lunes, septiembre 29, 2008

Solicita la ALDF al gobierno mexiquense que libere a “presos políticos” de Atenco


■ Las acciones de hace dos años, muestra de una política represora, consideran
■ No se trata de operativos, sino de los abusos contra activistas: Martínez della Rocca

Gabriela Romero Sánchez

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) pidió al gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, liberar de manera inmediata e incondicional a todos los presos políticos de San Salvador Atenco y Texcoco.

El punto de acuerdo presentado por los diputados perredistas Tomás Pliego Calvo y Salvador Martínez della Rocca ante el pleno de la ALDF el pasado martes, fue remitido ayer al gobernador mexiquense.

En los considerandos de éste se establece que los hechos ocurridos en San Salvador Atenco “dan muestra de una política gubernamental que ha optado por la represión y la criminalización de la protesta e inconformidad ciudadana, en vez del diálogo, el acuerdo y la construcción de consensos”.

Se advierte, además, que durante el operativo desplegado por los cuerpos de seguridad del estado de México y la Policía Federal Preventiva se trasgredió el derecho a la vida en agravio del menor Javier Cortés y se puso en grave riesgo el derecho de la vida en perjuicio a más de 300 personas detenidas.

Para hablar en contra subieron a la tribuna los priístas Martín Olavarrieta y Jorge Schiaffino, el primero para manifestar que la Asamblea Legislativa no podía “invadir mediante un exhorto al gobierno de cualquier estado solicitando la liberación inmediata de lo que desconozco por qué se consideran presos políticos”. Mientras que el segundo solicitó verificar el quórum y luego trató de revirar: “es una tristeza que vengan aquí a hablar de autoridad moral, con el News Divine y todo lo que está pasando”.

En su turno, el perredista Martínez della Rocca espetó a sus homólogos que la discusión no versaba en los operativos, sino en un profundo análisis de “gente que está encarcelada, que le han metido más años de prisión que a un conjunto de asesinos como los genocidas del 68 y que están libres”.

Tras alrededor de hora y media de discusión, el punto de acuerdo se sometió a votación, la cual dio como resultado: 18 votos a favor, incluyendo los de Esthela Damián y Daniel Salazar, ambos de Nueva Izquierda; 13 en contra de los priístas y panistas, y siete abstenciones del Panal y PRD-NI.

Los días 3 y 4 de mayo de 2006, San Salvador Atenco y Texcoco fueron cercados con un operativo en el que participaron más de 3 mil policías federales y estatales, el cual dejó como saldo la muerte de Édgar, un menor de edad, por causa de una lesión en la cabeza provocada por un petardo, y del estudiante universitario Ollín Alexis Behumea, así como la violación de siete mujeres y el abuso sexual a otras 16, más de 200 personas detenidas, de las cuales 27 continúan presas, entre otros Ignacio del Valle, Felipe Álvarez y Héctor Galindo sentenciados a 112 años de prisión.

Criminalización de la Disidencia: Violencia de Género y Violencia de Estado

Extracto de la ponencia de R. Aída Hernández presentada en el Foro Itinerante Mujeres, Violencia e Impunidad: Diálogos entre la Academia y la Sociedad Civil

El primer año de gobierno del presidente Felipe Calderón se ha caracterizado por la militarización de las principales regiones indígenas del país y la continuidad de una política de criminalización de los movimientos sociales, que en nombre de la “paz social” ha justificado la violencia de Estado y la represión. El llamado “multiculturalismo neoliberal” que caracterizó a la administración de Vicente Fox mediante la apropiación y trivialización de las demandas de los pueblos indígenas, está siendo sustituido por un neo-conservadurismo que trata a los indígenas organizados como delincuentes y que ha sustituido la retórica en torno al reconocimiento cultural, por un discurso desarrollista en contra de la pobreza.

R. Aída Hernández. Foto: José Risueño.

Noticias en la misma sección: Contra el feminicidio en México

Lunes 29 de septiembre de 2008

En este nuevo contexto, las mujeres indígenas y campesinas están sufriendo de manera específica las consecuencias de la militarización del país, al crearse un clima de inseguridad e intimidación, sobre todo en aquellas regiones en donde existen antecedentes de organización indígena y campesina. La violación de una anciana náhuatl de 73 años, Ernestina Ascencio Rosario, por parte de cuatro efectivos del ejército el 25 de febrero de este año [2007] en Soledad Atzompa, Veracruz, zona de influencia de la Coordinadora Regional de Organizaciones Indígenas de la Sierra de Zongolica, no es un caso aislado. Según reportes de Amnistía Internacional, desde 1994 a la fecha se han documentado 60 agresiones sexuales contra mujeres indígenas y campesinas por parte de integrantes de las fuerzas armadas, sobre todo en los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca (precisamente donde hay una gran efervescencia organizativa). Lo paradigmático de este caso es que ha puesto en evidencia una vez más el racismo y el sexismo de los grupos de poder y la red de complicidades que posibilita y perpetúa la impunidad en México. A pesar de que Ernestina Ascencio denunció a sus violadores antes de morir y quince personas, entre familiares, autoridades comunitarias y médicos legistas, escucharon esta denuncia y dieron fe de los estragos que la violación tumultuaria dejó en el cuerpo de la anciana náhuatl, el presidente Felipe Calderón, negó la veracidad de esta denuncia, sin tener ningún informe médico o legista que fundamentara su versión de “muerte por gastritis”. Como en los viejos tiempos de las monarquías, la palabra del “Supremo” fue suficiente para desmentir el certificado de defunción del doctor, Juan Pablo Mendizábal, las necropsias firmadas por tres médicos legistas, el dictamen del procurador estatal de Justicia de Veracruz, Miguel Mina Rodríguez, y el propio testimonio de la víctima. La Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Instituto Nacional de las Mujeres, instancias creadas supuestamente para defender los derechos de los ciudadanos, hicieron eco a la versión oficial. María del Rocío García Gaytan, presidenta de INMUJERES, descalificó las últimas palabras de Ernestina Ascencio Rosario, ya que estas fueron en náhuatl y la mujer estaba moribunda.

…Más que de casos aislados cometidos, por enfermos mentales, estas cifras y estos nombres dan cuenta de una política de intimidación que utiliza la violencia sexual como estrategia contrainsurgente y como arma de desmovilización política. Los cuerpos de las mujeres indígenas se han convertido en campo de batalla para un gobierno patriarcal que desarrolla una guerra no declarada contra el movimiento indígena. Si en el pasado sus cuerpos fueron la materia prima para forjar la nación mestiza, ahora son el espacio de disputa para darle continuidad a un proyecto hegemónico de nación que sigue excluyendo a los pueblos indios.
Dentro de esta lucha por la autodeterminación de los pueblos indígenas y campesinos y por el autogobierno, las mujeres han tenido una importante participación.

… La participación de las mujeres tanto en el movimiento zapatista como en movimientos campesinos y magisteriales, como los de Atenco y Oaxaca, han venido a trastocar los roles de género al interior de las comunidades, y a confrontar las políticas excluyentes del Estado mexicano. No es casual entonces que ante el “peligro desestabilizador” los poderes locales y nacionales centren su violencia en las mujeres organizadas. Para los sectores más conservadores de la sociedad mestiza e indígena, la existencia de mujeres organizadas en alguna comunidad o región se ha convertido casi en un sinónimo de radicalismo político. Las mujeres campesinas e indígenas organizadas se han transformado en un símbolo de resistencia y subversión, por lo que han sido el centro de la violencia política. El nuevo colonialismo del gobierno mexicano se está valiendo de la criminalización de los movimientos sociales para desarticular a sus organizaciones y encarcelar a sus líderes y de la violencia sexual para sembrar el terror e intimidar a las mujeres organizadas.

Análisis de género en otras regiones militarizadas como el de Diana Nelson en Guatemala, Davida Wood en Palestina o Dette Denich en Sarajevo, señalan que en contextos de conflicto político militar la sexualidad femenina tiende a convertirse en un espacio simbólico de lucha política y la violación sexual se instrumentaliza como forma de demostrar poder y dominación sobre el enemigo. Chiapas, Atenco, Guerrero y ahora Oaxaca no han sido una excepción, la militarización y la paramilitarización han afectado de manera específica a las mujeres en esta guerra sucia no declarada. Desde una ideología patriarcal, que sigue considerando a las mujeres como objetos sexuales y como depositarias del honor familiar, la violación, la tortura sexual y las mutilaciones corporales son un ataque a todos los hombres del grupo enemigo. Al igual que los soldados serbios, las fuerzas represivas del Estado mexicano “Se apropian de los cuerpos de las mujeres simultáneamente como objetos de violencia sexual y como símbolos en una lucha contra sus enemigos hombres, reproduciendo esquemas de los patriarcados tradicionales, en los que la ineficacia de los hombres para proteger a sus mujeres, controlar su sexualidad y sus capacidades reproductivas era considerada como un símbolo de debilidad del enemigo” (cf. Denich 1994:16, traducción mía).

La violación sexual se ha convertido pues, en una amenaza latente contra cualquier mujer organizada o cuya familia se identifique con algún movimiento social antisistémico. El “castigo” a las simpatizantes zapatistas o las mujeres de Atenco por romper con sus roles tradicionales de género y cuestionar las estructuras de poder prevalecientes, es un mensaje para todas aquellas mujeres que se han atrevido a levantar sus voces en los espacios públicos…

viernes, septiembre 26, 2008

Machete en mano, activistas enmarcan la presentación del libro Vencer o morir

■ Leopoldo Ayala ofrece un testimonio deslumbrante de la lucha de los jóvenes: Montemayor

Arturo García Hernández

Carlos Montemayor y Leopoldo Ayala, acompañados por militantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, anteayer, en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco Foto: José Carlo González

La presentación de la novela Vencer o morir, del poeta y profesor Leopoldo Ayala, se convirtió de varias maneras, más allá del recuerdo y la conmemoración, en un llamado a actualizar el sentido político y las demandas del movimiento estudiantil de 1968.

