre de 2014– se realizó bajo la lluvia, del antimonumento +43, en el cruce de Reforma y Bucareli, al Hemiciclo a Juárez, donde efectuaron un mitin en exigencia de justicia y regreso con vida de los normalistas.
En Guadalajara, Jalisco, colectivos ciudadanos se manifestaron para insistir en el esclarecimiento, la verdad y la justicia por este caso impune, además de rechazar la posible aprobación de la ley de seguridad interior.
Manifestantes organizados en el colectivo Ayotzinapa Somos Todos se ubicaron en las inmediaciones del mercado Libertad, en el barrio San Juan de Dios. Corearon consignas y portaron una bandera nacional ensangrentada y enormes mantas que exigían la salida de Enrique Peña de la Presidencia y con la leyenda Ayotzinapa vive.

domingo, marzo 26, 2017

Ayotzinapa: 30 meses

Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos. 
Nos faltan 43 y mucho más


Abiertas, todas las líneas de investigación sobre los 43


Fabiola Martínez y Sergio Ocampo Arista
Reportera y corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 26 de marzo de 2017, p. 16
Dos años y medio después del ataque a los jóvenes de Ayotzinapa, el gobierno federal afirma que todas las líneas de investigación siguen abiertas. Sin embargo, subraya que hasta ahora no hay elementos para desechar la denominada verdad histórica, según la cual los 43 jóvenes –en calidad de desaparecidos– fueron quemados y sus restos esparcidos en un río.
Este señalamiento causó una discusión entre funcionarios y representantes de las víctimas durante la más reciente sesión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington, dedicada al tema.
La Secretaría de Gobernación (SG) afirma que no se trata de una defensa de la verdad histórica, sino el apunte de que hasta ahora no hay aun elementos probatorios en otro sentido y que los 130 detenidos, como presuntos responsables de haber participado en la desaparición forzada, están en proceso bajo el sustento de la citada versión históricaemitida por el entonces procurador Jesús Murillo Karam.
Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la SG, quien hizo un planteamiento en la sesión de la CIDH acerca de si la verdad histórica pudiera considerarse válida, precisó que el trabajo con este organismo (y su mecanismo de seguimiento) continuará con base en un calendario convenido entre las partes, para la búsqueda, investigación y atención a víctimas. Se espera una reunión con funcionarios mexicanos el mes entrante.
Toma de casetas
En Chilpancingo, unos 40 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa ocuparon la caseta de cobro de Palo Blanco, donde dejaron paso libre a los automovilistas que circulaban por ambos sentidos a cambio de una cooperación voluntaria.
Los jóvenes realizaron también un boteo para la movilización de este domingo en la Ciudad de México y el lunes en Iguala, a 30 meses de la desaparición de sus compañeros.
La Policía Federal montó un dispositivo para desviar los vehículos de su trayecto original; los que circulaban de Chilpancingo a Acapulco fueron reorientados para la carretera federal, y los que venían de Acapulco fueron desviados a Tierra Colorada.
También arribaron a la caseta unos 150 policías antimotines, quienes dialogaron con los dirigentes estudiantiles, a los que amenazaron con desalojarlos, por lo que optaron por retirarse.

