viernes, junio 29, 2007

De cómo hacer de México, Uno. Sobre la condena de los líderes de Atenco.

La condena, dada hace poco, a Ignacio del Valle líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, a 28 años de prisión, solamente puede ser producto de un régimen político represivo.

Alejandro Vázquez Ortiz

Parece ser que el primer requisito, que uno ya da por sentado, en la elaboración de cualquier estado es que sea Uno. Esto es fácil decirlo, hacerlo no tanto. España ya lo sabe con sus múltiples lenguas y luchas independentistas.

México es otro caso. Su heterogeneidad es de otra clase, a pesar de las múltiples etnias culturales, a pesar de la inmensa cantidad de idiomas que se hablan entre las etnias, el caso más grave, acaso por pura realidad estadística, sea la heterogeneidad que surge entre las clases sociales.

Históricamente, aunque esto tampoco quiera decir mucho, México ha sido un país que pugna por su desunión, o que en todo caso, la unificación de su geografía ha sido siempre una constante necesidad para el gobierno Federal. Cuando se quiere encarar al pasado, únicamente el heroísmo patriótico ha estado siempre al servicio de rendir culto a ese México, que es Uno.

Juárez, defensor contra los franceses y el Imperio fracasado de Maximiliano, así como la unificación de México bajo la constitución de 1857. Porfirio Díaz, el dictador,al que se le quiere disculpar diciendo que mal que bien, nos legó, el ferrocarril y el telégrafo (medios indispensables para que México, sea Uno). Después de la revolución, de 1910-1921, (y más allá), Elías Calles, con la fundación del partido único, Cárdenas, con la expropiación petrolera, ha acercado cada vez más a ese ideal de que México sea Uno.

Por supuesto, la historia vista más de cerca, indica que si estos fueron los héroes de México, fue precisamente porque han podido someter a las fuerzas populares, a eso que de ‘Uno’ necesita tener el Estado para perfilarse como tal.

Desde la invasión de Estados Unidos a México, con el General Santa Anna en el poder; la población se sentía totalmente ajena a la preocupación por defender a ‘su patria’. Después con Juárez y sus ideas liberales de su Constitución política casi-ilustrada de 1857, se quedaron como tinta y papel, y realmente nunca llegaron a la práctica: lo más que hizo, el llamado ‘Benemérito de las Américas’ fue acabar con algunos caudillos que amenazaban la integridad política de México, después de todo la Independencia de Texas aún estaba fresca en la memoria. Porfirio Díaz unificó a México, creando algunas líneas de ferrocarril y telégrafos que empezarían a perfilar ese gran problema de centralización demográfica y económica que aqueja al país. Gracias al ferrocarril ya se puede hablar de una especie de infraestructura que permite tejer una red de unificación.

La revolución mexicana, debe (y está siendo) revalorada como una reacción política y social contra esa extraña ‘unificación’ de México. Debemos dudar que realmente, p. e., los Hermanos Figueroa del estado de Guerrero, se hayan levantado en armas para apoyar el Plan de Ayala de Madero. La revolución mexicana fue más bien una serie de levantamientos esporádicos (normalmente liderados o apoyados económicamente por caciques locales que buscaban mantener el poder, sin intromisión Federal –salvo los casos de Villa y Zapata), que se oponían a los mandatos y colocaciones de Gobernadores, Alcaldes, etc., por parte del gobierno de Díaz.

Después en el período prisita, que se extendió desde 1930 hasta el año 2000, la unificación se completó. Pero, debemos decirlo, no a una maniobra política, no gracias a la intervención de grandes proyectos económicos, tales como una gran infraestructura de carreteras o una implementación educativa; o cualquier otra cosa. Sino que fueron los medios de comunicación los que operaron el gran salto.

En realidad se puede asegurar que el verdadero ‘héroe’ mexicano ha sido, y seguirá siendo, Emilo Azcárraga, el fundador de la XEW-AM, la primera estación de radio importante a nivel nacional, en los años 30’s y que más tarde pasó a ser XHTV, también conocida como Televisa. Éste fenómeno, más que las defensas de la soberanía ‘contra el invasor’, más que las constituciones de 1857 o 1917, más que los ferrocarriles o telégrafos, más que el simbólico acto de la expropiación petrolera, etc. han sido los que comenzaron a poder ver posible la unificación de México.

Nada debe sorprendernos que sean, aún, los medios de comunicación los delegados en la gran tarea política de conservar a México como ‘Uno’. El caso de Atenco es lo más terrible y lamentable que yo haya podido observar en la historia política de México. Incluso casi podría ser comparado con la masacre de Tlatelolco, sin embargo hay una cosa que no puede dejar de señalarse.

Aunque Tlatelolco haya sido un espectáculo mil veces más macabro y terrible, su recuerdo persiste en la memoria como un trauma histórico. Histórico en el sentido de que toda una generación despertó aterrorizada a la realidad política; histórico porque aún existe en el fondo de cada uno de los que lo vivieron, de los que lo callaron o de los que lo escucharon por los rumores, las leyendas, las cifras dispares de muertos y desaparecidos, un terrible recuerdo del poder político que se vive y siente sobre los cuerpos y la sociedad civil. Tlatelolco aún se introduce en la Historia haciéndonos ver cómo es que ese ‘Gran Uno Político’ se empeña por aplastar, reprimir y aniquilar todo vestigio de ‘otro’ que quede inmerso en la sociedad civil.

A Atenco se le quieren cerrar las puertas de la Historia. Cerrar las puertas de la Historia es justamente no reconocerle su estatus de presencia como un ‘otro México’ que pueda hacer peligrar esa cohesión política (que sólo se traduce en prosperidad económica para unos cuantos). Los medios de comunicación, tanto Televisa como TV Azteca (los dos grandes emporios televisivos privados mexicanos) tienen la tarea de reducir eso que fue y es Atenco a un mero espectáculo, a un acto de violencia irracional o como mucho, alimentando la ideología de la inseguridad, tildarlo simplemente de terrorismo.

La cuestión es grave... Editoriales, comentarios de opinión, toda la ‘sapiensia mexicana’, volcada en hacer los juicios más faltos de soberanía política a la que se pueda aspirar. La reducción de Atenco a un caso meramente ‘minoritario’, al nombramiento de los líderes como enemigos públicos, al llamamiento a las fuerzas policiales al ataque de cualquier forma de protesta por parte de los noticieros de las cadenas; debe ser tomado, a las claras, como represión civil.

La condena, dada hace poco, a Ignacio del Valle líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, a 28 años de prisión, solamente puede ser producto de un régimen político represivo. La invocación perenne del Estado de Derecho queda, en última instancia, reducida a un mero artilugio del poder económico para aplastar cualquier forma de ‘alteridad’ y la soberanía popular, eso que supuestamente debe estar en la base de toda democracia.

Queda pues la triste noticia de que a esa sociedad civil que antes amordazaban, que antes intimidaban, asesinaban o simplemente mentían: ahora, gracias a una propaganda del miedo, consiguen convencer. Ese convencimiento, el convencimiento de que sin la fuerza represora del Estado, cualquier forma de estado de derecho es imposible es ya la muerte de eso que llaman, muy ligeramente, democracia.

Más información en un documental Gráfico:
http://www.youtube.com/watch?v=QDPPNFqstNU 1era parte
http://www.youtube.com/watch?v=YDwYHWybwkw 2da parte
http://www.youtube.com/watch?v=DfwqSOtWw6U 3era parte.

miércoles, junio 27, 2007

Pronunciamiento de EDENAT por Atenco

La victoria ejemplar de los ejidatarios de San Salvador Atenco frente al proyecto de nuevo aeropuerto en Texcoco en el año 2001 es una de las grandes acciones en defensa de la Naturaleza de este siglo en el Valle de México. Sin embargo, esta victoria provocó un gran enojo entre grandes empresarios, políticos y ciudadanos que desprecian los valores No Económicos de la cultura vernácula que plantea que ¡LA TIERRA NO SE VENDE!, y que consideran que los megaproyectos generan beneficios para los mexicanos, sin tomar en cuenta los enormes daños sociales y ambientales que tiene la realización de obras de gran envergadura.
Por esta razón, los políticos más afectados maquinaron celadas para desvirtuar esta victoria y ahora los compañeros de San Salvador Atenco sufren las represalias de estos inversionistas -principalmente extranjeros-, de estos políticos -particularmente del gobernador Peña Nieto-, y de los ciudadanos que carecen de conciencia ecológica y que aprueban o son indiferentes a las brutales represalias sufridas por los activistas de Atenco, las cuales incluyen la injusta condena de varios de ellos a casi 70 años de prisión castigándoles por ser activistas sociales. Ante esta situación:

* Nos solidarizamos con los ejidatarios de San Salvador Atenco
* Apoyamos su resistencia en contra de cualquier intento de construir un nuevo aeropuerto en Texcoco, y desde luego exigimos la liberación inmediata, sin cargo alguno de los ejidatarios encarcelados.
* Exigimos a los gobiernos federal y del estado de México la cancelación inmediata de cualquier orden de aprehensión en contra de los luchadores de este pueblo,
* Aclarar la verdad histórica de los hechos por los que han sido condenados.
La lucha de los pobladores de San Salvador Atenco también es nuestra lucha en defensa de la Naturaleza!
México, DF 09 de junio 2007
¡ES LA HORA DE ACTUAR CON SERENIDAD Y FIRMEZA!
¡ES LA HORA DE LA UNIDAD EN LA DIVERSIDAD!
En Defensa de la Naturaleza en la Cuenca del Valle de México (EDENAT): Angelina García; Amparo Elías; Adriana Matalonga; Alex Aceves; Alí Lavin; Ana María Yustis; Azael Fernandez; Chuen Vac Zip; David García Ayala; Edith González; Edith Gutiérrez; Eduardo García Escobar; Elías García; Emy González; Francisco Aceves; Francisco Palmilla; Francisco Pérez; Guillermo García; Héctor Flores; Héctor Guzmán; Ignacio Peón; Jacobo Espinoza; José Arias; Jesús Villanueva; Joel Sarmiento; Juan José Cuellar; Judith García; Lourdes Golbart; María Luisa España; Mauricio Villegas; Miguel Valencia; Muluk Hun Pax; Patricia Canales; Porfirio Tovar; Rafael Flores; Rocío Castilla; Roberto Vidales; Roger Schnell.Contacto: edenat(arroba)googlegroups.com

Carta de Mariana Selvas desde el penal del Molino de las Flores


Queridos compañeros:

Reciban un combativo saludo desde el penal del Molino de las flores, edo. México.