El acto se llevó a cabo el miércoles en el Aula Magna del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, donde el momento culminante fue el ingreso al recinto de un grupo de integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, machete en mano, demandando la libertad del líder campesino de Atenco, Ignacio del Valle, entre vítores y aplausos del público que llenaba el lugar en su totalidad.

María Antonia Trinidad Ramírez, esposa del líder preso en el penal del Altiplano y sentenciado a más de 100 años de cárcel, encabezaba al grupo. En uso de la palabra dijo que el título del libro de Leopoldo Ayala encierra un gran significado para su causa: “Lo hemos dicho, en esta lucha hemos defendido y seguiremos defendiendo nuestra tierra con nuestra misma vida, y no sabemos hasta dónde podamos llegar”.

Posteriormente, en nombre de Ignacio del Valle y de otros compañeros también presos –Felipe Álvarez y Héctor Galindo–, Trinidad Ramírez entregó al escritor Carlos Montemayor –uno de los presentadores de Vencer o morir– un machete, símbolo de su lucha, con el cual “te entregamos nuestro corazón, nuestra lucha, nuestra resistencia”.
Antes, durante su intervención, Montemayor había manifestado el privilegio que para él representaba estar “en este centro crucial de la historia de México, cruce de culturas, cruce de idiomas, de sufrimientos, de enfrentamientos”.
Pocos sitios en el planeta –resaltó el articulista de La Jornada– “tienen tanta significación, tanta memoria, tanta historia, tanta relevancia por el heroísmo que ha dignificado gran parte de la historia de nuestro país y que ha sido central en la dignificación de mi generación.
“La generación a la que me debo, a la que pertenezco, la que nos ha hecho más dignos, más honestos, es la del 68, que dio a México uno de los patrimonios cívicos más interiores, más diversos, más perdurables de nuestra historia política, de nuestra evolución social.

“Es difícil encontrar antes de ese movimiento una confluencia de jóvenes, de adolescentes, de muchachos entre los 14 y los 23 años, con una visión de México y una visión de justicia como la que ellos tenían. No queremos que ese esfuerzo se pierda, se esfume, es patrimonio cívico que ha tratado de hacer un México mejor y que, en parte, no en su totalidad. Lo ha logrado.”
Revés para convertirlo en victoria
Montemayor resaltó la labor docente de Leopoldo Ayala –profesor del Instituto Politécnico Nacional durante 42 años–, a quien describió como “uno de los poetas más preclaros y congruentes que han ejercido el magisterio”.

Y se refirió a Vencer o morir como uno de los libros “más significativos en este inicio del siglo XXI y que constituirá uno de los testimonios más deslumbrantes, más luminosos, más necesarios, sobre lo que ha sido la lucha de jóvenes mexicanos, ahora ya no tan jóvenes”.
Luego de este preámbulo, el autor de Guerra en el paraíso dio lectura al prólogo que escribió para la novela de Leopoldo Ayala.
Entre el público destacó la numerosa presencia de jóvenes estudiantes politécnicos, la mayoría al perecer alumnos de Ayala en la Vocacional 5. También se encontraban ahí Jorge y Chuy Morett, padres de Lucía Morett, la joven estudiante mexicana herida en marzo de este año durante el bombardeo del ejército de Colombia en contra de un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en territorio ecuatoriano. Morett actualmente radica en Nicaragua, en calidad de refugiada.
En su intervención, el crítico de arte y activista Alberto Híjar, recordó que en el ataque del ejército colombiano murieron tres compañeros de Morett, estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, y otro compañero del Politécnico.
Entonces se dirigió a los jóvenes presentes: “¿qué se necesita para que ustedes se movilicen, compañeras y compañeros?, ¿qué se necesita para que vayan más allá de poner su firma en un escrito pidiendo el regreso seguro y libre de cargos de Lucía Morett? Actualizar el 68 es vivirlo ahora, quiere decir tomar una posición libertaria. El Estado es el mismo. Hagan suyo el 68, asuman el ‘vencer o morir’”.
Precisamente, al principio de su participación Híjar había elogiado el título del libro de Ayala: “que tienen que ver con una consigna especialmente cumplida por el pueblo que suele decir que hay que convertir el revés en victoria”. Fue lo que hizo la Revolución Cubana, que empezó con un ataque fracasado “a un cuartel dictatorial”.
En ese sentido, la matanza del 68 “es un revés que tendríamos que convertir en victoria”.

Otro acierto de la novela de Ayala es que sea una mujer, Olivia, la protagonista, porque uno de los grandes defectos del 68 es “ser un movimiento macho, parece que no hubo mujeres o que no contaron, pero por supuesto que las hubo, como la Nacha (Ana Ignacia Rodríguez) y la Tita (Roberta Avendaño). Por eso es un acierto poner como dialogante a Olivia.

jueves, septiembre 25, 2008

Primer encuentro Americano contra la Impunidad


El Colectivo CONTRAIMPUNIDAD-URUGUAY convoca al
PRIMER ENCUENTRO AMERICANO CONTRA LA IMPUNIDAD
que tendrá lugar en San Cristóbal de las Casas,Chiapas ,México
los días 20,21,22 y 23 de noviembre 2008
Por información y adhesiones: http://www.contralaimpunidad.org/

Por más de cinco décadas, América Latina es víctima de Crímenes de Lesa Humanidad producto de golpes de Estado, dictaduras militares, Guerras Sucias y de Baja Intensidad con el objetivo de aplastar las luchas sociales y a los movimientos revolucionarios en el continente.

Desde México hasta Chile, cientos de masacres y cientos de miles de privaciones ilegales de la libertad, torturados, asesinados y detenidos desaparecidos documentan estos crímenes cometidos por los Estados Nacionales al amparo de la Doctrina de la Seguridad Nacional de Estados Unidos.
En la actualidad, el denominador común en la mayoría de nuestros países es la impunidad garantizada por el sistema a criminales amparados en leyes de amnistía y obstrucción a la libertad de información, que se traduce en muchos casos en abierta protección a los genocidas.

La lucha incansable y muchas veces solitaria y sin recursos que las víctimas, sus familiares y organizaciones de defensa de los derechos humanos llevan a cabo por la memoria, la justicia y el esclarecimiento de la verdad, no ha cesado un minuto en este medio siglo. Pero los avances son mínimos y miles de querellas yacen en los sótanos de tribunales y cortes supremas de cada país esperando justicia mientras hay solo un puñado de criminales encarcelados.

Comisiones de la verdad y programas de reparación no han cambiado esencialmente las cosas, y en muchos casos se han convertido en excusas para dilatar y eclipsar del todo, los esfuerzos de justicia. Por el contrario, miles de criminales y torturadores se han reinsertado en la sociedad y el Estado mantiene y reestablece prácticas sistemáticas violatorias de los derechos humanos ahora bajo el amparo de la Doctrina de la Lucha contra el Terrorismo, nuevamente impuesta por Estados Unidos a partir del 11 de septiembre de 2001: una versión agigantada a nivel mundial de la Doctrina de la Seguridad Nacional.

Recientemente han sido aprobadas en México y en muchos otros países de la región, leyes antiterroristas que servirán una vez más al Terrorismo de Estado para justificar legalmente torturas, detenciones ilegales y desapariciones de opositores al sistema.

Por esto, asumiendo que sufrimos en nuestros países esencialmente los mismos problemas consideramos de primera importancia encontrarnos, coordinarnos, apoyarnos, compartir experiencias y luchar juntos víctimas, familiares, jueces y abogados honestos, organizaciones sociales, de defensa de Derechos Humanos, investigadores, académicos y periodistas comprometidos con la verdad.

Para lo cual proponemos la realización del PRIMER ENCUENTRO AMERICANO CONTRA LA IMPUNIDAD que tendrá lugar en México el mes de noviembre de 2008.

H.I.J.O.S MÉXICO
Red Contra la Impunidad
Comité Honorario
Hortensia Bussi de Allende, Chile
Noam Chomsky, Estados Unidos
Juan Gelman, Argentina
José Saramago, Portugal
Joao Pedro Stédile (MST), Brasil
Marcos Ana, España
Joan Garcés, España
Martín Almada, Paraguay

¡PARTICIPA Y ACTÚA!
Para que la memoria no siga secuestrada.
Por un futuro de justicia y libertad.
NO NOS CALLAMOS
NO NOS RENDIMOS
NO L@S OLVIDAMOS

Exigen a Los Pinos liberar a atenquenses


Emir Olivares Alonso

Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) exigieron al presidente Felipe Calderón la liberación de sus 13 compañeros detenidos desde hace más de dos años a raíz de los hechos del 3 y 4 de mayo de 2006 en San Salvador Atenco, “pues sólo se les puede culpar de defender la tierra”.
Calificaron al titular del Ejecutivo federal y al gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, como “hipócritas y mentirosos” debido a que en el discurso aseguran luchar contra la delincuencia y la impunidad en el país, pero “sentencian a nuestros compañeros que luchan por la tierra, y quienes ordenaron y operaron la represión están en libertad y gozan de impunidad”.

Para hacer visible su inconformidad por las sentencias contra sus compañeros Ignacio del Valle, Felipe Álvarez y Héctor Galindo, recluidos en el penal de máxima seguridad Altiplano, y 10 en la cárcel Molino de Flores, los atenquenses marcharon del Ángel de la Independencia a Los Pinos.

Acompañados por integrantes de organizaciones como el Frente Popular Francisco Villa y el Frente Proletario Independiente, recordaron que organismos nacionales e internacionales, como Amnistía Internacional, acreditaron que durante el operativo policiaco del 3 y 4 de mayo de 2006, los elementos de seguridad incurrieron en violaciones a los derechos humanos y delitos de lesa humanidad como la tortura, además de que “asesinaron” a dos jóvenes y violaron sexualmente a muchas de las detenidas.

