lunes, diciembre 27, 2010

Acción por Marisela Escobedo


difícil detener el viento cuando empieza a soplar

INVITACIÓN:

Estimados compañeros y compañeras:

Desde el momento que lo supimos -y hasta hoy que han pasado algunos dias y la navidad y las fiestas parecen ayudar a la gente a distraerse- la noticia del asesinato de Marisela Escobedo nos generó una profunda rabia, algo de miedo y mucho dolor. Nos parece que se están inventando nuevas formas de violencia en un país que no debería conocer más formas de dolor. Sentimos, todas las distancias guardadas, que lo de Marisela equivale a que nos hubieran desaparecido a una doña. Las palabras se agotan y repetir "ya basta" o "ni una más" se hace difícil e insuficiente. Pero no podemos quedarnos sin hacer nada, así que debemos acudir a nuevas formas de lucha ante las nuevas formas de dolor y por eso en H.I.J.O.S. decidimos emprender una acción que queremos proponerles.

Llamamos a las organizaciones, personas y colectivos a que den visibilidad al feminicidio en nuestro país en el asesinato de Marisela y unir fuerzas para detener la violencia y las agresiones hacia luchadores sociales y personas que defienden los derechos humanos. Llamamos a que todas las personas en el mundo hagan una fotografía en algún punto representativo de su ciudad en la que tomen una cruz color rosa entre sus manos en señal de que en ese lugar del mundo se piensa y se observa el asunto, que los ojos del mundo están sobre México y que las personas están formando un lazo de solidaridad. Se trata de una acción rápida, sencilla y simbólica que confiamos se pueda emprender pese a las fiestas decembrinas y las dificultades de coordinación. Reuniremos estas fotografías para forjar una acción artística y simbólica de denuncia que pueda dar vuelta al mundo de una manera sencilla en la que todas las personas sepan que pueden y deben participar. Pueden enviarnos las fotografías al correo encuentrohijos(arroba)gmail.com y les mantedremos al tanto de las "entregas" formales e informales de esta acción. Para una primera acción, les pedimos que envíen sus fotos antes del 30 de diciembre, agregando el lugar donde fue tomada la foto y si pertenecen a algún colectivo u organización, ya que este día enviaremos las que tengamos a la prensa. También las reenviaremos a todos ustedes y les pedimos que las difundan entre sus contactos de prensa y por todos los medios posibles. Adjuntamos en este correo la primera foto que nos ha llegado.

Un abrazo grande, solidario, enojado y combativo.

H.I.J.O.S. México
Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio

Revisa: http://www.hijosmexico.org/ Contáctanos en: hijosmexico(arroba)hotmail.com
Búscanos en Facebook

Para conocer el caso de Marisela Escobedo, accede a:

martes, noviembre 16, 2010

Venta pre-navideña del Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México, A.C.

Amigas y amigos:

El Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México, A.C. los invita a la venta pre-navideña que se llevará acabo el sábado 20 de noviembre de las 11:00 am a las 20:00hrs en Tlalpan (dirección abajo).

El propósito de la venta es recaudar fondos para enviar alimento enriquecido a las comunidades donde trabaja el FISANIM.

Los invitamos a hacer las compras para sus regalitos especiales de la época navideña.

Tendremos:

Artesanía hecha por mujeres indígenas de Chiapas: blusas, cosmetiqueras, bolsas, cojines, bolsitas para el celular, lapiceras, etc.

Artesanías en chaquira de la Costa Chica de Guerrero: monederos y joyería diversa

Posters, cromos y libros de la exposición "Colorín Colorado: el Arte de los Niños Indios".

Café de comunidades.

Obra de arte donada por nuestros queridos amigos pintores como: Carmen Parra, Martha Chapa, Emiliano Gironella y muchos más.

Discos

Una gran variedad de artículos de Pineda Covalín (chalinas, huipiles, ponchos, bolsas, corbatas, armazones de lentes, etc..)

...y muchas cosas más....
Tendremos antojitos, bebidas, música y rifas durante la venta.

Esperamos verles aqui y agradecemos de antemano su apoyo.

Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México, A.C.
Direcciones:

164 Jojutla, Colonia La Joya, Tlalpan 14090

Viniendo por Insurgentes hacia el Sur

Doblar a la izquierda a San Fernando

Llegando a Calzada de Tlalpan a la derecha

Sobre Calz. de Tlalpan 6 cuadras y a la izquierda en Jojutla

164 Jojutla es la última casa de la calle, topando con pared - casa rosa de la izquierda

(La numeración en Jojutla está mal, busquen la última casa del lado izquierdo).

martes, octubre 19, 2010

Atenco: el camino recorrido


Los comités territoriales San Mateo y Villa Coyoacán, y el Comité Delegacional del Gobierno Legítimo, invitan a la conferencia “Atenco: el camino recorrido” (Atenco: una experiencia de organización y resistencia que consiguió la libertad de los presos y perseguidos políticos), con la exposición de Carmen Huete, Antonio Cerezo, Víctor García Zapata y Humberto Robles (Integrantes del Comité Libertad y Justicia por Atenco), martes 26 de octubre, a las 19:30 horas en el Albergue del Arte, Alberto Zamora No. 32, Col. Villa Coyoacán (paralela a Miguel Ángel de Quevedo, entre Carrillo Puerto y 5 de Febrero) Tel. 55546228

Justicia ABC

lunes, octubre 18, 2010

Atenco, una herida mexicana que no deja de supurar


Por Daniela Pastrana

 
Ignacio y América del Valle en un acto de campaña por Atenco

Crédito: Daniela Pastrana/IPS

MÉXICO, oct (IPS) - A sus 30 años, la activista mexicana América del Valle conoce bien la soledad: durante 48 meses vivió escondida, sin contacto con amigos o familiares, y con el único objetivo de "resistir" la persecución del gobierno contra su familia.

 
"El exilio es un poliedro de muchas dimensiones, no hay manual para llevarlo", reflexionó ahora, en una larga entrevista con IPS, realizada durante una fiesta familiar en San Salvador Atenco, en un cuarto prestado por una prima. "Mis vecinas inmediatas eran la nostalgia, la tristeza, y una pinche (ruin) derrota que acechaba todo el tiempo", dijo.

Pero aclara que "a la derrota nunca le permití entrar. Con las otras, tenía que hacer treguas".

 
Ella es hija de Ignacio del Valle, líder campesino de San Salvador Atenco, un pueblo de 15.000 habitantes a 30 kilómetros al este de la capital y que en 2002 impidió la construcción sobre sus tierras de un aeropuerto internacional, para sustituir al de Ciudad de México. Hubiese sido la obra pública más ambiciosa del gobierno de Vicente Fox (2000-2006).

Absueltos

 
El Estado mexicano solicitó a la CIDH que no diera trámite a la demanda de las 11 mujeres que denunciaron tortura sexual, argumentando que las investigaciones fueron diligentes y las denunciantes tuvieron diversas vías y recursos legales disponibles.

 
Del informe estatal se desprende que hubo 21 policías consignados, pero sólo a cinco se les siguió proceso por el delito de "abuso de autoridad" (no por violencia sexual), que concluyó en abril de este año con una sentencia absolutoria.

 
"Hay una total impunidad en este caso. Todos los involucrados están libres y las investigaciones están detenidas", dijo la abogada Jaqueline Sáenz, del Centro PRODH.

Cuatro años después, cayó sobre Atenco la represión de fuerzas del Estado, cuando el 3 de mayo de 2006 el Frente del Pueblo en Defensa de la Tierra, encabezado por Del Valle, bloqueó accesos al poblado, como reacción a una agresión de la policía a 10 floricultores.

 
El saldo fue de dos jóvenes muertos --uno por un balazo y otro por el golpe de un tanque de gas lacrimógeno--, 207 personas detenidas y torturadas, incluidas ancianas y parapléjicos, decenas de casas allanadas, dirigentes sociales condenados a penas equivalentes a cadena perpetua y al menos 26 mujeres violadas, según las denuncias, en un operativo en que participaron unos 3.000 policías.

 
Tanto Fox, como su sucesor, el actual presidente Felipe Calderón, pertenecen al derechista Partido Acción Nacional, que en 2000 rompió la hegemonía de siete décadas del Partido Revolucionario Institucional.

 
La familia Del Valle fue proscrita. El padre fue encerrado en una cárcel de alta seguridad, donde están los criminales más peligrosos, y sentenciado a 112 años de prisión. César, el menor de sus hijos, estuvo preso dos años. Trinidad Martínez, su esposa, tuvo que esconderse seis meses. ç

 
Ulises, el primogénito, fue perseguido más de un año. América, quien ni siquiera estuvo en Atenco el día de la refriega, permaneció clandestina los cuatro años de batalla legal.

 
"Mi tarea central era resistir, no dejarme agarrar, pero eso implicó cero contacto con mis seres queridos y con nadie, desaparecer", dijo.