Mi nombre es Mariana Selvas Gómez, presa política detenida el 4 de mayo del 2006, en Atenco.
Desde el momento de la detención fui objeto junto con otros compañer@s de la represión tanto física, como psicológica, esa tortura continua con un retorcido proceso jurídico (para seguir con el juego de volver jurídico lo político).

A más de un año de nuestra injusta detención, seguimos luchando, rompiendo con estos absurdos muros, haciendo llegar nuestra voz hasta allá fuera donde están nuestros compañeros también luchando por la libertad y la justicia.

A nosotros los presos nos preocupa la situación de ustedes compañer@s en cuanto a la lucha. Las divisiones causadas por nuestras diferencias, ya sea políticas o ideológicas, las prácticas también crean división, esto lejos de enriquecer las opciones de lucha, parece ser un obstáculo pues muchos proyectos quedan estancados.

Compañer@s, el país necesita de acciones, de nuestra unión, todos buscamos lo mismo, derrocar este sistema fascista y represor, cambiarlo por un sistema justo, igualitario y libre, con conciencia.

Compañer@s unámonos en este camino, luchemos juntos, asumamos el compromiso de luchar por lo que soñamos.

Espero poder comunicarme con ustedes y empezar a trabajar desde diferentes trincheras.
Presa Política
Desde el Penal Molino de las Flores.
Junio/ 2007.

Carta del Doctor Guillermo Selvas y la enfermera Edith Rosales


A los médicos conscientes del mundo

A la población mundial y nacional en general:

Somos un médico y una enfermera mexicanos conscientes de nuestra profesión; así como nosotros hay también otros profesionales de la salud que secuestran su dignidad de persona como profesional luchando en contra de la injusticia, la mentira, la corrupción, la doble moral, la rapiña, la explotación, la marginación, etc. Que su mal gobierno y su puñado de poderosos sensibles al resultado de una política rapaz por parte de los malos gobernantes, que observamos diariamente como es el índice de pobreza, de marginación, de empleo, de educación, de justicia, democrático.

En el mundo muere un niño menor de 5 años cada 5 minutos al año es la población infantil de Francia, Alemania, España juntas, que tristeza que suceda, puesto que la tecnología puede alimentar al mundo sin problema alguno; en México se reporta la mortalidad infantil pero por enfermedades que son fácilmente curables. Como la gastroenteritis, enfermedades de vías respiratorias, pero la mortalidad por hambre, las estadísticas nos confiesan, eso es debido que en México el mal gobierno tiene la costumbre de maquillar estadísticas. Daré dos ejemplos que cualquier mexicano entiende y a ustedes ciudadanos del mundo les explicare como caso primero en 1979 en el municipio de Villaflores , Chiapas, el primer lugar en todo México en la producción de maíz y el mal gobierno lo puso de ejemplo para que la producción de maíz aumentará a nivel de toda la república y vaticino que para el año 1989 México cubriría holgadamente las necesidades y que explotaría el excedente del maíz, todo lo contrario para esa época México importaba maíz de África y Estados Unidos.

Ejemplo segundo: En la época del presidente Miguel de la Madrid que fue el primero que heredó al narcotráfico como secretaría de estado (gracias al famoso negro Durazo) que a partir de ahí hasta hoy día es una de las mas lucrativas secretarías que maneja el mal gobierno, bueno; el caso es que ese señor como el que ahora esta en el poder dijeron que acabaría con el narcotráfico, por ese entonces salia en la publicidad gubernamental soldados quemando la droga y estupefacientes y hasta el presidente en persona salía quemando y desde ahí han combatido tanto al narcotráfico que en aquel entonces México era un país de paso y hoy es de consumo y paso como ven queridos ciudadanos los programas y las estadísticas en México como siempre mienten; la historia unió a esos dos presidentes a Miguel de la Madrid y a Calderon Hinojosa con dos coincidencias:

1.- El programa económico a largo plazo, Miguel de la Madrid dijo: mi sexenio será el del sacrificio pero también será el de la recuperación de tal manera que para el año 2000 México será otro país , en México para el 2000 no habrá pobres, estamos en el 2007 y México tiene una población bastante pobre y carente de un futuro y de ilusiones.El actual presidente salió con un programa llamado 20-30 como las pastillas vick que no sirven pero son caras, el prometió en campaña que su gobierno seria el del empleo y hasta el momento nada , por el contrario cada día hay mas desempleo y también en su programa económico 20-30 dicen que para el 2030 en México no habrá pobreza.

2.- El combate al narcotráfico con el ejército los hechos hablan por si mismo como vemos el ejército lejos de combatir el narco a cometido de una forma programática y sistemática de violaciones a los derechos humanos y a las garantías individuales en los estados y lugares donde se han establecido ante tales circunstancias, nosotros consientes que el mal gobierno solo es pura demagogia y mentiras nosotros preocupados hemos luchado en contra de ese mal gobierno en 2 formas; en el trabajo diario en donde sistemáticamente este mal gobierno a desatendido, como es salud, escolarización, educación en la mayor parte de la república. Denunciando los hechos nefastos del mal gobierno en el marco de la legalidad, sin violencia apegado a derecho.

El día 4 de mayo del 2006 la señora Edith enfermera de profesión y yo médico de profesión sin conocernos físicamente llegamos al llamado que hizo la población de Atenco dado que el día anterior el mal gobierno mato a un menor de edad (15 años) y hiriendo de bala a 3 personas mas los cuales tuvieron miedo de hacer asistidos médicamente por temor de ser rematados hicieron un llamado de auxilio a la sociedad civil por eso asistimos diversas organizaciones el día 4 de mayo del 2006 en la mañana para solidarizarnos y ayudar a la población pero nunca nos imaginamos que ese día muy temprano atropellaría nuevamente a la población llegando nosotros después de este nuevo atropellamiento, pensando que todo había acabado atendiendo a los heridos del día anterior, y a los nuevos heridos de ese día pero no contábamos que a pesar de identificarnos como trabajadores de la salud fuésemos a ser detenidos, torturados, encarcelados y ser sometidos a un proceso jurídico desproporcionalmente alejado de toda justicia y sin ser apegado a derecho, hacemos un llamado a los hermanos ciudadanos del mundo y nacionales pidiendo que nunca mas en ninguna parte del mundo nosotros como trabajadores de la salud seamos torturados, detenidos, y menos ser sometidos a este tipo de proceso jurídico . Exigiendo nuestra liberación , así mismo que se forme una comisión internacional que realice la verdad histórica de esos hechos y que se castigue a los culpables tanto materiales como intelectuales de estos hechos.

Atentamente
Presos Políticos
Desde el Penal Molino de las flores, edo.mex.
Junio 2007.

sábado, junio 23, 2007

Volanteada en Montevideo X DH en México

Durante la gala de ballet en el Teatro Solís de Montevideo, Uruguay, auspiciada por la embajada de México y Estados Unidos, se manifestó en la entrada denunciado los atropellos a los derechos humanos y la persecución a luchadores sociales.


El jueves 21 de junio a las 20 horas, un grupo de manifestantes se concentró en las puertas del Teatro Solís para expresar su repudio a las políticas represivas en México.


Una gala especial de Ballet se presentó en el teatro y fue auspiciada por las embajadas de México y Estados Unidos. Ocasión aprovechada para repartir volantes (como el de la foto) y un folleto explicativo con las denuncias al gobierno de México sobre la situación en Atenco, Oaxaca, Chiapas y Ciudad Juárez (que abajo reproducimos). A pesar de que los guardias de seguridad nos fueron "empujando" cada vez más lejos de la entrada del Teatro, pudimos seguir repartiendo la información.

jueves, junio 21, 2007

Por Atenco esperan resultados similares a los del caso de Lydia


México: La CNDH, 'tapadera de las atrocidades'

Por: Lourdes Godínez Leal (CIMAC)

Las expectativas que se tienen sobre la investigación que realiza la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para investigar las violaciones a las garantías individuales en Atenco y Texcoco, 'son muy altas' dados los resultados del caso Lydia Cacho y en todo caso, lo que se esperaría son resultados similares, aseveró hoy Juan de Dios Hernández Monge, quien se asume como defensor legal de algunas presas y presos.

En rueda de prensa convocada por el sector mujeres y la Sexta Campaña del Distrito Federal y Estado de México, el abogado del Colectivo de abogados zapatistas resaltó el que la SCJN haya decidido 'reducir' el nivel de la investigación al designar por primera vez a dos magistrados para realizar la investigación.

No obstante, enfatizó, 'la expectativa debe ser muy alta si tomamos como elemento de comparación el resultado que ya se ha hecho público con relación a la periodista Lydia Cacho, que en este caso propone juicio político contra Mario Marín, acciones penales y destitución del cargo de los procuradores, acción penal en contra de los policías que participaron en la detención y traslado de la periodista'.

Sin tratar de minimizar en absoluto, dijo Hernández Monge, la gravedad del caso de Lydia Cacho es incomparable con la situación que se presentó en San Salvador Atenco y Texcoco, los delitos de lesa humanidad que se cometieron contra Lydia Cacho se ven multiplicados en el caso de San Salvador Atenco, por lo tanto la expectativa debe ser la más alta.

