domingo, agosto 31, 2008

Liberar a Ignacio del Valle, exige la otra campaña

Elio Henríquez (Corresponsal)

San Cristóbal de Las Casas, Chis., 30 de agosto. Con obras de teatro, poesía, exhibición de videos y música, integrantes de La otra Jovel y La Zezta Internacional, adherentes de La otra campaña, protestaron por la reciente condena de 45 años de cárcel a Ignacio del Valle, dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, estado de México.
Durante el acto efectuado este sábado en la plaza catedral de la ciudad, los activistas, por varias horas, exigieron su liberación y la de los otros miembros de la agrupación. “Si defiendes tu tierra, tu casa, tu trabajo te pueden dar 100 años de cárcel, pero al violador, al corrupto no le pasa nada”, manifestaron.
Añadieron que la sentencia de 67 años de cárcel, y la más reciente de 45 años contra Del Valle tienen connotaciones políticas y es un aviso a todos aquellos que luchan legítimamente por los derechos de los pueblos.
“No es ninguna casualidad que (a los integrantes del FPDT), se les fabrica el delito de secuestro y la sentencia se haga pública precisamente el mismo día en que el presidente (Felipe Calderón) y los tres niveles del mal gobierno se reunieron para ‘tratar’ asuntos de seguridad pública, incluyendo el tema del secuestro”, afirmaron.
Agregaron que “ellos son en realidad los responsables de la agresión ocurrida en Atenco y Texcoco hace dos años y medio; son los que están en el poder local, estatal y federal y no aquellos que hoy son condenados injustamente”.
La libertad no es una limosna
Los aproximadamente 50 integrantes de la otra campaña se instalaron junto a la cruz de madera de la plaza catedral poco antes del mediodía. Colocaron una carpa y varias mantas que llamaron la atención de turistas nacionales y extranjeros, así como de habitantes de la ciudad. “La libertad no es una limosna, es nuestra exigencia”, se leía en uno de los lienzos.
A las 14 horas, un funcionario del municipio con dos policías pidió a los manifestantes que se retiraran, a lo que éstos respondieron que no lo harían, que no tenían por qué pedir permiso para ejercer su derecho de exigir la liberación de sus compañeros.
“Sólo estamos manifestando el dolor y el coraje del pueblo reprimido y golpeado de San Salvador Atenco”, dijo Dámaso Villanueva, de La Otra Jovel, por lo que pudieron continuar con la protesta.

Protestan por injusta condena a líder de Atenco


Amalia Avendaño/San Cristóbal de Las Casas l Para protestar por la suma de 45 años a la sentencia del líder de San Salvador Atenco Ignacio del Valle, activista adherentes a la Otra Campaña realizaron una jornada cultural en la plaza Catedral de San Cristóbal de Las Casas. Integrantes de la Otra Jovel y la Zezta internacional exhibieron videos, obras de teatro y números musicales para llamar la atención de transeúntes y turistas de la ciudad colonial a fin de difundir la injusticia que consideran se comete en México con el encarcelamiento de luchadores sociales.

Explicaron que los 67 años de cárcel a los que condenaron al dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra tienen una connotación política, es un mensaje para quienes luchan por los derechos de los pueblos. Afirmaron que “No es ninguna casualidad que a los líderes de Atenco se les fabrique el delito de secuestro y la sentencia se haga pública precisamente el mismo día en que el presidente, los tres niveles del mal gobierno se reunieron para tratar asuntos de seguridad pública, incluyendo el tema del secuestro”.

Vistosas mantas y un escenario con un fondo negro fueron colocadas junto a una carpa frente al templo Catedral con leyendas como: “Si defiendes tu tierra, tu casa, tu trabajo te pueden dar 100 años de cárcel, pero al violador, al corrupto no le pasa nada” y “La libertad no es una limosna, es nuestra exigencia”.
“Tomemos el ejemplo de nuestras compañeras y compañeros de Atenco y Texcoco y el Frente de Pueblos por la Defensa de la Tierra que luchan contra el despojo de los recursos naturales y por la defensa de nuestra madre tierra”, expresó uno de los oradores al hacer público el manifiesto para expresar su inconformidad.

sábado, agosto 30, 2008

Liberan a 3 simpatizantes del FPDT, tras dos años de cárcel; pagaron $42,000 de multa

■ Se les conmutó la pena corporal que habían recibido, de entre tres y cuatro años
■ El MP se desistió del recurso que había presentado, lo que les permitió obtener el beneficio

Javier Salinas Cesáreo (Corresponsal)
El abogado Juan de Dios Hernández Monje, Rosa Nelly Urrutia, Maribel Ramos Rojas y Trinidad Ramírez, en jornada de lucha por los presos políticos de Atenco, ayer en el Club de Periodistas Foto: María Luisa Severiano

Texcoco, Méx., 29 de agosto. Después de estar presos durante casi dos años y cuatro meses en el reclusorio Molino de Flores, Patricia Romero Hernández, Arturo Sánchez Romero y Raúl Romero Macías, simpatizantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), obtuvieron la tarde de este viernes su libertad, después de pagar una multa.
Los tres floricultores fueron detenidos cerca del mercado municipal donde decenas de atenquenses estaban atrincherados y la semana pasada habían sido sentenciados a tres y cuatro años de cárcel por el juez tercero de lo penal con sede en dicho reclusorio, Albino Chávez Hernández, por los delitos de lesiones, ultrajes y portación de arma blanca. Sin embargo la pena fue conmutada por el pago de una multa que sumó en conjunto 42 mil pesos.
El jueves el Ministerio Público del juzgado apeló la sentencia de los tres activistas, justo media hora antes de que venciera el plazo legal. Sin embargo, este viernes, “de manera sorpresiva”, se desistió de dicha apelación, por lo que los tres activistas pudieron obtener su libertad.
Alrededor de las 18 horas, Patricia Romero Hernández, su hijo, Arturo Sánchez Romero, y su padre, Raúl Romero Macías, salieron por la puerta de aduana del reclusorio. Inmediatamente se trasladaron al plantón que mantienen sus compañeros atenquenses e integrantes de la otra campaña frente al penal, para agradecer su apoyo. “Mi libertad la veo como manera de justificar lo injustificable. No tenían razón de sentenciarnos, ni la calidad moral, porque todo fue fabricado, tenemos muestras fehacientes de ello”, dijo Patricia Romero.
Denunció que durante su reclusión tuvo que soportar hostigamientos, golpes y amenazas. “Ellos me decían que nos podían fabricar delitos y acusaciones, los que ellos quisieran. Esa es una parte de la impunidad del gobierno que estamos viviendo en carne propia. Ellos necesitan justificar su odio para criminalizar a los individuos que solamente reclaman sus derechos. Nos secuestraron nuestras vidas. Pero tendrán que pagar todo el daño que nos han hecho”.
Los tres refrendaron su compromiso de luchar porque los 10 compañeros que aún permanecen encarcelados y sentenciados obtengan su libertad. “Claro que tenemos que apoyar a nuestros compañeros, porque son inocentes; yo soy inocente, mi padre y mi hijo. Día con día estaba enterada de todo lo que hacían nuestros compañeros porque nosotros obtuviéramos nuestra libertad, y no tengo más que agradecer a todas las organizaciones de México y de todo el mundo porque se dieron cuenta de la injusticia, de la impunidad que existe en nuestro país”, dijo Patricia Romero.
Ella, su hijo y su padre son tres de los floricultores que fueron detenidos el 3 de mayo de 2006 en la vivienda marcada con el número 111 de la calle Manuel González, cerca del mercado municipal Belisario Domínguez, donde un grupo de 40 de sus compañeros atenquenses, entre ellos Ignacio del Valle, permanecían atrincherados.
Ese día, los floricultores, apoyados por los atenquenses, habían intentado colocarse en las inmediaciones del mercado para vender sus mercancías, pero la policía estatal y municipal se los impidió, por lo que tuvieron que refugiarse en dicha vivienda. Un comando de unos 500 granaderos entró por la fuerza al lugar y los detuvo. Con estas tres liberaciones, quedan aún en la cárcel 13 de los simpatizantes e integrantes del FPDT.
El pasado jueves 21 de agosto, en este mismo reclusorio, el juzgado primero de lo penal dictó una sentencia de 45 años de cárcel por el delito de secuestro equiparado a Ignacio del Valle Medina, dirigente del movimiento atenquense, actualmente preso en el penal de máxima seguridad del Altiplano, lo que se sumó a la condena de 67 años y seis meses que se le impuso por un primer proceso que enfrentó. También están privados de su libertad Felipe Álvarez y Héctor Gochicoa.
Además, se dictó una sentencia de 31 años, 10 meses y 15 días en contra de 10 de los simpatizantes y miembros del FPDT que permanecen presos en Molino de Flores, luego de los hechos del 3 y 4 de mayo de 2006.
El abogado del FPDT, Pedro Suárez, manifestó su desconcierto sobre la forma como obtuvieron la libertad los tres floristas, pues “el día de hoy nos informaron que el Ministerio Público de forma misteriosa se desistió de la apelación. Motivo o causa, desconocemos. Pensamos que como existen otras causas en su contra, los iban a volver a detener, pero no fue así”.