 
El día del enfrentamiento, el subcomandante Marcos, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que estaba en Ciudad de México como parte de una gira de ese grupo indigenista y rebelde por el país, llamó a sus simpatizantes en la capital a desplazarse hacia Atenco para hacer un cordón humano.

 
Bárbara Italia Méndez, voluntaria de una fundación que trabaja con niños que sufren violencia, acudió al llamado y, con dos compañeros de la organización, llegó al pueblo para documentar la muerte del adolescente Javier Cortés Santiago.

 
Al día siguiente fue detenida, golpeada, torturada (para que aclarara si era guerrillera) y violada. Durante las seis horas que duró el traslado a la cárcel, los policías fingieron varias veces que se detenían a lanzar muertos a la vía. Ella, aterrorizada, creyó que la iban a matar. Luego estuvo 15 días en la cárcel, acusada, como todos los detenidos, de secuestro equiparado y delincuencia organizada.

Cuatro años después, en un café de Ciudad de México, Méndez dio su testimonio a IPS sobre ese día y lo que siguió para las mujeres agredidas.

 
"Hemos vivido cosas muy feas, como presentarnos ante el Ministerio Público (fiscalía) y que nos traten como mentirosas. Nos hemos sometido a muchos peritajes y eso significa revivir lo que pasó", contó.

 
"La sociedad genera un estigma que va desde el 'pobrecita' hasta el 'algo estaría haciendo'. La mayoría hace como que no pasó nada, esto ocurrió mucho en mi familia y en el trabajo. Pero muchas compañeras fueron abandonadas por haber ido violadas. Las castigaron dos veces", añadió.

"En Atenco se estrenó la política de la tortura sexual como una manera de castigo en contra de las detenidas", dice el informe "La cárcel, una forma de criminación de la protesta social en México", publicado el 25 de agosto por el no gubernamental Comité Cerezo México, que documentó más de 1.300 casos de personas detenidas por motivos políticos entre 2002 y 2008.

Méndez, de 31 años, es una de las 11 mujeres que decidieron llevar su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en abril de 2008.

 
La denuncia fue por tortura, violencia sexual y privación ilegal de libertad y las demandantes contaron con el apoyo de los no gubernamentales Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro PRODH) y Centro por la Justicia y el Derecho Internacional.

"Terminar 2006 y los primeros meses de 2007 fue muy duro. Recibíamos llamadas (para no denunciar). Comencé a recibir psicoterapia. Me di cuenta de que estaba más afectada de lo que pensaba y tuve que cambiar mi rol en la fundación", rememoró.

 
El 30 de junio de este año, en una decisión considerada histórica, la Suprema Corte de Justicia determinó que en Atenco se criminalizó la protesta social y mandó liberar a los 12 dirigentes presos, entre ellos Ignacio del Valle, uno de los tres condenados como líderes de los manifestantes.

 
Días antes, América del Valle se había asilado en la embajada de Venezuela. Explicó que "llevaba cuatro años encerrada, sentía que estaba llegando a mi límite, y pensé: 'todavía estoy cuerda y puedo tomar decisiones'. Así que me jugué todo". Dejó la sede diplomática en julio.

 
La victoria jurídica fue posible gracias a una estrategia audaz y una movilización internacional que incluyó el apoyo de 11 galardonados con el Nobel de la Paz y decenas de artistas e intelectuales. La Corte Suprema fue contundente: se los condenó sin pruebas.

 
Sin embargo, no hay reparación del daño, ni responsables sancionados. Atenco es una herida abierta y que supura cuando América del Valle habla de las muertes, durante su ausencia, de su abuelo y un tío.

 
"El regreso no ha sido fácil. Ni siquiera hemos tenido un reencuentro como familia. No tengo agenda, tengo que retomar lo que pueda retomar", explicó.

 
A 30 kilómetros de distancia, Méndez dice que el miedo es algo con lo que se tiene que aprender a vivir.

 
"He intentado retomar mi vida de manera sana. Hasta hace dos años me afectaba mucho, de repente por un olor o una frase estaba de nuevo en el camión (el bus donde se cometieron las violaciones).Y me sentía culpable de lastimar a mi familia con mi denuncia", rememoró.

 
"Pero estoy convencida de que tenemos que difundir lo que nos ocurrió, porque no es un caso aislado. Y el trabajo que podemos hacer es de hormiga, en los espacios que nos abren, que no son muchos", precisó.(FIN/2010)

viernes, octubre 08, 2010

Gobierno de Calderón niega ante CIDH tortura sexual a mujeres de Atenco, acusa Centro Prodh

Las investigaciones se han desarrollado conforme a derecho, sostiene el Estado mexicano


Se sigue impidiendo a las víctimas el acceso a la justicia, advierte Luis Arriaga

Emir Olivares Alonso

Periódico La Jornada

En el proceso que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desarrolla contra el Estado mexicano por la tortura sexual contra 11 mujeres durante la toma de San Salvador Atenco en mayo de 2006, el gobierno de Felipe Calderón “se ha negado continuamente a reconocer los hechos”, señaló el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh).

En conferencia de prensa, se informó que el gobierno federal ha argumentado que en México las investigaciones por estos abusos se han conducido conforme a derecho, por lo que el caso no puede ser atraído por el organismo internacional. Esto manifiesta “su escaso compromiso con el cumplimiento de sus obligaciones internacionales en la materia”, por lo que consideró que existen todos los elementos para que la CIDH atraiga las investigaciones, pues los abusos siguen impunes.

En abril de 2008, 11 de las más de 20 mujeres que sufrieron abusos sexuales en los operativos policiacos en Atenco, presentaron una petición ante la CIDH para lograr justicia.

En diciembre de 2009, la CIDH trasladó la petición al gobierno mexicano, al que dio dos meses para presentar sus observaciones. Fue hasta el 23 de julio que el Estado presentó sus alegatos, en los que expresa su oposición a que el organismo atraiga la indagatoria, con el argumento de que “las investigaciones se han conducido de manera diligente y las denunciantes han tenido diversas vías y recursos legales disponibles”.

Luis Arriaga, director del Centro Prodh, aseguró que el informe entregado por México a la CIDH muestra que “se absolvió por completo a los pocos policías que eran investigados por su participación en los hechos. El Estado mexicano sigue violando el acceso a la justicia de estas 11 mujeres ya que ningún policía ha sido sentenciado. Esto es inadmisible para un Estado que se declara democrático”.
La postura de la ONG –que junto con el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional acompaña a las víctimas en la denuncia ante la CIDH– es que la respuesta oficial “perpetúa la impunidad, cuyos orígenes se remontan a la errónea decisión de la Fevimtra (Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas), que en julio de 2009 declinó la competencia en favor de las instancias del estado de México, donde los sistemas de procuración de justicia se caracterizan por su sujeción al Ejecutivo local y por la descalificación de las víctimas de violaciones de derechos humanos argumentado razones de orden público”.

Jaqueline Sáenz, abogada del centro, dijo que la respuesta que México presentó ante la CIDH abona a las constantes negativas de las autoridades mexicanas de que en el país se violen las garantías individuales.

Recordaron que por más de cuatro años “el Estado mexicano ha sido ineficiente para procesar y sancionar a los responsables de violaciones a los derechos humanos perpetradas el 3 y 4 de mayo de 2006 en San Salvador Atenco. El 30 de junio pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación dio un paso favorable al resolver la libertad inmediata de los 12 presos detenidos durante la incursión policial a Atenco. Sin embargo el lamentable episodio de violaciones a los derechos humanos en Atenco dista mucho de ser concluido favorablemente, al no existir condiciones para que las mujeres agredidas por las fuerzas de seguridad estatales y federales participantes en el operativo encuentren justicia”.

miércoles, agosto 11, 2010

Concluye sus labores el comité por la liberación de los presos de Atenco

Logramos sacar a 12 de prisión, pero aún no hay justicia, señala

De la Redacción
Periódico La Jornada

El Comité por la Liberación de los Presos Políticos de Atenco anunció la conclusión de sus trabajos; señaló que se obtuvo la libertad de 12 compañeros y recalcó que aún no hay justicia.

La agrupación –integrada por intelectuales, académicos y artistas– hizo “un último llamado” a la sociedad civil nacional e internacional a estar atentos de las iniciativas en demanda de justicia de diversos grupos en México y a la lucha por la tierra que se mantiene en San Salvador Atenco.

“La campaña por la libertad de los 12 presos políticos de Atenco, que hoy concluye formalmente, logró impulsar unas 250 acciones en más de 20 naciones, en más de 25 estados del país. Logró reunir en ellas a más de 50 mil personas y llevar la información del caso a más de un millón”, señaló el comité en un comunicado.