Por lo que, en su opinión, los resultados de la indagatoria que realiza la Corte debieran incluir 'juicio político en contra de Enrique Peña Nieto, Eduardo Medina Mora y Abel Villicaña, acción legal contra Wilfredo Robledo Madrid, contra Vicente Fox y cárcel a los perpetradores materiales de las violaciones sexuales, de la tortura'.

Entre el olvido y la impunidad

En la conferencia, integrantes del Sector Mujeres y la Sexta campaña se pronunciaron una vez más por la liberación de cuatro mujeres que continúan presas en los penales de Santiaguito y de Molino de las Flores en el Estado de México y Texcoco, y se solidarizaron con otras dos mujeres que permanecen recluidas desde hace cinco años y a quienes consideran presas políticas, ya que no existen elementos suficientes para acreditar que deben permanecer en prisión.

Si bien se congratularon por la liberación en semanas recientes de Norma Aidé Jiménez Osorio, de María Luisa López y Suellen Gabriela Cuevas, 'no queda claro cuál será el destino de Edith, Magdalena, Patricia y Mariana', señalaron.

Norma Aidé Jiménez quien fue violada por policías, dijo 'creer y confiar en la justicia' y en que sus agresores sean sancionados.

Pero el panorama resulta desalentador luego de que Juan de Dios Monge señalara que los policías que fueron acusados de tortura sexual, por violación, están siendo juzgados por las autoridades del Estado de México por 'actos libidinosos', por lo que dijo, difícilmente podrán ser juzgados por tortura bajo el pretexto de que 'nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa'.

Recomendaciones de la CNDH sobre Atenco

Sobre las recomendaciones que del caso hiciera la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Hernández Monge enfatizó que ésta ha sido 'una gigantesca tapadera de las atrocidades, de la brutalidad y arbitrariedades que comete el Estado Mexicano en todos los niveles'.

En su opinión, la recomendación 'representó un absurdo' al pretender que la Procuraduría de Justicia del Estado de México y la Procuraduría General de la República (PGR), en una comisión, se investiguen a sí mismas.'

La consecuencia de esto es que nosotros hacemos denuncias por tortura y la Procuraduría del Estado de México empieza investigaciones por actos libidinosos o por abuso de autoridad, pero en ningún caso por tortura y la CNDH propicia que esto ocurra por sus recomendaciones tan laxas'.

Juan de Dios Monge señaló que CNDH, lejos de proteger los derechos humanos, prohíja la violación de éstos al permitir que continúe la impunidad como un mal generalizado, tejiendo un modus operandi del Estado para garantizarla.

Presenta FPDT amparos a favor de detenidos


René Ramón, corresponsal

Nezahualcóyotl, Edomex. Abogados del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) presentaron los recursos de alegatos en el juicio de amparo 757/07 que promovieron a favor de 11 detenidos por los hechos violentos del 3 y 4 de mayo de 2006 en San Salvador Atenco, quienes se encuentran en prisión por el delito de secuestro equiparado.

Será en un término de 10 días cuando el juzgado noveno de distrito determine si otorga o rechaza el amparo definitivo

Muerte en Atenco

(Esta crónica fue escrita –y vivida- con el periodista JOHN GIBLER)

- Este chofer es muy bueno, dice el papá mientras busca con su mano algo de vida en el hombro inmóvil de su hijo.

Van ocho personas en total en la combi. El conductor y una reportera adelante, un par de periodistas pálidos atrás y dos hombres más que sostienen el delgado cuerpo acostado en el banco detrás del conductor, cuidando que la cabeza, ya cubierta con vendas hinchadas de sangre, no choque contra uno de los oxidados costados del ruidoso vehículo.

El papá tiene toda la razón: el conductor es muy bueno. La combi viaja a una velocidad imposible por la carretera Texcoco-México a las 5 de la tarde. Con una destreza igual de imposible, el papá también domina la situación. No grita, no llora, no se pierde en la desesperación ni el dolor que ya lo ataca implacablemente.

Parece que no se da cuenta, pero cada cinco o seis segundos su rostro contracta y su cabeza se inclina violentamente a la izquierda. Su cuerpo ya muestra el brutal golpe que es haber visto a su hijo desangrando durante las últimas once horas. Habla sin que su voz se quiebre, pero su cuerpo ya no aguanta.

- Solo espero que llegue al hospital vivo, que mi hijo aguante hasta el hospital. ¿Crees que pueda? ¿Crees que podemos llegar a tiempo?… ¡Es impresionante como maneja este señor! Solo que aguante hasta el hospital. ¿Cómo va, como lo ves? ¿Si va a aguantar? ¿Si llega?

*****

Otra vez Ignacio del Valle es el centro de atención de todo un país. Su piel terrosa, su estatura pequeña, su pelo cobrizo, sus ojos grandes, curiosos y negros pero sobre todo su machete campesino alzado son mirados con atención desde los helicópteros de la policía y de las televisoras nacionales que sobrevuelan desde hace rato esta casona cercada por centenares de policías.

Esta vez “Nacho” no está en San Salvador Atenco, el pueblo pobre, su pueblo, que tras levantarse en 2002, logró evitar la construcción de un moderno Aeropuerto Internacional pensado para los habitantes de la ciudad de México, y algunos empresarios cercanos al Presidente Vicente Fox.

Ahora, este modesto comunero convertido por un tiempo en icono moderno de la rebeldía mexicana, camina y camina en círculo ante 30 de sus más cercanos, quienes lo acompañan en esta casa convertida en bodega de gladiolas, rosas y tulipanes que intentaban vender en el mercado local 8 indígenas nahuas a los que Nacho vino a apoyar a Texcoco, ciudad considerada como la “Atenas” del antiguo imperio Azteca.

He podido traspasar el sitio implementado en contra de Nacho y los demás comuneros después de discutir con un mando de la policía. “Por eso luego se los chingan (a los periodistas) y ahí andan llorando en Derechos Humanos”, me ha dicho finalmente antes de dejarme pasar entre las firmes columnas a su mando.
Y adentro entre los sitiados he hallado tensión. Mucha tensión. “Hay que hacer allá lo que hay que hacer, acá nosotros vamos a cumplir”, le dice algo agitado Nacho por un estropeado teléfono celular a su hijo César, quien esta mañana del 3 de mayo de 2006 prepara ya un nuevo alzamiento en San Salvador Atenco, a 5 kilómetros de aquí.

“Quiero decirle, nomás por no dejar, que aquí nadie está seguro, güero. Ni los periodistas ni nadie. Desde hace mucho se quieren vengar de nosotros por lo del Aeropuerto y parece que hoy lo van a hacer”, me advierte el comunero una vez que ha terminado de hacer su llamada.
Yo nada más escucho y tomó notas.

******

Suena el teléfono. La combi sigue su extraña y fluida trayectoria por el caos de una bulliciosa carretera.

- Contesta, me dice el papá.

La llamada es de la radio, de un noticiero en California. Quieren que les pase un reporte en vivo sobre lo que está sucediendo ese día, 4 de mayo, en San Salvador Atenco. Cubro el celular con mi mano y pregunto al papá si le molesta que hable para la radio en ingles.

- Habla, sí. Diles lo que estás viendo aquí - señala a su hijo, cuerpo delgado sin movimiento, brazos sin fuerza, cabeza llena de sangre- diles lo que has visto en Atenco, lo que hicieron los granaderos. Cuéntales para que sepan, para que se difunda todo eso. Solamente no menciones nuestros nombres por favor. Su mamá no sabe todavía.

*****

Pues así es. Centenares de habitantes de San Salvador Atenco han salido de sus casas para exigir que acabe el sitio policiaco a Ignacio del Valle y los demás allá en Texcoco. Lo primero que hacen es bloquear una carretera federal, después retienen algunos trailers y finalmente capturan a dos despistados policías de un municipio vecino.

De inmediato, Enrique Peña Nieto el joven gobernador del Estado de México da la orden de que la policía estatal “libere” la carretera. Seiscientos efectivos armados con toletes, escudos, bombas de gas lacrimógeno y algunas armas de fuego lo intentan durante 4 horas pero una y otra vez son repelidos por una muchedumbre furiosa.

Los helicópteros de las televisoras nacionales han dejado el sitio de Texcoco para ese entonces y sobrevuelan la carretera donde se desarrolla la batalla campal. Un locutor de Televisión Azteca opina, aconseja: “¡Es una vergüenza lo que estamos viendo en la televisión! Yo no sé qué espera el gobierno para dar una orden más fuerte, más eficaz, más precisa, para acabar con estos hombres…¡Qué vergüenza, qué vergüenza, qué vergonzoso para nuestros hijos!… Aquí están las imágenes para el señor Enrique Peña Nieto. ¡Señor, hay que poner mano dura!”

*****

Entro a la casa. Cuando lo veo por primera vez tirado en el piso de concreto, no puedo distinguir los rasgos de su rostro por las vendas y la sangre. Veo que es joven, delgado y lleva el cabello largo. Me parece conocido. “¿Quién es?”, pregunto al señor parado a su lado. “Es mi hijo”, responde.

Se hace un largo silencio en la habitación. Cae la realidad como una loza.

- Tenemos una combi, digo después. No dejaron que las ambulancias entraran al pueblo. Podemos llevarlo a un hospital ahora mismo en la combi.
- ¿Dónde está la combi? Tráela por favor.

******

Televisión Azteca repitió doce veces durante una hora la imagen brutal de un policía que, tirado en el piso e inconsciente, recibía una miserable patada en sus testículos por parte de uno de los enardecidos pobladores de San Salvador Atenco .

“¡Esto no es posible!, ¡no debe ser permitido!, ¿Qué les pasa a estos señores…salvajes… de Atenco?”, cuestionaba consternado el locutor. Sin embargo, la televisora nacional apenas haría un comentario sobre Francisco Javier Cortés, el jovencito del pueblo que minutos antes de la golpiza brindada al policía, había sido ejecutado con un revólver calibre .38.