Castigan a Héctor Galindo en el penal del Altiplano

A las organizaciones sociales y políticas
A la Otra Campaña
Al pueblo en general
Como cada semana familiares de Héctor Galindo Gochicoa, preso político en el Penal Federal del Altiplano, acudimos a la visita, pero en esta ocasión se nos negó el acceso, sin ningún explicación por parte de la dirección del penal y de otra instancia.
Por lo que acudimos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, para reportar el hecho y exigir una explicación del castigo a Héctor; dicha dependencia como ha venido trabajando, ignoró nuestra petición como una forma de revancha por la denuncia que se levantó el 13 de agosto al Tercer Visitador de esta institución Andrés Calero, por su pasividad en el caso de Galindo Gochicoa.
Ante nuestra insistencia por saber el por que se le había castigado, la CNDH solo respondió que 'el castigo correspondía a un altercado con un custodio'.Pero no sabemos cual es el estado de salud de Héctor ante este 'altercado con un custodio', las autoridades del penal se han cerrado a la información y la CNDH, no ha hecho nada por responder a nuestras preguntas.
El castigo a Héctor consiste en negarle las visitas de ley, impedir el acceso a cartas y llamadas telefónicas, es decir incomunicación total, que puede ser de semanas a meses. Después de la condena de 45 años más de cárcel a Ignacio del Valle y 31 años a los demás compañeros que se encuentran en los penales de Molino de Flores y Almoloyita, los gobiernos federal y estatal han emprendido un hostigamiento hacia los presos políticos de Atenco. Ante toda esta escalada represiva en contra de los presos políticos de Atenco, responsabilizamos a la directora del penal del Altiplano Jessica Abigail Landeros Pelayo, al Coordinador General de los Centros Federales de Readaptación Social Julio Lomeli Vázquez y al titular de la CNDH José Luis Soberanes Fernández de la integridad física, psicológica y moral de Héctor Galindo Gochicoa.
Llamamos a las organizaciones defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales, a estar pendientes de lo que suceda con Héctor, y que también se pronuncien ante el maltrato y hostigamiento, que están recibiendo nuestros familiares y amigos en estos centros de exterminio humano.
Comité de Familiares y Amigos por la Libertad de Héctor Galindo
Unión Rebelde Zapatista

La defensa de atenquenses presos informa que apelará sus sentencias

■ Demanda que la Suprema Corte agilice la resolución del caso
Gabriel León Zaragoza

Familiares de los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco (FPDT) informaron que apelarán la sentencia que el juzgado primero penal de Texcoco dictó en contra de 11 detenidos (entre ellos el dirigente Ignacio del Valle) por los hechos violentos del 3 y 4 de mayo de 2006, cuando ejidatarios de esa localidad se enfrentaron con policías federales y estatales.
Acompañados de su defensa legal y del Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, en conferencia de prensa anunciaron que el próximo 4 de septiembre realizarán un mitin frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) como medida de presión para que los ministros resuelvan ya el caso Atenco.
Por el Colectivo de Abogados Zapatistas, Juan de Dios Hernández expuso que los 11 detenidos son inocentes de los delitos de secuestro, secuestro equiparado y ataques a las vías generales de comunicación que se les atribuyen, por lo que aunque no confían en las autoridades, no cuentan con otra opción para buscar que se haga justicia.
Lamentó que en el estado de México exista “una dependencia absoluta del Poder Judicial respecto del Ejecutivo”, que se manifiesta en el actuar por “consigna” de los jueces. “Si ustedes acuden a cualquier juzgado mexiquense encontrarán que en las oficinas de los jueces penden fotografías de Enrique Peña Nieto”, señaló.
El coordinador del colectivo, Javier Enrique Sam, consideró que las sentencias “nuevamente ponen en evidencia la falta de respeto a los derechos humanos de parte de las autoridades políticas y judiciales”.
Indicó que “a pesar de algunas sanciones administrativas, ningún responsable material o intelectual ha sido consignado, procesado o castigado por su responsabilidad en las muertes, torturas, violaciones y detenciones ilegales”.
Las sentencias de casi 32 años para 10 presos y de 45 para Del Valle, dijo, se deben interpretar como una advertencia y amenaza para los movimientos sociales y el sector organizado, de que “no se acepta la disidencia política y social”.
Familiares de los detenidos –entre los que se encontraban la esposa de Ignacio del Valle, Trinidad Ramírez, y la madre de Héctor Galindo, Nelly Urrutia– apuntaron que no cesarán en la lucha por lograr la libertad de los 11 presos y a Peña Nieto le advirtieron: “no nos callaremos y lo seguiremos acusando de violador y asesino”.

Apelan sentencia del caso Atenco

Sábado, 30 de Agosto de 2008

Integrantes del Frente de Pueblos por la Defensa de la Tierra revivirán en caso Atenco para exigir la liberación de 11 de sus integrantes.

Reactivan habitantes lucha para liberar a familiares con sentencias de casi 32 años

MÉXICO.- Integrantes del Frente de Pueblos por la Defensa de la Tierra (FPDT) apelaron la tarde del jueves la sentencia de casi 32 años en contra de 11 de sus miembros dictada por un juez del estado de México la pasada, señalando que la condena equivale a cadena perpetua por el delito de “Secuestro Equiparado”.

En su argumentación, los abogados señalaron que el juzgador de la causa desechó todas las pruebas presentadas por la defensa, incluyendo las declaraciones contradictorias de los policías que sirvieron para dictar sentencia.

En conferencia de prensa, el abogado Juan de Dios Hernández y las esposas de algunos de los dirigentes presos en los penales de La Palma y Molino de Flores, en el estado de México, informaron sobre la apelación interpuesta en el Tribunal Superior de Justicia del Estado de México (TSJEM) en contra de la decisión del juez Alberto Cervantes Juárez, quien fue removido de ese cargo un día después de emitir su fallo.

Los convocantes a la conferencia reconocieron sin embargo, que no confían en las autoridades judiciales de ningún nivel, ya sea local o federal, puesto que las sentencias en contra de sus familiares fueron ordenadas por consigna y no basadas en la verdadera aplicación de la justicia.

El abogado Juan de Dios Hernández ejemplificó lo anterior al señalar que el juez Alberto Cervantes sentenció a los 11 habitantes de Atenco basado en testimonios de policías retenidos por un grupo de personas a quienes, según sus declaraciones ministeriales ratificadas, nunca vieron ya que cubrieron sus rostros y los obligaron a estar boca abajo, además de cubrirlos con cobijas.

No obstante que se demostró por todos los medios que los detenidos no tuvieron nada que ver con la presunta retención ilegal de los policías, el juez terminó por darle valor a nuevos testimonios en los que los uniformados reconocieron plenamente a sus supuestos captores, indicó el litigante.

En tanto, la señora Trinidad Ramírez, esposa del dirigente del FPDT, Ignacio del Valle, dijo que el frente reactivará las movilizaciones para presionar a las autoridades a que se revise el caso.

Entre consignas de “Presos políticos Libertad”, los familiares de los detenidos de Atenco denunciaron también que a más de dos años de haber sido ingresados a los penales de La Palma y de Molino de las Flores, a ninguno de los involucrados se les ha practicado ningún examen criminológico para saber si presentan algún nivel de peligrosidad.

Esto es clave, ya que a partir de ese examen se pudo haber establecido que ninguno de ellos representa riesgo para la sociedad, indicaron. Otra de las mujeres con familiares encarcelados y sentenciados a 31 años y 10 meses de prisión, Nely Urrutia (madre de Héctor Galindo), acusó al Tercer Visitador de la CNDH de proteger con su actitud a las autoridades del Estado de México, ya que no hizo nada por impedir la reubicación de varios detenidos a quienes se les cambió de penal.

Liberación de tres compas del Molino de las Flores

29/08/08
Compañeros y compañeras de la Otra Campaña:

Con mucha alegría les queremos informar que el día de hoy a las 18:50 salieron en libertad nuestros compañeros Arturo Sánchez Romero, Raúl Romero Macías y Patricia Romero Hernández.
El ministerio público, 15 minutos antes de el cierre de los juzgados, se desistió de la apelación a las sentencia de nuestros compañeros, que había interpuesto el día anterior, por esta razón se les pudo liberar pagando la conmutación de la pena y las multas.
Aunque nuestros compañeros están libres, son declarados culpables ante el estado y aunque jurídicamente ya no puedan luchar contra esa sentencia, políticamente se debe seguir denunciando esta injusticia.
Compañeros, todavía faltan 13 presos del 3 y 4 de mayo y aunque sabemos que no debemos dejar de luchar por su libertad, no significa que no estemos felices por este avance.
El día de mañana vendrán Paty, Arturo y Raúl a las 10 de la mañana para dirigirnos unas palabras, los invitamos a caerle al plantón.
Ya por último, queremos mencionar que el gasto de la salida de los compañeros lo absorbió en su mayor parte la familia por lo que se sigue necesitando el apoyo económico para contribuir en este gasto y en los que vienen del proceso de los demás compañeros.
Presos Políticos ¡Libertad!
Contra la represión a las comunidades zapatistas.
Plantón Molino de Flores

viernes, agosto 29, 2008

Abogados zapatistas apelan sentencia a presos políticos de Atenco


Las condenas de entre 31 y 45 años que recibieron los presos políticos de San Salvador Atenco, en el estado de México, el pasado 21 de agosto, motivaron la apelación interpuesta por la defensa.

Convocatoria acto contra las sentencias http://www.atencofpdt.blogspot.com/

La sentencia, repudiada por los movimientos sociales y de derechos humanos, fue dictada por el juzgado primero de lo penal, con sede en el reclusorio Molino de Flores (Texcoco).

Según el Juez Jorge Alberto Cervantes, los 10 presos por los sucesos ocurridos los días 3 y 4 de mayo de 2006 en San Salvador Atenco, deben cumplir una pena de 31 años, 10 meses y 15 días por el delito de secuestro equiparado.

A su vez, Ignacio del Valle suma una sentencia de 45 años a por los delitos de secuestro y ataques a las vías de comunicación, que se suman a la condena que ya está cumpliendo de 67 años y medio en el Penal de máxima seguridad de El Altiplano.

Juan de Dios Hernández, del Colectivo de Abogados Zapatistas explicó que estas sentencias están basadas estrictamente en supuestos indicios ya que no hay una prueba plena en ningún sentido contra nadie.

El abogado sostuvo que los indicios consisten en las contradictorias declaraciones de los policías que se dicen víctimas del secuestro.

Detalló que esos policías afirman identificar a los responsables pero también dicen que las personas que supuestamente les privaron de la libertad llevaban pasamontañas o paliacates y que como consecuencia no pudieron verles la cara.