Agregó que cuando apenas entró en funciones el comité, la mayoría de sus integrantes no conocían a los 12 presos de Atenco. “Sin embargo, las historias de injusticia, brutalidad y desprecio con que se les trató llenaba a todas y todos, pero también en buena parte del país y del mundo, de la energía necesaria para luchar por su libertad, porque dolían sus historias y el dolor de sus familias. Dolían la muerte, la tortura y las violaciones de aquel 3 y 4 de mayo”. Resaltó que la lucha por la libertad de estas personas representaba la resistencia profunda contra el despojo de quienes abajo resisten y ven a la tierra como madre y proveedora, no como cosa que se cambia por dinero.

También “estaba en juego que la violencia y la impunidad del Estado ganaran o la razón y la justicia lo hicieran. Estos 12 compañeros representaban una enorme disputa entre quienes desde arriba creen poder controlar y vender todo y entre quienes abajo resisten, luchan y crean un mundo otro”.

martes, agosto 10, 2010

Declaración de conclusión de la Campaña Libertad y Justicia para Atenco

Campaña Nacional e Internacional
LIBERTAD y justicia para ATENCO


Declaración de conclusión de la Campaña Libertad y Justicia para Atenco y disolución del comité organizador de la misma.
Llamado a la sociedad civil nacional e internacional.
Comunicado dado a conocer por Ofelia Medina, Roco Pachukote y Julieta Egurrola.

La campaña por la libertad de los 12 presos políticos de Atenco que hoy concluye formalmente logró impulsar unas 250 acciones en más de 20 naciones, en más de 25 estados del país. Logró reunir en ellas a más de 50 mil personas y llevar la información del caso a más de 1 millón.

Cuando una y otra vez nos reunimos los integrantes de este comité para impulsar esta campaña, la imagen de cada unos de los rostros de los 12 presos políticos era difusa. La mayoría de nosotras y nosotros no los conocíamos. Apenas una vieja foto, y en algunos caso ni siquiera eso.

Sin embargo, las historias de injusticia, brutalidad y desprecio con que se les trató llenaba a todas y todos, en el comité, pero también en buena parte del país y del mundo, de la energía necesaria para luchar por su libertad, porque dolían sus historias y el dolor de sus familias.

Dolían la muerte, la tortura y las violaciones de aquel 3 y 4 de mayo.

Pero también sabíamos que la lucha por la libertad de los 12 representaba la resistencia profunda contra el despojo de quienes abajo resisten, de quienes ven a la tierra como madre y proveedora y no como cosa que se cambia por dinero.

También sabíamos que con la lucha por la libertad de los 12 estaba en juego que la violencia y la impunidad del Estado ganaran o la razón y la justicia lo hicieran. Estos 12 compañeros representaban una enorme disputa entre quienes desde arriba creen poder controlar y vender todo y entre quienes abajo resisten, luchan y crean un mundo otro.

El encarcelamiento de decenas de años o prácticamente perpetuo de estos 12 compañeros significaba un terrible ejemplo, donde el poder mostraba su arbitrariedad y fuerza sin que nadie pudiera detenerlo, avasallando no sólo a los presos y su familias, no sólo a quien defendió y defiende la tierra en estos dignos pueblos, sino a todas y todos los que se organizan y luchan, a todos quienes con dignidad resisten al poder y al dinero en todo el país. Por ello, la lucha por la libertad de los 12 era urgente y prioritaria, más allá de diferencias ideológicas, estratégicas, de grupo o facción. Porque era necesario decir NO y no sólo detener al poder, sino hacerlo retroceder y liberar a los 12 presos como un poderoso mensaje de que incluso la feroz represión, la mentira generalizada y la fuerza de quien hoy es gobierno no ganaría, no sería olvidada, no sería perdonada, no sería pasada por alto. A la injusticia y el encarcelamiento todas y todos dijimos NO.

Y todo lo que significaba la lucha por la libertad de los 12 presos unió a muchas y muchos, en ciudades, naciones, barrios, comunidades y pueblos. Porque esta campaña no fue obra de un comité, de algún coordinador, de alguna organización o persona. Esta campaña era la forma de organizar y organizarnos, de unir a quienes luchan por libertad y justicia. Esta campaña fue impulsada por todas las manos, quienes conectaron los micrófonos o hicieron los documentos, de quienes organizaron en su escuela o en su centro de trabajo un foro, una plática o una asamblea para conocer y denunciar; de quienes desde las letras y el pensamiento señalaron al poder y su violencia, de quienes desde una oración o con su presencia pidieron por la libertad, de quienes distribuyeron un volante, firmaron una petición, hicieron una nota o una entrevista sobre el caso y tuvieron la valentía de decir la verdad y gritar la injusticia del encarcelamiento; de quienes propusieron y organizaron, de quienes escucharon y se movilizaron, de quienes desde la música y las artes cantaron, graffitearon, diseñaron o pintaron para unir nuestras voces en demanda de libertad; de quienes haciendo un enorme esfuerzo desde Chiapas hasta Nuevo León, desde Buenos Aires hasta Nueva York, desde California hasta Bilbao, fueran apenas un puñado de valientes activistas o una fuerte y masiva movilización, demandaron libertad y justicia para Atenco. De quienes pensaron cómo vencer desde sus propias leyes, de quienes desde el encierro resistieron con dignidad y no se doblegaron. Pero en especial de las mujeres, madres, esposas y hermanas y familiares que desde afuera actuaron, resistieron, denunciaron y su voz no fue acallada. De las mujeres que levantaron el machete, mantuvieron la iniciativa, la cohesión colectiva y la organización y que contra todos los obstáculos mantuvieron la dignidad, la resistencia y la rebeldía viva.

De todas y todos quienes lucharon desde la noche del 3 de mayo y hasta el día de hoy. La liberación de los presos es un resultado de la lucha de todas y todos.

Termina hoy simbólicamente ese esfuerzo. Se ha logrado la libertad pero no la justicia. En ninguno de nosotros hay olvido o perdón. Como se ha dicho, más bien sólo se ha detenido la injusticia. Pero son otros espacios y colectividades quienes ya encabezan la demanda por la justicia, algunos en los cuales incluso, algunas de nuestras organizaciones son parte. Este comité fue formado alrededor del Frente de Pueblos en defensa de la Tierra y de los familiares de los 12 presos y perseguidos políticos. Ha terminado una etapa y no corresponde a este comité encabezar como lo hizo durante los 18 meses pasados la siguiente fase de lucha. Es por ello que hoy damos por terminada formalmente la Campaña Nacional e Internacional Libertad y Justicia para Atenco y anunciamos la disolución de este comité. Anunciamos el cierre de la cuenta bancaria de la campaña y en las próximas semanas el cierre de la página de esta iniciativa. Los vehículos de información virtual que se construyeron para tener comunicación con la sociedad civil nacional e internacional se mantendrán activos pero ahora en manos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra. Será el propio FPDT ahora con todos sus integrantes quien nos diga cómo podemos acompañarlos en esta nueva fase.

Hacemos un último llamado a la sociedad civil nacional e internacional a estar atentos de las iniciativas que en demanda de justicia distintas colectividades están realizando ya y también de la lucha por la tierra que se mantiene en San Salvador Atenco. Esta campaña concluye simbólicamente hoy, 8 de agosto de 2010, aniversario del natalicio de Emiliano Zapata. Concluye hoy una campaña y una fase de la lucha. Pero la lucha por tierra y libertad, sigue y sigue. En esa lucha por libertad y justicia seguiremos caminando juntos.

Comité Libertad y justicia para Atenco
Agosto de 2010.

lunes, agosto 09, 2010

Fin de la campaña y fiesta en casa de los del Valle


Dan por terminada “simbólicamente” la campaña Libertad y Justicia para Atenco

Destacan acciones de información en más de 20 países y 25 estados de la República

Integrantes exhortan a la sociedad nacional e internacional a estar atenta a nuevas iniciativas

Javier Salinas Cesáreo
Corresponsal
Periódico La Jornada

San Salvador Atenco, Méx., 8 de agosto. Integrantes del Comité de Libertad y Justicia para Atenco, que a lo largo de 18 meses lucharon por la libertad de los 12 presos de la localidad, dieron por concluida formalmente la Campaña Nacional e Internacional Libertad y Justicia y, luego de lograr su meta, anunciaron la disolución del organismo.

“Termina hoy simbólicamente ese esfuerzo. Se ha logrado la libertad pero no la justicia. En ninguno de nosotros hay olvido o perdón. Como se ha dicho, más bien sólo se ha detenido la injusticia. Pero son otros espacios y colectividades quienes ya encabezan la demanda por la justicia, en los cuales incluso, algunas de nuestras organizaciones son parte”, acotaron en un comunicado leído por las actrices Ofelia Medina y Julieta Egurrola, así como por Rocco, vocalista del grupo La maldita vecindad.

En su documento, el comité hizo un último llamado a la sociedad civil nacional e internacional a estar atentas de las iniciativas que presenten distintas colectividades en demanda de justicia. “Los vehículos de información virtual que se construyeron para tener comunicación con la sociedad civil nacional e internacional se mantendrán activos, pero ahora en manos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra”, acotaron.