Francisco había sido enviado por su madre a recoger unos tamales de tripa de pollo ese día de la batalla en la carretera. El joven de 14 años de edad caminaba por el interior del pueblo, donde no había enfrentamientos. De repente se topó con un pequeño grupo de policías desesperados ante la derrota constante frente a los pobladores alzados.

Uno de los policías se acercó a él, y sin más, descargó su pistola contra él, señalaron tres testigos. El atacante del jovencito estaba a 70 centímetros, establece la contundente autopsia practicada, la cual no mereció nunca una sola mención en la televisora nacional.

*****

“Era una tensión muy fuerte adentro de la casa”, rememora una de las jóvenes que se escondieron en la casa de Atenco durante el sitio policiaco.

“El padre nos dice que quiere entregar a su hijo, que no importa lo que pase, que quiere sacarlo a la calle para ver si los policías lo recogen y lo llevan a un hospital. En eso pues salimos todos y nadie quiere que lo entregue. Dicen que no, por que nadie nos aseguraba que al muchacho lo recogerían. Además nuestra seguridad también estaba de por medio. Entonces el señor aguanta mucho y no entrega a su hijo con ese dolor que se le veía al señor. Pero nunca lloró, nunca, nunca decidió hacerlo, a fin de cuentas decidimos quedarnos callados, teníamos mucho miedo, todos estábamos en silencio.”

*****

La decisión del Presidente Vicente Fox de cancelar en octubre de 2002 el proyecto de construcción de un aeropuerto sobre las tierras de San Salvador Atenco, provocó que numerosos grupos inmobiliarios y políticos perdieran la oportunidad de realizar un suculento negocio.

A partir de entonces, el gobierno federal fue criticado sobre todo por empresarios y viejos políticos que siempre pidieron usar la mano dura en contra de los inconformes dirigidos por Ignacio del Valle. “Un Presidente cobarde”, fue lo menos que se opinó del mandatario desde aquellos espacios que pedían la solución del conflicto a la usanza del régimen del PRI.

*****

Uno de sus nombres, Ollín, significa movimiento. Ollín Alexis tenía veinte años y estudiaba danza desde los nueve. En la Universidad Nacional Autónoma de México llevaba dos carreras, matemáticas y economía, y además estudiaba ruso. Tocaba la guitarra, leía inexorablemente, llevaba siempre libros, usaba lentes y en algunas fotos lo encontrabas bailando o escuchando las palabras de comandantes zapatistas en La Garrucha, Chiapas.

******

“¿Y ahora qué hacemos compañeros?”, preguntó en una asamblea del pueblo, Ignacio del Valle, unas semanas después de impedir que les arrebataran sus tierras.

Para ese entonces, “los de Atenco” se habían vuelto famosos en el altermundo. En la selva lacandona de Chiapas el Subcomandante Marcos escribía largos comunicados sobre ellos, los Sin Tierra de Brasil mandaban sus deferencias en cartas, el Ejército de Liberación Nacional de Colombia hacía lo mismo, el agricultor francés altermundista Joseph Bové preguntaba quién era Ignacio del Valle y el Premio Nóbel, José Saramago, desde las Islas Canarias, se confesaba admirador del “movimiento”.

En esa asamblea lejos de abandonar la lucha, “los de Atenco” crearon una organización llamada Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra. De esta forma, explicaba Ignacio del Valle, plantearían sus demandas “más allá de los partidos políticos” y “apoyaremos con nuestra presencia a los movimientos sociales que haya en todas partes del país”




Son las seis de la tarde del 3 de mayo en la Plaza de las Tres Culturas, Tlatelcolco. El subcomandante Marcos del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, declara la alerta roja en las comunidades indígenas de Chiapas y pide acciones de solidaridad con Atenco. “Atenco no puede estar solo”, dice.

Ángel Benhumea se encuentra con su hijo y varios compañeros escuchando las palabras del Subcomandante. Después se preguntan entre ellos: ¿qué hacer? Nadie duda: hay que ir.
Primero van a la Universidad de Chapingo donde, según dicen, se está reuniendo la gente. De hecho hay mucha gente, pero muy poca organización. Esperan horas mientras grupos pequeños deciden irse a Atenco a esperar la inminente llegada de las fuerzas federales.

Cuando el grupo de Angel decide irse también son casi las seis de la mañana. Llegan apenas unos minutos antes de que los 3 mil policías.

- Nos ponemos en las primeras filas para evitar que el pueblo sea reprimido, dice Angel.
Pero en ese instante, con la entrada de las primeras tropas de la policía, con los primeros disparos de las granadas de gas lacrimógeno, en las primeras filas, cae Alexis.

Ángel está parado a unos dos metros cuando el proyectil le pega en la cabeza a su hijo, quien logra levantarse con ayuda de su padre y todavía alcanza decir: “mis lentes, se cayeron mis lentes”. Pero la policía ya venía encima y no les quedaba más que correr, buscar refugio en alguna casa del pueblo.

*****

Por la radiofrecuencia de la corporación, los policías que mantienen sitiada la casona de Texcoco donde está Ignacio del Valle, escuchan la derrota propinada a sus compañeros en San Salvador Atenco.

A las 5 y media de la tarde dejan de ser espectadores. Se ponen manos a la obra. La orden que han recibido de sus jefes es “partirles en su madre a esos hijos de la chingada”.

Así es como centenares de efectivos entran con lujo de violencia a sacar, bañados en sangre y semiinconscientes, a “Nacho” y los otros 30 de Atenco que permanecían atrincherados desde la mañana en Texcoco. Después, efectivos de la policía derraman pintura roja por toda la casa para encubrir los charcos de sangre.

*****

En la casa, de apenas dos cuartos pequeños en la planta baja y dos iguales en la planta alta, se refugian mas de cincuenta personas, algunos de Atenco, otros de la Ciudad de México. Hay quienes son viejos activistas que vienen de experiencias de represión históricas en México como la de 1968. También hay otros, los más, estrenándose.

Un médico, Guillermo Selvas, es el primero en reconocer la gravedad de la herida. Alexis quiere hablar, pero ya no puede. Su lengua le falla. El Doctor Selvas le revisa la cabeza y ve que el cráneo está roto, que el cráneo está expuesto, que ya empieza a sangrar de manera masiva. En los primeros minutos el Doctor Selvas decide salir a buscar auxilio. El Doctor nunca regresa a la casa. El Doctor, un año después, sigue preso.

En la planta baja Ollín Alexis ya no puede sentarse. Se acuesta en el suelo. Otro médico lo revisa y se espanta. Saca vendas de su mochila y busca parar la hemorragia. Alexis no responde, empieza a temblar.

*****

Al conocer la detención de Ignacio del Valle, de nueva cuenta, San Salvador Atenco se ha convertido en un pueblo amotinado. Son diez los policías retenidos por los pobladores, una decena de camiones, entre ellos una pipa de gas, se encuentran en su poder y las autoridades municipales han huido en el transcurso de las últimas horas.

Entre los alzados hay nervios de guerra al clarear la medianoche y es que para estas horas Atenco es ya un asunto de seguridad nacional, dicen los principales mandos policiacos del país. El rumor en el pueblo es que ahora no serán los policías estatales, sino el Ejército el que los reprimirá.

Por eso hay tanta alerta y suenan con frecuencia las campanas de la iglesia. A los más adormilados del pueblo, unos cohetones ayudan a despertarlos. “¡Ya vienen los federales, compañeros, vamos a organizarnos para darles en la madre!”, gritan líderes espontáneos.
“Los de Atenco” saben que serán reprimidos como nunca. Quizá por eso hasta deciden entregar a 8 de los 10 efectivos en cautiverio a la Cruz Roja. Nada cambiará eso el transcurso de las cosas durante las horas siguientes. La decisión está tomada.


En la planta baja están varios que como Ángel participaron en las movilizaciones estudiantiles de décadas anteriores. Ellos piden detergente y vinagre. Echan el químico debajo de la puerta, y detrás de las ventanas, luego mezclan sus orines con vinagre y derraman también el contenido por todos lados.


Los policías traen perros y los perros suben de frente a la planta alta por la escalera de metal delantera. Los perros no huelen el sudor de treinta personas en la planta baja. Por la escalera los policías jalan a los que se escondían arriba. Los bajan y los golpean. La gente en la planta baja escucha los gritos. Llevan a golpes a Mariana, la hija del Doctor Selvas. Mariana, un año después, sigue presa.

Un policía toca la puerta de la planta baja, pero nadie le contesta.

*****

Entraron por sorpresa la mañana del 4 de mayo. Ni siquiera dieron tiempo a que los pobladores agarraran sus machetes. Cuando David despertó y trató de tomar la suya, siete policías federales ya lo habían rodeado. Un minuto de puñetazos de pie, dos y medio de patadas en el piso y varios más de insultos arrastrado, recibió antes de ser subido a un camión de la Policía Federal Preventiva.

Su machete, con la hoja de acero diciendo EZLN, se quedaba callado, mirando a su dueño inconsciente y lleno de sangre. Así, cinco años después de haberlo intentado por primera vez, las autoridades entraban a San Salvador Atenco. Unas horas antes del arribo policiaco, los campesinos atrincherados habían bajado la guardia de manera evidente. Información errónea, cansancio por la trifulca de cuatro horas ganada el día anterior y una desventaja numérica de cuatro por uno frente a los 3 mil policías enviados. Aquellos imbatibles guerreros postrados sobre el kilómetro 27 de la carretera Lechería-Texcoco, corrían de prisa, tratando de reorganizar su defensa desde el interior del poblado. A paso redoblado, el contingente policiaco se posicionaba de la vía federal lanzando bombas de gas lacrimógeno, piedras y golpeando a diestra y siniestra a quien se encontraban a su paso.