“¿Qué otras pruebas necesita la ‘justicia mexicana’ para castigar a los delincuentes? A nuestros compañeros no se les ha podido demostrar culpabilidad en los delitos que les imputan. Las autoridades se dicen dispuestas a terminar con el crimen, pero mantienen sin castigo a los verdaderos criminales y responsables de la represión.”

Autoridades de mediano nivel de la Presidencia recibieron a una comisión del FPDT en el patio de Los Pinos, donde sólo les recibieron un documento en el que exigen la liberación de los presos políticos. “No hay respuesta de este gobierno que dice representar al pueblo, pero no lo escucha; ése es el mensaje que recibimos hoy.”

miércoles, septiembre 17, 2008

Reforzará el EZLN defensa de los presos de Atenco y de la otra campaña


■ Anuncia movilizaciones a partir del próximo día 16

Hermann Bellinghausen

El EZLN llamó a renovar y profundizar la defensa de los presos de Atenco, miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) y adherentes de la otra campaña, quienes son “rehenes” del gobierno federal panista y el del estado de México, priísta. Anunció que habrá acciones y movilizaciones a partir del próximo 16 de septiembre, en el tercer aniversario de la otra campaña.
En un comunicado, el subcomandante Marcos expresa que, hace unas semanas, “esa farsa trágica que es la justicia legal mexicana dictó una nueva pena indignante en contra de nuestros compas que están en la cárcel de Molino de las Flores y en el penal de alta seguridad de La Palma, sumando así un eslabón más a la ya de por sí larga cadena de injusticias que pesa sobre estos compañeros”.

Desde hace más de dos años, adherentes de la otra campaña han mantenido campamentos permanentes en los penales de Santiaguito, primero, y luego Molino de Flores, en el estado de México, por lo que los presos no han estado solos desde los primeros días de mayo de 2006, luego de “la salvaje represión en contra del pueblo de San Salvador Atenco”.

Subraya que “desde entonces este plantón se ha mantenido firme”. Su demanda ha sido “la de todos los que somos la otra campaña: libertad y justicia para Atenco”. A lo largo de estos más de dos años, “y en condiciones adversas, este plantón también les ha hecho saber a nuestros compas presos y a sus familiares que no estuvieron ni están solos.

“Aunque algunos ya salieron, otros permanecen presos, entre ellos el compañero Ignacio del Valle, del FPDT. Y lo nombramos a él no porque olvidemos o ignoremos a los demás, sino porque su caso es emblemático de la injusticia que es ley e institución en este México que agoniza”.

Han salido libres decenas de los detenidos en mayo de 2006, “gracias a las movilizaciones realizadas en México y en el mundo, al trabajo comprometido de sus defensoras legales y a la tenacidad de este pequeño grupo de compañeros que, sin tener la atención de los medios de comunicación (aunque sí la de las policías federales, estatales y municipales que no han dejado de hostigarlos y amenazarlos)”, han permanecido en plantón frente a los penales.

Ahora, Marcos anuncia “el doble objetivo de relanzar la campaña nacional e internacional exigiendo libertad y justicia para Atenco, y mantener un puente constante con nuestros compas presos para que sepan y sientan que acá hay quien no olvida”.

Individuos, grupos, colectivos y organizaciones de la otra campaña convinieron “reforzar el plantón de Molino de las Flores y convertirlo en un espacio de encuentro, además de convocar, a nivel nacional e internacional, a renovar la campaña por la liberación de nuestros presos”, y retomar los contactos que se han logrado, en México y en el mundo, para coordinar nuevas actividades exigiendo justicia.

Junto con la Comisión Sexta del EZLN, la Red Nacional contra la Represión y la Solidaridad, la Unión Nacional de Organizaciones Populares de Izquierda Independiente (UNOPII), Uníos, así como otros grupos y colectivos libertarios, acordaron un calendario de actividades que inician este martes, cuando además se dará a conocer otra convocatoria, de la cual no se ofrecen detalles.

La Comisión Sexta del EZLN llama a asistir al plantón de Molino de Las Flores y participar en las actividades que ahí se realizarán, “y a que, en sus grupos, colectivos, organizaciones y unidades de trabajo locales, regionales y estatales de la otra campaña propongan y realicen acciones en demanda de libertad y justicia para Atenco”.

Evento político-cultural en el Plantón Molino de las Flores


Compañeros y compañeras de La Otra Campaña:

Les escribimos sobre la Jornada por la Liberación de los Presos Políticos del 3 y 4 de mayo de 2006 que se va a realizar en el plantón Molino de Flores los días 20 y 21 de septiembre.

En primer lugar queremos pedirles una disculpa por el poco tiempo de anticipación con el que les estamos avisando y pedirles también que nos ayuden a difundir para que vengan l@s más posibles, con relación a esto queremos pedirles que nos ayuden a cuidar la seguridad de tod@s y del plantón.

Siendo el plantón un espacio político tenemos el acuerdo de no consumir ni estar bajo los efectos de alcohol ni drogas (pulque y marihuana incluidos), y les pedimos que nos apoyen a que tod@s respetemos este acuerdo.

También queremos pedirles que nos apoyen trayendo una cooperación para solventar los gastos que se generen, aunque los compas que van a venir a hablar, actuar, exponer y tocar lo hacen por solidaridad y no van a cobrar, hay otros gastos que cubrir.

Un abrazo y los esperamos a tod@s.

Presos Políticos, ¡Libertad!
Contra la represión a las comunidades zapatistas.

Plantón Molino de Flores.

Presentan a la ONU política esquizofrénica de México en materia de derechos humanos

■ ONG entregan al organismo internacional cuatro informes sobre la situación actual del país
■ Señalan la constante impunidad, principalmente en violaciones de militares a garantías fundamentales

Emir Olivares Alonso
Ante la “precariedad y pendientes” en materia de derechos humanos en el país, así como por la “política esquizofrénica” del gobierno mexicano en la materia, representantes de diversas organizaciones civiles presentaron ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, cuatro informes en los que analizan la situación actual de esas garantías en México.
El objetivo de los grupos defensores de derechos humanos “es presentar insumos para el diálogo entre los estados, que permitan incidir en el debate del Estado mexicano sobre sus pendientes en la materia”.
Representantes de los centros de derechos humanos Miguel Agustín Pro Juárez, de la Montaña Tlachinollan, la Red Todos los Derechos para Todos y la Academia Mexicana de Derechos Humanos, entre otros, elaboraron los informes en los que se abordan cuatro temas: problemática general de las garantías fundamentales; derechos económicos, sociales y culturales; los pendientes en materia de medio ambiente, y la criminalización de la protesta social y la militarización del país.
Con estos documentos, activistas de estas organizaciones civiles se presentaron ante el organismo de la ONU para hacer hincapié en las fallas que aún se presentan en materia de derechos humanos en México.
Expusieron que existen muchos pendientes y un precario desarrollo en el modelo de impartición de justicia; que en México se presenta una criminalización de la protesta social, “como constante forma de vulnerar la participación y manifestación” de la ciudadanía; que no se ha cumplido con la obligación del Estado de armonizar la legislación interna con la internacional, con el propósito de cumplir con los acuerdos externos firmados por el gobierno mexicano.
Uno de los puntos al que los activistas dieron mayor énfasis ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU fue la impunidad en la que permanecen los delitos en el país, en particular las violaciones a las garantías fundamentales por parte de funcionarios públicos y elementos castrenses, con lo que se niega a las víctimas el acceso a la justicia.
Asimismo, agregaron que el modelo de desarrollo económico que actualmente se aplica en México ha generado en el país una polarización económica.
“Estos informes ponen en el centro del debate actual a los derechos humanos y sus pendientes, que demuestran claramente la deficiente consolidación del modelo democrático en México, así como la política esquizofrénica del gobierno mexicano, que hace incoherentes sus políticas exteriores e interiores en esa materia”, expusieron.
Con la presentación de estos análisis de las organizaciones civiles mexicanas en el seno del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas arrancó un proceso que continuará hasta junio del próximo año, cuando ese organismo internacional realice recomendaciones al Estado mexicano en torno a la situación de estas garantías en el país, y éste a su vez tendrá que comprometerse a dar respuesta a las mismas, de acuerdo con lo establecido en el Examen Periódico Universal, pacto que están obligadas a cumplir todas las naciones que lo han ratificado.

Integrantes del FPDT celebran en Atenco el Grito de independencia

■ El acto marcó el retorno de Jorge Flores, quien estaba “exiliado”
Javier Salinas Cesáreo (Corresponsal)
San Salvador Atenco, Méx., 16 de septiembre. Al grito de “¡presos políticos, libertad!”, cientos de integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, acompañados de diversas organizaciones, celebraron la noche de este lunes 15 el Grito de Independencia, acto que marcó el regreso de Jorge Flores Ibarra, uno de los dirigentes del movimiento, quien desde mayo de 2006 se encontraba “en el exilio” por la persecución policiaca. Sin embargo, aún se encuentran “exiliados” Jesús Adán Espinoza, Bernardino Cruz Cardona y América del Valle Ramírez (hija de Ignacio del Valle Medina, preso en el penal de alta seguridad del Altiplano).
Jorge Flores Ibarra se desempeñó como el brazo derecho de Ignacio del Valle y operador del movimiento, durante las protestas contra el aeropuerto. Alrededor de las 21 horas, Flores Ibarra arribó a la explanada de San Salvador Atenco, en medio de la algarabía de sus compañeros, familares y miembros de la otra campaña, del Frente Popular Francisco Villa, y estudiantes de la UNAM, entre otros.
El dirigente, bandera y machete en mano, refrendó su compromiso con la lucha por la tierra y por la libertad de sus 13 compañeros presos en los penales de Molino de Flores y el Altiplano. “Fueron dos años tres meses de permanecer ‘en el exilio’. Fueron largos, pero nunca desapareció la esperanza y ánimo de regresar a seguir en la lucha. Le digo al gobierno: no nos rendiremos”.
La dirigente María Trinidad Ramírez, esposa de Ignacio del Valle, señaló que el regreso de Jorge Flores representa un fortalecimiento del movimiento. “Cada compañero que regresa nos anima a seguir adelante, es nueva esperanza y nos fortalece. Nos da fuerza para ratificar nuestra lucha, que no se nos olvide que tenemos presos, que debemos seguir luchando por su libertad y que debemos resistir y no doblegarnos ante la represión del gobierno”, dijo.
Antes, los atenquenses organizaron un acto cultural y de resistencia con la presencia de varios grupos musicales.
Y este martes, los integrantes del FPDT realizaron su tradicional desfile con trajes típicos, caballos y machete en mano por la plaza principal de Atenco.