“Esta campaña concluye simbólicamente hoy, 8 de agosto de 2010, aniversario del natalicio de Emiliano Zapata. Concluye hoy una campaña y una fase de la lucha. Pero la lucha por tierra y libertad sigue y sigue. En esa lucha por libertad y justicia seguiremos caminando juntos”, señalaron.

Este domingo, integrantes de diversas organizaciones que conformaron el Comité realizaron un recorrido por los campos de cultivo de San Salvador Atenco, que en 2001 fueron expropiados para la construcción del malogrado aeropuerto alterno a la ciudad de México.

Por la tarde los integrantes del Comité, entre quienes figuraban Adolfo Gilly, miembros de la organización Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz), del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), de Mujeres Sin Miedo, del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro, además de los tres artistas antes mencionados, entre otros, participaron en una comida que ofrecieron los dirigentes Ignacio del Valle Medina y Trinidad Ramirez.
Durante la reunión se leyó el documento, en el cual se destacó que la campaña por la libertad de los 12 presos políticos de Atenco logró impulsar unas 250 acciones en más de 20 naciones, y en más de 25 estados de México. Logró reunir en ellas a más de 50 mil personas, y llevar la información del caso a más de un millón.

“Cuando una y otra vez nos reunimos los integrantes de este comité para impulsar esta campaña, la imagen de cada uno de los rostros de los 12 presos políticos era difusa. La mayoría de nosotras y nosotros no los conocíamos. Apenas una vieja foto, y en algunos casos ni siquiera eso.

“Sin embargo, las historias de injusticia, brutalidad y desprecio con que se les trató llenaba a todas y todos en el comité, pero también en buena parte del país y del mundo de la energía necesaria para luchar por su libertad, porque dolían sus historias y el dolor de sus familias. Dolían la muerte, la tortura y las violaciones de aquel 3 y 4 de mayo.

“Pero también sabíamos que la lucha por la libertad de los 12 representaba la resistencia profunda contra el despojo de quienes abajo resisten, y de quienes ven la tierra como madre y proveedora, y no como cosa que se cambia por dinero”, indicaron.

Los miembros del organismo por la Libertad y Justicia para Atenco consideraron que esta campaña “no fue obra de un comité, de algún coordinador, de alguna organización o persona. Esta campaña era la forma de organizar y organizarnos de unir a quienes luchan por libertad y justicia. Esta campaña fue impulsada por todas las manos, quienes conectaron los micrófonos o hicieron los documentos, de quienes organizaron en su escuela o en su centro de trabajo un foro, una plática, una asamblea para conocer y denunciar, de quienes desde las letras y el pensamiento señalaron al poder y su violencia”.

Unas 300 personas participaron en la reunión, entre ellas los ex presos, además de América del Valle y Jesús Adán Espinoza, quienes estuvieron más de cuatro años escondidos. El acto fue en el contexto también de los festejos que el pueblo hace cada año al santo patrono de Atenco, El Divino Salvador.

domingo, agosto 08, 2010

Visita la página del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra

A todas las organizaciones solidarias, a los colectivos, a los medios libres alternativos, a los compañeros de La Otra Campaña, a la Campaña Libertad y Justicia para Atenco, a los estudiantes, obreros, campesinos, a todos aquellos que siempre no han brindado su invaluable apoyo:

Tenemos el honor de invitarlos el domingo 8 de agosto al recorrido y convivio con motivo de la fiesta de nuestro pueblo, en donde se venera a San Salvador, es por ello que el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra reivindicamos una vez más nuestras tradiciones y fiestas, queremos que estén con todos nosotros en este evento que organizamos para convivir con ustedes.

La cita es a partir de las 9:00 AM en la explanada central de Atenco para realizar un recorrido a las tierras que algun día fueron expropiadas y que defendimos para seguirlas trabajando.

Despues del recorrido están todos invitados a una comida - convivio en casa del compañero Ignacio del Valle. Su domicilio es ya por todos conocido, si no pueden llegar temprano los esperamos toda la tarde en este punto.

También los invitamos a que disfruten de la fiesta del pueblo, ya que habrá feria, bailables, fuegos pirotécnicos, comida, etc.

Frente de Pueblos de Defensa de la Tierra

lunes, julio 26, 2010

Doña Trini y América del Valle, mujeres resilentes

Lucía Lagunes Huerta *

(CIMAC).- Doña Trini, siempre mantuvo la esperanza de que algún día volvería a tener reunida a su familia, tras más de cuatro años de lucha y resistencia, hoy esa esperanza se volvió realidad ahí, en su casa, en San Salvador Atenco.

La esperanza de Doña Trini, como se le conoce a Trinidad Ramírez, dirigenta social de la resistencia y de la lucha de su pueblo por la defensa de la tierra, se sustentó en la organización social tanto del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), como de organizaciones solidarias que no la dejaron sola.

Doña Trini en estos cuatro años creció como dirigenta, se enfrentó a sus miedos y se empoderó. Aprendió a escribir volantes, a usar la computadora, a dialogar con las autoridades, a ser la mensajera de la lucha de un pueblo más allá de las fronteras mexicanas.

En estos cuatro años escribió sus pensamientos en hojas y hojas que tiene guardadas, que nunca leyó en un mitin o en las conferencias que daba, porque sus palabras salían de su corazón, de su convicción en las demandas que sostenía, y en la organización a la que pertenece.

Con el paso del tiempo, dejó de importarle si su audiencia era mucha o poca, si hablaban su mismo idioma o había otros, como lo hizo en Sudáfrica durante XI Foro Internacional de la Asociación para los derechos de la mujer y el Desarrollo (AWID, por sus siglas en inglés).

Nunca faltó el paliacate rojo como símbolo de la resistencia. Ahí, en medio de un auditorio de tres mil mujeres de todo el mundo, Doña Trini alzó su voz para explicar lo que sucede en México, para decir que un pueblo en resistencia llamado San Salvador Atenco era perseguido por pedir respeto a su tierra, por exigir justicia para 12 presos encarcelados injustamente, por el exilio de una joven y la violación de mujeres.

Su voz tuvo eco, y el Foro mismo se pronunció en solidaridad con Atenco.

Esa fuerza es la que muestra también América del Valle, hija de Doña Trini y de Ignacio del Valle, quien tras el exilio de más de cuatro años, hoy regresa a su hogar, con su familia, con su gente a seguir la lucha.

Ambas confirman la capacidad de resilencia que tienen las mujeres, término que escuché por primera vez en Jalapa, Veracruz en voz de la feminista Libertad Hernández Landa. Ella explicó que en momentos de profunda crisis, las mujeres tienen la capacidad de sobreponerse y salir adelante, no sólo en lo individual, sino con su pueblo, su familia, su comunidad.

Esa resilencia la había visto en las guerras, donde las poblaciones son devastadas, y las mujeres se organizan para salir adelante y mantenerse vivas, ahí están las de la ruta pacífica en Colombia, por citar un ejemplo.

En desastres naturales como inundaciones o terremotos, qué decir de las mujeres en Nuevo León, Tamaulipas, y Coahuila ahora, o las mujeres haitianas, que siguen en pie de reconstrucción.

Este potencial femenino es el mismo que permite a las mujeres sobrevivir a la violencia extrema, que dejen de ser víctimas y transformarse en sobrevivientes.

Sin duda doña Trini, como América del Valle y cientos de mujeres en Atenco, no sólo son sobrevivientes de la violencia extrema institucional, sino que consigo revivirá un pueblo.

* Periodista mexicana, directora general de CIMAC

Crónica del Día Mundial por Justicia y en contra de la Impunidad en Atenco


El 21 de Julio del 2010, como parte del DIA MUNDIAL POR JUSTICIA Y EN CONTRA DE LA IMPUNIDAD EN ATENCO, hubo acciones en Escocia, España, México, Alemania y en varios estados de los Estados Unidos incluyendo California, Texas, Vermont y Nueva York.