*****

Me levanté a las seis y prendí la televisión. En pocos minutos vi la entrada de la policía a San Salvador Atenco. Desperté a unos compañeros de medios y les dije, tenemos que ir.

El tráfico para salir de la ciudad era una pesadilla. Una hora para avanzar cinco kilómetros. Cuando por fin íbamos saliendo de la ciudad vimos a unos dos o tres cientos granaderos corriendo por el pasto hacia el otro lado de la carretera. Paramos y tres reporteros con cámaras salimos corriendo detrás de los granaderos para registrar el enfrentamiento.
Pero no hubo enfrentamiento. Después de una hora de negociaciones y amenazas, los granaderos de la Ciudad de México lograron desplazar a los manifestantes quienes habían bloqueado la carretera en solidaridad con Atenco.

Cuando se veía que ahí no iba a pasar nada, entre otros corresponsales de medios independientes que estaban ahí decidimos buscar un taxi, pero no había nadie quien nos llevara hasta Atenco. Entonces decidimos contratar una combi de transporte colectivo. Fuimos a la parada de un mercado cercano y encontramos a un chofer dispuesto a llevarnos.

Eran las doce del día y el sol oprimía. Mandé un mensaje por celular a mi amigo el periodista Diego Osorno quien estaba desde hace varias horas en Atenco. “Vamos para allá”, escribí. “Con mucho cuidado –contestó- están sacando la gente de sus casas, andan como perros”.

*****

Ella está parada. Rendida en la plaza principal de San Salvador Atenco. Levanta las manos como pidiendo paz después de tanto correr. El primer policía llega y le propina un toletazo en la cabeza. Se dobla. Aparece otro. Este para patearle sus piernas. Ella cojea, pero no cae. Vienen cinco más. Todos a golpearla. Todos de la policía del Estado de México. Ella cae por fin, se pega y sangra.

Uno de los representantes de la ley la agarra de los pies. Otro de las manos. Así la van arrastrando diez metros por la calle hasta la caja de una camioneta. Ella gime algo extraño. Ellos su euforia. Se aparece otro efectivo con voz de mando. “Ándale, súbete pinche india”, ordena. Y su cuerpo es lanzado hasta caer en un montón inerte de personas que también acaban de ser capturadas. Sus dos pies quedan al aire. A patadas, un policía montado en la camioneta, termina de acomodarla. Es la indígena mazahua Magdalena García Durán quien acaba de ser detenida y está a punto de ser trasladada al Penal de Alomoloyita. Afuera de la cárcel donde Magdalena permanecerá encerrada, 50 de sus compañeras se ofrecerán a ser recluidas para conseguir su liberación. Buscarán hablar con todos los “licenciados” que van saliendo del penal pero nada. Se encadenarán a unos barrotes. Gritarán en su lengua indígena y en español, pero solo el silencio y el frío de la madrugada en el Valle de México las escuchará, hasta la fecha.

*****

En la casa están intentando furiosamente contactarse con personas en la Ciudad de México para que manden una ambulancia. Por fin responde alguien en la Cruz Roja del Estado de México y se compromete a enviar una ambulancia. Esta llega a unas dos horas a Atenco pero la Policía Federal Preventiva que tiene cercado al pueblo no le permite entrar. Espera un rato y se va.

A pocos minutos suena mi celular. Contesto y escucho una voz hablando casi en suspiros como una fantasma, repite mi nombre “¿John? ¿John?”. Cuelgo, pero poco después vuelve a sonar y contesto nuevamente. - John, soy Aarón, Aarón de la caravana (de la Otra Campaña). Me dice que están escondidos en una casa en Atenco, que hay policías por todas partes y no pueden salir, miles de policías, que ya sacaron gente a golpes de otra parte de la casa, que hay “un herido” y necesitan ayuda. - Estamos en camino, le digo, en cuanto lleguemos y veamos como está la situación te mando un mensaje. Estamos en una combi, llegando vemos como te podemos ayudar.

******

Ya tienen el control de San Salvador Atenco y se pasean por las calles del pueblo entrando a diestra y siniestra en las casas. Rompen, miran y si deciden que los habitantes son sospechosos, los golpean sin reparo alguno antes de llevarlos a camionetas y camiones. Borbotones de sangre le salen de la cabeza al dueño de una panadería que balbucea algo así como que “yo estaba dormido”. Pero un policía le da otro puñetazo para que se termine de callar.

En eso entra una especie de cordura al notar la presencia de reporteros. “Ya estuvo, no se descuiden con este pendejo, el pedo está allá”, salva uno de los subdirectores del operativo. La avanzada policiaca sigue por las calles y de repente aparece el único encapuchado de la mañana —que no el subcomandante Marcos— es un hombre vestido de civil que va diciéndole a los policías que están en las casas y comercios donde se atrincheran los “macheteros”. Es el delator.

En la plaza principal del pueblo un policía federal preventivo colgado de la puerta del camión presume con su mano izquierda el trofeo de la batalla: dos machetes campesinos blandiéndose en el aire. Atrás de él, por la ventanilla, cuatro de los más de 100 activistas capturados asoman su rostro amoratado.

Este es San Salvador Atenco después de la refriega. Ahora, la fotografía obligada son una decena de policías recostados en las escalinatas del auditorio “machetero” bajo una manta que reivindica La otra campaña y la lucha popular. Con ese telón de fondo, uno de los efectivos ríe mientras pregunta: “Pues bueno, ¿a qué hora empezamos a construir el nuevo aeropuerto?”

*****

Nunca entendí bien lo que estaba sucediendo antes de ver a Alexis. Me dijo Aarón que había “un herido”. Yo imaginaba a alguien con el brazo roto, alguien con un golpe fuerte en la cara, con la nariz rota, tal vez con un toletazo en la cabeza. Imaginé una herida con sangre e hinchazón, no un disparo en la cabeza, no un cráneo roto y expuesto, nunca un muchacho muriendo en el piso.
Llegamos a Atenco como a la una y media. De inmediato empezamos a buscar la casa en la que Alexis y los demás se refugiaban del sitio policiaco al poblado. Cuando encontramos la casa, el dueño salió al portón para decirnos que “el herido” estaba mal pero que era demasiado peligroso sacarlo todavía—había policías en cada esquina mirándonos y patrullas recorriendo cada calle. Nosotros, ingenuos, decidimos ir a Texcoco a buscar una farmacia y comprar vendas, alcohol y medicina para el dolor. En el viaje hicimos una hora. No sabíamos que era una hora de vida.
La periodista de Narco News fue la que entró a la casa para entregar la medicina. Pidió usar el baño y Osorno y yo fingimos que estábamos haciéndole una entrevista al propietario de la casa para que la policía no sospechara de que la gente estaba escondida ahí. Ella tardó mucho. Diez, quince minutos, y cuando finalmente salió ya no podía hablar. Intentaba decirme como estaba “el herido” pero no le salía ni una sola palabra entera.
—¿Cómo está?, insistí
—Es que se está muriendo…

*****

“Me subieron en un camión y me acostaron en el piso de este indicándome no moverme y no hablar. Seguían amenazándome con violarme y matarme, hasta que a golpes y patadas me bajaron de ese camión para subirme en la parte de atrás de una camioneta donde un sujeto me golpeaba las nalgas sin parar con un tolete, mientras yo seguía con la cabeza cubierta y boca abajo. Cuando ya no pude soportar los golpes en mis nalgas traté de cubrirme con mis manos y también me las golpearon hasta que las quité, después el policía introdujo su mano por debajo de mi ropa interior y me apretó fuertemente las nalgas, incluso introduciendo sus dedos en mi ano.
Después con amenazas de muerte y patadas me bajaron de esa camioneta para subirme en un autobús, en el cual me obligaron a sentarme en el último asiento donde me descubrieron solamente la boca y empezaron a morderme los labios y meterme su lengua en su boca, al menos cuatro sujetos apretaron mis senos y pellizcaron mis pezones, al menos tres sujetos introdujeron sus dedos muchas veces en mi vagina, mientras me insultaban y golpeaban. De repente empiezan a subir a muchos compañeros y compañeras y yo oía como violaban y golpeaban a todos; nos torturan todo el camino hasta llegar a este penal, donde tengo mucho dolor en la manos, la cadera, el brazo derecho, el vientre y las piernas y no se me da atención médica”, declaró ante el Ministerio Público, Norma Jiménez Osorio, una estudiante de 23 años de edad detenida ese día.

De los 247 detenidos que hubo esos días, 28 siguen presos y 172 están libres bajo caución. Algunos eran de Texcoco y Atenco, pero muchos no. Venían de la UNAM, la Universidad de Chapingo y de la Ciudad de México a apoyar a los comuneros. También había cinco personas extranjeras: Samanta Dietmar, fotógrafa de origen alemán; Maria Sostres Torrida y Cristina Vals Fernandez, estudiantes españolas y Alberto Aguirre Tomic, estudiante de antropología en una escuela oficial mexicana. Una reconocida documentalista chilena, Valentina Palma, también viviría en México aquello por que se había hecho famoso Pinochet.

*****

Cuando llegamos al hospital Alexis sigue vivo. Lo cargamos—su cuerpo está caliente—por la entrada de emergencias. Escucho a un doctor comentar a su colega, “este ya valió”.

Por suerte un cirujano neurólogo se encuentra por salir de su turno. Llevan a Alexis a una sala de operación donde a pocos minutos de haber llegado comienza una cirugía de mas de cinco horas. Alexis aguanta, pero en coma. La hemorragia interna, hemorragia de once horas sin atención medica, once horas cercado por policía, once horas atrapado por el miedo de una treintena de personas escondidas también en la casa de refugio, la hemorragia ya destrozó un ochenta por ciento de su masa encefálica.