jueves, marzo 23, 2017

Comisión para el caso Iguala acuerda citar a Osorio Chong, Narro y Rochín

Legislador del PVEM se opone a que comparezca Zerón
Roberto Garduño y Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Jueves 23 de marzo de 2017, p. 5
La comisión especial de la Cámara de Diputados que da seguimiento a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa acordó citar a una reunión de trabajo a los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de Salud, José Narro Robles, así como al titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime Rochín.
Durante la sesión, y a propuesta del presidente de la comisión, Cándido Ochoa, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), se rechazó la solicitud para que se citara al ex director de la Agencia de Investigación Criminal Tomás Zerón de Lucio, al que se acusa de haber alterado la información sobre los peritajes en el basurero de Cocula.
También Cándido Ochoa se negó a citar al ex visitador de la Procuraduría General de la República César Chávez Flores, quien en su informe sobre el caso sí se refirió a la presencia de Tomás Zerón, actual secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Además, rechazó convocar a la actual visitadora, Adriana Campos López, quien en un nuevo reporte a los padres y madres de los estudiantes omitió ese hecho.
Ante su postura, diputadas de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Morena exigieron la renuncia del legislador al frente de la comisión, porque ‘‘sólo obstaculiza el objeto’’ de ese grupo de trabajo.
La diputada Araceli Damián (Morena) recordó que durante la presidencia de Guadalupe Murguía (PAN) las comparecencias de funcionarios no se sometían a votación, sólo se incluían en la agenda de la comisión. ‘‘Cándido Ochoa ha frenado las solicitudes de información y las visitas de los funcionarios, que son parte de las tareas de la comisión. Ese diputado falta al cumplimiento del artículo primero de la Constitución en materia de derechos humanos’’, dijo.
Ochoa sostuvo que no renunciará a la presidencia de la comisión e incluso se ufanó: ‘‘He conseguido más que en el primer año y medio de trabajos’’.
A solicitud de la diputada Cristina Gaytán (PRD), la comisión aprobó que se citara al secretario de Salud, José Narro, para conocer las acciones de esa dependencia en favor de las víctimas. Además, se convocará a los jóvenes normalistas sobrevivientes de los ataques del 26 y 27 de septiembre de 2014 a una reunión abierta, donde también asistirán los padres y madres de familia.
Durante la reunión, Araceli Damián y su compañero de bancada Roberto Guzmán expresaron su rechazo a las declaraciones del subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, en la audiencia temática de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
Señalaron que al afirmar que el Estado mexicano da como válidas las conclusiones de la ‘‘verdad histórica’’ presentada por el ex procurador Jesús Murillo Karam, Campa defendió un ‘‘planteamiento científicamente insostenible, que no se apega a la verdad de los hechos como los presentó en sus conclusiones el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)’’.

Vigente, mecanismo de seguimiento para Ayotzinapa, determina la CIDH

  • El organismo reitera que mantendrá el acompañamiento durante la indagatoria
  • El gobierno de México se comprometió a garantizar las líneas establecidas por el GIEI, señala
Familiares de los normalistas se manifiestan en Washington. La imagen corresponde al pasado 17 de marzoFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 23 de marzo de 2017, p. 5
Washington.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) afirmó este miércoles que el mecanismo de seguimiento del caso Ayotzinapa sigue vigente y que continuará acompañando el proceso de investigación de la desaparición de los 43 normalistas a petición de los familiares de las víctimas.
En conferencia de prensa al concluir el 161 periodo ordinario de sesiones de la CIDH, los comisionados resumieron los logros y avances, incluyendo el caso Ayotzinapa.
‘‘El gobierno de México se comprometió a garantizar el seguimiento de las líneas de investigación’’ establecidas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), declaró Esmeralda Arosemena de Troitiño, segunda vicepresidenta de la Comisión Interamericana.
Sin embargo, reconoció que ‘‘hubo ruptura’’ en la última audiencia sobre la desaparición de los estudiantes, pero que para su ‘‘satisfacción’’ se logró en reunión privada posterior que las partes continuaran dialogando y el compromiso de que la investigación oficial se base en el trabajo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes.
El gobierno aceptó la condición de los familiares de publicar un comunicado afirmando esto. Sin embargo, la Secretaría de Gobernación publicó el comunicado, pero no especificó que el marco de la investigación es el del GIEI, sino sólo que se procederá por ‘‘todas las líneas’’.
La CIDH está a la espera de la respuesta de los familiares sobre si eso fue aceptable.
Arosemena, en nombre de todos los comisionados presentes, aseveró que ‘‘lo que queremos es encontrar a estos muchachos… saber qué paso’’ y asegurar una investigación que logre proceder contra los responsables, ‘‘caiga quien caiga’’. Indicó que el gobierno mexicano aceptó esto.
La hipótesis del basurero queda descartada: James Cavallaro
James Cavallaro, otro comisionado, aseguró que ‘‘seguiremos buscando acompañar la investigación’’ e insistir en que el marco es la investigación del GIEI, partiendo de que la hipótesis del basurero de Cocula ‘‘queda descartada’’.