El propósito de estas acciones fue para declarar que:
“Debido a un sistema judicial que no imparte justicia sino venganzas contra quienes no se dobleguen ante los intereses del mal gobierno…todavía falta el castigo a cada uno de los represores incluyendo Vicente Fox y Enrique Peña Nieto y los otros autores materiales e intelectuales de los crímenes de lesa humanidad cometidos contra las comunidades de Texcoco y Atenco.
Todavia falta lograr obtener justicia por los mas de docientos presos politicos ahora liberados, los asesinatos de Alexis Benhumea y Javier Cortes, la tortura sexual a las mujeres y la brutalidad policiaca.
La impunidad no ha terminado en Atenco.”
En el Este de Harlem de Nueva York, el pueblo sencillo y humilde del Movimiento por Justicia del Barrio que son parte de La Otra Campana, organizaron un foro publico donde la comunidad de El Barrio volvieron una vez mas a romper fronteras con un nuevo videomensaje de parte de sus hermanas y hermanos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra sobre la reciente liberacion de los 12 presos politicos. Ademas vieron un video que grabo la comision del Movimiento que hace una semana visito a su querido Atenco.
El pueblo de El Barrio, celebro la liberacion de los 12 presos politicos y de America del Valle con un brindis dedicado a la digna lucha de Atenco. Despues reafirmaron su compromiso a seguir luchando hasta que logrenque haiga justicia y un alto a la impunidad en Atenco.
Tambien se hablo de la conneccion de se lucha contra el desplazamiento que seguen llevando acabo en El Barrio, Nueva York con la lucha en defensa de la tierra llevando se acabo en San Salvador Atenco.
Al final, terminaron con consignas expresando su apoyo a Atenco incluyendo "TODOS SOMOS ATENCO" y "AQUI, ALLA, LA LUCHA SEGUIRA!"

domingo, julio 25, 2010

Atenco, México: “Nuestra libertad es una señal de que se puede derrotar al enemigo”

Entrevista a Felipe Álvarez, ex-preso político y miembro del FPDT. Especial Diagonal sobre Atenco.
Jennifer Rosado y Sergio de Castro Sánchez | Diagonal |

Foto: Jesus Villaseca P / Latitudes Press.

Tras sufrir todo tipo de abusos y un duro aislamiento en sus cuatro años de reclusión, el 2 de julio Felipe Álvarez fue liberado. Sus convicciones permanecen intactas.


DIAGONAL: ¿Hasta qué punto la lucha social es responsable de la libertad de los presos de Atenco?
FELIPE ÁLVAREZ: Hasta su totalidad. Y todavía más allá de nuestra libertad, sigue siendo responsable de todo lo que venga, ya que la lucha social sigue avalando nuestra lucha.

D.: ¿Qué significado tienen estas excarcelaciones para la lucha social en México?
F.A.: Nuestra libertad es un ejemplo dentro de la lucha social de que se puede lograr la justicia. Es una señal de que se puede luchar y derrotar al enemigo.

D.: ¿Cómo piensa que reaccionarán el Gobierno federal y el estatal ante las liberaciones?
F.A.: Creo que la respuesta del Gobierno estatal va a ser muy “mansita”. En estos momentos la fiera no puede dar el zarpazo como lo estaba dando anteriormente.

D.: ¿Por qué?
F.A.: Porque nuestras actividades como Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra lastimarían sus objetivos económicos. El objetivo del gobernador del Estado [el integrante del PRI, Enrique Peña Nieto] es llegar a la silla presidencial y nuestra actitud, nuestro trabajo político, obstaculizaría su camino.

D.: ¿Por qué cree que les condenaron a una sentencia tan elevada?
F.A.: Por el odio que el Estado junto al Gobierno federal tienen contra los pobladores de Atenco por no haber dejado llevar a cabo el proyecto aeroportuario. Es una venganza política por haber sido capaces de defender lo nuestro y no haber cedido a los intereses que ellos persiguen.

D.: ¿Qué tratamiento recibió en el penal?
F.A.: Desde que ingresamos en el penal de máxima seguridad surgen todos los tipos de represión física y psicológica,... es el exterminio. Desde que entramos y durante alrededor de un año fuimos maltratados y golpeados. Posteriormente fuimos reprimidos psicológicamente. Cuando salí dije: “Me salí de la tumba donde estaba enterrado vivo y ahora salgo a la vida”.

D.: ¿De dónde encontrabas las fuerzas para seguir allá dentro?
F.A.: En el espíritu de lucha, en la conciencia, en la dignidad... Los ideales no pueden cambiar por estar detrás de unas rejas, aunque allí haya visto que se ahorca la gente o que la matan... o he oído que alguien había muerto porque “se les había ido la mano”. Esto no sale a la luz pública, no lo conoce el pueblo, pero los asesinatos por medio de la policía interna existen.

Con la tortura psicológica y física, llega un momento que los internos optan por ahorcarse. Hay personas que están siempre encerradas en un calabozo, nunca salen, no son atendidas médicamente, no son atendidas en la comida, no son atendidas en ningún sentido y optan por ahorcarse. Prefieren ahorcarse que soportar ese martirio.

D.: ¿Cómo se siente ahora, después de haber pasado unas semanas de su liberación?
F.A.: Apenas comienzo a medio rehabilitarme aquí fuera. Dicen que el penal es un penal de readaptación social pero yo siempre lo llamo penal de destrucción social, porque si uno llega con ideas o con hechos de criminalidad, allá te conviertes con ideas más asesinas. Me tenían con “chapos”, con violadores... El Gobierno dijo “métanles ahí para que se contaminen”, pero la conciencia que nosotros tenemos jamás se va a contaminar, porque nuestros principios, nuestras ideas, nuestra dignidad, no lo permiten.

D.: ¿Cuál es ahora el objetivo de lucha en Atenco?
F.A.: Que el Gobierno asuma la responsabilidad de los asesinatos y violaciones a nuestras compañeras, porque hasta que no se asuman no vamos a descansar.

D.: ¿Quisiera añadir alguna cosa más?
F.A.: Que vamos a estar con los electricistas, con los mineros y con todos nuestros hermanos que necesiten el apoyo de Atenco así como nosotros recibimos el de ellos. La lucha va a ser nuestra tarea de trabajo para solucionar todas las problemáticas e injusticias que existen en este país. Ya no es Atenco solamente, ahora es la lucha nacional por defender nuestro país, por el no saqueo a nuestro país, por la verdadera soberanía, la lucha por la verdadera democracia.


--------------------------------------------------------------------------------
En Atenco pasan del “venceremos” al vencimos
Sergio de Castro Sánchez

Gracias al tesón de un movimiento de solidaridad que ha traspasado las fronteras mexicanas, los últimos 12 activistas presos de Atenco acaban de ser liberados.

Han hecho falta cuatro años de intensa lucha para que el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), junto a una miríada de colectivos, organizaciones e individualidades de los cinco continentes, consiguiera que a principios de julio fueran liberados los últimos 12 activistas presos por los hechos acontecidos en San Salvador Atenco en mayo de 2006.

Fruto de una intensa labor de presión desde los movimientos sociales, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenaba su libertad inmediata al considerar que la Procuraduría General de Justicia del Estado de México basó sus acusaciones en premisas falsas y utilizó pruebas ilícitas en contra de los ahora liberados.

Casi dos semanas después, la justicia mexicana retiraba los cargos contra América y Josefina del Valle, hija y prima, respectivamente, de Ignacio del Valle, el preso de Atenco con la condena más larga. Sentenciado a 112 años de prisión mayor, estaba encerrado en el penal de alta seguridad del Altiplano junto a Felipe Álvarez y Héctor Galindo, condenados ambos a 67 años. América del Valle era objeto de persecución política desde 2006 y se hallaba refugiada en la embajada de Venezuela, país al que había solicitado asilo político recientemente.

Desde que en 2001 el Gobierno Federal anunciara su intención de construir el nuevo aeropuerto de Ciudad de México en tierras de Atenco, la lucha por los derechos territoriales de sus pobladores no ha cesado. La paralización del proyecto, producto de intensas movilizaciones, así como la visita del subcomandante Marcos en 2006 en el recorrido de La Otra Campaña impulsada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, con la intención de acercar y coordinar resistencias y alternativas, fueron, según los movimientos sociales, la base de la respuesta represiva que vivió la localidad en 2006. A partir de ese momento, mientras el “caso Atenco” se convertía en bandera de lucha contra la impunidad y por la justicia, el FPDT sumó dos nuevas reivindicaciones: la liberación de sus presos políticos –así como la de los del resto de México– y el castigo a los culpables materiales e intelectuales de los hechos, ámbito, éste último, en el que las acciones judiciales han sido prácticamente nulas.

Muy diferentes, sin embargo, han sido los logros de la lucha social respecto a la exigencia de libertad de los presos de Atenco. Con una estrategia basada tanto en la difusión y la movilización permanentes en México y en el resto del mundo –especialmente en Europa– así como en la acción en los tribunales, los más de 200 detenidos de mayo de 2006 fueron paulatinamente liberados hasta llegar a las últimas excarcelaciones dictadas por la Suprema Corte, cuyo fallo ha sido considerado “precedente y argumento jurídico y moral válido desde ahora para tantos casos similares, presentes y futuros, dispersos por todos los juzgados del territorio nacional”, según palabras de Adolfo Gilly, del Comité Libertad y Justicia para Atenco.

Cuatro años de lucha

Cartas de presos, fórums, marchas, mítines, documentales, plantones como el que La Otra Campaña instaló en los penales en los que estaban confinados los y las presas –y que permaneció en pie hasta que salieron todos ellos–, y un largo etcétera han sido parte de una estrategia de lucha que se ha profundizado en el último año y medio. En este marco, destaca el nacimiento del Comité Libertad y Justicia para Atenco a mediados de febrero de 2009 como un espacio conformado por intelectuales, artistas y organizaciones a los que se les fueron sumando otros de América y Europa, como Noam Chomsky y hasta doce premios Nobel.