Por último recordó que "para sentenciar a alguien, el ministerio público no tiene que demostrar la probable responsabilidad sino tiene que demostrar la plena responsabilidad de los acusados".(PÚLSAR/La Voladora)

Audios disponibles:
01 min. 10 seg. (553 KB)

Más voces contra las sentencias a presos políticos de Atenco

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra que realiza un Plantón frente al penal Molino de Flores, donde se encuentran los presos políticos, denunció las constantes intimidaciones que reciben por parte de la policía.Además, la organización expresó que lo ocurrido en el año 2006 fue un desalojo violento a los vendedores de flores del mercado de Texcoco en violación del acuerdo elaborado previamente.

La Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos, que siguió el caso, consideró las sentencias "completamente abusivas".

La Comisión recomendó "desmontar por completo el modelo de represión contra las expresiones de disidencia social y política" y agregó que "En este sentido, urge que las Procuradurias Estatales y la General de la República procedan a archivar todos los procedimientos en que la acusación se base en el patrón represivo referido con anterioridad".

También pidió "proceder a revisar la situación de privación de libertad de todos los presos políticos y de conciencia".(PÚLSAR/La Voladora)

jueves, agosto 28, 2008

Ignacio del Valle un ejemplo para el pueblo mexicano

Andrés Avila Armella
Rebelión

La prensa mexicana e internacional nunca se ocupó de saber quién era Ignacio del Valle, cuando menos no antes del decreto expropiatorio que perjudicara al pueblo de San Salvador Atenco en favor del proyecto aeroportuario dirigido por el gran capital imperialista, no le importaba mencionarlo porque se trataba de un simple campesino, el cual, al igual que otros millones de mexicanos subsisten a duras penas con lo que la tierra y el trabajo da para mantener a sus familias. No era un personaje atractivo para ninguna revista, para ninguna editorial periodística, para ninguna foto, por qué habría de importarles a los neoliberales el pensar y el vivir de una familia campesina, por qué si a final de cuentas en su mente sólo ocupan un lugar a manera de números.

Seguramente cuando se hizo el cálculo para la construcción del aeropuerto, aquellos campesinos sólo aparecían como una simple cuenta para indemnizarse con la cantidad de 7 pesos el metro cuadrado; ni siquiera fueron vistos como importantes a manera de obstáculo, simplemente no eran nadie para ellos.
Pero Ignacio del Valle y su familia ya existían para el valiente pueblo de Atenco, reconocidos por sus convicciones, por su trabajo, por su honradez, porque a lo largo de su vida, y a través de la relación cotidiana con sus vecinos se sabía que eran personas honorables. Ésta condición la reafirmó al ser un protagonista destacado en la lucha por la defensa de la tierra, porque en lugar de tomar la posición cómoda de una imagen pública, Nacho del Valle decidió encabezar a su pueblo luchando con él codo a codo, sin ninguna pretensión de grandeza, siempre era el primero, quien marchaba hasta el frente con su machete sabiendo que el primer golpe de un granadero se lo llevaría él.

Digno sucesor de Emiliano Zapata, Ignacio del Valle se ganó la confianza de su pueblo gracias a su determinación, porque todos sabían que no importando lo que tuvieran en frente, siempre habría un hombre que estaría dispuesto a poner su vida y su integridad física de por medio, que no habría campesino luchando sólo porque a su lado siempre estaría don Nacho.

Por eso es que su figura ha resultado tan emblemática, porque representa en su persona la esencia misma de la resistencia popular, la realidad de la contradicción entre los intereses del capital y los del pueblo. Porque demostraba que el pueblo tiene hombres íntegros y absolutamente capaces de defenderse con los medios que tengan a su alcance, porque demuestra que el avance del capitalismo neoliberal en México no podrá avanzar más si no es sobre los restos de hombres como él.

El Estado mexicano se cubría de miedo cuando lo oía y lo veía, no podía ser como otros personajes insertados en la política institucional que por más que hablen se sabe que tienen precio, que siempre habrá un puesto, una dieta o una tentación que los haga tambalearse y dar pasos hacia atrás. Para la burguesía y sus cuidadores, Ignacio del Valle es como una fiera a la cual no se le puede domesticar, con la que no se puede tranzar, a la que no se le puede persuadir de que abandone su causa y de la espalda a sus compañeros que junto a él han librado otras batallas.
Representa la posibilidad de que esos hombres cabales y reconocidos por sus pueblos se radicalicen, que no sólo piensen en sí mismos o en sus luchas locales, sino que están dispuestos a escalar, a llevar su lucha más allá de sus propios terrenos, a arriesgarse peleando junto a otros que no conocen pero que saben de su misma condición de clase. ¿Cómo podía el Estado mexicano tolerar que un simple campesino que ayer sólo defendía sus tierras, hoy decidiera sumarse a una gran lucha nacional en contra del capitalismo? Tolerarlo sería admitir que el pueblo en general está al borde del descubrimiento de su condición de clase, que el pueblo está por identificar a su enemigo y decidirse a combatirlo.

Ignacio del Valle, su familia y su pueblo representan el peor de los temores de un Estado que pretende garantizar al gran capital que ésta es tierra fértil para sus proyectos. Representa la posibilidad de que en cada pueblo, por desapercibido que parezca, surjan hombres y mujeres decididos a pelear hasta el último momento antes que permitir al capitalismo arrasar con su dignidad.

Un hombre como Ignacio del Valle no puede permanecer impune- Exclamaban con lamentación los locutores de los medios electrónicos de comunicación, mientras éste era apresado y conducido al penal de exterminio de “El Altiplano”, - su libertad es un atentado al estado de derecho- continuaban diciendo para pedir su reclusión.

El ejemplo que el Estado mexicano dio a nuestro pueblo el 3 y 4 de mayo del 2006 resulta muy significativo, ha sido la muestra, reafirmada ese mismo año en Oaxaca, de que se piensa castigar con la mayor dureza a aquellos elementos del pueblo que carezcan de miedo a la hora de enfrentarse con sus fuerzas policíacas y militares, y sobre todo si demuestran el coraje e incorruptibilidad que han caracterizado a del Valle. Pero la cosa no ha quedado ahí, no conformes con intoxicar el pueblo de San Salvador Atenco con gases tóxicos, de allanar casas, violar mujeres, torturar a los detenidos, asesinar a un joven de 14 años y otro de 20, han decidido reiterar contundentemente que no se trató de un error. Ignacio del Valle fue condenado junto con Felipe Álvarez y Héctor Galindo a 67 años de prisión, y la semana pasada han tenido el descaro de sentenciarlos a 31 años más.

Éstas penas son históricas, no las alcanzan ni los más temibles narcotraficantes ni secuestradores, no las alcanzan los asesinos ni los violadores, son penas muy superiores, por ejemplo a las que el régimen de Porfirio Díaz dictó a los huelguistas rebeldes de Cananea que fueron sentenciados a 15 años de prisión.

La situación es alarmante y aterradoramente representativa, en efecto no se trata de un error sino de una política de Estado que claramente apunta a imponer, a como de lugar, los proyectos encomendados desde el imperialismo norteamericano, quien ve con beneplácito todos estos sucesos y confía que a través del terror se puede consolidar un gobierno dócil y afín a sus intereses, tal como lo tuvieron con las dictaduras militares en el cono sur y lo tienen en el régimen narco-paramilitar de Álvaro Uribe Vélez en Colombia.

Lo peor para ellos es que así como no contaban con Ignacio del Valle, por ahora no cuentan con todos y cada uno de los mexicanos que permanecen ocultos en su parcela o en su centro de trabajo, pero que son hombres y mujeres decididas, dispuestos a salvar sus derechos y su dignidad, es decir, no cuentan con que el pueblo mexicano tiene entre sus filas a miles como Ignacio del Valle y que tarde o temprano los van a conocer. Para todos ellos la sentencia está dictada, si se atreven a luchar serán condenados a morir en una cárcel de máxima seguridad y serán difamados públicamente en todos los medios masivos de comunicación.

Lo que no podrán impedir tampoco, será que cada vez más, Ignacio del Valle se convierta en un referente de lucha para el pueblo mexicano, que cada vez sean más quienes sigan su ejemplo y además de luchar por sus reivindicaciones, luchen también por liberarlo, porque así corresponde, porque hasta el último momento Ignacio del Valle peleó defendiendo a los campesinos y arriesgándose con ellos, porque él es uno de ellos.

[1] Maestro en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Militante del Comité de Lucha por el Movimiento de Emancipación Nacional (COLMENA). andresavilaarmella@yahoo.com.mx

Impunidad tolerada


A antaño escuchábamos que en México DF le robaban a uno los calcetines sin quitarle los zapatos, en alusión al hurto fino que los delincuentes realizaban. ¿Y qué decir del robo de coches, que en menos de cinco minutos los ladrones eran capaces de encenderlo directamente? Robar era todo un arte, donde no prevalecía la violencia. Así surgieron los famosos ‘paqueteros’, que con artimañas y un teatro armado con dos personas ilusionaban a quienes salían de los bancos para timarle sus ahorros. Hoy si usted se entera de un robo a un tarjetahabiente seguramente fue a mano armada, el truco de los paqueteros quedó en desuso. Respecto a los secuestros, se ejecutaban en contra de grandes magnates o políticos para financiar movimientos ideológicos o sociales. La prensa dio cuenta de los realizados por la Liga 23 de septiembre o por la guerrilla de Lucio Cabañas.

Tiempo después, todo fue cambiando los robos de autos se hicieron a mano armada y los secuestros se generalizaron, pero aun así, quienes vivieron esos amargos trances por bandas sanguinarias como la de Arizmendi El Mochaorejas se atrevían a lo mucho a cortar un dedo o una oreja para presionar a los familiares, aunque se les acusa de tres homicidios por no pagar el rescate.

En ese contexto, era preferible que esas bandas anduvieran sueltas haciendo de las suyas a las actuales integradas policías que con toda impunidad asesinan. Recordemos también el múltiple asesinato ocurrido en el estado Jalisco, donde un policía meses atrás rescató a la víctima de sus plagiarios y posteriormente participó en la matanza de él y de todos los integrantes de su familia.
Hablando de todo tipo de secuestros, la sociedad está inerme y en desventaja ante las autoridades.