Su familia, padre, madre, hermana, y hermano, tíos y primos, tías y primas se quedan siempre abajo en la puerta del hospital. Ahí duermen, cuando pueden dormir. Ahí comen, cuando pueden comer. Ahí hablan con los amigos y compañeros, las amigas y compañeras de la universidad, de la danza, de la lucha contra el sistema político en México. Ahí permanecen día tras día, hora tras hora, con la esperanza desgastada, chueca, como una barricada casi sola en una calle olvidada.
Pero Alexis duerme. Ollín ya no se levanta.

Diego Osorno

Cruzada de brazos la CNDH en el caso Atenco


por: Jose Luis Garay

Lamentable a más de un año esperan resultados similares a los del caso de Lydia

Para las personas afectadas en los acontecimientos de Texcoco y Atenco, señalaron que tienen pocas expectativas que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos es una tapadera del gobierno federal y mexiquenses, sobre la investigación que realiza la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para investigar las violaciones a las garantías individuales de los atenquenses y de los texcocanos, "son muy altas" dados los resultados del caso Lydia Cacho.

Pero de acuerdo a los abogados y en todo caso, lo que se esperaría son resultados similares, coincidió al aseverar Juan de Dios Hernández Monge, quien asume defensor legal de algunas presas y presos.Durante rueda de prensa convocada por el sector mujeres y la Sexta Campaña del Distrito Federal y Estado de México, el abogado del Colectivo de abogados zapatistas resaltó el que la SCJN haya decidido "reducir" el nivel de la investigación al designar por primera vez a dos magistrados para realizar la investigación.
En este sentido, sostuvo, "la expectativa debe ser muy alta si tomamos como elemento de comparación el resultado que ya se ha hecho público con relación a la periodista Lydia Cacho, que en este caso propone juicio político contra Mario Marín, acciones penales y destitución del cargo de los procuradores, acción penal en contra de los policías que participaron en la detención y traslado de la periodista".
Desde luego que, sin tratar de minimizar en absoluto, dijo Hernández Monge, la gravedad del caso de Lydia Cacho es incomparable con la situación que se presentó en San Salvador Atenco y Texcoco, los delitos de lesa humanidad que se cometieron contra Lydia Cacho se ven multiplicados en el caso de San Salvador Atenco, por lo tanto la expectativa debe ser la más alta.
Tal es que, en su opinión, los resultados de la indagatoria que realiza la Corte debieran incluir "juicio político en contra de Enrique Peña Nieto, Eduardo Medina Mora y Abel Villicaña, acción legal contra Wilfredo Robledo Madrid, contra Vicente Fox y cárcel a los perpetradores materiales de las violaciones sexuales, de la tortura".
Además, en la conferencia, integrantes del Sector Mujeres y la Sexta campaña se pronunciaron una vez más por la liberación de cuatro mujeres que continúan presas en los penales de Santiaguito y de Molino de las Flores en el Estado de México y Texcoco, y se solidarizaron con otras dos mujeres que permanecen recluidas desde hace cinco años y a quienes consideran presas políticas, ya que no existen elementos suficientes para acreditar que deben permanecer en prisión.
Asimismo, si bien se congratularon por la liberación en semanas recientes de Norma Aidé Jiménez Osorio, de María Luisa López y Suellen Gabriela Cuevas, "no queda claro cuál será el destino de Edith, Magdalena, Patricia y Mariana", señalaron. Norma Aidé Jiménez quien fue violada por policías, dijo "creer y confiar en la justicia" y en que sus agresores sean sancionados.
Pero el panorama resulta desalentador luego de que Juan de Dios Monge señalara que los policías que fueron acusados de tortura sexual, por violación, están siendo juzgados por las autoridades del Estado de México por "actos libidinosos", por lo que dijo, difícilmente podrán ser juzgados por tortura bajo el pretexto de que "nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa".
Mientras, sobre las recomendaciones que del caso hiciera la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Hernández Monge enfatizó que ésta ha sido "una gigantesca tapadera de las atrocidades, de la brutalidad y arbitrariedades que comete el Estado Mexicano en todos los niveles".
En su opinión, la recomendación "representó un absurdo" al pretender que la Procuraduría de Justicia del Estado de México y la Procuraduría General de la República (PGR), en una comisión, se investiguen a sí mismos.
Insistió, "La consecuencia de esto es que nosotros hacemos denuncias por tortura y la Procuraduría del Estado de México empieza investigaciones por actos libidinosos o por abuso de autoridad, pero en ningún caso por tortura y la CNDH propicia que esto ocurra por sus recomendaciones tan laxas".
Finalmente, Juan de Dios Monge señaló que CNDH, lejos de proteger los derechos humanos prohíja la violación de éstos al permitir que continúe la impunidad como un mal generalizado, tejiendo un modus operandi del Estado para garantizarla.

«Jamás imaginamos que a nuestro pueblo podría llegar tanta violencia»


MARTA PÉREZ PINEDA, REPRESENTANTE DEL FRENTE DE PUEBLOS

  • La mexicana Marta Pérez habló en Ermua de la represión de 200 personas en Atenco y de la lucha por la defensa de la tierra
MANUELA DÍAZ/ERMUA

DENUNCIA. Marta Pérez lidera la lucha de las mujeres de su región mejicana. /JULIO CALLEJA

LOS DATOS

Hechos: Los campesinos de San Salvador Atenco se sublevan contra la construcción de un nuevo aeropuerto que supondría la expropiación de sus tierras. Un total de 5.391 hectáreas comunales, a medio euro el metro cuadrado.Denuncia: Amnistía Internacional denunció el pasado mes de octubre la pasividad del Gobierno mexicano para investigar los sucesos del 3 y 4 de mayo de 2006 en San Salvador Atenco cuando miles de policía se hicieron con el municipio y detuvieron a 211 personas, que afirman que fueron golpeados y violados por los agentes.Organiza: Komite Internazionalistak. Asamblea de Mujeres de Ermua.

Con el puño en alto, empuñando un abanico que hacía las veces de machete, símbolo de las raíces campesinas y la lucha de su pueblo, la mexicana Marta Pérez Pineda habló el lunes a los ermuarras como representante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT). Nacida en San Francisco Acuexcomac, uno de los cinco municipios de San Salvador Atenco, a 40 minutos de Ciudad de México, hace 45 años, se encuentra en Europa para denunciar estos hechos y solicitar ayuda. Ha participado desde octubre de 2001 hasta la fecha en el movimiento social de la sublevación de San Salvador Atenco, que impidió en 2002 la construcción de un aeropuerto que hubiera forzado a 35.000 habitantes a abandonar sus tierras. Un total de 5.391 hectáreas comunales que «el Gobierno trató de expropiarnos a medio euro el metro cuadrado» y que provocó una brutal represión entre los días 3 y 4 de mayo, que se saldó con 211 personas detenidas, «torturadas y violadas», objeto de denuncia de Amnistía Internacional.

miércoles, junio 20, 2007

Pronunciamiento Nuestr@s pres@s no están Sol@s


El sector Mujeres y la Sexta D.F-Edomex, espacio donde confluyen mujeres integrantes de la Otra Campaña, informan que hace ya más de un año que están detenidas injustamente nuestras compañeras.

Georgina Edith Rosales Gutiérrez.
Patricia Romero Hernández.
Magdalena García Durán.
Mariana Selvas Gómez.
Así como 22 compañeros.
Tres de ellos (Ignacio del Valle Medina, Felipe Alvarez Hernández y Héctor Galindo Gochicua, del FPDT), han recibido una condena brutal de 67 años de prisión por haberse organizado para defender la tierra. Esto nos llena de indignacion y coraje.

Escucha las intervenciones de los participantes:

Manifestaron frente a la IMM a un año de la represión en la ciudad mexicana de Oaxaca

Manifestación en la IMM Intendencia Municipal de Montevideo, Uruguay

Cerca de cuarenta personas, pertenecientes a grupos que defienden los DDHH y contrarios a las torturas, se reunieron ayer en la explanada de la IMM para recordar un año de las protestas de estudiantes, campesinos, profesores, que terminaron con el asesinato de una treintena ciudadanos, en la ciudad mexicana de Oaxaca. La manifestación pacífica llevada a cabo en el centro montevideano incluyó una pintada: "Oaxaca resiste y contagia"; una suelta de fuegos artificiales y entonación de cánticos los que, según indicó uno de los integrantes de la organización, el escritor mexicano Humberto Robles, "buscan responder con música, con alegría, al ruido de la armas que intentaron callar las voces de la gente de Oaxaca, pero no lo lograron, ni lo lograrán jamás".

“Oaxaca resiste, Uruguay APPOya” Escrito por Anabella Garrido

Esto sucedió, es verdad, alrededor de 40 personas nos reunimos sobre la media noche del miércoles 13 para esperar la llegada del 14 de junio juntos y oponiendo al ruido de las armas que hicieron estremecer a la ciudad de Oaxaca, nuestros ritmos solidarios y nuestra presencia que apoya, resiste y acompaña.

Esta manifestación pacífica, que capta la noticia, es la pura manifestación también de que acá en este rincón del sur de América Latina, llamado Uruguay, existen caminos de lucha que trascienden las fronteras y distancias geopolíticas, que se unen con nuestro caminar y nuestra postura frente al mundo, a otros caminos con otros caminantes que resisten con rebeldía y pelean diariamente por la vida, por la justicia y por la dignidad de vivir.

Quienes estuvimos allí manifestando pacíficamente sabemos que no estamos solos. Estamos con la compañera y el compañero de al lado, con quien lo pensamos, lo planificamos y lo llevamos a cabo. Estamos con quien compartimos esa “cosa” que te recorre y se contagia cuando la acción planificada se concreta; nervios, entusiasmos, adrenalina, vida... y que al despertar al día siguiente la encontramos pegada a nuestros cuerpos y a nuestras ganas.