El Comité surge como parte de una campaña nacional e internacional que, tras el fallo de la SCJN de ese mismo mes que liberaba de toda responsabilidad a los gobiernos estatal y federal de los hechos de 2006, busca no sólo la liberación de los presos políticos, sino también reclamar esa responsabilidad negada.

Como parte de la segunda etapa de esa campaña, el 11 de septiembre de 2009 arrancaba en el Estado de Chiapas la gira “12 presos, 12 estados”, durante la cual el FPDT realizó un total de 93 eventos además de establecer contacto con 119 organizaciones del país. El 13 de diciembre se cerraba la gira en San Salvador Atenco con el Festival Atenco Resiste. Un mes después, la SCJN aceptaba revisar los casos de los presos ahora puestos en libertad.

La presión social volvía a dar sus frutos el 29 de junio: el FPDT convocó una exitosa Jornada Mundial por la Libertad en Atenco a la que, además de mítines y marchas en la capital mexicana, se sumaron iniciativas de al menos 15 ciudades de América y Europa. Un día después, la SCJN decretaba la libertad de los últimos 12 presos.


--------------------------------------------------------------------------------

EL FRENTE ESTÁ DE CELEBRACIÓN

El 2 de julio, Atenco se vistió de fiesta para recibir a sus vecinos presos. Dos días después de la liberación de nueve reclusos, 500 personas dieron la bienvenida a los últimos tres activistas que permanecían en prisión.

Era el fin de una lucha que arranca el mismo día de 2001 en que el ex presidente Fox anunciaba que tierras de Atenco, Texcoco y Chimalhuacán serían expropiadas para construir el nuevo aeropuerto de Ciudad de México. Entonces, 500 campesinos reunidos en asamblea permanente decidieron por unanimidad no ceder la tierra, dando comienzo a una lucha que se trasladó tanto a la calle como a los tribunales.

Unos meses después, la mayoría de la población afectada fundaba el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, cuya lucha por el territorio se convertiría en bandera en defensa del territorio y contra el neoliberalismo. Conformado por representantes comunitarios, el Frente decidió no admitir en su estructura a ningún partido político, decisión que es reforzada en 2005 cuando se adhiere a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y se incorpora a La Otra Campaña zapatista.


--------------------------------------------------------------------------------

UNA MAREA DE SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA

“Sólo somos un granito más de todos los que metimos en sus zapatos. Entre todas, acá y allá, no les dejamos tranquila su impunidad, ni en los juzgados, ni mucho menos en las calles. [Pero] la lucha sigue porque 12 compañeras continúan desde hace cuatro años denunciando, aquí y allá, la impunidad en que han quedado las violaciones contra sus cuerpos. Y van a seguir, y nosotras con ellas”. Frases como éstas pudieron escucharse el 10 de julio en un modesto acto celebrado en el centro social okupado Casablanca de Madrid. Era una gota más de un océano de solidaridad que, a través de un trabajo constante de denuncia y movilización, no ha cesado desde mayo de 2006 en el Estado español. De entre las decenas de iniciativas destaca la de la Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos que, tras la visita realizada en 2002, se desplazó a Atenco de nuevo en 2006 con la intención de elaborar un informe sobre lo sucedido. Una nueva visita en 2008 la llevó a a afirmar que los procesos jurídicos a los detenidos se habían realizado “vulnerando de forma sistemática las garantías que reconocen la Constitución mexicana y los textos internacionales”.

Igualmente, la catalana Cristina Valls –una de las 5 internacionales expulsadas en 2006 y objeto de abusos sexuales– presentó una denuncia (inadmitida) ante la Audiencia Nacional, vía jurisdicción universal, con la intención de “que se reconozcan las responsabilidades, tanto de los policías que actuaron en el operativo, como de mandos y altos cargos del gobierno mexicano, así como de funcionarios del penal donde fuimos trasladadas”. El caso está ahora en el Tribunal Constitucional.

jueves, julio 22, 2010

América Del Valle en el campamento del zócalo apoyando a la Huelga de Hambre

Esperan justicia las mujeres violadas en San Salvador Atenco

Ahora hay que evidenciar “la cadena de mando que orquestó operativos en 2006”

Por Anayeli García Martínez
México, D.F., 21 jul 10 (CIMAC).- Aunque ya cesó la persecución contra algunos integrantes del Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra, (FPDT) que participaron en los hechos del 3 y 4 de mayo de 2006, en Texcoco y San Salvador Atenco, 11 de las 26 mujeres violadas sexualmente durante esos “operativos” siguen esperando justicia.
La libertad de América del Valle, Ignacio del Valle, Adán Espinoza y otros 11 presos políticos, no fue una concesión de las autoridades, fue una conquista del movimiento social, sin embargo para que exista una verdadera justicia, los responsables deben ser sancionados. “La cadena de mando que orquestó los operativos debe ser evidenciada”.
Así lo consideró en entrevista con Cimacnoticias, Bárbara Italia Méndez, una de las 47 mujeres detenidas hace más de cuatro años y una de las 26 que fueron violadas sexualmente. Cabe mencionar que de ellas, sólo 14 denunciaron ante la entonces Fiscalía Especial para la Atención de Delitos relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres (Fevim).
En el proceso, y ante la falta de resultados tres de ellas desistieron, es así que hoy son 11 mujeres quienes continúan en la búsqueda de justicia y castigo para los responsables, esta vez a través del sistema interamericano.
Para Bárbara Italia, una de sus principales demandas es evidenciar a los responsables intelectuales y materiales de la detención de 207 personas, la muerte de dos civiles, las lesiones de decenas de manifestantes y la tortura sexual ejercida contra mujeres.
Hasta hoy, el Estado mexicano no ha mostrado voluntad política para investigar estos hechos, dice Bárbara Italia, quién relató que desde 2006 su caso permanece en la impunidad, junto con el de Mariana Selvas, Georgina Edith Rosales, María Patricia Romero, Norma Aidé Jiménez, Claudia Hernández, Ana María Velasco, Yolanda Muñoz, Cristina Sánchez, Patricia Torres y Suhelen Gabriela Cuevas.
Recordó que en julio de 2009, la Fevim declinó su competencia en favor de la Procuraduría General de Justicia del estado de México. Desde entonces no se han realizado las diligencias necesarias para ubicar a los responsables, aunado a ello, las denunciantes “sabemos muy poco de lo que ocurre con la investigación”, denunció.
Consideró que a partir de ese momento, los retrocesos fueron importantes. En este panorama, el 29 de abril de 2008, las 11 mujeres -acompañadas por el Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez” y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional- pidieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tomar su caso, a fin de encontrar justicia y reparación del daño.
De acuerdo con información difundida por el Centro Prodh, la CIDH comunicó el 10 de diciembre de 2009 que se le había dado al gobierno mexicano dos meses para que presentara un informe sobre las mujeres agredidas en Atenco; el 10 de febrero de este año, el plazo venció sin ninguna respuesta.
El 26 de febrero, en una nueva comunicación de la CIDH, se informó que el organismo internacional concedió otra prórroga solicitada por el Estado mexicano, para responder a las partes pertinentes de la petición. Hasta ahora no se sabe si México presentó su informe, dijo Bárbara Italia.
“Creímos que la CIDH apresuraría los pasos para admitir el caso, sin embargo, aún espera que el Estado mexicano responda”, consideró.
Finalmente declaró que aunque el júbilo por la libertad de sus compañeros es muy grande, precisó que “hay cosas pendientes que no podemos dejar al olvido”. Entre ellas -señaló- el uso faccioso de la ley para encarcelar por más de cuatro años a los integrantes del FPDT, por lo cual ahora sólo queda continuar en el largo camino de la transformación social.
10/AGM/LR/LGL

lunes, julio 19, 2010

Bienvenida a América



America del Valle llega a la plaza central de San Salvador Atenco

Llega America Del Valle A San Salvador Atenco

AMÉRICA DEL VALLE LLEGA A ATENCO

Astillero


RECIBIMIENTO EN ATENCO. Este domingo regresó América del Valle a San Salvador Atenco tras permanecer oculta más de cuatro años, ya que contaba con órdenes de aprehensión que ya fueron canceladas. La imagen, durante su recibimiento-Foto Jesús Villaseca

La justicia tiene rostro de mujer

La defensa de la tierra y la justicia tiene rostro de mujer.

La mano de Trini levanta el machete con el que se trabaja el campo,

lo sostiene con valentía de mujer que es fuerza y resistencia.

Lucharon para que los presos regresaran a casa y América vuelva a caminar libre.

No hay justicia sin castigo a violadores y agresores.

Honramos en Trini a la mujer campesina y al pueblo de Atenco.

Honramos a las mujeres del SME en huelga de hambre. Su lucha es nuestra.