Ignacio del Valle, un luchador social de San Salvador Atenco, supera ya su sentencia a los 112 años por haber detenido por varias horas a dos funcionarios, los jueces equiparan esa acción como secuestro.

En Oaxaca, Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez fueron detenidos por cuerpos policíacos, ¿Qué castigo han recibido quienes cometieron su detención? Pues han ocultado información sobre su captura y paradero.

La ley en su artículo 215-b otorga pena de cinco a 40 años de prisión a quien propicie o mantenga dolosamente su ocultamiento bajo cualquier forma de detención -legal o ilegal- Lo anterior es una muestra irrefutable que aplican la justicia de dos maneras: dura e inflexible para los adversarios, blanda y tolerante para los que gobiernan.

miércoles, agosto 27, 2008

“¡También exigimos seguridad contra el secuestro!”


Rechazo a las nuevas sentencias en el caso Atenco

Carolina S. Romero Para Kaos en la Red

Ayer, ante el penal Molino de Flores, aproximadamente 70 integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) y La Otra Campaña gritaron su rechazo a las nuevas sentencias brutales en el caso Atenco, mientras los Abogados Zapatistas entraron para presentar la apelación. Unos manifestantes increparon a los policías estatales (ASES) bloqueando la puerta: “¿Con qué cara pueden ver a sus propios hijos? Son pobres como nosotros. ¿Que tal se si vuelven rebeldes? También a ellos los van a asesinar, violar, torturar?” Y... ¡voilá! Al salir del reclusorio, el abogado Juan Dios de Hernández reportó que ya fue reemplazado el juez que dictó las infames sentencias, Alberto Cervantes. ¿Por secuestro? ¿Por conspiración? ¿Por corrupción? ¿Por ineptitud? Nada de eso. Siempre era un vil juez de consigna que tenía su arreglito con la mafia estatal encabezado por Enrique Peña Nieto. Ya cumplió con su trabajo sucio, avalando y prolongando el secuestro de Ignacio del Valle y los demás compañer@s que ha durado desde el 3 y 4 de mayo de 2006 en Texcoco y San Salvador Atenco.

Las nuevas sentencias se dictaron la semana pasada. El jueves 21 de agosto, correos empezaron a salir del Plantón Molino de Flores alrededor de mediodía, avisando de la presencia de alrededor de 500 policías fuera de la prisión desde muy temprano en la mañana, incluso varias camionetas y patrullas de la Agencia Estatal de Seguridad. ¿Estaban ahí para desalojar el Plantón? Al principio, nadie estaba seguro, pero muy pronto el motivo por su masiva presencia se supo. En la corte dentro de la prisión, iban a dictar sentencia. Los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco ya se habían enterado y marchaban hacia la prisión.

¿Y cuales son estas indignantes sentencias pronunciadas por el juez primero Alberto Cervantes? Se supone que Óscar Hernández, Alejandro Pilón, Julio Espinosa, Pedro Reyes, Juan Carlos Estrada, Jorge Ordóñez, Adán Ordóñez, Narciso Arellano, Inés Rodolfo Cuéllar y Eduardo Morales deben pudrirse en prisión durante 31 años, 10 meses y 15 días por el supuesto delito de secuestro equiparado.

¿Y para el dirigente atenquense Ignacio del Valle? Encontrado culpable de ser el “autor intelectual” del delito de secuestro equiparado, su destino (según el Estado) es el entierro en prisión durante 45 años adicionales, agregados a los 67 y medio que ya compurga en el penal de máxima seguridad del Altiplano, junto a Felipe Álvarez y Héctor Galindo por supuestos secuestros en abril y febrero de 2006, antes de los eventos del 3 y 4 de mayo.

A la vendedora de flores Patricia Romero, hostigada en Molino de Flores desde hace meses, el juez tercero Albino Cháves le dictó una sentencia más leve, pero aún así totalmente injusta, de 4 años; ella, su hijo Arturo Sánchez Romero y su padre Raúl Romero Macías tendrán la posibilidad de salir bajo fianza si el Ministerio Público no interpone una apelación.

Como explicó Juan de Dios Hernández, del Colectivo de Abogados Zapatistas (http://atencofpdt.blogspot.com/), estas sentencias están basadas estrictamente en supuestos indicios: no hay una prueba plena en ningún sentido contra nadie. Los indicios consisten en las contradictorias declaraciones de los policías que se dicen víctimas del secuestro. Afirman identificar a los responsables pero también dicen que las personas que supuestamente les privaron de la libertad llevaban pasamontañas o paliacates y que como consecuencia no pudieron verles la cara. También dicen que los mismos policías les habían tapado la cara a las y los detenidos y que los habían obligado a bajar la cabeza, por eso no habían podido ver a nadie. Las declaraciones eran las supuestas pruebas utilizadas por el ministerio público para mostrar probable responsabilidad y dictar el auto de formal prisión. “Pero para sentenciar a alguien, el ministerio público no tiene que demostrar la probable responsabilidad sino tiene que demostrar la plena responsabilidad de los acusados”. Nunca lo ha hecho, dice Juan de Dios Hernández, ni en las declaraciones ministeriales originales ni en las ampliaciones, ni en los careos.

Hay más. Como se ve en el video, uno de los familiares que llegó a preguntarle al juez Alberto Cervantes sobre la sentencia afirma lo siguiente: “Le pregunté por qué había tomado esta decisión sobre la sentencia y dijo que venía de allá arriba porque él nada más tenía cierto mando pero que no se debería meterse más para allá, sino que él tenía otros asuntos. El de los magistrados era él que daba las órdenes”. Cabe recordar que fue el Magistrado José C. Castillo Ambriz, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, quien se reunió con una comisión de manifestantes el 8 de agosto en Toluca, prometiendo una pronta resolución del caso. El Magistrado también tiene dueño: se llama Enrique Peña Nieto, quien se jacta abiertamente de ordenar el operativo en Atenco y está en plena campaña para ser Presidente de México.

Para el colmo, la sentencia menciona que en las pláticas del 2 de mayo con las autoridades municipales y estatales, no hubo ningún acuerdo para retirar el cordón de “seguridad” y permitir a los vendedores de flores a trabajar, a pesar de que la videograbación de la reunión claramente demuestra la verdad. Ve la Parte 1 del documental Atenco Crimen del Estado. Ve la escena de la reunión en el documental. Fíjate en la mesura mostrada por Ignacio del Valle y su voluntad de utilizar la palabra para convencer a los funcionarios a cumplir con su deber. Fíjate en los funcionarios, su manera de hablar, su postura corporal. ¿Se ven muy cómodos? ¿Ya sabían que iban a traicionar el acuerdo? http://www.youtube.com/watch?v=lVU5VuYKmpU&feature=related

Que quede claro. El supuesto “secuestro” del 3 de mayo de 2006 no fue un secuestro de verdad como los cometidos por “el mochaorejas”, quien les cortó las orejas a sus víctimas, o el del hijo del empresario Martí, quien fue asesinado después de que el rescate fue pagado. El “secuestro” consistía en retener a varios policías durante unas horas después del conflicto que ellos mismos empezaron, violentamente desalojando a los vendedores de flores del mercado de Texcoco en violación del acuerdo del 2 de mayo de 2006 y sitiando la casa donde ellos y integrantes de FPDT tomaron refugio durante el día, durante el cual Ignacio del Valle pidió el retiro de los policías y un diálogo con las autoridades varias veces. Después de nueve horas, sin interés alguno en una solución negociada, la policía desalojó la casa, detuvo a los ocupantes y los golpeó hasta el cansancio. Ahora 10 personas están condenadas por “secuestro” sin evidencia alguna en su contra y Ignacio del Valle es condenado por ordenar el “secuestro” aunque ni estuvo en el lugar de los hechos. Los policías fueron retenidos cuando los pobladores de San Salvador Atenco salieron a bloquear la carretera para protestar la agresión contra sus compañeros en Texcoco. Cuando cientos de policías intentaron desbloquear la carretera con lujo de violencia, los pobladores se defendieron y hubo muchos heridos de los dos lados. Los agresores fueron retenidos para propósitos de negociación y entregados a la Cruz Roja el mismo día, con sus heridas atendidas. La evidencia está grabada para que el mundo entero lo vea. Ve la parte del documental donde el policía expresa su gratitud por poder pedir una ambulancia. Ve el documental y decide por ti mismo. ¿Los vendedores de flores, acompañados por Ignacio del Valle, Felipe Álvarez y otros compañeros llegaron al mercado de Texcoco la mañana del 3 de mayo para provocar violencia? ¿Tuvieron la menor intención de secuestrar a alguien? o ¿Simplemente insistieron en su derecho a vender sus flores?

Pero ¡que conveniente! para los responsables del terrorismo de estado cometido en Texcoco y Atenco el 3 y 4 de mayo de 2006 ––Genaro García Luna, Eduardo Medina Mora, Wilfrido Robledo, Ardelio Vargas, Enrique Peña Nieto y Nazario Gutiérrez–– que estas sentencias se anunciaran el mismo día de la reunión del Consejo de Seguridad Nacional en el Palacio Nacional de México bajo el pretexto de “responder a los reclamos” de la ciudadanía para más seguridad contra la tremenda ola de secuestros y asesinatos que azota el país. Las nuevas sentencias les permitieron jactar aplicar mano dura contra unos “peligrosos secuestradores”. Ahí estuvieron reunidos en un bunker porque no se atreven a caminar libremente en la calle. Junto con todos los gobernadores y el jefe de gobierno del Distrito Federal Marcelo Ebrard, tramaron más medidas represivas para controlar a la ciudadanía y escarmentar a los movimientos sociales: la construcción de más prisiones de máxima seguridad; sentencias de pena de muerte y cadena perpetua; más entrenadores desde Washington y Tel Aviv; contrato de mercenarios; vigilancia total de la ciudadanía por teléfono, internet y cámaras en cada esquina de la capital y la creación de una cultura de soplones. Todo esto dentro del marco del Plan México (Iniciativa Mérida) que tiene a México bajo el régimen de la seguridad nacional de Estados Unidos y al pueblo secuestrado.