Dan el "grito" atenquenses por la libertad de sus presos.

San Salvador Atenco, Méx., 16 Sep (Notimex).- Integrantes de La otra campaña, así como de los frentes Francisco Villa y de Pueblos en defensa de la tierra, llevaron a cabo lo que llamaron el “grito” por la libertad de sus presos recluidos en penales ubicados en el estado de México.
El acto realizado frente al penal Molino de las Flores en Texcoco y en la presidencia municipal de Atenco, anunciaron movilizaciones y uno de los puntos de reunión de La otra campaña será el plantón establecido a las afueras de dicho centro de rehabilitación.
María Trinidad Ramírez, esposa del líder del Frente de pueblos en defensa de la tierra, Ignacio del Valle, recluido en el penal de El Altliplano anunció que se reactivarán los actos de protesta para exigir la libertad de 16 personas presas por los hechos violentos del 3 y 4 de mayo de 2006 en Texcoco y Atenco.
Aún quedan en prisión 16 de sus compañeros que se encuentran presos en los penales Molino de las Flores y El Altiplano acusados de secuestro equiparado y ataques a las vías de comunicación.
Según los atenquenses existen irregularidades en el proceso que se les siguió, por lo que reiniciarán movilizaciones para exigir su libertad.
Entre las acciones inmediatas anunciaron una marcha este 23 de septiembre del Angel de la Independencia en el Distrito Federal a la residencia oficial en Los Pinos.

jueves, septiembre 11, 2008

Plantean señalamientos de la ONU sobre derechos de los presos

Respecto de la situación de Héctor Galindo Gochicoa (atenquense), preso político y de conciencia recluido en el penal de alta seguridad del Altiplano, consideramos necesario recordar las reglas mínimas para el tratamiento de reclusos aprobadas por el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas en sus resoluciones 663. C-(XXIV) de 31 de julio de 1957 y 2076 (LXII) de 13 de mayo de 1977.

Disciplina y sanciones:
27. El orden y la disciplina se mantendrán con firmeza, pero sin imponer más restricciones de las necesarias para mantener la seguridad y la buena organización de la vida en común.
30.2. Ningún recluso será sancionado sin haber sido informado de la infracción que se le atribuye y sin que se le haya permitido previamente presentar su defensa. La autoridad correspondiente procederá a un examen correspondiente del caso.
31. Las penas corporales, encierro en celda oscura, así como toda sanción cruel, inhumana o degradante quedarán completamente prohibidas como sanciones disciplinas.
36.1. Todo recluso tiene derecho a peticiones y quejas al director del penal.
37. Los reclusos estarán autorizados para comunicarse periódicamente con su familia, bajo la debida vigilancia, por correspondencia o visitas.
39. Los reclusos deben ser informados periódicamente de acontecimientos, por la lectura de diarios.
Derechos Humanos STUNAM: Francisco Castro Meléndez, Alicia Andrade Rodríguez, Máxima Castro, Guadalupe León P., Oralia Fragoso, Julieta Ramírez, Carmen Sosa García, Catalina Alvarado e Isaac Zaragoza García

Jornadas de Resistencia, Madrid, España


Les invitamos a un espacio de encuentro para hablar, desde lo cercano, de la tortura y de cómo afrontarla.

Desde la experiencia que estamos viviendo en Atenco Somos Todas, unproceso de aprendizaje colectivo, vimos la necesidad de preguntarnos sobrelos objetivos de esta estrategia de represión, de analizar sus partes ydesmontarlas, y la importancia de responderlas en colectivo, de hablarnosde cómo nos afectó y nos sigue afectando.Y aprendimos el valor de estos pasos para luchar contra la impotencia, eldolor y otros sentimientos que nos remueven al estar piel con piel con latortura.

Por eso quisimos organizar estas jornadas contando con vuestraparticipación, para seguir preguntándonos:
¿qué peligro supone para los poderosos que la población de abajo nosorganicemos?
¿qué objetivos persiguen con la tortura?
¿por qué las órdenes siempre van dirigidas a destruir cualquier experienciaorganizativa o acción que represente un ataque para el poder?
¿Qué podemos hacer para donde el poder impone el dolor y la rabia de latortura, generemos mecanismos de resistencia colectiva que nos permitanseguir avanzando en nuestras luchas?

RESISTENCIAS ANTE LA REPRESIÓN POLÍTICA Y LA TORTURA SEXUAL

26-28 Septiembre en el P.S.O.MALAYA, Madrid

VIERNES 26. 18-21h El muro de goma: la impunidad jurídica internacional. Contextualizacion jurídica de la tortura en distintos Estados.- Asociación Libre de Abogados- Tortura en el Estado Español y en el Derecho Internacional.- Mariana Selvas- Adherente de la Otra Campaña de México y superviviente de Atenco.
SÁBADO 27.Mañana 11-14h Oir, ver y callar: patriarcas y democratas, torturadores de toda la vida.Violencia contra las mujeres en México y tortura sexual en el estadoespañol.- Mariana Selvas, adherente a la Otra Campaña y superviviente a la represión de Atenco.- Torturar en Aurkako Taldea- Coordinadora de Inmigrantes de Málaga- PreSOS Galiza.
Tarde 17h-20h Escuchamos, sentimos y no callamos: comprender para resistir.Objetivos y consecuencias políticas y psicosociales de la represión.- Pau Pérez, Grupo de Acción Comunitaria- Jorge del Cura, Centro de Documentación contra la Tortura.
DOMINGO 28. 11-14h. Ni víctimas ni heroínas: Taller de herramientas parala resistencia colectiva.

Para grupos de apoyo y supervivientes de tortura (apuntarse previamentecon Atenco Somos Todas)
Exposición gráfica del 22 al 28 de Septiembre en el P.S.O. MALAYA

Habrá teatros y videos (horario aún por confirmar)

Se habilitará espacio para peques.

Mujeres libres


La última de las mujeres detenidas en Atenco recuperó su libertad, 2 años y 3 meses después de aquella represión. Una represión en la que todo el peso de siglos de agresiones machistas a mujeres en todos los rincones del mundo cayó sobre nuestros corazones. Aquellas torturas nos marcaron a todas las que, de alguna manera, estábamos cerca de la lucha por la tierra en México. Mujeres que, desde distintos puntos del planeta alzaron al viento su grito de rabia, de justicia, ante una sociedad que día tras día, en las calles, en las luchas y en la intimidad de los hogares agrede hasta la muerte a sus mujeres. Aquellas torturas nos plantaron delante un espejo que reflejaba toda esta estructura de poder machista, dentro de la cual vivimos y respiramos como podemos, y actuamos para construir otra vida.

Con aquella represión, el gobierno mexicano pretendía obligarnos a todas a aceptar la sumisión a los roles femeninos que nos asignan, a quedarnos en casa, calladas, quietas, aisladas. Pero nosotras, aquí y ahora, podemos afirmar que no lo consiguieron. Que de la rabia que acompañaba la impotencia sacamos fuerzas para agarrarnos las manos y salir a la calle de nuevo, para gritar lo que nos hicieron, para denunciarlo. Nos organizamos aquí y allá, sacamos recursos de cualquier lado, potenciando la creatividad pudimos dar la vuelta a situaciones extremas, consiguiendo capacidad de buscar soluciones en un infierno; tejimos lazos muy fuertes, y aprendimos un nivel más profundo de apoyo mutuo. El apoyo que nació del replanteamiento personal de cada una sobre nuestras vidas, nuestros miedos, nuestras debilidades; de la indignación, del sentir que nadie merecemos eso, del querer dejar de normalizarlo, y sobretodo, de los momentos en que nos atrevimos a hablarlo y compartirlo entre nosotras. Manteniéndonos juntas nos hicimos más fuertes. Y hoy, mirando hacia atrás, podemos ver los pasitos que dimos, la reparación que vamos construyendo hacia nuestros corazones. Podemos ver que la constancia de nuestra dignidad en esta denuncia social y jurídica les resulta incómoda, que les sale caro mantener mujeres de Atenco presas. Que están viendo que la resistencia de las mujeres no se vence violando nuestros cuerpos. Que no es tan fácil callarnos. Aunque nos encierren tras rejas, aunque el machismo social nos siga atacando desde afuera y adentro de nosotras mismas, tenemos una fuente de valentía que no consiguen secar. El martirio de Atenco nos echó encima siglos de historia de violencia machista. Hoy, con la libertad de la ultima de las compas mujeres detenidas en Atenco, sembramos entre todas un granito más en la historia de lucha y resistencia de las mujeres del mundo. Hoy seguimos jodidas, pero resistentes. Porque si podemos, y vamos a seguirle. Porque Atenco vive.... y nosotras también...

La raíz de la criminalidad


CARLOS GONZÁLEZ GARCÍA

La unánime palabrería de las instituciones del Estado en torno a la inseguridad pública, la criminalidad y el combate oficial de tales lacras, vale poco, pudiéramos decir nada. Los frondosos discursos que en pro del estado de derecho pronuncian inflamados nuestros gobernantes, ya sea que se acomoden a la izquierda, al centro o la derecha, valen menos.