Por el espacio de Feministas Socialistas: Adriana Luna Parra, Josefina Chávez, Martha Nava, Melisa Morán, Patricia Yllescas, Paula Regueiro, Yolanda Ledezma, Fany D’Argence, Carlota Botey, Heather Dashner, Georgina Martínez Antúnez y varias firmas más

El retorno de América del Valle cierra ciclo de lucha en Atenco

“Mi libertad no es un obsequio de las autoridades ni de la SCJN”

Denuncia engañoso proyecto de Conagua para comprar sus tierras

Javier Salinas y Matilde Pérez
Corresponsal y enviada
Periódico La Jornada

San Salvador Atenco, 18 de julio. Con el regreso de América del Valle Ramírez y Adán Espinosa Rojas al pueblo de San Salvador Atenco, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) cerró un ciclo de casi nueve años de resistencia y lucha en defensa de las comunidades del lago de Texcoco.

Días antes la totalidad de los dirigentes e integrantes del movimiento atenquense quedaron exculpados de todo procedimiento penal, lo que propició el retorno de Del Valle y Espinosa.

Ayer América y Adán, que desde mayo de 2006 se mantenían en el exilio forzado, regresaron “a su pequeño pedacito de tierra”. Al ser recibidos por la comunidad, sostuvieron que los campesinos no permitirán el engaño que representa el proyecto de la Comisión Nacional del Agua de compra de tierras para un presunto rescate ecológico.

“Desde 1573 han tratado de arrebatarnos nuestra madre tierra. Ahora ya podemos decir que ya aprendimos, que organizado y unido el pueblo puede detener los planes gubernamentales con los que quieren acabarnos.”

Acompañada por sus padres –Trinidad Ramírez e Ignacio del Valle–, América apuntó que su libertad representa una fortaleza y un aliento para los demás movimientos sociales: el del Sindicato Mexicano de Electricistas, el minero, San Juan Copala, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y el EZLN, entre otros.

Con una valla desplegada desde la carretera federal Texcoco Lechería hasta el templete en la explanada principal, pobladores y activistas recibieron a América y Adán, a quienes de inmediato les colocaron el paliacate rojo y les dieron su machete, símbolos de la resistencia campesina.

Cañonazos y cohetones fueron lanzados de bienvenida. Al subir al templete frente al auditorio ejidal, donde está el mural en honor a la lucha zapatista, América puntualizó que siempre tuvo la certeza de que regresaría a esta plaza “ensangrentada en mayo de 2006 por los represores del gobierno, sitio de la dignidad, la justicia y la razón”. Recordó a Alexis Benhumea, Javier Cortés y Enrique Espinosa, muertos durante los nueve años de lucha, y destacó que espera que su libertad sirva de “fortaleza y aliento para Cayetano”, el ingeniero del SME que lleva 85 días en huelga de hambre en el Zócalo de la ciudad de México.
Agradeció a la embajada de Venezuela en México –de donde salió ayer, luego de permanecer 24 días con una petición de asilo político–, así como el apoyo de organizaciones de España, Italia, Alemania y Francia, entre otras. “Mi libertad no es un obsequio ni una concesión de las autoridades ni de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino resultado de la lucha y decisión del pueblo atenquense, y de la constancia y paciencia de los presos políticos.

“Estos cuatro años de exilio deben servir al movimiento social de lección para seguir luchando y resistiendo, para continuar en la unidad, porque no tenemos otra opción más que nosotros, pues el golpe viene del mismo que nos reprimió”, expuso.

Exhortó a las organizaciones sociales y a los estudiantes universitarios a luchar, ya que hay muchas actividades por realizar. “Vengo a reintegrarme a las tareas y al trabajo, porque es mucho. La lucha no se acaba; pongo mis manos a disposición de mi pueblo, no tengo otra cosa más que mi trabajo y mi decisión firme.”

Por su parte, Adán Espinosa sacó su alma campesina: “regresaré a mi nopalera; cuando regreso a la madre tierra me lleno de su perfume de grandeza, de su aliento que dice: ¡hijo, puedes cultivar lo que quieras!”

Trinidad Ramírez señaló: “Estamos libres del terrorismo, de la incertidumbre y del miedo, de todo lo que nos envolvió”.

Ignacio del Valle concluyó: “la libertad de nuestro espíritu nunca la podrán encerrar”. Y destacó que las mujeres mantuvieron vivo el movimiento.

Tras 4 años, América del Valle regresa a Atenco

La hija del líder del FPDT fue recibida con machetes en alto.

La Jornada en línea

México, DF. Tras cuatro años, América del Valle regresó al pueblo de San Salvador Atenco, en el estado de México, donde fue recibida con machetes en alto, al lado de su padre, Ignacio del Valle, y su madre, Trinidad Ramírez.

El regreso de América del Valle fue posible luego de que se cancelaran, por improcedentes, las órdenes de aprehensión emitidas en su contra por su participación en el movimiento que impidió la construcción de un aeropuerto federal en la zona, el proyecto de infraestructura de mayor envergadura del entonces presidente, Vicente Fox.

Otros líderes del Frente de Pueblos de Defensa de la Tierra, como Adán Espinosa -quien también regresó a Atenco- y Felipe Alvarez, acompañaron a la joven en el arribo a su comunidad, donde esta tarde se prevé la realización de una fiesta.

En un mensaje en la plaza central de Atenco, América del Valle, emocionada, expresó su agradecimiento al pueblo venezolano, al presidente Hugo Chávez y a los bolivarianos, a quienes "asaltó" en su embajada y le dieron una espléndida morada durante más de cuatro semanas.

"Y como dice mi padre, este triunfo es sólo el inicio de más trabajo", expresó la pedagoga ante sus simpatizantes reunidos en la plaza.

"Estuve fuera por más de cuatro años, hice lo que pude, hubo errores, también hubo aciertos, pero regreso para poner manos a disposición de mi pueblo, de mi Atenco, no tengo otra cosa que hacer más que seguir luchando", afirmó.

América y Adán sostuvieron que los campesinos no permitirán el engaño que representa el proyecto de la Comisión Nacional del Agua de compra de tierras para un presunto rescate ecológico.

Durante varias ocasiones, se escucharon consignas como ¡Zapata vive y vive! ¡La lucha sigue y sigue!, ¡Que sube, que baja; Atenco no se raja! e incluso goyas universitarias.

domingo, julio 18, 2010

TRASMISIÓN VÍA STREAMING DE LA LLEGADA DE AMÉRICA DEL VALLE ATENCO


ESTAREMOS TRASMITIENDO EN VIVO DESDE SAN SALVADOR ATENCO LA LLEGADA DE NUESTRA COMPAÑERA AMÉRICA DEL VALLE TRAS CUATRO AÑOS DE SER PERSEGUIDA POLÍTICA POR EL ESTADO MEXICANO.

INICIAMOS A MEDIO DÍA, ACOMPAÑENOS!!

PARA ESCUCHARNOS COPIA EL SIGUIENTE ENLACE Y ABRELO EN TU REPRODUCTOR DE MÚSICA FAVORITO:

A PARTIR DE MEDIO DÍA

“Nunca quise crear un conflicto diplomático”

América del Valle abandonó ayer por la mañana la embajada de Venezuela y se trasladó al Centro Pro Juárez, donde se reunió con su padre, el dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Ignacio del Valle. La joven señaló que al regresar a Atenco “vamos a replantearnos qué hacer. No nos podemos resignar a no cambiar las cosas”. En la gráfica, padre e hija se rencuentran tras más de cuatro años de no verse Foto Francisco Olvera

América del Valle: nunca quise ser factor de conflicto

La joven abandona la embajada de Venezuela


La cancillería presiona para acelerar la salida

Luego de cuatro años, América del Valle se volvió a reunir con sus padres y hermanos-Foto Jesús Villaseca

Blanche Petrich
Periódico La Jornada

Este sábado a las 11 de la mañana, con una gorra prestada calada hasta las cejas y a bordo de un vehículo oficial de la embajada de Venezuela que conducía el consejero José Romero, América del Valle abandonó la misión diplomática, donde se refugió hace más de cuatro semanas, y se trasladó al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro.

El plan inicial de convocar a la prensa para informar sobre su salida a las puertas de la embajada este domingo y anunciar ahí mismo el retorno de América a San Salvador Atenco, acordado con el embajador Trino Alcides, fue abortado por la Secretaría de Relaciones Exteriores, que dispuso adelantar el proceso y evitar la cobertura mediática. El viernes 16, por presión del director general para América Latina y el Caribe, José Ignacio Piña, miembros de la misión venezolana exigieron que América saliera de la sede diplomática a la brevedad posible.

Así, después de hacerle firmar un documento, la joven pedagoga –que tuvo durante los últimos años cinco órdenes de aprehensión pendientes– llegó a la sede del Centro Prodh, donde la esperaban sus padres, Ignacio y Trinidad del Valle, así como hermanos, tíos, primos y amigos cercanos.