Desde Atenco, la respuesta a las sentencias fue rápida: “¡112 años y medio de cárcel a nuestro compañero Ignacio del Valle! Nos llena de coraje y desde aquí le advertimos a Peña Nieto que no nos callaremos y lo seguiremos acusando de violador y asesino. Que sus aspiraciones presidenciales se truncarán, que todo lo que orgullosamente ordenó hacer en Atenco y Texcoco los días 3 y 4 de mayo del 2006 ––violaciones, asesinatos, tortura–– no quedarán impunes, que serán un lastre a su campaña presidencial y le darán fin a su carrera “política”, que se quedará como su tío Arturo Montiel en la orilla, lamentando sus torpezas”. Afirma el Frente que busca “la solidaridad de todas las organizaciones nacionales e internacionales para que se le haga juicio político a Enrique Peña Nieto por sus graves violaciones a derechos humanos....”

Hasta ahora ningún alto mando ha sido consignado por los crímenes de estado cometidos el 3 y 4 de mayo en Atenco y Texcoco. 21 policías estatales y locales fueron acusados, y de ellos, 15 absueltos y 5 acusados sólo de abuso de autoridad. Sólo un policía, Doroteo Blas Marcelo, quien obligó a una de las mujeres detenidas durante los operativos de San Salvador Atenco a realizarle sexo oral, ha sido sentenciado a 3 años en prisión por “actos libidinosos” y no por la tortura. Al pagar $8000 pesos evitará pisar la cárcel.

Varias de las ex presas políticas torturadas a través de la violación y abuso sexual en Atenco también han jurado que “desde abajo, nuestra justicia hará que Peña Nieto, gobernador del Estado de México, responsable político del operativo de Atenco, siga topándose en su camino con mujeres que se planten frente a él con un espejo que diga ‘torturador’”. Han puesto denuncias por la tortura sexualizada ante la FEVIMTRA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Audiencia Nacional de España y siguen tejiendo lazos de solidaridad con un trabajo constante de denuncia y difusión. Sus valientes testimonios se pueden ver en el documental hecho por el Centro PRODH: http://mx.youtube.com//DenunciaDH .

Como respuesta a las sentencias, los integrantes de la Otra Campaña en el Plantón fuera de la prisión ven por el bienestar de los presos y presas, como lo han hecho durante dos años y four meses, primero fuera de la prisión “Santiaguito” y después Molino de Flores, visitándol@s, apoyando a sus familiares, juntando dinero para fianzas. (¿Puedes pensar en otro plantón en cualquier lugar del mundo mantenido ante una prisión durante tanto tiempo, que sea en el frío, en el calor, en la lluvia?) Avisan de un incremento en el hostigamiento al plantón: “El día viernes 22 de agosto a lo largo de todo el día se mantuvo una discreta presencia policiaca alrededor del plantón, pues durante el día un camión de la Agencia de Seguridad Estatal estuvo estacionado por el lugar y se dieron patrullajes constantes de carros y camionetas. El día de hoy 23 de agosto alrededor de las 2 de la madrugada continuó el acoso, con el patrullaje, incluso metiéndose en el estacionamiento del penal donde nos encontramos, de 3 camionetas y dos patrullas de la Agencia de Seguridad Estatal”.

Trinidad Ramírez del FPDT invitó a todos a acompañarlos al lado de la marcha blanca contra la inseguridad organizada por la ultraderecha este sábado 30 de agosto con una manta denunciando el secuestro de los pres@s polític@s de Atenco y Texcoco. También convocó una manifestación ante la Suprema Corte para el jueves 4 de septiembre y anunció que habrá una serie de acciones para impugnar las sentencias. El 15 de septiembre recibirán su compañero Jorge Flores quien ahora puede salir de la clandestinidad debido a su reciente absolución de todos los cargos en su contra.

Se puede firmar una petición exigiendo el retiro inmediato de las sentencias de 67 ½ años contra Ignacio del Valle, Felipe Álvarez y Héctor Galindo, el retiro inmediato de las nuevas sentencias dictadas la semana pasada, la liberación de todos las y los presos políticos de Atenco, y justicia en los asesinatos de Alexis Benhumea y Francisco Javier Cortés en: contraimpunidad@gmail.com

Puedes hacer tu depósito para la fianza de Patricia Romero, su padre e hijo en:

Banorte

Numero de cuenta: # 0515325032

A nombre de: Rosalba Gómez Rivera y Begoña Lecumberri Usparan

Clabe para depositos internacionales: 072180005153250320

Anomalías en el Caso Atenco


Jesús Villaseca
ANOMALÍAS EN EL CASO ATENCO.

En la Cámara de Diputados, la legisladora Aleida Alavez ofreció ayer una conferencia de prensa para informar sobre las anomalías en el caso Atenco

Mensaje a Ignacio del Valle Medina

Ayer acudimos al juzgado primero penal de Texcoco a presentar la apelación en contra de la aberrante e ilegal sentencia de 45 años dictada en contra tuya y nos enteramos de que el lunes 25 nos revocaron el nombramiento como tus abogados defensores. Sin tener un aviso previo de tu parte ni de tu familia.

Hemos trabajado convencidos de tu inocencia, durante dos años y medio que duró el proceso penal, realizando un trabajo con todo profesionalismo y seriedad, sin escatimar esfuerzos ni tiempo en tu defensa y, sobre todo, sin ningún interés económico ni político.
Tú conoces bien el trabajo que realizamos, porque estuviste presente en todas y cada una de las audiencias larguísimas y desgastantes que realizamos interrogando policías y servidores públicos hasta por 10 horas en la cárcel del Altiplano; fueron más de cien audiencias en condiciones jurídicas y materiales absolutamente desiguales e inequitativas para nosotros, siempre a contracorriente.
Tomamos tu defensa el 4 de mayo de 2006 a petición expresa y que de manera personal nos hiciste en esa fecha, cuando te vimos en la cárcel; por ello, hubiéramos esperado que, de igual manera, nos avisaras de tu decisión de nombrar, en este momento, otros abogados y, sobre todo, los motivos de esta decisión.
Te deseamos mucha suerte y también a tus nuevos abogados; esperamos que sepan aprovechar todo el trabajo realizado para lograr tu libertad.
Bufete Jurídico Tierra y Libertad AC, licenciados Bárbara Zamora y Santos García

martes, agosto 26, 2008

A la SCJN: Ley para la despenalización del aborto en el DF


A LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACION

Señores Ministros: muy grande es la expectativa acerca de la decisión que Ustedes deberán tomar en estos días en mérito a la constitucionalidad de la Ley para la Despenalización del aborto en el Distrito Federal. La convocatoria que un grupo de ciudadanos de esta capital abrimos para sumar firmas en favor de la permanencia de la Ley mencionada, es tan sólo un pequeño botón de muestra de la enorme sensibilidad existente sobre este tema: en dos días se recabaron 1811 firmas (y sigue en aumento), de personas de todas las edades y de todas las profesiones.

La sociedad mexicana en general y las mujeres en particular merecen que la fundamental Institución que Ustedes presiden envíe un mensaje claro y contundente en defensa del derecho más elemental de toda mujer: el de decidir sobre su cuerpo y su propia vida.

Atentamente, Clara Ferri, Josefina Mena-Abraham, Raffaela Schiavon Ermani, Rossella Bergamaschi, Angélica Sánchez, Rosalba Piazza, Sabina Longhitano Piazza, Teresa Scolamacchia, Carmen Huete, Humberto Robles, Ofelia Medina, Begoña Lecumberri, Julieta Egurrola, Vanessa Bauche, Leticia Huijara, Luisa Huertas, Hebe Rossel, Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Lucha Castro, Lourdes González, Asa Cristina Laurell, Patricia Arendar, Araceli Burguete y Areli Carreón, Malú García Andrade, Pedro Miguel, Alejandra Sánchez, Juliana Faesler, Alejandra Liceaga, Claudio Obregón, Jorge Zárate, Cecilia Sotres, César Pellicer, María del Carmen de Lara, Gilberto López y Rivas, Gabriela Delgado Ballesteros, Mariana Norandi, Coral Aguirre, Adriana Mújica, Itari Marta Mena-Abraham, Giovanna Cavasola, Alejandra Gollás, Fabiola Hidalgo, Beatriz Luna, Alejandra Raluy, Dinorah Medina, Paola Olivares, Virginia Sánchez, Patricia Benitez, Matteo Meoni, Paola Leonorilda Ochoa, Diana Goldberg, Mónica Michel, Lillian Liberman, María Eugenia Tamés, José Manuel Pintado, Omar Guzmán
Publicado en El Correo Ilustrado de La Jornada el 27 de agosto, 2008.

lunes, agosto 25, 2008

Boletín informativo: Héctor Galindo Gochicoa


Hemos recibido con profundo pesar las inhumanas sentencias de 31 y 45 años de prisión a integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de Tierra y mientras el mismo FPDT acompañado de la solidaridad de no pocas personas y organizaciones seguirá su encomiable lucha por la libertad, les informamos que en los próximos días producto de las denuncias ante la CNDH sobre la ilegalidad del traslado de Héctor Galindo Gochicoa, Ignacio del Valle Medina y Felipe Álvarez Hernández al penal de exterminio “Altiplano” el Órgano Desconcentrado de Penales Federales está obligado a realizar un nuevo perfil clínico-criminológico de los arriba citados para definir su estancia en dicha prisión.