Resulta que la violación permanente y masiva de los derechos humanos por parte de quienes tendrían que cuidar de ellos es la marca de este azulado país. Específicamente, los cientos de presos y presas políticas que llenan injustamente las cárceles de este país son la demostración plena de lo dicho.
El 21 de agosto del año en curso Ignacio del Valle Medina, campesino originario del mexiquense municipio de San Salvador Atenco y luchador social integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) que tenazmente se ha opuesto a la oprobiosa construcción de un aeropuerto en las tierras pertenecientes a diversas comunidades indígenas de la región de Texcoco, fue sentenciado en la causa penal número 58/07 por el delito, falsamente sembrado en su contra, de secuestro equiparado en la modalidad de autoría intelectual, habiendo obtenido una condena de 45 años de cárcel que, sumada a su anterior condena de 67 años y cuatro meses, da un total de 112 años y cuatro meses que absurda e injustamente habrá de pasar en la cárcel, suponiendo que viva todos esos años, si la “razón” de Estado se impone en contra de quien tiene como único “delito” haberse opuesto a las destructivas políticas neoliberales que cotidianamente aplican nuestros gobernantes.

Frente a este crimen mayúsculo, cometido desde los más altos círculos del poder establecido, pues, en la determinación judicial estarían involucrados, por lo menos, el gobierno del estado de México, el Ejecutivo Federal y el Poder Judicial de la Federación; cualquier discurso oficial en contra de la delincuencia organizada y la inseguridad carece de proporción, tamaño y valor efectivo.

Frente al omnímodo y arbitrario ejercicio del poder con la oscura finalidad de violar los derechos fundamentales de Nacho del Valle y muchos cientos y miles más, cabe preguntarse dónde podrá estar la raíz de la criminal ola que desde hace años se bate sobre el inerme pueblo mexicano.

En la causa penal en que se condenó a Ignacio del Valle también fueron sentenciados a 31 años, 11 meses y 15 días de cárcel los luchadores sociales Oscar Hernández Pacheco, Alejandro Pilón Zacate, Julio Espinosa Ramírez, Pedro Reyes Flores, Juan Carlos Estrada Cruces, Jorge Ordóñez Romero, Adán Ordóñez Romero, Narciso Arellano Hernández, Inés Rodolfo Cuéllar Rivera y Eduardo Morales Reyes.

Actualmente existen 13 presos políticos y decenas de perseguidas y perseguidos políticos por los hechos acontecidos los días 3 y 4 de mayo de 2006, fecha en que una descomunal columna de policías federales y del estado de México desató una feroz represión en contra de los pobladores de San Salvador Atenco y del FPDT con la doble intención de “castigar” la osadía de éstos al haber detenido lo que pretendía ser “el” proyecto del sexenio foxista –el aeropuerto internacional de Texcoco– y de frenar la Otra Campaña impulsada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y sus aliados, incluido el FPDT.

Frente a la interesada cerrazón de quienes llevan las riendas de este país, únicamente la acción solidaria y organizada de los de abajo logrará abrir las cárceles donde injustamente consumen su vida Nacho del Valle, sus compañeros y tantas y tantas personas más.

miércoles, septiembre 10, 2008

Señalan acción represiva contra preso atenquense


Nos referimos al preso político Héctor Galindo Gochicoa, recluido desde 2006 en el penal del Altiplano, a partir de los hechos de represión de Estado en San Salvador Atenco. Desde el pasado 25 de agosto le fue negada la visita semanal y toda forma de comunicación con sus familiares, quienes se quejaron ante la CNDH, misma que ocultó toda información. El 4 de septiembre, el coordinador de centros federales de la SSP comunicó de manera verbal que al recluso se le había puesto un castigo de 76 días, el cual consiste en un aislamiento total, a partir de un supuesto “altercado” con un custodio, quien lo quiso obligar a firmar de recibido una correspondencia que nunca se le entregó. El día de hoy el licenciado Blas Fortino Figueroa, director general de Asuntos Legales y Derechos Humanos de la SSP federal, dio a conocer, nuevamente de manera verbal, que la sanción sería revisada por el Consejo Técnico Interdisciplinario del Cefereso No 1 Altiplano, siempre y cuando los familiares “hablaran” con Héctor para inducirlo a aceptar los “hechos” que motivaron la sanción (únicamente para esto se autorizaría a Héctor una llamada).

Reprobamos esta evidente arbitrariedad y la entendemos como parte de la política represiva que los gobiernos del estado de México y federal, encubiertos por la CNDH, tienen por consigna contra los presos políticos de Atenco. Exigimos la inmediata restitución de los derechos que como recluso tiene Héctor, e insistimos en la necesidad de promulgar una ley de amnistía general para todos los presos y desaparecidos políticos.
Frente Nacional Contra la Represión, http://www.fncr.blogspot.com/

lunes, septiembre 08, 2008

Atenco Duele


El crimen se busca en la lucha social de los de Atenco,

se vuelve mensaje permanente del odio contra el pueblo...

la derecha cree imponerse por la fuerza...

inoperante, estúpida, soberbia.


El país se muere de muerte provocada,

no tan natural como el terror que nos imponen,

con tanto sardo, reglamento y policías.

Se desmantelan los derechos sociales del común,

de los de abajo

y se cobija al dueño del dinero sin vergüenza...


Nos duelen los espurios,

los agentes del imperio,

en la educación, en la justicia...

en el petroleo.


Nos duele Atenco,

duele como la más criminal herida del poder sobre la patria.


Atenco duele,

como la indolencia de la bestia ante su presa...


Atenco duele,

como la impunidad que tritura la tierna justicia que soñamos...


Atenco duele...

domingo, septiembre 07, 2008

ACCION URGENTE / Incomunicación - Héctor Galindo Gochicoa

Enviar correos solicitando al gobierno mexicano:

Tomar de manera inmediata las medidas apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de Héctor GALINDO GOCHICOA;
Llevar a cabo una investigación inmediata, completa, exhaustiva e imparcial en torno a las circunstancias de los hechos arriba denunciados, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente, independiente, justo e imparcial y aplicarles las sanciones penales y/o administrativas previstas por la ley;
Garantizar el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por México.
ACCION URGENTE
MEX/01sep08-GALINDO
Situación penitenciaria
MEXICO
México a 01 de septiembre de 2008
Lic. Felipe Calderón Hinojosa
Presidente de la República
Lic. Juan Camilo Muriño
Secretario de Gobernación
Lic. José Luis Soberanes Fernández
Presidente de la CNDH
Rodrigo Esparza Cristerna
Comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social
Dr. Estuardo Mario Bermúdez Molina
Unidad para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Sr. Eric Sottas
Director de la OMCT
Souhayr Belhassen
Presidente de la FIDH
Irene Khan
Secretariado Internacional Amnistía Internacional
Santiago A. Cantón
Secretario Ejecutivo de la CIDH
Navanethem Pillay
Alta Comisionada de la ONU
Hechos:

Según información recibida el día 28 de agosto de 2008, por parte de familiares de Héctor GALINDO GOCHICOA preso de conciencia recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO #1 “Altiplano”), informan que Héctor GALINDO GOCHICOA está castigado, en aislamiento total, sin derecho a su visita familiar, la cual debió haberse realizado el día 25 de agosto del presente y sin derecho a su llamada telefónica familiar, la cual se debió haber realizado el 29 de agosto, las autoridades del penal nunca avisan de un castigo y sus causas a los familiares hasta que estos se dan cuenta debido a que no se realiza la llamada correspondiente cada 8 días y/o se niega la visita al familiar. El día 02 de septiembre es la próxima fecha de visita y el día 06 de septiembre su próxima llamada.
Los familiares de Héctor GALINDO GOCHICOA informan que: “El lunes 25 de Agosto de 2008 […] acudimos al Penal Federal de Máxima Seguridad del “Altiplano”, ya que era el día preestablecido para poder visitarlo, sin embargo, una trabajadora social nos comunicó que dicho preso tenia suspendidas sus visitas y que en lo sucesivo no acudiéramos, que esperáramos hasta que él llamara e indicara que nuevamente podría recibir visitas.
Solicitamos a la trabajadora social, que nos indicara el motivo, a partir de cuándo se impuso esa prohibición, el tiempo que durará, a lo que hasta la fecha no se nos ha dado respuesta, pedimos hablar con alguna autoridad que nos dijera que estaba sucediendo y eso tampoco se nos permitió.”
Acudieron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, donde el Lic. José Mario Severiano, visitador adjunto les informó que acudió a entrevistar a Héctor GALINDO GOCHICOA el día 28 de agosto con motivo de la queja presentada por la suspensión de visitas, posteriormente se comunicaron vía telefónica con dicho visitador para informar de la no realización de la llamada telefónica a que tiene derecho Héctor GALINDO GOCHICOA, dicho visitador contestó que: “[Héctor GALINDO GOCHICOA] no llamaría, le preguntamos el motivo y dijo que había tenido un altercado con personal de seguridad y custodia por lo que no tenia derecho a llamadas, ni a visitas, preguntamos por cuánto tiempo y se negó a proporcionar mayor información, aduciendo que al termino de su investigación nos lo harían saber, le replicamos que no queríamos saber la respuesta institucional, que solo nos dijera lo que Hector en su entrevista le había relatado, y nuevamente dijo, que no podía dar mayor información.”
Antecedentes:
Recordamos que el 3 de mayo de 2006, durante las primeras horas de la mañana, las autoridades estatales realizaron un desalojo violento de floristas del mercado Belisario Domínguez en Texcoco, Estado de México, incumpliendo un acuerdo previo, entre los floristas, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) y el gobierno estatal, de permitirles instalarse, únicamente, los días 3, 10 y 15 de mayo, una vez desalojados, los afectados y miembros del FPDT se refugiaron en una casa.
En este contexto, aproximadamente las 17:00 hrs, miembros de la PFP, policía estatal y municipal, realizaron un allanamiento de morada, vulnerando el principio de inviolabilidad del domicilio, introduciéndose arbitrariamente a un domicilio particular de donde lo sustrajeron, por la fuerza, sin orden de cateo, ni de aprehensión y propinándole una golpiza.
Entre la detención y el ingreso de Héctor GALINDO GOCHICOA al Centro Preventivo y de Readaptación Social “Santiaguito”, en Almoloya de Juárez, Estado de México, trascurrieron entre 4 y 5 horas, durante el trayecto fue objeto de golpes, amenazas, tratos crueles y degradantes. El 18 de mayo de 2006, sin orden de autoridad judicial y sin ser procesado por delitos federales, Héctor GALINDO GOCHICOA fue trasladado e ingresado al Centro Federal de Readaptación Social No 1 “Altiplano” a pesar de su calidad de “procesado”, en forma textual el juez dijo. “de tal suerte que únicamente el suscrito fue informado de tal circunstancia ya que fueron realizados los traslados correspondientes, no habiendo sido tomado en consideración nuestra opinión, ignorando quien haya ordenado y/o solicitado tales traslados”.
En fecha 4 de mayo de 2007, se impone, mediante sentencia, la pena de 67 años y medio de prisión, la cual bajo el número de toca 387/2007, fue resuelta en fecha 6 de septiembre de 2007, confirmando la sentencia.
Así mismo recordamos que dos de sus compañeros del FPDT, Ignacio del Valle Medina y Felipe Álvarez Hernández también se encuentran en dicho penal, con sentencias de 112 y 67 años y medio de prisión respectivamente.
Acción solicitada:
Favor escribir a las autoridades mexicanas urgiéndolas a:
Tomar de manera inmediata las medidas apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de Héctor GALINDO GOCHICOA;
Llevar a cabo una investigación inmediata, completa, exhaustiva e imparcial en torno a las circunstancias de los hechos arriba denunciados, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente, independiente, justo e imparcial y aplicarles las sanciones penales y/o administrativas previstas por la ley;
Garantizar el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por México.