El pequeño grupo, al que se sumaron sus abogados, algunos activistas del Centro Prodh, de Servicios y Asesoría para la Paz, celebraron así el fin de una larga batalla jurídica contra el estado de México de la que, aseguran, salieron victoriosos.

“En todo este proceso hemos dado muchas volteretas. Vivimos días en que parecíamos pepitas en comal. Pero al final logramos el objetivo que era la libertad de todos. Y como dice mi papá: esta victoria es el inicio de más trabajo.”

Asomada a una ventana sobre la calle Serapio Rendón, una América eufórica observa la calle, la tienda de la esquina, el trajín de los vecinos. Aspira el olor de la tortillería de la planta baja y finalmente se percata de que es libre de ir a donde quiera.

El peligro de perder la libertad por una injusticia

El pasado 24 de junio abandonó los escondites de los años previos y se presentó a la embajada venezolana a pedir asilo político. Apenas ahora puede explayarse sobre esa decisión. “Es que de verdad corría peligro. Peligro de ser apresada y juzgada en un proceso amañado, sentenciada hasta a 112 años, como a mi papá, por un delito que no cometí, la famosa figura del secuestro equiparado que se inventó la procuraduría del estado de México como un escarmiento por la lucha de San Salvador Atenco.

“En la medida en la que se aproximaba el día de la resolución de la Suprema Corte de Justicia sobre las sentencias dictadas contra los 12 presos políticos (en una sesión fijada para el 30 de junio) más temía, por los antecedentes: los casos de Oaxaca, de los niños quemados en la guardería ABC de Hermosillo, el mismo Atenco, el caso Lydia Cacho, en los que la Corte reconoció que hubo violaciones a las garantías del ser humano, pero al mismo tiempo protegía la impunidad de los responsables.

“Todos esos carpetazos me hicieron pensar en lo que iba a venir: una decisión en la que prevaleciera la razón de Estado por encima de la justicia. En el mejor de los casos me esperaba alguna decisión leguleya en la que liberaran a los presos de Molino de Flores, pero retuvieran a los tres del Altiplano, o por lo menos a mi padre (Ignacio del Valle). Esa fue mi lectura del momento, si quieres limitada por mi aislamiento, porque no había con quien discutir, con quien intercambiar análisis, información.
“Pero también pesó mucho que yo había llegado a mi límite. No estaba en la cárcel, pero sí viviendo de alguna manera el encierro. No podía más, de verdad. Sentí que mis opciones eran: entregarme a la procuraduría y enfrentar un juicio sesgado o pedir asilo político. La cárcel no era opción. Seguir escapando tampoco.”

“Pensé en Bolivia, en Cuba, en Venezuela. Y fui descartando. Ni Colombia ni Estados Unidos se me hubieran ocurrido. Jamás.”

–Considerando que pedir asilo político en una embajada es una situación incómoda entre dos estados, ¿qué te llevó a elegir la embajada de Venezuela?

–Eso mismo fue lo que me preguntó el embajador Trino Alcides. Claro que sí tenía conciencia de que había una relación diplomática delicada entre los dos países. Nunca tuve la intención de ser un factor de conflicto. Por eso mismo le contesté al embajador, señalando la fotografía del presidente Hugo Chávez que tenía en su escritorio: ‘yo creo en ese hombre; él para mí es una esperanza, una alternativa’.

“No me creo lo que dice la mayoría de la prensa y la televisión de que ese hombre es autoritario. Sé que a él su pueblo lo apoya y él gobierna para su pueblo. Y sí, claro, he estado antes en Venezuela, a mucha honra. El Cisen lo sabe perfectamente bien porque la policía se robó mi pasaporte. Ahí está la visa. En el verano de 2004 viajé a Caracas. Estuve 15 días en el festival de la juventud.

“Sigo pensando que para mí haber estado en la embajada de Venezuela es un honor.”

–¿Cómo fue tu llegada a la embajada?

–Me temblaban los pies. Había logrado que me dieran una cita, inventando un pretexto cualquiera. Llegué en taxi, arreglada como nunca y aparentando una seguridad que no sentía. En la recepción me dijeron: no hay luz y no sirve el elevador. Tiene que subir al décimo piso. Subí a oscuras, tropezando con todo, de los nervios que tenía. Una vez que pisé territorio venezolano, pensé: ‘de aquí nadie me va a sacar’. Me senté, respiré hondo y ahí ya les dije quién era y cuál era mi intención. Fue como romper un cascarón que me protegió durante cuatro años. Ya a partir de ahí no había reversa.

“No los hice muy felices que digamos, claro. Tuve que demostrarles que de verdad mi seguridad corría riesgo.”

–¿Y ahora? ¿Que esperas de tu retorno a la normalidad?

–Tengo miles de planes y proyectos. En lo familiar, me voy a rencontrar con mi padre y mi madre, que además son mi compañero y compañera de movimiento; con mis hermanos. En Atenco, los del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra nos vamos a encontrar después de cuatro años. Sé que no vamos a encontrar a muchos que antes estaban. Pero va a haber mucha gente nueva, que sin conocernos decidió construir un lazo con nosotros.

“Vamos a tener mucho que platicar, rearmar la historia tan cruda que hemos vivido desde el 3 y el 4 de mayo de 2006, a replantearnos qué hacer, hacia dónde, cómo. Reconociendo, desde luego, que en estos últimos años la situación ha empeorado en todos sentidos, económica, de inseguridad, de impunidad. No nos podemos resignar a no cambiar las cosas. Nuestro pueblo ha cambiado, lo vivido a todos nos cambió la vida.”

El gobierno de Hugo Chávez, satisfecho con el desenlace


América del Valle en entrevista con La Jornada-Foto Francisco Olvera
Georgina Saldierna
Periódico La Jornada

El embajador de Venezuela en México, Trino Alcides, se manifestó satisfecho por la forma en que se solucionó el caso de América del Valle, activista del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), quien retiró la solicitud de asilo político que había presentado al gobierno de Hugo Chávez y abandonó este sábado a las 11 de la mañana la representación diplomática del país sudamericano tras permanecer allí 24 días.

Explica que las peticiones de asilo a veces se convierten en asuntos muy traumáticos, pero en este caso no hubo ningún problema ni asedio. Una de las cosas que nos preocupaban era que al salir le pasara algo, pero no, todo fue muy tranquilo, puntualizó.

Previamente la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emitió un escueto comunicado en el que informó sobre la decisión de la joven.

Apuntó que durante el tiempo en que la activista social permaneció en la embajada se mantuvo en comunicación permanente con las autoridades venezolanas y las del estado de México, con el fin de atender este caso de conformidad con los procedimientos señalados por la legislación mexicana y el derecho internacional, y de esa manera asegurar una solución satisfactoria.

El embajador confirmó que las cancillerías de su país y de México mantuvieron contacto, mientras que en la representación a su cargo estaban a la espera de lo que el Ministerio de Relaciones Exteriores decidiera sobre la solicitud de asilo.

Recordó que América del Valle llegó el pasado 23 de junio a la embajada diciendo que quería hablar con una persona, y cuando ya estaban adentro pidió refugio.

“No sabíamos que eso iba a ocurrir. Pero nos pareció que nuestro deber era darle amparo, pues nos mostró una serie de elementos que podían ser de carácter político”, enfatizó.

Añadió que a la solicitud de la estudiante siguió el trámite que se requiere en este tipo de situaciones, aunque se sabía que el proceso en la Suprema Corte de Justicia de la Nación –donde se analizaba otorgar un amparo a los activistas de Atenco prisioneros en el penal de alta seguridad del Altiplano– estaba muy avanzado y se podía solucionar favorablemente.

Efectivamente, continuó, después salieron las sentencias por las cuales quedaron en libertad el papá de América, Ignacio del Valle, y los otros presos.

Apuntó que días más tarde los abogados de la joven le notificaron del desistimiento y sobreseimiento de las causas en su contra, y con todos esos documentos hablamos con ella, tras lo cual decidió salir de la embajada.

Trino Alcides dijo a la activista que la legación venezolana estaba a la orden y que quería seguir en contacto con ella.

Después de que la universitaria salió, el embajador refirió que durante los días “que estuvo con nosotros se portó muy tranquila. Nos pareció una joven muy alegre, y además nos pareció muy bueno que saliera porque eso le va a permitir concluir sus estudios. Está a punto de terminar su licenciatura”.

América del Valle solicitó asilo tras permanecer como fugitiva por más de cuatro años, acusada del delito de secuestro equiparado durante los incidentes ocurridos en San Salvador Atenco en los primeros meses de 2006.

El desistimiento de las autoridades mexiquenses para proseguir con los cargos en contra de la estudiante ocurrió poco después de que la Corte desestimó las acusaciones que había contra los integrantes del FPDT y ordenó su inmediata liberación.