A pesar de que la CNDH concluye en el oficio V3/17544 del expediente CNDH/3/2008/339/Q y acumulado CNDH/3/2008/195/Q que: “se vulneraron los derechos humanos a la legalidad y seguridad jurídica” sólo solicita se inicien y resuelvan conforme a derecho una investigación para determinar la probable responsabilidad en que pudieran haber incurrido servidores públicos de la Dirección General de Prevención y Readaptación Social del Estado de México y del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, al haber solicitado uno, el traslado y el otro, al autorizar el ingreso de dichos presos al CEFERESO No 1 “Altiplano”.

Finalmente, a pesar de haber acreditado que se violaron las garantías individuales a la legalidad y seguridad jurídica, evitó dar efectos restitutorios a su resolución, puesto que no recomendó su traslado a un penal del Estado de México como corresponde, sino que, solicitó la practica de nuevos estudios clínico-criminológicos o de personalidad, para que se determine si cubren el perfil de los centros Federales.

Las autoridades Penitenciarias federales y del Estado de México han aceptado la resolución de la CNDH por lo que tendrán 90 días para practicar los estudios clínico-criminológicos o de personalidad y con base en ellos determinar si continúan presos en el Penal de Máxima Seguridad o son trasladados a un Penal del Estado de México.

Recordamos que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos recomendó al Estado mexicano que suprimiera los perfiles clínico-criminológicos para presos procesados ya que vulnera la presunción de inocencia, en el caso de presos por motivos políticos estos perfiles siempre han sido utilizados para sobrevictimizarlos como en este caso.

Solicitamos a las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales estar vigilantes de que el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social realice con imparcialidad y objetividad dichos exámenes clínico-criminológicos cumpliendo con todos requisitos que señala la normatividad aplicable.

¡¡Desaparición del régimen de exterminio en los ceferesos!!
¡¡Ningún preso político o de conciencia en un penal federal de exterminio!!

Atentamente

Rosa Nelly Urrutia
Rosa Nelly de la Vega
Familiares de Héctor Galindo Gochicoa

Sentencia a Del Valle, cuestión política

Jueves 21 de agosto de 2008. Dos hechos: el Acuerdo Nacional por la Seguridad y la nueva sentencia por otros 45 años de cárcel a Ignacio del Valle.

Sobresale la denuncia del abogado del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), Juan de Dios Hernández Monje, al afirmar que “el propio juez (primero penal de Texcoco, Alberto Cervantes Juárez) ha indicado a uno de los familiares que la sentencia no la dictó él, sino que se la mandaron del Tribunal Superior de Justicia del estado de México (TSJEM), lo que demuestra que se trata de una cuestión eminentemente política y no jurídica”.
Precisamente contra esto habló Alejandro Martí ante quienes se dicen servidores públicos en el primer nivel de autoridad: “¿Quién es más culpable, el que deja hacer o el que hace?....Tenemos que recuperar la confianza en las instituciones.... Hagan conciencia, hagan sentirnos a los ciudadanos que las policías, los Ministerios Públicos y los jueces son gentes honradas y de honor, y que su fuerza y su voluntad haga que el corrupto se sienta desplazado”.
Podríamos preguntarle al juez Alberto Cervantes Juárez: ¿qué le pasó?
¿Por qué permitió ser manipulado por el TSJEM y dictar una sentencia bajo consigna, totalmente ajena a su jurisdicción? ¿Por qué no tuvo el valor de declararse incompetente ante esta aberración jurídica? ¿No pasaría lo mismo en la primera sentencia de 67 años de cárcel contra Ignacio del Valle, como de todos los presos de Atenco, sentenciados bajo consigna?
La respuesta a estas preguntas no sólo del juez, sino principalmente del Consejo de la Judicatura Federal, pondrá a prueba si es o no una carta de buenas intenciones el acuerdo nacional pactado, toda vez que la seguridad jurídica es la garantía primaria de los ciudadanos en un verdadero estado de derecho. Corre tiempo. Si no pueden, váyanse.
Fernando Gómez Cruz

domingo, agosto 24, 2008

Convocatoria del FPDT para el martes 26 de agosto


el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra

convoca a una concentración como forma de ejercer presión en el

penal Molino de las Flores

el día martes 26 a las 10am

ya que los abogados de los presos politicos presentarán la apelación de los compas.

favor de difundir

Acoso al plantón Molino de Flores


A la otra Campaña.

A todos los y las compañeras.

Desde el Plantón que se encuantra afuera del Penal Molino de Flores, acompañando a los compañeros que permanecen presos en Texcoco por los hechos del 3 y 4 de Mayo del 2006, queremos hacer la denuncia publica, que desde el dia jueves 21 agosto, cuando el estado y sus instuciones de justicia dictaron las criminales sentencias contra de nuestros compañeros presos en este penal, como a nuestro compañeros Ignacio del Valle, preso en el Altiplano; en los alrrededores del plantón y del penal se ha presentado un hostigamiento constante en contra del Plantón:

El día jueves desde las 5am llegaron alrrededor de 5 camiones, varias camionetas y patrullas de la Agencia Estatal de Seguridad con alrededor de 500 elemntos policiacos.

Durante este día la presencia policiaca permanecio a lo largo del día en los alrrededores del plantón.
El día viernes 22 de agosto a lo largo de todo el día se mantubo una discreta presencia policiaca alrededor del plantón, pues durante el día un camion de la Agencia de Seguridad Estatal estubo estacionado por el lugar y se dieron patrillajes constantes de carros y camionetas.

El dia de hoy 23 de agosto alrededor de las 2 de la madrugada continuo el acoso, con el patrullaje, incluso metiendose en el estacionamiento del penal donde nos encontramos, de 3 camionetas y dos patrullas de la Agencia de Seguridad Estatal.

Hacemos esta denuncia, sin pretender alarmar a los y las compañeras, sino solo para que se mantengan atentos y para hacer la denuncia publica de este hostigamiento, y de la provocación que implica. Compañeras, compañeros estemos pendientes de lo que ocurre, sabemos que el estado busca hostigarnos y provocarnos, sabemos que esto es parte de su guerra contra la Otra Campaña y de todas los que luchan contra este sistema alejados de las estructuras y esferas de poder y de la clase política representada por todos sus partidos políticos.

Plantón Molino de Flores
Por la libertad de los presos políticos!!
Alto a los ataques en contra de las comunidades autónomas zapatistas

Información sobre el proceso jurídico de l@s compañer@s pres@s


Sobre el 21 de agosto y la sentencia de nuestr@s compas.

A los compañeros y las compañeras de la Otra Campaña:

En la mañana del día 21 de agosto del 2008, a 10 compañeros de la causa penal 58/07 se les dictó sentencia condenándolos a 31 años, 11 meses y 15 días, más 968 días de multa a razón de $45.81 salario diario en la fecha de los hechos, por el delito de secuestro equiparado. Los nombres de nuestros compañeros son:

Oscar Hernández Pacheco
Alejandro Pilón Zacate
Julio Espinosa Ramírez
Pedro Reyes Flores
Juan Carlos Estrada Cruces
Jorge Ordóñez Romero
Adán Ordóñez Romero
Narciso Arellano Hernández
Inés Rodolfo Cuellar Rivera
Eduardo Morales Reyes

En esta misma causa también se le dictó sentencia a Ignacio del Valle Medina por el delito de secuestro equiparado en la modalidad de autoría intelectual, condenándolo a 45 años, más 2 mil 850 días de multa, sentencia que, sumada a su anterior condena de 67 años, 4 meses, nos da un total de 112 años 4 meses.

Las mismas pruebas que fueron utilizadas para que se dictara el AUTO DE TERMINO CONSTITUCIONAL, fueron las mismas en las que se basó el juez par dictar la sentencia de las cuales de ninguna forma demuestran la plena culpabilidad de nuestros compañeros. Las pruebas se basan únicamente en el dicho de los policías, que desde el principio sostuvieron que fueron secuestrados y tapados de los ojos, nunca pudieron ver a las personas que los secuestraron, además sus secuestradores en todo tiempo portaban paliacates o se encontraba cubiertos del rostro, sin tomar en cuenta las contradicciones que resultaron de sus ampliaciones de declaración y careos procesales con los testigos de descargo.

Lo que sigue por la vía jurídica es interponer en los siguientes cinco días hábiles la apelación a la sentencia de los compañeros, por el número de tomos que conforman su expediente (154 tomos), la resolución de la sala puede durar varios años en dictarla. En la tarde del mismo 21 de agosto del 2008, se le dictó sentencia condenatoria a los 3 compañeros de la causa 298/07:

A la compañera Patricia Romero Hernández a 4 años de prisión que son sustituibles por 175 días de S.M. y una multa de 205 días de S.M. por los delitos de ultraje y portación de armas.

Al compañero Arturo Sánchez Romero a 3 años, 4 meses, 7 días que son sustituibles por 81 días de S.M. y una multa de 188 días por los delitos de lesiones y ultraje.

Al compañero Raúl Romero Macías a 3 años, 8 meses que son sustituibles por 50 días y 210 días de multa por lo delitos de lesiones y ultraje.

Si en los próximos cinco días hábiles no se interpone una apelación por parte del Ministerio Público o por parte de la defensa, los compañeros podrán salir en libertad pagando la cantidad total de $ 41,641.29. En caso de ser interpuesta alguna apelación tendríamos que esperar la resolución de la APELACIÓN, la cual podría tardar varios meses para que la dicten.

Ante estos hechos solicitamos apoyo económico, por un lado, para reunir la cantidad necesaria para que lo tres compañeros de esa causa salgan, si no se interpone ningún recurso de apelación. Por otro lado, también se va a necesitar dinero para el proceso jurídico en general.La cuenta en la que pueden depositar es la siguiente:

No. 0515325032
A nombre de Rosalba Gómez Rivera y Begoña Lecumberri Usparan en Banorte.

Aparte de lo económico, se necesita, sobre todo, su apoyo en acciones dirigidas a lograr la libertad de nuestros compañeros.

Por último, queremos mencionar que el día 21 de agosto de 2008, a partir de las 5 de la mañana, más de quinientos efectivos de la policía estatal se apostaron en el estacionamiento del penal en que se encuentra el plantón, hostigándonos y buscando que cayéramos en su provocación.