Almoloya: ecos de Guantánamo


Flavio Sosa Villavicencio *

Almoloya es una cárcel guantanamera, los derechos humanos en ese inframundo son asunto secundario, el tiempo transcurre lento, gris...


Sabe a tierra de panteón el tiempo en Almoloya... Isla fría, gigantesca mole de concreto que se lleva cotidianamente sobre la cabeza, más los dolores, más los delitos prefabricados, más los jueces de consigna, más la persecución a la familia, más el olvido... Los gritos, sí los pinches gritos.

En dos ocasiones, mi madre viajó a ese lugar e intentó visitarme, pero ni siquiera con la intervención de la CNDH se le autorizó la visita y no pudo mirar ni conversar con ninguno de sus hijos, anticonstitucionalmente presos.

“De la que no sabemos nada es de la madre del gobierno...” dice un personaje rulfiano; cómo no evocar a Rulfo cuando el imperio del silencio es ruido y música, cuando el frío nos carcome y traga en las celdas y corredores, cuando el paisaje está poblado de muertos. Almoloya: La calavera.

Héctor Galindo e Ignacio del Valle, presos políticos, son objeto de la saña vengadora de una plutocracia que con sonrisas y millones derrochados en propaganda televisiva buscan la silla para continuar en la gerencia de los bisnes.

En Oaxaca en el año 2006, decimos, el magnetismo de la palabra justicia nos convocó; todos gritamos que se vaya, que se largue... Fuera. El grito de todas y todos se escuchó alrededor del mundo. Sin embargo la clase política y los poderes no escucharon. Violaron los derechos humanos, asesinaron, desaparecieron a personas, usaron “todo el poder del estado”, pisotearon la Constitución y las leyes, URO (Ulises Ruiz) acuñó una frase que quedará para la posteridad: “En Oaxaca no pasa nada”.

A dos años de 2006 seguimos exigiendo justicia. Más de 20 los muertos, más de 300 los presos políticos; ante los torturados, los desaparecidos y las exiliadas, la respuesta es el silencio, escandaloso, ofensivo silencio. “En Oaxaca no pasa nada”. Terrorismo de Estado, corrupción galopante, criminal impunidad. “En Oaxaca no pasa nada...”

Héctor Galindo, Ignacio del Valle, los presos políticos del Molino de las Flores, son víctimas de la injusticia, víctimas de una casta poderosa y rapaz. No son delincuentes, son luchadores sociales; se les exhibe como ejemplo de lo que puede suceder a cualquiera que se atreva a desafiar al Estado, sus megaproyectos, sus meganegocios, su modernización.

En Atenco y Oaxaca, ¿cuál justicia? Impunidad, criminal impunidad.

* Flavio Sosa, vocero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, fue detenido en diciembre de 2006 cuando negociaba con el gobierno federal. Estuvo preso en el penal de máxima seguridad del Altiplano y después en la cárcel regional de San Juan Bautista, Cuicatlán, en Oaxaca. Fue liberado el 20 de abril de 2008.

sábado, septiembre 06, 2008

La Jornada: Carta abierta internacional por Atenco


En consecuencia de las infames sentencias anunciadas el pasado 21 de agosto contra activistas víctimas de las violentas jornadas del 3 y 4 de mayo de 2006 en San Salvador Atenco, mujeres y hombres justos de México y el mundo repudiamos el encarcelamiento a inocentes y demandamos:

* Retiro inmediato de las sentencias de 67 años de prisión contra el activista Ignacio del Valle, Felipe Álvarez y Héctor Galindo, injustamente sancionadas en 2007.
* Retiro inmediato de la sentencia de 45 años de prisión a Ignacio del Valle injustamente emitida el 21 de agosto de 2008.

* Retiro inmediato de la sentencia de 31 años, 10 meses y 15 días de prisión a los activistas Juan Carlos Estrada Romero, Óscar Hernández Pacheco, Narciso Arellano Hernández, Alejandro Pilón Zacate, Jorge Alberto y Román Adán Ordóñez Romero, Pedro Reyes Flores, Inés Rodolfo Cuéllar Rivera, Édgar Eduardo Morales Reyes y Julio César Espinoza Ramos, injustamente sancionadas el pasado 21 de agosto de 2008.

* Liberación inmediata a todos los presos políticos de Atenco.

* Justicia en los asesinatos de Alexis Benhumea y Francisco Javier Cortés.

¡Basta de impunidad en México!
Ver total de firmas en http://contraimpunidad.blogspot.com/
Colectivo Contraimpunidad; Natalia Castelgrande, Andrea Caraballo, Ana de León, Humberto Robles; Gruppe BASTA; Colectivo de Solidaridad y Acción, adherente a la Zezta Internacional, Münster, Alemania; Elena Poniatowska Amor; Mujeres sin Miedo: Ofelia Medina, Begoña Lecumberri, Carmen Huete, Francesca Guillén, Beatriz Zalce, Selma Beraud, Claudia Aguirre; Nuestras Hijas de Regreso a Casa; Comité Cerezo México; HIJOS México; Red Solidaria Década Contra la Impunidad; Unión Rebelde Zapatista; Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad; La Otra Chilanga, colectivo adherente de la otra campaña, México; Grupo Salud y Conciencia: Estela Zamora, Alma Rivera, Gregoria Santos, Beatriz Cervantes, Gabriela López y Alejandro Peláez; Ifigenia Martínez, Federico Campbell, David Huerta, Rita Guerrero, Gabriel Macotela, Gerardo Bocco, Ricardo Andrade Jardí, Cayo Vicente, Coral Aguirre, Pedro Echeverría V. , Marta Piña, Gilberto López y Rivas, Luisa Huertas, Alejandra Raluy Zierold, Sebastián Liera, Claudio Obregón, Felipe Galván y muchas otras firmas

Sentencias a atenquenses nos afectan a todos


Los de Abajo

Gloria Muñoz Ramírez losylasdeabajo@yahoo.com.mx.
Lograr la libertad de los presos políticos de Atenco es responsabilidad de todos. Si permanecen en prisión, sentenciados por defender la tierra con penas hasta de 112 años (como el caso de Ignacio del Valle), las consecuencias las pagaremos todos los que nos atrevamos a defender nuestros derechos. Las aberrantes sentencias no son sólo contra los 14 luchadores sociales, sino contra todo aquél que se movilice, luche, se manifieste y se defienda de los proyectos neoliberales que lo despojan de lo que le pertenece. Luchar por la libertad de los miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) es luchar por democracia, libertad y justicia; es luchar por un México mejor, por dignidad y por el derecho a vivir con la frente en alto.

Las marchas, plantones, cartas, protestas, conferencias e impugnaciones pacíficas contra los poderes políticos que confabularon en la sentencia no han dejado de expresarse. Por eso y sólo por eso se logró la libertad de cientos de hombres y mujeres detenidos por los sucesos ocurridos en Texcoco y San Salvador Atenco los pasados 3 y 4 de mayo de 2006. Pero falta. Ahora se requiere de mayores esfuerzos y, sobre todo, de mayor conciencia no sólo entre los activistas y personas comprometidas, sino entre otros sectores que con asombrosa indiferencia creen que las injustas penas no los tocan.

A dos semanas de emitidas las condenas la gente de abajo ha empezado a movilizarse. Hay actos y circulan cartas, convocatorias para unificar acciones y propuestas de acuerdos para la defensa colectiva. Esto apenas empieza. Si se tratara de un proceso jurídico la gente de Atenco ya estaría en su casa. Pero se trata de una venganza contra aquellos que se atrevieron a desafiar a los poderes políticos y empresariales. Es momento de demostrar, como se ha hecho en otras ocasiones, que con la organización y lucha social nacional e internacional “podemos alcanzar cualquier sueño, también el de sacar a los presos políticos de los penales de Atenco, de todo México y del mundo…”, porque, como afirma la CGT de España: Nada es definitivo.