Estamos con quienes compartimos sentires, pensares y haceres y luchan desde el rincón de Latinoamérica y del mundo que sea contra la pretendida globalización neoliberal, como se le dice, que en definitiva no es más que la guerra del sistema capitalista para dominar mundialmente la sensibilidad y la vida humana, a veces con violencia pero sin que se note, y otras muchas veces a violencia y represión. Hace un año, por estas fechas corría entre muchos de nosotros la triste noticia de que en una ciudad mexicana llamada Oaxaca, una vez más el Estado a manos de las fuerzas represivas le arrancaban la vida a más de 20 compañeros, la libertad a otro tanto y la alegría a muchos más.

Hoy, la noticia dice que “cerca de 40 personas (...) se reunieron (...) en la explanada de la IMM para recordar un año de las protestas (...) que terminaron con el asesinato de una treintena de ciudadanos”... Lo que la noticia no capta y no dice, es que la lucha sigue viva dentro de cada uno de nosotros y se aviva cada vez más con el encuentro y el reencuentro. La alegría renace cada día en cada sonrisa desafiante, la rebeldía no se apaga, se enciende, y la resistencia se fortalece se expande y se une por encima o por debajo de distancias y fronteras.

Por eso, “OAXACA RESISTE Y CONTAGIA”

* La APPO es la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca. Puede visitar su sitio en la Internet pulsando aquí

Demandan justicia para los atenquenses que están presos


Mujeres de la otra campaña se unen al reclamo

VICTOR BALLINAS

Trinidad Ramírez, esposa de Ignacio del Valle, exigió la liberación de los detenidos * Jesús Villaseca

El sector de mujeres de la otra campaña y la Sexta del Distrito Federal y del estado de México demandaron ayer la liberación de las 26 personas que continúan detenidas por los operativos policiacos de San Salvador Atenco ocurridos el 3 y 4 de mayo de 2006.

Norma Jiménez Osorio, Nayeli Estrada, el abogado Juan de Dios Hernández y Ricardo Lueger, del Comité contra la Tortura, exigieron justicia para las mujeres ultrajadas y para los detenidos que fueron torturados, así como castigo para los responsables.

Nayeli Estrada manifestó que las detenidas Georgina Edith Rosales, Patricia Romero, Magdalena García Durán y Mariana Selvas Gómez tienen más de un año en prisión sin que se haya dictado sentencia en su contra, lo cual es grave, habla de irregularidades y que se les mantiene en reclusión como castigo.

Expresó la solidaridad de las mujeres con los 26 detenidos, así como con Gloria Arenas e Isabel Almaraz, e hizo un llamado a que se investigue y se sancione a los responsables por las violaciones cometidas contra la población de Atenco.

El abogado Juan de Dios Hernández indicó que los hechos ocurridos el 3 y 4 de mayo del año pasado "resultan imposibles de ocultar; los gobiernos del PAN, PRI y PRD creen que el pueblo no tiene memoria y que el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) ya pasó a la historia, pero se equivocan. Continúa la lucha por esclarecer las graves violaciones de derechos humanos y la demanda de castigo para Vicente Fox, el gobernador Enrique Peña Nieto, Wilfrido Robledo y el actual procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, entre otros.

Hernández y las mujeres de la otra campaña consideraron que la Suprema Corte de Justicia de la Nación deberá ir más allá en el caso de Atenco que lo que decidió sobre Lydia Cacho. En Atenco hubo homicidios, torturas, detenciones arbitrarias, violación sexual de mujeres, cateos ilegales, allanamientos, entre muchas otras violaciones.

En el acto participó Trinidad Ramírez, esposa de Ignacio del Valle -líder del FPDT que se encuentra preso en el penal de máxima seguridad del Altiplano-, quien demandó la libertad de los detenidos. "La brutal represión sobre nuestro pueblo fue debido a que defendimos nuestras tierras. Tenemos que mantenernos firmes; la lucha continúa, y aunque algunos tienen miedo, tenemos que decir aquí estamos", indicó.

El sistema de justicia está en crisis, dicen ONG

VICTOR BALLINAS

El secretario ejecutivo de la Red Todos los Derechos para Todos, Edgar Cortez, consideró que el hecho de que lleguen a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) casos de violaciones graves a los derechos humanos, como los de San Salvador Atenco, Oaxaca, el acoso contra Lydia Cacho y otros que podrían llegar a ese tribunal, refleja que las instancias de procuración de justicia "están en crisis". Afirmó que es urgente una reforma al sistema de justicia, pero no como la que propuso Felipe Calderón, sino una cuyo eje fundamental sea el respeto a los derechos humanos y al debido proceso.

Por su parte, el director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Luis Arriaga, destacó que "el gobierno no ha sabido responder a cabalidad sobre las graves violaciones a los derechos humanos del magisterio oaxaqueño y las organizaciones de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca. "Desde el principio denunciamos tortura, detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza y violación a la presunción de inocencia".

Sostuvo que varios especialistas y el Centro Pro han señalado las deficiencias del sistema judicial mexicano. "Vimos y constatamos en las visitas in situ a Oaxaca que hay gran desconfianza de los afectados para presentar denuncias, porque no creen en el sistema de justicia. Urge una reforma que haga contar a México con un sistema acusatorio y uno inquisitorio como el que se tiene hoy".

A su vez, Edgar Cortez consideró muy positiva la decisión de la Corte, "es una medida necesaria y esperamos que contribuya a esclarecer aún más los hechos y determine responsabilidades, pero aunque tiene una lectura positiva, tiene otra, que las instancias ordinarias para investigar los delitos en el país no funcionan".

Las procuradurías de justicia estatal y la General de la República tenían obligación de investigar qué ocurrió en Oaxaca, pero "no lo han hecho y por eso se recurre a lo extraordinario, a la Corte, y aunque esto es buena noticia, es preocupante que las instancias de justicia en el país no sirvan".

Cortez abundó: "no hay que olvidar que esta facultad de la Corte es extraordinaria, tiene alcances limitados, no logra justicia porque sus conclusiones serán enviadas a las autoridades, en este caso, a la procuraduría estatal o al Congreso, dependiendo de las evidencias; no hay que perder de vista que es un camino largo, pero el problema de fondo es que las instancias encargadas de investigar y procurar justicia no lo están haciendo".

Lo que ocurrió en Oaxaca, insistió, es que la procuraduría fue juez y parte, además de que existe enorme influencia del gobernador, es una instancia cerrada.

Arriaga y Cortez destacaron que, a diferencia de Atenco, donde la Corte consideró que las violaciones a los derechos humanos "estaban probadas y no estaban en duda, en el caso de Oaxaca los ministros consideraron que no dan por hecho que hayan ocurrido esas violaciones, sino que van a investigar si hubo violaciones a los derechos humanos, y aunque es un matiz, esperamos que se corrobore a lo largo de la investigación".

martes, junio 19, 2007

Carta de Héctor Galindo, preso en El Altiplano

Me llamo Angel de la Vega y soy hermano de Hector Galindo Gochicoa quien se encuentra en el Penal de Maxima Seguridad el Altiplano, antes la palma por los hechos de Atenco y quien tambien fue condenado a permanecer 67 años y medio en prision.

Al ver la carta de Griselda de Tuzamapan, Coatepec, Veracruz publicada en su página decidí copiarla y enviársela a mi hermano, le dio mucho gusto recibirla y hoy recibí la respuesta a la misma por lo que ojalá se le pudiera hacer llegar a Griselda o publicarla.

Les solicito que si hay alguna otra carta dirigida a mi hermano, me la envien al correo electrónico mandamealgochido(arroba)hotmail.com por favor, a él le da mucho gusto recibirlas y le dan ánimo y fuerzas para subsistir a tal represion.

Atentamente.

¡Libertad y justicia a los presos políticos!

Angel de la Vega Urrutia.

Carta de la mamá de los Cerezo


Es lamentable escribir para denunciar las atrocidades del gobierno en turno; Digna, Pavel, Javier, Alexis, y hoy la detención y secuestro de dos luchadores sociales: Edmundo Reyes Amaya y Raymundo Rivera Bravo que se suman a la detención y secuestro de mis hijos Héctor y Antonio aun en prisión, de José Luis López, Sergio Bautista, Gloria Arenas y Jacobo Silva más Ignacio del Valle, Flavio y Horacio Sosa, el Doctor Guillermo Selvas, Mariana su hija, 23 presos más de Atenco, los presos de Oaxaca y más de 500 presos políticos y de conciencia "heredados" por los regímenes priístas.

Invito a todas las personas honestas luchadoras por la justicia, a unirse a la demanda de la presentación inmediata a las autoridades correspondientes de estos dos luchadores sociales, a romper con el silencio y el miedo a este gobierno, al mismo tiempo que me uno a la indignación de sus familiares y amigos que como muchos más han emprendido la odisea de enfrentarse a "autoridades" caciquiles y corruptas en Oaxaca y al poder federal al exigir su presentación inmediata a los medios de comunicación o su liberación o en su defecto la dirección de la prisión en la que los tienen encerrados.

Hijos: les pido que contribuyan con su esfuerzo a la localización de estas personas y brinden la ayuda que les sea posible a sus familiares.

Gracias mis amores, mamá.

Emilia Contreras Rodríguez
14 de junio de 2007.
(En las fotos: a la derecha Raymundo Rivera Bravo, a la izquierda Edmundo Reyes Amaya)

lunes, junio 18, 2007

Desproporcionada condena a luchadores sociales

Con indignación profunda reiteramos nuestro rechazo a la condena de 67 años de prisión para el compañero Ignacio del Valle y otros dos integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco. El juez los ha declarado culpables de delitos, en un claro ejemplo de la inexistencia de un estado de derecho, pues la mal llamada justicia se pliega a las consignas de la oligarquía y de la clase política panista para castigar a quienes resisten la aplicación de las medidas neoliberales.

El juez que impuso la desproporcionada e infundada condena contra los luchadores sociales de Atenco forma parte de un reducido grupo de individuos que se han encaramado en el poder para imponer políticas que favorecen sus intereses económicos. Con esto pretenden criminalizar la lucha del pueblo para inhibirlo y paralizarlo.