Desde ese momento tenemos un camión y varios judiciales de civil en los alrededores del plantón. Por esto solicitamos también que se refuerce el plantón de Molino de Flores.

Presos Políticos ¡Libertad!
Contra la represión a las comunidades zapatistas.
Plantón Molino de Flores

Información sobre el proceso que lleva la compañera Cristina ante la Audiencia Nacional española


24 de julio 2008

Aquí va un textito para mantenerlxs al tanto con el proceso jurídico que empezó el 25 de enero con la presentación de la querella a la Audencia Nacional española por parte de Cristina como querellante.

EL FRIO QUE VIENE DE ARRIBA

Pues aquí va todo lo que nos cae desde arriba, con su lenguaje ajeno, frío, desde un camino de justicia que si estamos caminando y cuestionando cada rato pero que no sentimos nuestro. Estamos aprendiendo a relacionarnos con formas de poderes que existen y que hacen y deshacen leyes y tratados conforme a intereses mayores, económicos y políticos. Un camino que si fuera el único que estuviéramos caminando nos llenaría de impotencia y frustración por el tener que aguantar todas estas trampas e interpretaciones ficticias de sus leyes.

El pasado 7 de julio el juez Grande Marlaska comunicó la inadmisión de la querella referente al caso Atenco argumentando que si la Audiencia Nacional diese curso a este caso, los mismos hechos se investigarían en dos jurisdicciones: la mexicana y la española, y no es posible aplicar el principio de concurrencia de jurisdicciones (que se refiere a la posibilidad de que intervenga más de una jurisdicción nacional en un caso) solicitado por las querellantes.Esta resolución deriva de que el pasado mes de marzo el juez pidió información al Gobierno mexicano sobre la investigación de los hechos ocurridos en San Salvador Atenco y Texcoco el 3 y 4 de mayo de 2006. La respuesta de la Procuraduría General de la República de México fue que en el caso estaba siendo investigado. Sin embargo se les olvidó mencionar algunos detalles de esta supuesta "investigación". No menciona, por ejemplo, que Eduardo Medina Mora, actual procurador general de la República y quien entonces ejercía como secretario de Seguridad Pública, así como del gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, son dos de los acusados en este caso por haber ordenado el operativo.

El Gobierno de México tampoco detalla que las investigaciones abiertas por los hechos y concretamente contra la violación sexual a mujeres se encuentra en manos de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Violentos contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), la misma que a la fecha no ha llevado ante tribunal alguno este caso (recordemos, dos años después) pese a contar con pruebas suficientes para ello, según señala Women's Link. Tampoco se habla de las recomendaciones de organismos internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos , o Amnistía Internacional, quienes se han dirigido al gobiernos mexicano en repetidas ocasiones en la misma línea de exigir que se ponga en marcha el proceso jurídico que lleve a delimitar responsabilidades en el caso Atenco.
Antes esta situación las abogadas de Women's link, el 14 de julio, presentaron un recurso de apelación insistiendo que "el principio de concurrencia de jurisdicciones no puede ser excusa para continuar con la impunidad en la comisión de crímenes internacionales", dado que la posible "investigación fraudulenta" del caso por parte de las autoridades mexicanas daría como resultado esta , vieja y ya conocida, impunidad. En un comunicado, las abogadas de Women´s Link afirman "Las investigaciones judiciales mexicanas –escasas y carentes de voluntad esclarecedora– en ningún caso deben suponer ni la inhibición ni la delegación de responsabilidad de la justicia española para conocer e investigar un delito tan grave".

Las abogada piensan que tardara al menos 4 meses antes de que se sepa la decisión de aceptar o no este recurso; si se aceptara la Audiencia Nacional tendrá la obligación de investigar los hechos , y si no se acepta se recurriría al Tribunal Constitucional Español, quien puede tomarse hasta un año para admitir un caso.Y mientras los recursos van y vienen en el camino de la burocracia, la lucha por la justicia continua abajo.

Mujeres agredidas en Atenco protestan frente a FEVIM

Mariana Selvas y Bárbara Italia Méndez

Solidaridad: Actividades y Convocatorias del FPDT


ENVIAMOS A USTEDES LAS ACTIVIDADES EN LAS QUE PARTICIPA O CONVOCA EL FPDT EN LA LUCHA POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLITICOS:

AGOSTO:

28 Participación en el Aniversario del Comité 'Eureka'.10 hrs. Catedral metropolitana, México D:F.

SEPTIEMBRE:

01 Volanteo de denuncia. Carretera Lechería Texcoco.

14 Mitin ante el edificio sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, México, D.F., 10 hrs.

15 Recibimiento del compañero militante del FPDT, actual perseguido politico refugiado en las entrañas del pueblo, JORGE FLORES '¡Como Chingaos no, estamos encabronados!'. San Salvador Atenco 21 horas.

23 Marcha mítin del Ángel de la Independencia a los Pinos. 16 horas.

Les pedimos difusión y, naturalmente, que esperamos su acompañamiento.

¡LA TIERRA NO SE VENDE, SE AMA Y SE DEFIENDE!
¡LIBERTAD A LOS PRESOS POLITICOS DE MEXICO!
¡ZAPATA VIVE, EL FPDT TAMBIEN, LA LUCHA SIGUE!

Cayo Vicente
cantor libertario

Atenco: ¡libertad a los rehenes de clase!


Guillermo Almeyra

Si no quieren avalar la opinión generalizada de que, como dice José Hernández en su poema Martín Fierro, “la ley es como el cuchillo/ no ofende a quien la maneja”, los tribunales superiores deberán anular la aberrante sentencia sobre el caso de Atenco que condena con durísimas penas a luchadores sociales por el mismo conflicto donde la policía mató, hirió, violó mujeres, torturó y allanó brutal e ilegalmente domicilios de campesinos, instaurando el terror en el pueblo, sin que al respecto se tomase ninguna medida judicial.
La consigna es clara: para los pobres que se defienden, la represión salvaje y la cárcel. Para sus dirigentes, aunque no hayan estado en el lugar del hecho o aunque no se haya individualizado su participación, penas que buscan segregarlos de por vida con la esperanza de que se pudran entre rejas y condenas pecuniarias absurdas que intentan hundir en la miseria a sus familias, ya castigadas por el secuestro oficial de sus integrantes varones. Para los represores y los delincuentes de guante blanco, en cambio, la impunidad. La justicia estará vendada, pero tiene olfato de clase.

El mismo grupo priísta que pidió, como programa electoral, la pena de muerte en el estado de México, quiere ahora amarrar con las cadenas de los presos de Atenco su alianza con el gobierno federal nacido del fraude, el cual, como necesita su apoyo para afirmar una mayoría PRIAN que le permita privatizar Pemex y atentar contra la Ley Federal de Trabajo, cierra los ojos ante los brutales atentados contra la democracia en ese estado o en Oaxaca o donde les resulte indispensable la violencia primitiva disfrazada con fallos judiciales aberrantes.

¿Dónde están las condenas a los asesinos en Oaxaca durante la represión contra la APPO? ¿Dónde la condena a quienes mataron en Atenco mismo o contra los violadores de las presas que después tuvieron que ser dejadas en libertad por la misma “justicia” que mantiene en rehenes del Estado a un puñado de hombres seleccionados con criterio político? ¿Cómo hacer creer a los ciudadanos mexicanos en la independencia y majestad de la justicia, en la defensa de un estado de derecho, en la igualdad ante la ley? Se está empujando a la población, como en el porfiriato, a buscar soluciones fuera de la ley que no es tal y con prescindencia de las instituciones prostituidas a los ojos de la ciudadanía. Los que siembran vientos recogen tempestades. ¿No hay ninguno en la clase gobernante que, por mero instinto de conservación, intente aprender algo de la historia y frene a los ciegos incendiarios que gobiernan el estado de México? ¿O la voracidad capitalista, el deseo de lucrar haciendo finalmente su aeropuerto en Atenco, incluso sobre la sangre y los huesos de los ejidatarios y campesinos, lleva a todos a ignorar que el fallo que condena a los de Atenco no se sustenta en nada más que el deseo de aterrorizar a los que se rebelaron y escarmentar a los que resisten?

Ante este fallo provocativo y de clase no es posible permanecer inactivos. La libertad de los presos políticos –los de Atenco lo son– depende de sus hermanos de clase y de quienes quieren defender los espacios democráticos en este país y frenar la violencia hasta ahora impune de los sátrapas priístas. Los sindicatos democráticos que luchan contra esa otra violencia colectiva que se quiere ejercer contra los trabajadores (con la reforma del ISSSTE, con las amenazas a Pemex y a la electricidad, con los intentos de acabar con las garantías legales para los trabajadores) deben también tomar en sus manos la anulación de la sentencia contra los presos políticos por los hechos de Atenco.

El PRD, nacional y del estado de México, no puede callar como si fuese cómplice de Peña, ni tampoco limitarse a una protesta verbal, sino que, junto con los sindicatos y para salvar su responsabilidad política, además de protestar en el Congreso y exigir justicia, debe organizar una gran manifestación en Atenco mismo. ¡Que el pueblo de Atenco y de Texcoco sienta que no está solo! La exigencia de la libertad de sus presos debe ser una bandera para la defensa de la democracia y la anulación de las condenas la piedra de toque que permita saber si la legalidad tiene alguna esperanza en este México cada vez más violento y más represivo, donde la ilegalidad de las clases dominantes y de los gobernantes impulsa y alimenta todos los demás tipos de delincuencia.

¿Quién en su sano juicio puede creer que los comicios legislativos o presidenciales futuros podrán ser limpios cuando se ve la descarada utilización de los poderes represivos del Estado, comenzando por los de la llamada justicia, para imponer un retroceso de muchas décadas en las conquistas políticas y sociales y en los derechos democráticos? ¿Quién puede pensar que el agravamiento de la crisis actual en Estados Unidos y en el mundo, con la reducción de esa válvula que hasta ahora ha sido la emigración y también de la fuente de ingresos proveniente de las remesas, no va a dar como resultado el aumento de la ofensiva, por todos los medios, legales e ilegales, de una oligarquía que sabe perfectamente que no podría mantenerse en el poder en un estado de derecho y que tiene que reducir los espacios democráticos?