(Próximas actividades para exigir la libertad de los presos políticos de Atenco: 8 de septiembre: jornada por la libertad con difusión de carteles. 10 de septiembre: reunión de la Red Nacional Contra la Represión y por la Solidaridad, en el local de Uníos, Dr Carmona y Valle 32, colonia Doctores. 15 de septiembre: Un grito por la libertad, en la explanada de San Salvador Atenco. 23 de septiembre: Marcha del Ángel a Los Pinos. Para firmar una carta: contraimpunida@gmail.com. Más información en atencofpdt.blogspot.com, ezln.org.mx, mujeressinmiedo.blogspot.com/)

viernes, septiembre 05, 2008

Activistas y diputados exigen la renuncia de Soberanes


■ Deplorable, su defensa de los derechos de la mujeres, sostienen
■ La controversia contra la ley del aborto, suficiente para que se vaya

R. Garduño y E. Olivares
Después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dio un revés el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández, al declarar constitucional la ley que despenaliza la interrupción del embarazo antes de la semana 12 de gestación, diputados y organizaciones civiles exigieron la renuncia del ombudsman debido a su intervención para que se rechazara esa norma, así como por “su deplorable” labor en la defensa de los derechos de las mujeres.

El coordinador de los diputados del PRD, Javier González Garza, expuso que la intervención de Soberanes al interponer una controversia constitucional contra la ley que despenaliza el aborto en el Distrito Federal es motivo suficiente para que el ombudsman renuncie al cargo.

Acerca de la crítica de Ruth Zavaleta contra el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, por su supuesta falta de compromiso con la izquierda mexicana, el legislador señaló que “el gobierno de Ebrard emitió leyes para que la mujer decidiera sobre su cuerpo y su embarazo. Pero se lanza un asunto legal con Soberanes al frente, ¡soberana chinga que nos va a poner!, pero pierde, y tan tranquilo. Nada más por ese hecho debería renunciar”.

Asimismo, González Garza defendió al mandatario capitalino: “está en un gobierno de izquierda; que no le guste el estilo a Ruth, está bien. Me parece que Marcelo está en contra de la Procuraduría General de la República y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos”.

En tanto, ayer al mediodía integrantes de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos entregaron un documento en la oficialía de partes de la CNDH, en el que exigen la dimisión de Soberanes, porque “carece de valentía, calidad moral e información” para defender los derechos de las mujeres, por lo que “si tiene dignidad, debería renunciar”.

Entre las razones que esgrimieron para fundamentar la demanda destacan que la acción de inconstitucionalidad que tramitó ante la SCJN contra la ley referida “fue una afrenta contra las mujeres”, así como su “deplorable” papel y “nulo interés” en casos como los feminicidios en el país y la resolución que dio al caso de la indígena Ernestina Ascención, al concluir que murió por problemas digestivos y no por violación de elementos del Ejército, como se denunció en Zongolica, Veracruz, donde ocurrieron los hechos.

En el documento, que funcionarios de la CNDH se comprometieron a responder, las activistas señalaron que con estas acciones José Luis Soberanes Fernández demuestra “su desprecio por la vida y los derechos de las mujeres, así como su misoginia y ginopia. Las mexicanas consideramos que usted carece de calidad moral para presidir la CNDH. La mitad de la humanidad no es relevante para usted. Es por eso que como un gesto de desagravio a las consideraciones que tiene sobre las mujeres, exigimos renuncie a su cargo”.

Atenco en la UNAM


Por Melchor López

Hizo eco el poder de la palabra, del amor y de la convicción por lajusticia social y por la libertad. Sonó el corazón y el sentimiento. Se escuchó la consigna, “presos políticos libertad”. La voz de líderes de organizaciones populares, de madres y esposas de luchadores populares encarcelados prendió las venas del Ho Chi Minh, nombre del auditorio de la facultad de economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
A esta cita política con la historia contemporánea convocó el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, junto con estudiantes y profesores de la UNAM, como respuesta a la reciente sentencia de 45 años de cárcel (que se suma a la de 67.5 años dictada anteriormente) dada a Ignacio del Valle y de 31 años y medio para 10 presos políticos de San Salvador Atenco que están en el penal del Molino de Flores en Texcoco.

Ho Chi Minh significa "El que ilumina". Así se vio América, hija de Ignacio del Valle. Esa era la imagen de América, destellante, segura para arrojar las frases en un video transmitido durante el evento: “Las sentencias no serán suficientes para doblegarnos”. Sentimiento en mano y una voz que se escucha desde la clandestinidad esta luchadora social afirmó que en su “lucha los mueve el amor, no la misión. Defender la tierra y la cultura no es un delito”.

En su oportunidad Luis Javier Garrido, articulista del diario La Jornada planteó “¿Cómo puede entenderse la realidad de una nación democrática cuando los líderes populares del FPDT son encarcelados?” Enfatizó que un país vive una situación crítica cuando el pueblo acepta este tipo de acciones por parte del gobierno. “El poder político ha mantenido fragmentado al poder popular”. Por ello este foro es un “acto de resistencia. Es una convocatoria a estar unidos para terminar con la impunidad”.

Para Ángel Benhumea, profesor universitario y padre de Alexis, estudiantede la facultad de economía de la UNAM, muerto a consecuencia de la explosión de una bomba de gas lacrimógeno en los hechos de Atenco en 2006,“vivimos ante un Estado terrorista que castiga a todo aquel que lucha”. Pero, preguntó: “¿Qué vamos a hacer? Ya no podemos tener más dispersión en la movilizaciones”.
“Libertad a Héctor Galindo, abogado universitario condenado a 67.5 años depresión. Asesor jurídico del Consejo General de Huelga y de Atenco. Seguimos en pie de lucha a dos años de la brutal represión”, se leía en uno de los carteles que enmarcaban el foro.

“El clima que se ha impuesto es de histeria y de miedo con este gobierno”, afirmó José Enrique González Ruiz, profesor de la UNAM. Es una táctica política que tiene el gobierno impuesto para intentar legitimarse, de la misma manera en que lo hizo Bush con la guerra de Irak, dijo elcatedrático. En otras palabras, lo que se busca es “criminalizar la lucha social”, para ello se necesita “utilizar al ejército en actividades policíacas; convertir en policías federales a soldados, entrenados para aniquilar”. El gobierno lo que pretende es “inhibir la protesta popular”. Por eso es fundamental “condenar a miembros del FPDT”, concluyó.

Carlos Fazio, pensador político explicó: “Las sanciones penales al FPDT son venganza, escarmiento y desnudan el régimen fascistoide. Dejan unalectura jurídica para las luchas populares, dejan jurisprudencia para que otros jueces las puedan considerar como normas”.
El periodista Julio Hernández López, el Astillero, subrayó que “movimientos sociales como los de Atenco o de Oaxaca son disidentes yoposición al Estado del terror”. Y que estas luchas populares “nos danrazón para esperar que hay tiempos mejores”.

Atenquenses exigen frente a la sede de la SCJN excarcelación de Ignacio del Valle

■ Sólo ha luchado en busca de que la población tenga tierra y pueda vivir en paz, afirman

Alfredo Méndez

Protesta ante la sede de la SCJN Foto: Jesús Villaseca

Pobladores de San Salvador Atenco se manifestaron ayer frente a las instalaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para protestar por la pena de 40 años de prisión que impuso un juez penal del fuero común al líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Ignacio del Valle.

Trinidad Ramírez, esposa del dirigente, tomó la palabra para exigir la libertad de su marido, al afirmar que él sólo ha luchado en busca de que la población tenga tierra y pueda vivir en paz.
Además de los pobladores de San Salvador Atenco, participaron en la manifestación miembros del Movimiento Proletario Independiente, académicos de la Universidad de Chapingo y estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Alrededor del edificio de la SCJN se cerró la vialidad y se colocó un dispositivo de seguridad con policías federal. La protesta ocurrió mientras los ministros debatieron en el salón de plenos una acción de inconstitucionalidad que reclama la creación de un nuevo municipio en de Jalisco.
A decir de los manifestantes –que gritaron consignas a los ministros que forman parte del Poder Judicial de la Federación (PJF)–, es injusta la sentencia de 40 años de prisión dictada contra Ignacio del Valle. Sin embargo, el juzgador que lo sentenció no forma parte del PJF, ya que es un juez local del estado de México.

Las sentencias

Luis Javier Garrido

El país vive uno de los peores momentos de su historia por las políticas antinacionales y antipopulares del gobierno entreguista de Felipe Calderón.