Al mismo tiempo que los corruptos y en algunos casos criminales de lesa humanidad disfrutan de la libertad, del poder, y de los bienes mal habidos, como Luis Echeverría Alvarez y Miguel Nazar Haro.

Nos solidarizamos con Nacho del Valle y los demás compañeros injustamente sentenciados y levantamos nuestra voz para exigir su inmediata e incondicional liberación.
Atentamente.

Foro Permanente por la Comisión de la Verdad, José Enrique González Ruiz, Elena Longorica Naves, Jorge A. Martínez Valero, Reyna García González, Fausto Trejo F., David Cilia Olmos, Teresa Rivera Avila y Enrique Torres Díaz, responsable

sábado, junio 16, 2007

Conferencia de prensa Nuestr@s pres@s no están sol@s


A los medios de comunicación:

Algunas compañeras de la Otra Campaña que estuvieron presas por los sucesos violentos de Atenco y que hoy están libres pero sujetas todavía a proceso penal (Norma Aidé Jiménez Osorio y Bárbara Italia Méndez) así como familiares de quienes continúan encarcelad@s (Rosalba Gómez, madre de Mariana Selvas), darán una conferencia de prensa para exigir la liberación de:

* Georgina EDITH Rosales Gutiérrez (presa desde hace 13 meses, Santiaguito, Estado de México, sin sentencia)

* ISABEL Almaraz Matías (presa desde hace 5 años, Ixcotel, Oaxaca, sin sentencia)

* MAGDALENA García Durán (presa desde hace 13 meses, Penal Molino de las Flores, Estado de México, sin sentencia)

* PATRICIA Romero Hernández (presa desde hace 13 meses en Santiaguito, Estado de México, sin sentencia)

* GLORIA Arenas Agis (presa en Chiconautla, Estado de México, sentenciada a 46 años de cárcel)

* MARIANA Selvas Gómez (presa desde hace 13 meses, Penal Molino de las Flores, Estado de México, sin sentencia) así como la libertad de todos los presos políticos.

La conferencia será el próximo martes 19 de junio a las 11:00 de la mañana en el Club de Periodistas de México (Salón Fajardo del 1er. piso),en Filomeno Mata 8, en el Centro Histórico de la ciudad de México,cerca del metro Bellas Artes.
Convocan: presas y expresas políticas de la Otra Campaña, familiares de l@s pres@s polític@s y Sector Mujeres y la Sexta DF-Edomex.

Destruida, la confianza en el sistema legal mexicano: Amnistía Internacional

  • Existe abuso de pruebas defectuosas o inexistentes y la violación de derechos
Señala en un informe que los casos de San Salvador Atenco y Oaxaca son representativos

El abuso de pruebas defectuosas o inexistentes, la negación de los derechos fundamentales a los procesados, particularmente a los indígenas, las mujeres y los pobres, ha destruido la confianza en el sistema de justicia mexicano, denunció este viernes Amnistía Internacional (AI).

"En todo México se ha detenido a decenas de personas sobre la base de pruebas defectuosas o inexistentes y se les han negado derechos fundamentales, lo que ha dado lugar a errores judiciales y ha destruido toda la confianza en el sistema de justicia y en el estado de derecho", afirmó en un informe la organización de defensa de derechos humanos.

Amnistía Internacional ilustró sus acusaciones con siete casos de personas que fueron detenidas, en su mayor parte en el contexto de la represión de protestas sociales que tuvieron lugar el año pasado en San Salvador Atenco y Oaxaca.

En dichos casos, aseguró AI, los afectados fueron detenidos de forma irregular, con pruebas poco fiables, algunos sufrieron torturas, malos tratos o agresiones sexuales, y durante sus procesos judiciales se violaron principios como la presunción de inocencia o la asistencia legal adecuada.

En el caso de acusados pertenecientes a alguna etnia indígena, con escasos o nulos conocimiento del español, la situación se agrava ya que éstos no suelen contar con un traductor o un abogado defensor que los entienda y les explique los detalles del proceso legal en su contra.

Además, criticó que "los agentes del Ministerio Público tienen poderes excesivos para determinar el valor de la prueba" y los jueces las dan por ciertas "sin garantizar explícitamente su examen con arreglo al principio de presunción de inocencia de la persona sospechosa.

"La impunidad de las violaciones de derechos humanos sigue siendo la norma" y "en los pocos casos en los que se han llevado a cabo investigaciones oficiales sobre abusos, los mecanismos de rendición de cuentas son tan débiles que las personas responsables rara vez comparecen ante la justicia", concluyó el informe.

Llega a Ermua un testimonio sobre la lucha de las mejicanas


GUIPÚZCOA, España

La Asamblea de Mujeres y Komite Internazionalistak de Ermua han organizado una charla con la componente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de México Marta Pérez Pineda.

Esta luchadora hablará hoy a las 16 horas en la Casa de la Mujer de Ermua y a las 20 horas en Eskilarapeko Ateneoa, sobre la situación de las mujeres en Atenco.

Las personas que pueblan Atenco se convirtieron en un referente de lucha por la defensa de la tierra, tras conseguir paralizar con sus movilizaciones, en 2002, la construcción de un nuevo aeropuerto. Este proyecto les forzaba a abandonar sus tierras y, por tanto, a cambiar sus formas de vida campesinas y su conexión con el territorio habitado tradicionalmente.

Según explicaron los organizadores de la charla, «en una clara operación de castigo por haber paralizado el monstruoso aeropuerto, y con la excusa de impedir que unas vendedoras siguieran vendiendo sus flores en el mercado, los días 3 y 4 de mayo fueron brutalmente reprimidos por más de 1.000 policías».

Denuncian torturas

El resultado de la operación policiaco-militar fue de más de 200 personas detenidas, la mayor parte de las cuales fueron objeto de torturas, y maltratos físicos y psicológicos. En el caso de las mujeres detenidas, más de 40 sufrieron abusos y violaciones.

Por ello, al grito de 'Atenco no se vende' acudirá a Ermua la mejicana Marta Pérez, que así denunciará la estrategia que intenta desgastar y destruir su movimiento social, atacando con especial vehemencia y brutalidad a sus mujeres.

viernes, junio 15, 2007

Video de doña Magdalena García Durán


Los compañeros de Economía de la UNAM que realizaron algunos promos de Atenco:

Infomercial y Extra-Extra y ahora realizaron un pequeño video:
¡Preso Políticos Libertad!
¡Abajo los muros de las prisiones!

miércoles, junio 13, 2007

"Romper el Cerco" se presenta en España


Romper el Cerco” es el nombre del documental que muestra la lucha en San Salvador de Atenco y que esta mañana la mexicana, Marta Pérez ha presentado en la capital.

Con el brazo levantado "en señal de la represión que sufre su país", Marta Pérez ha ofrecido un duro testimonio de lo que sufrió su pueblo en el 2001 y lo que esta tarde se podrá ver en el documental “Romper el Cerco”.

Con las medidas neoliberales, asegura, Marta Pérez, que llegó la violencia, y la destrucción a su país.

Los vecinos de San Salvador de Atenco se levantaron en protestas y consiguieron que el Gobierno acabase con las expropiaciones de sus tierras.

Ganaron en esta ocasión y han seguido ayudando a vecinos mexicanos en casos parecidos.

Los vecinos que se levantaron en protestas fueron duramente masacrados por el Gobierno. El caso se conoció en nuestro país por dos chicas catalanas que estaban en México durante las represiones, ellas lo denunciaron y fueron escuchadas, Marta Pérez se lamenta de que sus vecinas mexicanas no corrieran la misma suerte.

Esta tarde se podrá ver el documental a las 20:15, en Espacio Tangente en la calle Valentín Jalón.

lunes, junio 11, 2007

"Justicia", clamor en movilizaciones conmemorativas del jueves de Corpus

  • Aclarar crímenes del pasado y liberar a todos los "presos políticos", exige la CNTE

  • Demandan a Elba Esther Gordillo informar sobre uso de fondos del sindicato magisterial
EMIR OLIVARES, VICTOR BALLINAS


Integrantes del Comité 68 encabezaron una de las marchas por el 36 aniversario del halconazo Foto: Víctor Camacho


Al cumplirse ayer 36 años de la matanza de estudiantes perpetrada el jueves de Corpus por el grupo paramilitar los halcones, organizaciones sociales, encabezadas por el Comité 68, recordaron que las víctimas de ése y otros crímenes del pasado aún esperan justicia.

"Los juicios siguen. No olvidamos. La lucha sigue", aunque para las autoridades mexicanas el caso está concluido, dijeron.

"Nosotros no lo consideramos cerrado, abrimos las puertas y presentamos en la Suprema Corte de Justicia de la Nación un juicio, y también recurrimos a instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanas. Insistimos en que el 10 de junio se tiene que volver a abrir", aseveró Raúl Alvarez Garín, integrante del Comité 68.

Añadió que los juicios penales por ese y otros casos "están en curso, en distinto grado de evolución, tan es así que el ex presidente Luis Echeverría -acusado de genocidio- se encuentra en prisión domiciliaria y está corriendo su proceso".

Para conmemorar la matanza de estudiantes del 10 de junio de 1971, cometida en la zona de San Cosme, se realizaron dos movilizaciones. En la primera participó el Comité 68 al lado de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) y otras agrupaciones, que partieron del casco de Santo Tomás para confluir en el Zócalo.

La segunda movilización, menos concurrida, partió del mismo lugar con rumbo al mismo destino, y en ella participaron, además de otro contingente del Comité 68, pobladores de San Salvador Atenco.

Esta última marcha se retrasó alrededor de una hora porque el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra "fue cercado por la policía en Atenco", denunció uno de los integrantes de esa organización ante Alvarez Garín.