Fraudes, ISSSTE, Pemex, condenas a los de Atenco: ¡es demasiado! La respuesta social debe ser contundente. Quizás así, entre otras cosas, los tribunales superiores se vean obligados a declarar nulos los fallos aberrantes.

sábado, agosto 23, 2008

Gobierno asqueroso condena a 45 años a Nacho, ¿puede encarcelar o asesinar a quien quiera?


Pedro Echeverría V.

1. En México cualquier gobierno puede meter a la cárcel al líder de masas que quiera y, con la acusación que invente, puede hacerlo permanecer en chirola el tiempo que desee. Si el dirigente zapatista Marcos fuera aprehendido y encarcelado sólo saldrían a manifestarse los zapatistas durante algunas semanas; si López Obrador fuera llevado a la cárcel, sólo saldrían a protestar sus seguidores; Flavio Sosa estuvo más de un año encerrado y sólo núcleos de la APPO de Oaxaca protestaron; Othón Salazar (líder magisterial en 1958/60) fue encarcelado y cesado y el gobierno lo liberó pero jamás le repuso su plaza magisterial; Demetrio Vallejo, líder ferrocarrilero que paró con voto unánime obrero los FFCC y de la misma manera fue electo secretario general del sindicato, fue encarcelado 11 años cuatro meses y las protestas a su favor sólo duraron unos meses.

2. El juzgado con sede en Texcoco, dictó este jueves 21 una sentencia de más de 30 años en contra de 10 de los simpatizantes y miembros del Frente del Pueblo en Defensa de la Tierra, de San Salvador Atenco, que permanecen presos, luego de los hechos del 3 y 4 de mayo de 2006. Además dictó una sentencia de 45 años a Ignacio del Valle, dirigente de ese movimiento, por el delito de secuestro y ataques a las vías de comunicación. Éste está preso en el penal de máxima de seguridad de El Altiplano purgando una condena de 67 años por el delito de secuestro en su modalidad de equiparado por la retención de funcionarios entre febrero y abril de 2006. Llevan más de dos años como presos políticos y ninguna organización o partido ha tomado en serio el caso de los atenquenses.

3. Por otro lado, también hoy jueves, a unas horas de que se celebre la reunión del Consejo Nacional de Seguridad en Palacio Nacional, el presidente del PRD, Guadalupe Acosta, expresó la disposición de su partido a colaborar con todas las autoridades en el tema. El sol azteca (dijo) pedirá mediante sus gobernadores que asistirán al encuentro no politizar la situación para obtener ventaja política. Señaló que nadie "debe sacar raja política; aquí no caben los colores. No debe jugarse con la seguridad de los ciudadanos". Me parece esto realmente lamentable y terrible. El gobierno puede hacer con la lucha de los trabajadores y sus líderes lo que quiera; pero lo peor es que la misma izquierda súper dividida, y los trabajadores sin la conciencia necesaria, lo permiten. ¡Qué jodidos estamos!

4. En vez de que cada preso político sea convertido en una poderosa bandera de lucha para que los grupos, corrientes, partidos de izquierda profundicen su trabajo de masas contra la represión y den pasos a políticas de unidad, dejan que cada corriente que sufre la persecución del gobierno se cueza en tu propio fuego, es decir, la dejan sola para que la sigan destruyendo. ¿Qué pasaría si por cada líder de izquierda preso o por cada organización reprimida se provocara una gran movilización por libertad de los detenidos de tal manera que la protesta sólo dejara las calles al conseguir la liberación de todos? Simplemente el gobierno dejaría de perseguir y encarcelar a los protagonistas del movimiento de los trabajadores porque tendría temor de que con sólo tocarlos le saldría el tiro por la culata.

5. Pero la izquierda tiende a ser muy sectaria; en vez unirse para enfrentar a empresarios explotadores y gobernantes represores, deja que cada organización se defienda sola, que se rasque con sus propias uñas. Por eso la burguesía, de manera inteligente y hábil, busca entretener a cada grupo, partido o corriente tirándoles un hueso en un rincón; les dice: tú puedes entretenerte con la ley electoral, tú ocupando cargos, tú con la privatización, tú con la lucha magisterial, tú en Oaxaca, tú con los indígenas de Chiapas, tú con derechos humanos. La realidad es que sin duda cada quien debe luchar en su campo de trabajo, fortalecer la lucha de cada sector, pero si no unifica fuerzas con las demás organizaciones, si permanece aislado en sus batallas, fácilmente lo destruyen inocentemente entretenido.

6. Recuerdo una maravillosa experiencia de unidad: hace seis o siete años, apoyando algunas actividades sindicales de la CNTE en Michoacán, a las ocho de la mañana iniciábamos un mitin el la plaza de Morelia cuando recibimos un aviso en el sentido que Ignacio del Valle y otros de sus compañeros habían sido detenidos en Atenco por su lucha en defensa de las tierras que Fox quería expropiar para la construcción del aeropuerto de Texcoco. En ese instante, sin mayor discusión, decidimos trasladarnos en masa a la ciudad de México y de allí a Atenco para participar, junto con otros profesores de la CNTE concentrados en el Zócalo del DF, en actividades de protestas contra la represión. A las 12 de la noche recibimos a Nacho y compañeros ya libres en la plaza principal de Atenco.

7. La realidad es que gobernaba el saltimbanqui Vicente Fox y no sabía qué hacer porque los campesinos de San Salvador Atenco habían respondido combativamente frente al gobierno que quería despojarlos de sus tierras. Cuatro años después, el presidente de facto, el militarista Felipe Calderón (con la colaboración del gobernador del Estado de México, Peña Nieto) de manera revanchista mandó reprimir con brutalidad a los líderes atenquenses que defendían a algunas indígenas que vendían flores en las aceras del mercado de Texcoco. Fue tan brutal la represión del 3 y 4 de mayo de 2006 que varias periodistas extranjeras fueron golpeadas y violadas por soldados de ejército disfrazados de policías. Después de la represión el gobierno ordenó el encarcelamiento de casi mil personas.

8. ¿Cuál ha sido el papel del poder judicial en los juicios contra los campesinos de Atenco y en todos aquellos luchadores sociales acusados de rebeldía contra el gobierno? Aunque Montesquieu al crear los tres poderes del Estado (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) argumentó que éstos para funcionar correctamente deberían ser independientes uno del otro, en México el presidencialismo es un poder corporativo que nulifica cualquier mínima independencia. Los jueces son los funcionarios que mayor ingreso, prestaciones y privilegios tienen en el país. Mientras un salario en México es de mil 500 pesos al mes (menos de 13 dólares y medio) los ministros de la Corte cobran cada mes 500 mil pesos, más innumerables prestaciones. Precisamente por ello todos sus resolutivos benefician a los empresarios y al gobierno. Por eso Ignacio del Valle no saldrá de la cárcel sin un poderoso movimiento de masas.



Condena doble cara de la justicia


Mientras en un Palacio Nacional convertido en búnker para la clase política se simulaba enfrentar el problema de la inseguridad con acuerdos que no trascienden lo policiaco, el poder mostraba su verdadera cara apenas saltando la valla que protegía a los convocados de sólo ellos sabrán qué.

Las sentencias dictadas el jueves contra los presos políticos de Atenco tienen el sello vengativo de un Estado que no acepta cuestionamientos ni demandas legítimas por parte de un pueblo organizado: 31 años, 10 meses y 15 días contra 10 de los 13 presos recluidos en el penal de Molino de Flores, y 45 años para Ignacio del Valle, que se suman a los 67 y medio que ya compurga en el penal del Altiplano, junto a Felipe Álvarez y Héctor Galindo. Un total combinado de más de 430 años para Nacho y (hay que decir sus nombres) Adán Román Ordóñez Romero, Alejandro Pilón Zacate, Edgar Eduardo Morales Reyes, Inés Rodolfo Cuéllar Rivera, Jorge Alberto Ordóñez Romero, Juan Carlos Estrada Cruces, Julio César Espinoza Ramos, Narciso Arellano Hernández, Óscar Hernández Pacheco y Pedro Reyes Flores.
En la otra cara de la moneda, un solo policía, de los más de 3 mil que participaron en los hechos represivos de Atenco en 2006, recibió sentencia, por “actos libidinosos”, con la posibilidad de conmutar su pena de tres años por una fianza de 8 mil pesos.

Los abogados Bárbara Zamora y Juan de Dios Hernández han documentado cómo el proceso ha estado plagado de irregularidades y violaciones flagrantes a las garantías de los acusados. Baste citar la dilación en emitir sentencia, las contradicciones de los policías que acusan a los atenqueses de haberlos secuestrado, la reclusión en un penal federal bajo procesos del fuero común, las acusaciones en paquete, donde no se individualiza la conducta de los acusados, donde se libera a unos y a otros se les sentencia a décadas de reclusión.

Por otra parte, los errores procesales contra la veintena de policías que enfrentaron algún cargo fueron la base de su presurosa exoneración. Dos caras de una moneda de justicia por consigna, donde se fabrican sentencias mientras se simula negociar con los afectados.

Esta impartición de venganza intenta ser ejemplarizante para otras luchas sociales. El “tratamiento especial” que se dio a los menores y a las mujeres detenidas en mayo de 2006, con golpizas a los primeros durante todo el tiempo de su reclusión y abusos sexuales a las segundas durante su detención, que en ese contexto es considerado por Naciones Unidas como tortura, se olvida en los procesos, pero se refresca en la memoria de la gente con cada nuevo atropello, y si bien la apuesta es de esa manera contener las expresiones de lucha social, la memoria consolida la indignación y cataliza los procesos de transformación, por lo que no tengo duda de que la balanza se inclinará, más temprano que tarde, del lado de la justicia.

Rosario Ibarra, senadora de la República