1. La sentencia de 45 años en contra de Ignacio del Valle, dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), de San Salvador Atenco –detenido desde hace dos años en el penal de alta seguridad del Altiplano–, pronunciada por el juez penal primero de Texcoco, Alberto Cervantes, el 21 de agosto, que se suma a la sentencia previa de 67 años y seis meses dictada por el mismo juez (lo que le acumula un total de 112 años de prisión), así como la sentencia de 31 años y 10 meses a otros 11 dirigentes del FPDT, todas ellas por los hechos del 4 y 5 de mayo de 2006 en Atenco, constituyen una aberración jurídica que avegüenza lo mismo al Poder Judicial federal que al pueblo de México.
2. ¿A quién puede extrañarle tras esta decisión que los policías culpables de innumerables delitos, incluyendo el de violación, durante su actuación en los operativos de esos días, permanezcan impunes? ¿O que algunos de los luchadores sociales detenidos, como el joven Héctor Galindo, permanezcan incomunicados en celdas de confinamiento, con la complicidad de los visitadores de la CNDH?
3. El “modelo político” neoliberal le ha asignado al Poder Judicial el papel de legitimar las decisiones políticas por muy aberrantes que éstas sean, y esto ha determinado que en el México de “la alternancia” no existan tribunales autónomos y que durante los años del panismo oscuros ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación o magistrados y jueces “de consigna” estén ya convalidando decisiones de un poder político que actúa como mandatario de intereses privados, incluso extranjeros, y el caso de Atenco resulta por ello significativo.
4. Las sentencias en contra de los dirigentes del frente parecen ser no sólo una advertencia a los luchadores sociales que se oponen en los países sometidos por los mecanismos de “la globalización” –como es el caso de México– a los grandes intereses trasnacionales, sino que buscan sentar al mismo tiempo un precedente metajurídico para el futuro inmediato, de ahí su carácter monstruoso, pues rebasan cualquier fallo judicial en contra de opositores políticos del periodo del porfiriato o de los peores años del priísmo, como el sexenio diazordacista.
5. La aberración es absoluta asimismo si se considera la naturaleza de las acusaciones en contra de dirigentes campesinos que no cometieron delito alguno y a quienes se les responsabiliza por secuestro y ataques a las vías generales de comunicación. El instrumento utilizado desde los años 40 hasta el diazordacismo fue el delito de disolución social establecido en el artículo 145 del Código Penal, que fue suprimido como consecuencia de un debate abierto por el movimiento estudiantil y popular de 1968 (único punto, por cierto, del pliego petitorio de entonces que aceptó Díaz Ordaz), pero ahora se recurre a cualquier tipo de acusación, incluso de delitos del orden común, insostenible desde la lógica jurídica.
6. La paradoja resulta en consecuencia muy clara: un gobierno ilegítimo, cuyos principales integrantes son verdaderos presuntos delincuentes de Estado, empezando por Felipe Calderón, a quien se ha señalado en los últimos meses no sólo por peculado y tráfico de influencias como por innumerables delitos electorales, que le permitieron usurpar el cargo, y ahora nada menos que por haber cometido el delito de traición a la patria al pretender entregar a compañías extranjeras la industria petrolera nacional –que es de carácter estratégico para el país–, y sobre cuyo jefe de gabinete, el ciudadano español Juan Camilo Mouriño, se han presentado innumerables pruebas de presunta delincuencia organizada, se atreve a acusar de incontables delitos a algunos de los más dignos luchadores sociales de México.
7. Las sentencias no son únicamente “absurdas y abusivas”, como las calificó en agosto la Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos, al evidenciar la desastrosa situación que hay en México en la materia, agravada por el hecho de no existir un Poder Judicial autónomo. Muestran sobre todo la impunidad del poder político, que quiere vengarse de luchadores sociales que al defender sus tierras frenaron el proyecto trasnacional multimillonario de construcción de un aeropuerto internacional, y que pretende por este acto despótico amedrentar al pueblo ciudadano.
8. Estos fallos judiciales muestran la colusión PAN-PRI en las grandes decisiones de Estado y su objetivo de imponerle al país un modelo económico –y político– transexenal, y por lo mismo son corresponsabilidad, como lo fueron los operativos del 4 y 5 de mayo de 2006, de Calderón y del gobernador priísta mexiquense Enrique Peña Nieto, y no van dirigidos por lo mismo nada más contra una organización social –el FPDT– o contra todo el movimiento social organizado, sino que constituyen una sentencia contra el pueblo de México.
9. Echarlas abajo y lograr la inmediata e incondicional libertad de Ignacio del Valle y de sus compañeros del frente es, por lo mismo, una responsabilidad de todos, más allá de ideologías y de capillas, si no se quiere que las estructuras fascistoides del actual poder político asfixien en poco tiempo todos los espacios de libertad por los que pugna el pueblo de México.
10. El mes patrio de 2008, marcado por la lucha de resistencia en defensa del petróleo, debe ser también de la defensa de los derechos individuales de los mexicanos si no se quiere que el actual gobierno avance en su pretensión de criminalizar a los movimientos sociales.

Exige información sobre reo del penal del Altiplano


El 25 de agosto pasado, cuatro días después de que un juez del estado de México dictara condenas absurdas e inhumanas contra los presos de Atenco, le fue negada la visita a la madre y familiares del abogado Héctor Galindo Gochicoa, recluido en el penal federal del Altiplano, y el día 29, cuando tenía programada su llamada semanal de 10 minutos, Héctor no pudo realizarla.

Rosa Nelly, mamá de Héctor, presupone algún tipo de sanción disciplinaria, pero no ha sido informada de nada por las autoridades del penal. Lo único que a duras penas pudo obtener fue una información del visitador de la CNDH, quien tras hablar con las autoridades le dijo que su hijo había tenido un problema con un custodio y que lo demás era ¡información reservada!
Dado que Héctor siempre ha tenido claridad sobre lo que implica su condición de preso político, ha observado una conducta apegada a las normas desde su reclusión, incluso ante atropellos de la autoridad. Esto es lo que hace suponer que Héctor Galindo pudo haberse resistido a obedecer instrucciones ilegales o injustas, o bien que se le esté hostigando para evitar que haga frente común ante las recientes sentencias de sus compañeros.

Por ello es necesario que la directora del penal informe oficialmente de las causas del presunto castigo a Héctor, así como que lo presente físicamente para comprobar su estado de salud. No queremos suponer que lo estén “guardando” para que se recupere de maltratos físicos mientras la CNDH, encargada plenipotenciaria en México del Mecanismo Nacional para la Prevención de la Tortura (sin participación de las ONG), se reserva información al tiempo que rinde un informe al Subcomité para la Prevención de la Tortura de Naciones Unidas, de visita en México y encabezado por el costarricense Víctor Manuel Rodríguez Rescia.

Rosario Ibarra, senadora de la República

jueves, septiembre 04, 2008

Condena


México, DF. Ante la Suprema Corte, atenquenses se manifestaron por la nueva condena a su líder Ignacio del Valle. Notimex.

Cierran manifestantes avenida Pino Suárez


Protestan integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra contra la sentencia dictada a su líder, Ignacio del Valle

Notimex El Universal Ciudad de México Jueves 04 de septiembre de 2008 12:00 Pobladores de San Salvador Atenco protestan a la puertas del edificio sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por la sentencia dictada contra el líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Ignacio del Valle.


Alrededor de cien personas se ubicaron frente al edificio, en avenida Pino Suárez, donde instalaron un autobús con equipo de sonido para los discursos.

La vialidad fue cerrada y en torno al edificio de la Corte se colocó un dispositivo de seguridad con elementos de la Policía Federal para prevenir cualquier riesgo.

Mientras los ministros debaten sobre la creación de un nuevo municipio en Jalisco, los manifestantes a las afueras consideran que es injusta la sentencia de 40 años de prisión dictada contra Ignacio del Valle.

Trinidad Ramírez, esposa del dirigente, tomó la palabra para exigir la libertad de su marido, al afirmar que él sólo ha luchado porque la gente tenga tierra y pueda vivir en paz.

Además de los pobladores de San Salvador Atenco participan en la manifestación miembros del Movimiento Proletario Independiente, académicos de la Universidad de Chapingo y estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) .

Calderón castiga más a luchadores sociales que a secuestradores: FPDT


■ Lamenta que se incrementen las penas de cárcel contra activistas de Atenco
■ El frente anuncia campaña de acciones para defender los derechos de los presos políticos

Mariana Norandi

Alrededor de 300 personas se reunieron ayer en el auditorio Ho Chi Minh, de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en apoyo al pueblo de San Salvador Atenco y en rechazo a las sentencias impuestas a sus luchadores sociales.


Trinidad Ramírez, representante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), exigió a las autoridades la liberación inmediata de los presos políticos y que dejen de ser tratados como secuestradores.

“Felipe Calderón quiere establecer la cadena perpetua para secuestradores, sin embargo, en México esa condena ya existe y ha sido aplicada a nuestros compañeros que sin secuestrar a nadie, sólo por defender la tierra, han sido sentenciados a más de 67 años de prisión. Condena que por su edad jamás podrán cumplir.”

El acto contó con la participación de representantes del FPDT y del magisterio, de organizaciones sociales y de derechos humanos, así como con periodistas, artistas, intelectuales, luchadores sociales, académicos, líderes estudiantiles y sindicales, y familiares de presos políticos, quienes se pronunciaron en contra de las nuevas sentencias impuestas a los dirigentes de este movimiento.

Cabe recordar que a diez miembros del FPDT, recluidos en el penal de Molino de Flores, los han sentenciado recientemente a 31 años y 10 meses, mientras que al dirigente de ese movimiento, Ignacio del Valle, recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano y que ya había sido condenado a 67 años, ahora le sumaron 45 años a su sentencia, con lo cual suman 112 años.

La hija de este dirigente, América del Valle, quien se encuentra en una situación de “perseguida política”, envió un video en el que manifestó que los luchadores sociales no son secuestradores y que no habrá sentencia que doblegue la dignidad de los atenquenses.

“Somos luchadores sociales, no secuestradores. Una cosa es que el pueblo exija sus derechos con firmeza y ante el incumplimiento del gobierno y sus autoridades recurra a bloquear carreteras o retener a funcionarios, y otra diametralmente opuesta es secuestrar en toda la extensión de la palabra, para obtener sumas millonarias a costa de la vida y el sufrimiento de una persona y su familia, sea pobre o rica.”

Asimismo, el FPDT dio a conocer su plan de acción para repudiar las sentencias y continuar exigiendo la libertad de los 16 presos políticos que aún continúan encarcelados en diversas prisiones.

El día de hoy, a las 10 de la mañana, llevará a cabo un mitin en la Suprema Corte de Justicia de la Nación; el 15 de septiembre, a las 18 horas, frente al Auditorio Emiliano Zapata de San Salvador Atenco, realizará “el Grito por la libertad”, y el 23 de septiembre, a partir de las 4 de la tarde, marchará del Ángel de la Independencia a Los Pinos.